A un año de la farsa para engañar a los incautos, -que en la Guardia Civil parecen ser mayoría-, del homenaje del Gobierno filoetarra, al Coronel de la Guardia civil rojo Antonio Escobar (5)

Ariño Ramis

Como recoge la Causa General del Ministerio Público, el 12 de septiembre de 1936, -cuando en Madrid hace ya más de un mes que ha fracasado el Alzamiento Nacional, o más exactamente que ha sido ahogado en sangre gracias a militares y también guardias civiles traidores a España, -que es el verdadero significado que se tapa detrás de la cantinela “fieles a la legalidad republicana”, el famoso delincuente y atracador, Antonio Ariño Ramis, alias “el catalán”, (en la foto) que había estado preso incluso en la Guayana francesa, de donde se había escapado,  convertido en uno de los más prominentes jefes chekistas de Madrid y sus aledaños,  como cabecilla de una cuadrilla de milicianos socialistas que se movía a sus anchas deteniendo, saqueando, y asesinando cruelmente a quien le parecía-,  reconoció en la calle al Teniente de la Guardia civil D. Román de las Heras, con el que debía tener alguna cuenta pendiente de su etapa como atracador. El Teniente de las Heras fue inmediatamente retenido  por “el catalán” y su banda de malhechores, y conducido a empellones hasta Vallecas donde en su Plaza lo maltrataron bárbaramente. A continuación lo condujeron a “San Antón” donde volvieron a agredirlo de forma brutal para después ser rociado con gasolina y le prendieron fuego,  muriendo el Teniente de la Guardia civil Román de las Heras abrasado vivo en plena calle.

De esto no se harán películas nunca. Al menos mientras la industria cinematográfica esté en manos de quien está.

Este asesinato fue presenciado por numerosas personas por haberse cometido a la vista de todos, y está recogido en la Causa General instruida por el Ministerio Fiscal tras la liberación de Madrid.

Dejando a un lado que la “legalidad republicana” en realidad era una pura ilegalidad, porque las elecciones de febrero de 1936 habían sido un completo pucherazo donde los rojos alteraron su verdadero resultado, y por tanto era un poder usurpado, como ya expuso en 1937 el erudito Ignacio González Menéndez-Reigada en el punto 1º de su libro “La Guerra Nacional Española ante la Moral y el Derecho”, y recientemente han demostrado los profesores Manuel Álvarez Tardío y Roberto Villa García, en su libro “1936 Fraude y violencia en las elecciones del Frente Popular” (Editorial Booket, Barcelona 2019), demostrando que las expresiones rimbombantes de Núñez Calvo y demás acólitos de la propaganda gubernamental de “fidelidad al poder legalmente constituido” son una patraña que esconde el fraude electoral, y por tanto la usurpación antidemocrática,  que deslegitima por completo ese pretendida legalidad constituida, pero aún dejando este pucherazo y este auténtico golpe de Estado a un lado, cuando se habla de “Antonio Escobar el Coronel de la Guardia civil fusilado por ser leal a la “legalidad?” República” lo que en definitiva se está defendiendo es el asesinato de la ingente cantidad de verdaderos Guardias civiles asesinados en la Zona roja, como los fusilados en el cementerio del Este en Madrid, o los sumergidos atados de dos en dos, plomados con pesos atados a los pies, en Cartagena, y también, entre otros, del Teniente de la Guardia civil Román de las Heras, rociado con gasolina en plena calle y muerto abrasado vivo sin juicio y sin más motivo que el de haber podido perseguir en el pasado los delitos cometidos por Antonio Ariño Ramis, alias “el catalán”,  porque para este discurso de los apologistas del régimen y de los becados para que lo digan y le hagan el juego al PSOE y su Gobierno, la “legalidad” la representaba el delincuente Antonio Ariño Ramis, alias “el catalán”, y su banda de malhechores chekistas,  (de hecho,  este criminal está incluido dentro de las víctimas del franquismo, porque fue juzgado después de la guerra y ajusticiado). Esto es totalmente inadmisible, y viniendo de un señor vestido de guardia civil como el Coronel Núñez Calvo,  un auténtico disparate, que no soporta el más mínimo análisis no sólo histórico sino de racionalidad. Hasta para sufrir de lavado de cerebro o ser un lameculos del PSOE y del Gobierno,   debería haber un límite. Los militares, guardias civiles y policías rojos en España, antes de seguir por el camino que van, y por el que nos van arrastrando a España y a los demás, deberían hacérselo mirar. Y lo mismo se puede decir de Jueces y Fiscales rojos que han prostituido la Justicia y se han cargado el Estado de Derecho negando el amparo judicial y la tutela judicial efectiva a los señalados como “franquistas”, mientras archivan las querellas (o les prescriben las causas por corrupción),  cuando son del Gobierno del PSOE.

Patética imagen de 5 Guardia civiles instantes antes de ser asesinados por los rojos en Teruel,  al rendirse.
La Guardia Civil, en cuanto Fuerza del Orden que luchaba realmente contra la criminalidad,  fue igualmente víctima de la persecución chekista en la zona roja.
Las Casas cuartel fueron asaltadas aprovechando su escasa dotación, y al igual que los curas, ser guardia civil era motivo más que suficiente en la zona roja, para ser asesinado sin más consideraciones. Sólo en las provincias de Sevilla, Córdoba y Granda fueron asesinados 712 guardias civiles, la mayoría defendiendo sus casas cuartel.
Una de las muchas casas cuartel de la Guardia civil asaltadas y saqueadas por los rojos (en este caso la de la localidad de Puente Genil entre Córdoba y Málaga).  El Brigada comandante de este puesto, D. Francisco Jiménez Cuesta, y el Sargento D. Juan Ocaña Aguirre, fueron llevados a la estación y asesinados a hachazos. El corneta D. Manuel Martín López fue degollado a lo vivo después de rendirse. El resto de la dotación del puesto, (incluidos algunos guardias de otras demarcaciones que estando de permiso se unieron al puesto para defenderlo), murieron en la defensa.
1.- Francisco Ortega Montilla, él y su esposa Mª Antonia Vergara y Melgar, ya ancianos fueron quemados vivos por los rojos por el tremendo delito de regentar una modesta librería religiosa en su casa de la localidad de Puente Genil. Aniquilada la Guardia civil de Puente Genil, los rojos se dedicaron a matar inocentes. Después de maltratarlos, los rojos ataron al matrimonio, los rociaron de gasolina y les pegaron fuego en la librería para que ardieran y propagaran el fuego a los libros y objetos religiosos. Así murieron abrasados.
2.-Teniente de la Guardia Civil D. Camilo Sabater, que sobrevivió al fusilamiento efectuado contra su persona por los rojos por su único “delito” de ser Guardia Civil. Muchos de sus compañeros no tuvieron tanta suerte.
3.-Sargento de la Guardia Civil D. Lorenzo Vega Loro, Comandante de Puesto de Tocina (Sevilla). Su historia resume la de otros muchos puestos de la Guardia Civil que corrieron una suerte muy similar.
Siendo la Guardia Civil un obstáculo para el saqueo, la violación y el asesinato, desde el mismo 18 de julio de 1936 la casa Cuartel de esta localidad sevillana, con una dotación de tan solo su Jefe, un Cabo y 5 Guardias, sufrió el asedio de las milicias frentepopulistas. Se descartó por completo el rendirse por cuanto los rojos no ofrecían la menor garantía de no asesinar a sus familias, niños incluidos. Así resistieron hasta el 30 de julio. Pero recibida la orden de la superioridad de concentrarse en Lora del Río, no tuvieron más remedio que salir con sus familias. En el centro del pueblo fueron atacados por fuerzas tan numerosas, que después de repeler en los primeros instantes el ataque, tuvieron que volverse de nuevo a la casa cuartel donde fueron ya constantemente atacados desde todos los puntos incluido el campanario de la iglesia, que dominaba el lugar, y donde los rojos emplazaron una ametralladora. Sin agua, (el pozo fue envenenado por los rojos), con el teléfono cortado, y con varios heridos, tuvieron que abrir un boquete en la pared del inmueble contiguo para pasar a él una vez que la casa cuartel estaba ya destruida. Allí resistieron hasta el 26 de agosto, hasta que la defensa sucumbió ante la enorme superioridad del enemigo. Todos ellos fueron masacrados. El Sargento recibió la Laureada de San Fernando por la serenidad demostrada en tan amargos momentos y el valor en la organización de la defensa ante fuerzas tan abrumadoramente superiores en número y armamento. El Cabo Florián Martínez Azón, que asumió el mando tras la muerte del sargento, la Medalla Militar Individual.
El ejemplo de estos héroes, -verdaderos Guardias civiles con todas las virtudes genuinas del Cuerpo-, al igual que los héroes de la Defensa del Santuario de la Virgen de la Cabeza en Jaén o del Alcázar de Toledo, están totalmente proscritos en los acuartelamientos actuales y centros de formación y enseñanza del Ejército y de la Guardia civil. De hecho en algunos de ellos que los cuadros alegóricos a estas gestas no han sido tirados a la basura, (como desdichadamente ha ocurrido en no pocos casos), se hayan tapados con un falso patriotismo con una bandera de España, que los oculta en estos tiempos de persecución de las virtudes de la verdadera y original Guardia civil, donde los mandos son los primeros en renegar de ellos.
Las consecuencias de que las organizaciones izquierdistas consiguieran aniquilar las casas cuarteles de la Guardia Civil: los pueblos quedaban a merced de los grupos izquierdistas que se dedicaban a asesinar y saquear a placer, (obligaban a la gente a entregarles una llave de sus casas, para entrar en ellas a su antojo), y las calles se llenan de cadáveres de personas asesinadas con toda impunidad y en la mayor de las indefensiones.
Cuando las tropas del General Queipo de Llano entraron en El Arahal, (Sevilla) vieron uno de los hechos más horrorosos de la guerra: los cadáveres calcinados de 22 personas que habían sido quemadas vivas en la “cárcel del pueblo”. Un oficial del Ejército Nacional, ante la vista de aquel tremendo espectáculo, y conocedor que si hubiera llegado sólo unos pocos minutos antes habría salvado a aquellos desgraciados, sintió tal frustración y tal dolor por aquella pobre gente que enloqueció allí mismo, a pesar de ser un veterano de la guerra de África, acostumbrado a ver los padecimientos y horrores de la guerra. Pero aquella forma tan canallesca de actuar de los rojos con personas indefensas superaba los peores pronósticos.
Esta era la terrible realidad, hoy silenciada por razones de propaganda, de los pueblos que quedaron bajo el dominio del Frente Popular.
Vale de 20 presos,  entre ellos,  el cura Coadjutor de la Catedral y un Capitán de la Guardia Civil, expedido por el Comité antifascista de Barbastro (localidad situada entre Huesca y Lérida),  para ser inmediatamente asesinados.
Nótese como al Capitán de la Guardia Civil, por ejemplo (o al propio cura) no se les nombra por su nombre y apellidos, como al resto,  sino por el mero hecho de ser Capitán de la Guardia civil, (o ser cura), motivos más que suficientes en la zona roja para ser asesinados.
El 19 de noviembre de 1936 fueron asesinados 53 guardias civiles en las tapias del cementerio de la Almudena de Madrid (entonces llamado del Este) retenidos en la Cheka de la calle Santa Engracia nº 18 donde funcionaba una comisión depuradora sólo para perseguir  a la Guardia civil, y que dirigía el Teniente rojo García Gumilla. El odio de las autoridades del Frente Popular hacia la institución de la Guardia civil se tradujo en el exterminio masivo de miembros del Cuerpo, y en la desaparición del cuerpo en dos fases: primero su reconversión en “Guardia Nacional Republicana” (29 de agosto 1936), y a los 4 meses, el 27 de diciembre de 1936, la extinción también de esta última.

ooo

Parte 1 // Parte 2 // Parte 3 // Parte 4 // (Continúa en la entrega siguiente)


2 respuestas a «A un año de la farsa para engañar a los incautos, -que en la Guardia Civil parecen ser mayoría-, del homenaje del Gobierno filoetarra, al Coronel de la Guardia civil rojo Antonio Escobar (5)»

    1. Probablemente en la GC, como en el resto de fuerzas… y demás población, hubo de todo, aunque, no me imagino a un buen guardia civil respaldando los desmanes del Frente Popular y sus cacerías de civiles inocentes. En esas situaciones sale lo mejor y lo peor de cada uno más pronto que tarde.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad