Carta a Mons. Luis Francisco Ladaria, Prefecto para la Congregación de la Fe

Luis Francisco Ladaria

Mons. Luis Francisco Ladaria, Prefecto para la Congregación de la Fé

Palacio del Santo Oficio Ciudad del Vaticano 00120 Italia 23/02/23

C.C.: -Nuncio Apostólico de España -Conferencia Episcopal Española -Arzobispo de Madrid

Buenos días, desde la Asociación por la Reconciliación y la Verdad Histórica queremos dirigirnos a Mons. Luis Francisco Ladaria Prefecto para la Congregación de la Fe, para poner en su conocimiento lo que está ocurriendo en España y vengo a citar lo que dijo Santo Tomás de Aquino, el mejor teólogo de la historia de la Iglesia:

“La ley injusta no es propiamente ley. La ley sólo es justa, en razón de su fin, cuando se ordena al bien común; en razón de su autor, cuando no sobrepasa las atribuciones del legislador; en razón de su forma, cuando establece cargas proporcionales entre los súbditos.

“La ley es injusta si su fin es contrario al bien común; si hay exceso de potestad por parte del legislador, o si la distribución de las cargas que impone la norma es desigual.

“Sin estas condiciones, la ley es violencia tiránica y debe ser resistida.” Santo Tomás de Aquino, Summa Theologiae; I,-2, q.96

Con estupor y gran tristeza constatamos desde hace años y especialmente desde que se ha aprobado una ley sectaria e injusta, que solo ha logrado despertar rencores de una guerra que ya estaba olvidada; el hecho de que sus eminencias, no han tenido ni un pequeño detalle de oponerse o al menos declarar la ilegalidad de la profanación de tumbas en iglesias y recintos sagrados o la destrucción de cruces y lápidas en memoria de los caídos en la persecución religiosa en la España de 1936, siendo que la mayoría de tales monumentos o tumbas se encuentran en lugares que son propiedad de la Iglesia Católica; nos dirigimos a ustedes para recordarles, como nos impele nuestro deber de católicos, que son ustedes los que tienen el deber grave ante la Iglesia, ante Dios y ante el pueblo Católico, a por lo menos, levantar la voz y defender el Patrimonio religioso y artístico del pueblo Católico de este Reino.

Algunas de las muchas cruces derribadas en España

1.- Derribos de cruces que ya no tienen ninguna simbología denominada como franquista y si lo fuesen es pura historia de España y por lo tanto solo son cruces, tanto en iglesias como en plazas.

Cruces derribadas: 28 en la actualidad que tiene contabilizadas esta Asociación (como por ejemplo en Aguilar de la Frontera, Baracaldo, Callosa de Segura, Casar de Cáceres, Jaraíz de la Vera, Jerez de los Caballeros, Puerta del Pico, Ondárroa, Son Servera, Vinalesa, etc.).

Cruces en peligro de ser derribadas: 110 entre las cuales están la de Aurosa, Badajoz, Baños de Montemayor, Brozas, Cáceres, Celanova, Denia, Don Benito, El Carpio, El Prat de Llobregat, El Tormo, el Valle de los Caídos, Elche, Espejo, Herrera del Duque, La Zarza, Montijo, Orihuela, Priego de Córdoba, Pueblo de Alcocer, San Vicente de Alcántara, Santa María, Villavieja, Zafra, etc.

Así como siguiendo la tónica de los gobernantes, han sido derribadas por vandalismo en España un total de 6 cruces que tiene contabilizada la Asociación.

Otros símbolos religiosos perseguidos como, por ejemplo, Fuente de Cantos, Montijo, Villanueva de la Serena, La Pobla de Valdona y allí donde haya una placa en las fachadas de las miles de iglesias por toda la geografía de España donde constan los nombres de los caídos en ese pueblo que nada tiene que ver con la Ley de Memoria Histórica ni Democrática, ya que son nombres y apellidos de vecinos, que la mayoría murieron defendiendo su Fe.

En este sentido, debemos de manifestarle con verdadero pesar que nos sentimos más amparados por la Iglesia Ortodoxa que ha manifestado en reiteradas ocasiones y además públicamente, como saben en Roma, que no existen Cruces franquistas ni zaristas, existen Cruces “a secas”, y por lo tanto, no se puede ser tibio en su defensa.

2.- Consentir y ser cómplices en la profanación del Valle de los Caídos (Si la nunciatura se opone no lo hubiesen conseguido, ya que es un templo sagrado y protegido con los concordatos que hay con la Santa Sede).

3.- Consentimiento en el cambio del cementerio católico dentro de Basílica del Valle de los Caídos que pasa a ser cementerio civil, donde hay enterradas 33.833 personas, repito, dentro de la Basílica, que, al ser cementerio civil, pueden hacer lo que quieran, dependiendo del signo político del gobernante de turno, sin ningún control ni respeto para las personas que allí descansan.

Lo único que salva a ese recinto sagrado de su profanación absoluta y salvaje es la resistencia numantina de los Monjes Benedictinos en su interior pese al acoso que sufren desde hace una década y media, que de una forma martirial, que será reconocida en el futuro, con su heroica presencia material y espiritual hacen de Torreón de la Fe y Custodios de la Cruz más grande del Mundo, según el Record Guinness otorgado.

4.- Suprimir y quitar símbolos en lugares santos que alguno de ellos son Patrimonio de la Humanidad y pertenecen a la Iglesia como por ejemplo la Catedral de Granada o de Burgos, donde se han gastado miles de euros en quitar el simple nombre de José Antonio, que fue asesinado por el Gobierno Republicano y por lo tanto es víctima y no participó en el alzamiento.

5.- Suprimir, ocultar y quitar placas de lugares sagrados donde se mencionan los nombres de los mártires causados por la persecución republicana en España, o simplemente impidiendo su acceso, como pasa con el Cerro de los Ángeles, con respecto a la placa donde se recuerda que dicha imagen de nuestro Señor Jesucristo fue volado con dinamita por las hordas comunistas.

6.- Permitir con el aval de altos oligarcas de la Iglesia Católica, como el Cardenal Osoro, que se retiren honores a anteriores Obispos de Madrid, como es el caso de Eijo Garay, el último Patriarca de las Indias, de las ciudades españoles, en este caso de la Capital del España, Obispo al que se le retiró la Medalla de Oro de la Ciudad, otorgada por haber construido miles de viviendas para gente necesitada durante el Franquismo.

7.- Permitir masivamente la profanación de Cementerios Católicos, como el de Colmenar Viejo en la Comunidad de Madrid y El Espinar en Segovia, donde los colectivos comunistas de la Memoria Histórica están convirtiendo los Camposantos en lugares de exhibiciones políticas y conciertos musicales y donde además se están profanando tumbas para que ellos consigan los huesos que están buscando con afán electoralista, y donde además la propia autoridad eclesiástica ni siquiera está expidiendo los oportunos certificados eclesiásticos de exhumaciones.

Así como todas las tropelías que están dejando hacer sin que se personen como acusación particular, ni se opongan a nada y esto es una vergüenza, rayando en la traición de los que les defendieron.

De seguir con esa actitud pasiva y cómplice con el Gobierno actual y en contra de la inmensa mayoría de los fieles Católicos, así como, también de la gran mayoría de los no creyentes que no quieren que se derriben los monumentos ni se cambie la historia de forma sectaria, esta Asociación se vera obligada a emprender movilizaciones y cuentas cuestiones crea necesarias para defender los principios estatutarios, así como preservar la memoria de los cientos de miles que dieron su vida por la Fe Católica, memoria hoy totalmente olvidada por la Jerarquía de la Iglesia representada por la Conferencia Episcopal Español que desde hace ya muchos años ya no nos representa porque nos ha abandonado.

Habría bastado que unos representantes de la jerarquía de la Iglesia Católica hubieran acudido un solo momento allí donde una Cruz fuera derribada o mutilada o amenazada, para que todo el Pueblo Católico español se hubiera maravillado ante gesto de sobrenatural valor, pero aunque aún no lo hayan hecho, lo pueden hacer en el futuro, para la cual el camino de la Oración y del Valor será seguido por miles y miles de Católicos que hoy nos sentimos sin Pastores.

Para descargar la carta en PDF AQUÍ


5 respuestas a «Carta a Mons. Luis Francisco Ladaria, Prefecto para la Congregación de la Fe»

  1. Ladaria y la inmensa mayoría de Cardenales y Obispos pertenecen o simpatizan con la Masonería… se solidarizan con los PSOE-Comunistas que derriban cruces, profanan tumbas y cementerios, fomentan el odio contra la FE de CRISTO… y no moverán un dedo por NADA.
    Otra cosa son la mayoría de sacerdotes y jesuitas que sufrirán la persecución, la tortura y el fusilamiento, estos NO forman parte del NOM.
    Cuando les toque el turno del paredón a Cardenales y Obispos, por lo que a mí me respecta, NO moveré un dedo por ellos.
    Preparémonos a defendernos porque el final NO está muy lejos.
    España por Cristo

  2. Todo comenzó con una mentira: LAS HORDAS DE… YA NO ERAN HORDAS DE CRIMINALES. Se habían metamorfoseado en ilusionados grupos de «demócratas» de toda la vida… Y de ese grandísimo error (más los abrazos «reconciliatorios» consiguientes…) viene todo cuanto se relata en la carta y lo que aún nos quede por ver.

  3. En ninguna otra parte, fuera del ámbito humano podrá comprobarse el carácter dramático de la vida como en el reino animal: en su estupidez insuperable, en la determinación de sus instintos, en el horror de la lucha por sobrevivir que los lleva a devorarse unos a otros, en la fatalidad de su muerte, etc. Sin dudas es en el animal donde mejor está descrita LA INFAMIA DEL MALIGNO. El hombre, para soportar esa visión de espanto que es la vida en el mundo, creó un velo cultural llamado “liturgia o poesía” que, por ejemplo, allí adonde, alienta una vida miserable que come y defeca constantemente, hace ver: dos palomas. La liturgia o poesía enmascara el horror de la vida y por eso es el mayor enemigo en el despertar del espíritu.

    Esta afirmación podrá doler, pero es rigurosamente cierta; pues mucha de la locura con que suelen concluir los éxtasis litúrgicos o poéticos, proviene de una insuficiente preparación para resistir las visiones horrorosas a que se reduce la obra del Maligno cuando la sabiduría descorre el velo litúrgico o poético y disipa la ilusión de la belleza estética (que es una pura creación cultural), revela las dos palomas su significado que suelta el papa en el balcón del Vaticano, una representa la palabra litúrgica cultural (imitando a dios y usurpando su espada) y la otra su espada que ejecuta su poder totalitario sin derecho a cuestionar su palabra, transformaciones a lo largo del tiempo en la historia con distintos ropajes culturales, con simbología esotérica que solo entienden sus iniciados, hechizos culturales arquetípicos. Hoy día apenas queda algo real de la religión católica.

    Saludos cordiales

  4. ¿Qué tiene que pasar para que los creyentes se convenzan de que el gobierno de Roma y la mayor parte del clero han apostasiado de la fe católica? Tenéis ojos para ver y oídos para oír así que mirad, oid y dejad de defender la obra del maligno. Todo lo que el antipapa satánico y su corte infernal decidan es nulo, sin efecto. Seguir considerando papa al payaso macabro o que sus nombramientos y decisiones tienen alguna validez es alinearse con los demonios y meterle a Dios el dedo en el ojo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad