El milagro de la vida

Cada uno de nosotros somos un milagro y un don de Dios. Protejamos la vida desde su concepción hasta su extinción natural. Protejámonos a nosotros mismos. Agradezcamos a Dios su bondad infinita al crearnos.


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad