A quién NO votar

Todos andan preguntándose a quién votar. A lo mejor el problema empieza por la pregunta y habría que darle la vuelta y preguntarse, primero, a quién NO votar. Descartados esos, es posible que fuera más fácil averiguar a quién votar.

O como nos manifiesta un comunicante anónimo: “Hay que reconocer que el despliegue mediático que han lanzado los de HazteOir en su campaña “VotaValores”, es importante. Un despliegue así a favor de la verdadera defensa de la vida en buena parte de España, que mostrara las evidencias gráficas de lo que es la matanza del aborto, pondría en evidencia la verdad y también pondría en evidencia a todos esos miserables y necios cuyo poder, beneficio y liderazgo se asienta en las mentiras que mantienen en la mayor parte de la población española.”

Aquí algunos ejemplos de dicha campaña y, por ella, alguna pista sobre, al menos, a quién NO votar:

Compartir

4 thoughts on “A quién NO votar”

  1. El problema de esta campaña, aparentemente buena y sin mácula, es que mucho me temo que tiene trampa, porque destapa las vergüenzas de unos para tapar las de otros. Critica al PP, Ciudadanos y PSOE pero propone a VOX, que aparentemente es provida y anti-ideología de género pero ha estado fichando candidatos homosexualistas como Carmen Lomana (ya no está), Jose Mª de Marco (abiertamente homosexualista) y últimamente Henriquez de Luna, al que se vio no hace mucho en un acto con Carmena izando la bandera gay. Además en elecciones andaluzas VOX pagó todos los peajes para entrar en el poder. Luego, la postura de VOX frente al aborto (léase el programa electoral) ha venido siendo idéntica o casi idéntica que la del PP. Con todo ello, la crítica de HazteOir al PP, Ciudadanos y PSOE puede ser correcta en esos paneles de carretera, pero no todos ven verídico lo que se dice de VOX en la tabla de “vota valores”.

  2. A mi me gustaría votar en estas elecciones a D. Blas Piñar, pero resulta que D. Blas ya no está en este mundo, entonces ante esta realidad objetiva, ¿qué hacer?. No votar a nadie a quien beneficia es al enemigo, así que esta opción no es válida. ¿Resulta válido votar a VOX?, yo creo que sí, ¿por qué?, por la situación emergencia nacional de este momento en el que se juega la propia existencia de España.
    Voy a poner un símil: Si estoy en un hotel y oigo disparos en recepción, y gritos, y gente corriendo, y resulta que han entrado unos terroristas islamistas que están matando a la gente. Es verdad que en ese momento me gustaría tener el fusil sueco AK5, que me encanta, para hacer frente a la situación, y me gustaría tener también a mi lado cinco o seis elementos tipo Muñoz Grandes, pero resulta que ni tengo el fusil sueco de mi sueños, ni a Muñoz Grandes, me tengo que conformar con un cuchillo que venía en la bandeja de la comida servida por el servicio de habitaciones. Ni siquiera es el “Suppressor” de Extrema Ratio, ni el “Santiago” de Cudeman, sino un simple cuchillito tipo “lunch” de cocina. En ese momento el huésped de la habitación contigua, que chapurrea un poco el Español llama a mi puerta y me pregunta qué podemos hacer para defender a nuestras familias y defendernos a nosotros mismos.
    Yo en ese momento puedo hacer dos cosas, interrogar al huesped, que no estoy muy seguro si es danés u holandés, y si resulta que es luterano, o que en las elecciones en su pais votó por no se quién o si no va a misa, o es divorciado etc. etc , entonces no aliarme con él, porque no es lo bastante “puro”, y meterme en la cama a esperar a que vengan a matarme. O puedo dejar a un lado el estado civil de mi aliado, y otras cuestiones que pueden no gustarme de él en cuanto a mi ideal, y asumir la realidad de la situación. En esa realidad, mi cuchillito de cocina, comparado con el “Sabotage M48” de United Cutlery (para qué hablar con el fusil sueco AK5) me parece muy poca cosa, pero resulta que es lo único que tengo, esto y arrancarle una pata a una silla. En una situación de supervivencia, -y España está en una situación de supervivencia-, uno ha de sobrevivir con lo que tiene, y con lo que tiene superar la situación. A mí Abascal me parece un tipo extraordinario. Me gustaría que en VOX todos fueran por el estilo de él pero la realidad desgraciadamente no es así (tampoco en Fuerza Nueva todos eran como Blas Piñar, ni en Falange como Jose´Antonio) . Entonces aunque VOX es un movimiento que está en formación, que ideológicamente deja mucho que desear y está por definir, lo cierto es que es lo que tenemos, y creo que con lo que tenemos es con lo que hay que plantear la batalla a los enemigos de España. Lo demás vendrá luego, incluso la crítica a VOX, pero de momento lo que hay es que cerrar filas para entre todos, los buenos y los menos buenos, defender a España. Por eso yo votaré a VOX, bueno no los votaré porque he votado por correo y ya los he votado.

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*