Ahora el Ejército es una… «marca» ¡Pa´mear y no echar gota!

Se dice que cuando el Diablo se aburre, con el rabo mata moscas, y que cuando el abad del convento se pasa el día jugando a los naipes, imagínense lo que estarán haciendo los frailes. Pues lo dicho, y mucho más, es de aplicación a nuestras FFAA y en el caso que nos ocupa a su Ejército de Tierra. Porque en vez de dedicarse a lo que deben, se dedican a…

Gral. Bados Nieto

Pues sí, ha crear una oficina para promocionar la que denominan «Marca Ejército» (¿?), al frente de la cual han colocado, cómo no, a todo un supuesto General de Brigada que responde al nombre de Víctor Mario Bados Nieto el cual, dicho sea de paso y sin ánimo peyorativo ni de escarnio, tiene una cara de espantao que da risa. En cuanto a sus credenciales, qué les vamos a decir… las de siempre de cualquiera que llega a General desde hace algunas décadas: ni ruido ni… nueces, mucha «misión en el exterior» al servicio de intereses extranjeros por demás oscuros –facturando dietas, eso sí, que hay que renovar el cuarto de baño–, pero ninguna en el interior, o sea, donde está realmente el puesto de mayor riesgo y fatiga, en nuestra patria, cada día más indefensa y vendida a sus enemigos tanto interiores como, y ya lo estamos viendo, exteriores, caso principal pero no único de Marruecos. Por cierto, parte importante de su vida profesional ¿y  vocacional? ha sido en La Legión, durante la cual ha callado vil y cobardemente cuando a Franco o Millán Astray, fundadores y ejemplares legionarios, les han vilipendiado y vapuleado hasta lo indecible… pero ya sabemos que los legionarios de esta época no son ni la sombra de lo que fueron aquellos… fíjense que ni siquiera se atreven a abrirse la camisa porque… se les verían los pechos.

¿Y en qué consiste el invento? ¿Qué es eso de «Marca Ejército»? Pues un nuevo y enésimo intento, tan penoso, patético, estéril y absurdo como otros anteriores, para ver si… «hacen patria» o, en el lenguaje del Gral. Bados Nieto, para vender –¡qué mal suena!– los valores del Ejército y potenciar la «cultura de defensa» (¿?), o sea, de intentar que en nuestra sufrida y decadente España el españolito se dé cuenta y asuma que o tienes unas Fuerzas Armadas acordes con tus necesidades… y estás dispuestas a utilizarlas sin contemplaciones y no como ONG o… no sólo no pintas nada, sino que vendrán otros y te darán por ahí, caso de Marruecos, algo que no es nuevo.

Con la excusa de lo dicho, el Estado Mayor del Ejército de Tierra se inventa una oficina, le da nombre a un pretendido objetivo, pone a su frente a un General que no tenía donde caerse muerto para que haga méritos a la espera de algo mejor y, claro, publica un infecto librito que dice lo que todo el mundo sabe, pero a nadie le importa, al cual, extrañamente, denominan «manual» (¿?). Y todo bajo el amparo de una pretendida «Marca Ejército» como… la de cualquier producto de… limpieza, bebida refrescante, lencería, móviles o comida para perros. Hasta tal nivel de degradación patriótica, moral e intelectual han descendido nuestros militares que consideran que el Ejército es, puede o debe ser vendido como una «marca»… más. Y por ende el pobre Gral. Bados Nieto aceptando puesto tan artificial, indignante e, incluso, ofensivo para la propia dignidad y más aún para la de cualquier Ejército que realmente se preciara. No hay otro ejército que se promocione como «marca» en ningún país del mundo… por algo será.

No hay espacio para comentar la cantidad de vaguedades, eso sí «políticamente correctas», que recoge el «Manual Marca Ejército» en sus 75 páginas. Tampoco para las monumentales obviedades. Eso sí, todo con un lenguaje que a fuer de querer ser innovador, moderno, «progresista» y… es en realidad cursi y vacuo. En definitiva, todo un manual, sí, pero de corta, pega y colorea al más puro estilo corte y confección o cuaderno de dibujo de párvulos.

Nos limitamos a llamar la atención a quien tenga las ganas de sufrir leyendo el panfletito (AQUÍ EN PDF), como sólo por obligación hemos sufrido nosotros, sobre la importancia extrema que da el «Manual Marca Ejército» a la «seguridad humana» (¿?), concepto novedoso del que dice que significa que hay una seguridad (¿?) que «puede verse vulnerada desde diversos ángulos, todos ellos afectando al individuo y en el que el ET podría en su caso ser llamado para su participación: Alimentaria, Sanitaria, Económica, Personal, Comunitaria, Política y Ambiental» (¿?), largo y pobre eufemismo para justificar la ya consolidad conversión del Ejército en lo que viene siendo desde hace décadas, o sea, en una mera y vulgar ONG; lo hemos visto en Ceuta hace unos días, cuando en vez de desplegarse para arrear a los invasores y correrlos hasta sus bases de partida y aún mejor más allá, se han dedicado a… limpiarles el culete.

También está lleno el «Manual» de cantos a las misiones en el exterior, cómo no, pasando de puntillas por el Art. 8º de nuestra Constitución (un sólo párrafo de cuatro líneas), cómo no también, porque eso de la defensa de… la independencia, integridad y soberanía mejor no moverlo mucho no sea que alguien les acuse de… traidores por no cumplirlo.

Los militares no acaban de asumir que la que hoy se denomina «cultura de defensa» es en realidad patriotismo y que generar ese no es incumbencia de los Ejércitos –ellos son colectores de él–, sino de los dirigentes políticos, de las familias, los maestros, empresarios y trabajadores, o sea de la propia sociedad. Lo que ocurre en España, y no en otras naciones, es que ya sabemos que todo ello es, precisamente, lo que se ha destruido con premeditación y alevosía desde hace ya casi medio siglo. Por eso, el empeño de las FFAA en «venderse», y peor aún como vulgar «marca», no sólo es estúpido y estéril, salvo para sus propios familiares que viven de ello, sino indignante.

A esto es a lo que se dedica nuestro Ejército de Tierra. En esto emplea el tan escaso presupuesto. En definitiva: ¡Pa´mear y no echar gota!


3 respuestas a «Ahora el Ejército es una… «marca» ¡Pa´mear y no echar gota!»

  1. Triste pero muy cierto.
    El Ejército ha pasado de ser “columna vertebral de la Patria” a marca comercial.
    El logotipo es media águila… ¿una velada referencia a que ya está medio emasculado?
    Incluso la esencia de cualquier ejército: “el valor de la fuerza” ha sido “travestido”… ni tan siquiera se ha adoptado como lema “la fuerza del valor” porque suena demasiado “militar”
    En fin “pa mear y no echar gota”
    ¡¡¡o cágate lorito!!!

  2. Me regalaron el libro la semana pasada y es lo que dice el artículo, parace una cartilla de colorear. Yo sólo he sido soldado raso, en mi acuartelamiento los «fascistas» no podíamos ser ni cabos siquiera, pero tengo en mi biblioteca el libro «Vencer» (para el que no lo sepa es un libro que se editó como compendio de conocimientos militares para tropa, que luego no se entregó a la tropa, o al menos en mi mili no, pero yo me hice con él después), y «Vencer» le da mil vuelta a este libro, a pesar de sus modestos croquis y viñetas. Mil vueltas o más.

    Yo me tengo por una persona responsable (aunque no lo parezca comentando una y otra vez en esta página), hace 30 años o más que no cazo, y 20 que no tengo ni escopeta ni licencia de caza/permiso de armas, pero de niño iba a cazar con mi padre y mis hermanos, y con 14 años tuve mi licencia y mi escopeta. Mi padre nos inculcó a mis hermanos y a mí tener los 5 sentidos cuando se tiene un arma, para extremar todas las precauciones y un poco más para evitar darle un tiro a alguien o dárselo sin querer a otro. Con esta manera de enfocar este tema me llamaba mucho la atención en el servicio militar la gente cómo trataba al fusil y lo que es peor, las imprudencias de apuntar con el arma cargada o cómo a algunos se les escaba algún tiro. Recuerdo un día que a un soldado se le escapó el disparo de una pistola y no mató al cabo que hacía las veces de ayudante o de instructor porque su Ángel de la guarda estuvo atento. Recuerdo cuando me enteré que un chaval que yo conocía que su padre era militar, que enseñándole una pistola de su padre a un amigo se le escapó un tiro y lo hirió en una pierna. Afortunadamente el arma era de pequeño calibre (6’35») y la herida fue superficial pero requirió tener que ir al hospital. Recuerdo que no pensé en el dolor del disparo, ni en la gravedad de la herida (que afortunadamente no había gravedad) sino en el papelito del hijo del dueño del arma el tenerle que dar cuentas a su padre por coger lo que no debía. De joven siempre he compadecido a los que dejaban embarazada a la novia o a esos padres que tenían un hijo de esos que van en una silla de ruedas hechos un vegetal. Me ha parecido un regalo enorme que Dios no me haya hecho pasar por esto y siento un enorme respeto por esos padres. Practicando el montañismo, sobre todo en invierno, he procurado estar en forma no obstante ser estudiante (y llevar una vida sedentaria), llevar un botiquin cuando nadie lo llevaba, y los elementos necesarios para hacer la aventura lo más segura posible. Nadie en la montaña está a salvo al 100% de sufrir un accidente o un percance, lo mismo usando un arma o teniendo un hijo. Nadie está a salvo de que pueda ocurrir algo malo, pero al menos para mí era importante no dar lugar a que lo que pudiera ocurrir fuera «fruto» de la irresponsabilidad, del desatino o de la falta de preparación. Si uno se rompe una pierna y tiene que venir la Guardia civil a sacarte del Mulhacén por lo que nos que no haya sido por hacer el tonto, o porque uno lleve un saco de dormir de playa del Carrefour para pasar una noche a 12 bajo cero. Siempre me han llamado la atención esos que en los bautizos se suben a la mesa borrachos con la corbata en la frente y se escurren y tiran la mesa y la tarta y los refrescos, y se quedan tan frescos. Me ha llamado la atención porque mi sentido del ridículo me impedía comprender lo que pasaba por la cabeza de esa gente. Hasta pasa ser un sinvergüenza o un inconsciente hay que servir.
    Digo todo esto porque yo miro la forma de actuar del Ejército Español, en su aspecto institucional, y me parece estar viendo al tipo ese de la corbata en la frente que al final se escurre y se cae de la mesa y lo tira toda, y su mujer iba y le formaba un «pollo» de un par de narices.
    Cuántos años tiene el libro de Sun Tzu «El arte de la guerra», que es un clásico del arte militar.
    Si no recuerdo mal se escribió en china 500 años antes de Cristo, es decir tiene aproximadamente 2500 años. Si algo queda claro en este libro (que como digo es un clásico, que se sigue editando y vendiendo en la actualidad), es que la guerra es el arte del engaño.
    Yo desde mis cortas luces, y siendo como he sido soldado raso de reemplazo, veo la realidad como la deben de ver todos los demás, y no alcanzo a comprender cómo es posible que lo que ve un simple soldado no lo vean todavía mejor y más nítidamente los que son militares profesionales, Jefes y Oficiales, o incluso Generales, como este señor con cara de enajenado o el General Diz Monje de la Escuela de Guerra o los del CESEDEN o los del Estado Mayor de la Defensa, o los propios Comandantes Generales de Ceuta y de Melilla.
    Yo, como simple montañero, he procurado moverme dentro de la seguridad, no se me ha ocurrido hacer fuego ni en invierno, he elegido y revisado mi equipo antes de salir para que si había una caída brusca de temperaturas o nevaba o granizaba, que eso no fuera ningún problema. Esos excursionistas que llaman al grupo de rescate de montaña de la Guardia civil porque el perro que llevan estaba cansado, para que venga a recogerlo el helicóptero, para eso hay que servir, hay que ser lo suficientemente inconsciente y cara dura para poder hacer eso.
    Entonces en Ceuta se ha hecho público que en realidad una de las finalidades de la invasión de la semana pasada era comprobar por los servicios secretos de Marruecos cómo era el despligue del Ejército español y cómo reaccionaba, Para hacer una evaluación del despliegue y estudiar la forma de neutralizarlo el día que la invasión vaya en serio. Hace unos meses se dió la noticia que luego se quiso hacer pasar por falsa pero no lo era, que unos aviones marroquíes habían volado cerca de Sevilla. El motivo de esta incursión era valorar el tiempo de respuesta de los aviones españoles en despegar, y de ponerse en marcha los protocoles de defensa.
    Es decir el enemigo está mostrando bien alas claras cuáles son sus intenciones, y está dando los pasos uno a uno para llegar al enfrentamiento, y aquí en España en lugar de advertir estos movimientos y tomar nota para neutralizarlos, todo sigue igual.
    Ya no es por patriotismo si no lo sienten ni por amor a España si para los militares España ya no es nada, sino que es por dos cosas por ellos mismos porque las bombas van a caer sobre ellos y es también, aunque sea si no hay otros valores superiores como el de amor a España, por no hacer el ridículo. Si moralmente dejar embarazada a tu novia te da lo mismo, al menos por no pasar por la vergüenza de hacerlo y tener que pasar por esto sin tener un trabajo ni nada de nada, aunque sólo sea por esto, no cometas el error. Pues esto es igual, si no es por patriotismo y por profesionalidad, al menos hazlo por que como militar luego no te tiren un tomate por inútil, o porque tu unidad no sea masacrada en segundos por ataque enemigo.

    Lo que ha pasado en Ceuta, tanto la invasión, como la contramanifestación musulmana orquestada contra la presencia de Abascal, como el numerito del Presidente del PP (antiguo militante del PSOE) de la Ciudad Autónoma de Ceuta y un Diputado violento del PP en la asamblea de la Ciudad autónoma contra el diputado de VOX Carlos Verdejo no dejándolo hablar, si algo ponen de manifiesto es que el enemigo exterior cuenta con el apoyo de una amplia red de quintacolumnista, y lo mismo que lo veo yo (no porque yo sea muy listo sino porque es una obviedad que está a la vista de cualquiera) lo tienen que ver los militares profesionales en activo (porque los retirados está claro que lo ven y ahí están sus intervenciones en el Programa de Radio «Una pica en Flandes»), y ¿qué necesitan? para alarmarse y empezar a tomar decisiones para evitar la derrota que se nos viene encima, porque el enemigo está tanteando tantos nuestras defensa aéreas (incursión de cazas marroquíes a Sevilla) como el despliegue en la propia ciudad de Ceuta. ¿Qué van a esperar a que ocurra el desastre para dar el primer paso de defensa o para luego lamentarse de la derrota y de la masacre?
    La actitud del ejército español o de los militares en activo encuadrados en la empresa para ellos «ejército español» me recuerda a esos montañeros que se meten en la nieve sin polainas y con zapatillas de deporte, y a los diez minutos tienen los pies empapados, y dos horas después sufre de hipotermia, y el saco de dormir que llevan es del Pryca o del Carrefour, de esos de 10 € para la playa.
    Me llama la atención tanta concentración de estupidez en un solo gremio. No sé si es que ellos también trabajan para Marruecos, o si tanta misión internacional les hace estar emocionalmente más cerca de los EEUU y sus billetes de $100$ que de España, o es que va a ser verdad que el 90% de los militares son del PSOE, y el 10% restantes de Podemos, sin contar los mariquitas, que por lo visto son otro porcentaje nada desdeñable.

    Sea como fuere lo cierto es que lo que está pasando en parte de Europa en general y en España muy en particular normal lo que se dice normal no es. Que como cristiano tengas que tragar el odio y el racismo musulmán contra la España Cristiana, porque ello no tenga ninguna consecuencia jurídica, y en cambio algo remotamente pareceido de signo contrario te lleva en España a la cárcel, eso normal no es. Oponerte ideológicamente a esta invasión y a esta destrucción de España en la propia España es un delito y te persiguen no los jueces y fiscales marroquíes sino los que están establecidos en España que trabajan para ellos con leyes hechas para perseguirnos no a ellos sino a nosotros.

    Aquí en España están clavando nuestro ataud pero todos estamos disimulando, en especial los militares, pero también los medios de comunicación y todos los demás, pero como dice Sun Tzu en su famoso libro:
    «La guerra es un grave asunto del estado; es un lugar de vida y muerte, una vía hacia la supervivencia y extinción, una cuestión que hay que reflexionar detenidamente. »

    Es decir deberían tomárselo en serio, porque literalmente nos va la vida en ello, sobre teniendo en cuenta lo que hicieron con los 3000 soldados que se rindieron en Monte Arruit.

    Sun Tzu dice:
    «Un ejército victorioso gana primero y entabla la batalla después; un ejército derrotado lucha primero e intenta obtener la victoria después».
    Sin embargo aquí hasta no tener al enemigo arrasándonos no vamos a tomar conciencia del problema uy actuar en consecuencia.

    «Lo supremo en el arte de la guerra consiste en someter al enemigo sin darle batalla».
    Nosotros en cambio estamos haciendo todo lo contrario, nos estamos dejando someter sin oponer resistencia. Antes de la resistencia física tiene que venir una resistencia moral, un ejército no es algo que se improvise, no tenemos un servicio militar, no es que tengamos un servicio militar pequeño, corto temporalmente. no, es que no tenemos nada absolutamente. Esto es una invitación a los lobos. La sociedad es una sociedad que tiene puesta en el vértice de la pirámide a la cultura transexual, la corrupción, los tatuajes y el consumo de cannabis, con esta escala de valores es imposible poder desplegar una capacidad militar. Somos el sueño de cualquier invasor: una sociedad basura, de gente basura, desorganizada y desarmada.

    «Un general sabio se ocupa de abastecerse del enemigo.»
    Eso es lo que está haciendo Marruecos con nosotros, mantenemos a 2 millones de marroquíes en España, además les damos millones en subvenciones todos los años. Loe vehículos que no compra el Gobierno para nuestra policía los compra para la policía y ejército marroquí.

    «Incluso la mejor espada si se deja sumergida en agua salada finalmente se oxidará.» 50 años de Gobiernos antifranquistas han llevado a un estado de ruina de nuestras fuerzas armadas.
    No es sólo que no tengamos submarinos o vehículo 8×8, es que no tenemos de nada en número medianamente suficiente, no tenemos artillería de cohetes, no tenemos suficientes helicópteros, no tenemos aviones, los pocos que tenemos están viejos y los que no lo están son insuficientes. Precisamos multiplicar por 4 nuestra fuerza aérea de ataque. El enemigo tiene 7 carros de combate por cada uno de los nuestros y no tenemos armas contracarro abundantes y eficaces. Tenemos un número de efectivos que es un tercio del mínimo indispensable. Se puede tener menos número de tropas si se tienen una muy superior calidad de armas (como los alemanes en la Segunda guerra mundial) pero no podemos tener menos número y peores armas, porque así sólo se puede esperar la tragedia. La población civil carece de ninguna preparación. España es de los pocos paises que carece de refugios antiaéreos. Somos una auténtica calamidad en todo, 50 años de comunismo en España nos ha llevado a esta situación extrema.

    !Toda guerra se basa en el engaño. Por lo tanto, cuando seamos capaces de atacar, debemos parecer incapaces; Cuando usamos nuestras fuerzas, debemos parecer inactivos; Cuando estamos cerca, debemos hacer creer al enemigo que estamos lejos; Cuando estamos lejos, debemos hacerle creer que estamos cerca.»
    Y efectivamente los militares, si queda alguno de buena fe, se dejan engañar por los ministros de defensa, Recordemos a Bono haciéndose el patriota mientras era amigo de la ETA y quitó el lema de la Academia de Suboficiales de Lérida: «A España servir hasta morir».
    Cuántas y cuántas posiciones militares no han caído en mano de sus enemigos mediante engaño. Cientos, en todas las épocas, y aquí en España el Ejército español permanece como un espectador cómo se va destruyendo España, como sus enemigos la van desarmando, quitando tropas, reduciendo los efectivos, malvendiendo nuestra industria de guerra, etc. etc. etc. y aquí nadie dice ni mu. ¿Qué esperan que los espías y los que trabajan para el enemigo lleven escrito en la frente con una barra de labios que son enemigos encubiertos?
    Hasta para ser bobo y no darse cuenta de las cosas hay un límite. Vale que no te des cuenta a la primera, pero a estas alturas era ya para verlo.

    «La victoria generalmente va al ejército que tiene oficiales y hombres mejor entrenados.»
    Una de las consecuencias de 50 años de gobiernos rojos en España es cómo el patriotismo ha sido erradicado de la sociedad durante décadas. El fenómeno VOX avenido a corregir en parte esta situación de hecho. Hasta hace muy poco llevar una banderita de España en el reloj o en la solapa estaba muy mal vista por los más. Sin embargo el cambio no es muy profundo, sólo hay que ver que incluso la gente aparentemente más patriota tiene apenas un barniz. En la moral está prácticamente todo por hacer.
    ¿Qué presencia social tienen los militares? por ejemplo en televisión, en los debates en el día a dia. Están tan arrinconados que ni en su ambiente son ellos los protagonistas porque al CESEDEN traen a Monedero.
    Cuánto sabe el Coronel D. José Mª Manrique de tantas cosas (del Sahara, del desastre del 98, de Artillería, de capacidades militares, de armamento, etc.) sin embargo la sociedad a estos militares los tiene marginados. Cuánto tiempo lleva este Coronel y está página alertando de lo que se nos vienen encima con Marruecos, y nadie hace caso. La vida militar y los valores de esta vida están expulsados de la sociedad civil. El otros día en uno de estos programas de la Pica en Flandes el que fuera General Jefe de la Brigada Paracaidista (General Salazar si no recuerdo mal su nombre) hablando de la actuación de España en Afganistán dijo algo muy importante, que me recordó la famosa carta de Franco al presidente norteamericano Lyndon
    Johnson, cuando éste le pidó exigente la aportación de España en carne de cañón para la Guerra de Vietnam, y Franco le dijo que no, le cantó las cuarenta y encima le dió una lección de estadista. Recuerdo que la primera vez que leí esta carta lo primero que pensé es la gran categoría de Franco como Jefe del Estado que le daba mil vueltas al Presidente de los EEUU, que EEUU tendría más dinero, más petróleo y más dólares que España, pero nuestro Jefe de Estado les daba mil vueltas al suyo. Pues con esta intervención del General Paracaidista ocurrió lo mismo, muy rápidamente hizo notar que en mucho menos tiempo del que los americanos han estado en Afganistán España pacificó el Rif. ¿cómo lo hizo? conviviendo con la gente, haciendo que la gente se beneficiara ella directamente de la presencia española, comprándoles a los proveedores locales los suministros, ejerciendo el orden público sobre el terreno, la asistencia sanitaria, etc. En cambio en Afganistán, las bases norteamericanas están en lugares desolados, que podrían ser Marte, no hay relación diaria con la población civil, se hacen entregas de dinero a los reyezuelos locales pero este dinero se quedan estos capos con él, la gente corriente ni lo ve. En lugar de comprar los suministros a las tiendas locales, que se vena enriquecidas por el tráfico comercial con los soldados y su avituallamiento, todo lo que se consume se trae de Norteamérica, con lo cual los vendedores locales no experimentan ninguna mejora. Oyes al General o a los Coroneles, y saben de los que están hablando, luego oyes al general Diz de la Escuela de Guerra hablando de sus modelos: la Universidad de Harvard, que es una basura, y dejé en un comentario un video donde lo ponía de manifiesto, y el General Patton. Es decir hemos tirado a la papelera a Franco para quedarnos (para qudarse él) con Lyndon Johnson, y hemos tirado a la papelera la forma «española» de hacer las cosas, civilizadora de varios continentes, como ponía de manifiesto el General paracaidista Salazar, para quedarnos con Patton y lo norteamericano cuando lo norteamericano a nosotros como nación no nos sirven como modelo, porque nosotros luchamos siempre en inferioridad incluso contra Andorra o las tribus rifeñas, cuando los americanos en cambio por cada chalupa enemiga ellos oponen 3 portaaviones 9 destructores, 6 submarinos, y 14 fragatas, y por cada carro enemigo ellos una brigada completa, y todavía si las Hitlerjugend les desbaratan la vanguardia con unos cuantos panzerfaust y 2 MG-34, todavía los norteamericanos piden apoyo aéreo y se dan de baja psicológica la mitad por «fatiga de combate». Los norteamericanos los sacas de las carreteras y se pierden.

    50 años de antiEspaña han dado su resultado y el resultado en el aspecto militar no puede ser más desastroso. Creo que algún día se tomará de modelo en las academias militares extranjeras, para explicar cómo desarmar y neutralizar a una nación sin pegar un tiro.

    Hay que revertir el proceso, por muchas razones pero la principal porque Marruecos no se va a a detener en Ceuta, ni tampoco en Granada ni en Teruel o Pamplona. Cuando te asalta en la calle y dándo el reloj y la cartera te dejan ir, a lo mejor dar el reloj y la cartera puede ser una opción, Sin embargo cuando las intenciones de los asaltantes es que da igual que les des el reloj, la cartera y hasta los pantalones que te van a amatar igual, tienes que asumir esta realidad y actuar en consecuencia. Todo el discurso ideológico a favor del tercer mundo, el «antiracismo» que en realidad es puro racismo contra los pueblos europeos, con el que le han lavado el cerebro yo creo que al 100% de la población, los delitos de «odio» que en realidad son fraudes para impedir que los que de verdad sufren el odio pueda replicar y defenderse, están propiciando la inacción de España frente al discurso invasor del enemigo. Es una prioridad derogar estas normas, y que haya un reproche social y moral hacia los Fiscales del odio que han estado con intención o sin ella sirviendo al enemigo, e ilegalizar a las organizaciones y al entramado que hay alrededor de todo esto.
    Todo el norte de África o mejor dicho toda la orilla sur del Mediterráneo hasta Asia Menor era el Imperio Romano. La actual Turquía está asentada sobre el Imperio Romano de oriente, y toda esta orilla sur eran colonias griegas primero y parte del imperio Romano después (Marruecos era la Tingitania). No se trata de reivindicar estas tierras para Europa, de lo que se trata es de que esto se conozca para que los islamistas no piensen que estas tierras han sido suyas porque eso ha sido parte de Europa y de la civilización Europea durante siglos, que parece que porque Ceuta esté donde está ya por ello les pertenece automáticamente, cuando es justo al revés.
    ¿Qué hacen las FFAA en el plano cultural para combatir el discurso cultural de la extrema izquierda, es decir de los enemigos de España? no solo no hace nada sino que mete a Monedero en el Centro de Estudios de la Defensa para intoxicar a los mandos militares con el discurso comunista. y el discurso comunista es la antesala de la derrota porque propicia la desmoralización, la deserción en las virtudes militares y la derrota.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad