Agenda 2030: reseteando el sistema alimenticio

El hambre mundial es sumamente favorecedor, particularmente para la gente de alto rango. Además, la población sufre de problemas de salud por la mala dieta, dicen esas mismas personas.

La ONU y la Fundación Rockefeller tienen un plan perfecto para ayudarnos a sobrevivir sin que se resienta la creación de riqueza. ¿Cómo? Usando la desesperación ajena como el perfecto incentivo. ¿Lo ve enrevesado? En absoluto. La documentación oficial está disponible y, en este programa, desmenuzamos los detalles más impactantes.


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad