A vueltas con los refugiados

La inmigración desbocada, permitida e impulsada desde las propias instituciones, con la ayuda de casi todos los medios de comunicación apuntados o a la manipulación o al más absurdo «buenismo» sentimentaloide, es uno de los más graves problemas que afronta España en gran medida por su privilegiada y a veces perjudicial posición geográfica.

Compartir

Últimamente, vemos en la prensa y televisión continuos ataques a la vallas, tanto de Ceuta como de Melilla. Estos asaltos son, normalmente, utilizando medidas violentas, tales como el empleo de ácidos o cal viva contra las F.S.E.

España se considera un país de asilo y cumplidora, por tanto, de los Tratados además del Derecho, tanto Nacional como Internacional. Esta aplicación del derecho, es la que me motiva a poner estas breves letras, para recordar a nuestros mandatarios que además de acoger a los inmigrantes hay que CUMPLIR Y HACER CUMPLIR LA LEY.

Para el acogimiento en España, tanto como refugiado como solicitante de Protección Subsidiara, el Gobierno Español dictó la Ley 12/2009, de 30 de octubre, reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria, de la que extraigo un par de artículos.

CAPÍTULO I – De las condiciones para el reconocimiento del derecho de asilo: 

Artículo 9. Causas de denegación
En todo caso, el derecho de asilo se denegará a:
a) las personas que constituyan, por razones fundadas, un peligro para la seguridad de España;
b) las personas que, habiendo sido objeto de una condena firme por delito grave constituyan una amenaza para la comunidad.

CAPÍTULO II – De las condiciones para la concesión del derecho a la protección subsidiaria

Artículo 8. Causas de exclusión
1.-Quedarán excluidas de la condición de refugiados:
2. También quedarán excluidas las personas extranjeras sobre las que existan motivos fundados para considerar que: 
3. El apartado segundo se aplicará a las personas que inciten a la comisión de los delitos o actos mencionados en él, o bien participen en su comisión.

Artículo 11. Causas de exclusión
d) constituyen un peligro para la seguridad interior o exterior de España o para el orden público.
2. Lo dispuesto en los apartados anteriores se aplicará a quienes inciten a la comisión de los delitos o actos mencionados en los mismos, o bien participen en su comisión.

Artículo 12. Causas de denegación.
En todo caso, la protección subsidiaria se denegará a:
a) las personas que constituyan, por razones fundadas, un peligro para la seguridad de España.

Nuestra Ley está clara; tanto para el Asilo como para la Protección Subsidiaria, el inmigrante que incite a la comisión de delitos, los cometa, constituya un peligro para la seguridad de España o para el orden público, no tiene derecho a estar en España.

Entonces ¿qué se hace?

Aplicar el Derecho Internacional:

REGLAMENTO (CE) No 343/2003 DEL CONSEJO
de 18 de febrero de 2003 por el que se establecen los criterios y mecanismos de determinación del Estado miembro responsable del examen de una solicitud de asilo presentada en uno de los Estados miembros por un nacional de un tercer país

CAPÍTULO II
PRINCIPIOS GENERALES
Artículo 3

  1. Todo Estado miembro conservará la posibilidad, en aplicación de su Derecho nacional, de enviar a un solicitante de asilo a un tercer país, respetando las disposiciones de la Convención de Ginebra.

Más claro agua. Todos estos casos que estamos viendo en los asaltos. Todos los que vemos en nuestras calles alterando el orden público; pueden y deben ser expulsados del país. Lo autoriza la Unión Europea.

Para ello, la solución más práctica sería el crear centros de internamiento (reales) donde ingresarían estos inmigrantes (sin límites de tiempo en su permanencia) y donde residirían hasta su expulsión a un tercer país.

 

Compartir

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*