Ahora va a ser Archie, ayer fueron Alfie y otros, y mañana será… usted

El caso de Archie es patético.

El chaval, de 12 años de edad, inducido por tanta porquería, además de irresponsable, como se divulga por las redes in-sociales, en este caso Tik-Tok, aceptó el «reto viral» (¿?) de contener la respiración hasta… desmayarse. Lo encontró su madre pero no sólo desmayado, sino en coma cerebral severo y sigue en él, o sea, sin despertar. Hasta aquí lo que hay que decir de tanto cabrón, que mal rayo le parta, como se dedica a ir por ahí soltando mierda para comer el tarro a niños y jóvenes inmaduros en redes cada día más in-sociales. A los que por cierto nadie censura, eso sí, si usted dice la verdad sobre Franco, el Covid, Nuestro Señor o… enseguida esas mismas plataformas in-sociales le echan el cerrojazo porque… incita al odio…, es nocivo…, etc.

Dicho lo anterior, viene la segunda parte.

Alfie Evans (RIP)

Igual que ocurrió con Alfie (AQUÍ, AQUÍ y AQUÍ) y después de él con otros casos más, ahora un tribunal inglés se cree con el derecho y la autoridad para ordenar que, a pesar de la franca oposición de sus padres, los médicos desconecten a Archie. O sea, que en esta sociedad, en esta «civilización» occidental, un tribunal de justicia va a cometer un asesinato, es decir, la peor de las injusticias. Va a matar a un chaval a pesar de la oposición, lógica, de sus padres, los cuales ya han agotado prácticamente todos los recursos «legales» para evitarlo. Y nos preguntamos nosotros ¿igual que existe, aunque hoy se oculte, la guerra justa y la legítima defensa propia y de los nuestros, no sería legal que los padres de Archie tiraran de maza, bate, navaja, pistola o recortada y, atrincherados en su habitación, defendieran la vida de su hijo de los asesinos que le quieren matar y ello hasta morir ellos en el empeño, llevándose por delante a un par de jueces, otro par de matasanos y alguna enfermera?

Asistimos a la segunda caída de la civilización occidental, siendo la primera aquella de Roma, que fue tan estrepitosa que aún estamos escarbando para saber de ella. Asistimos a la decadencia por degeneración manifiesta de una civilización que alcanzó sus máximas cotas mientras… se sometió a las leyes de Dios, profesó el catolicismo, asumió sin pestañear las leyes naturales, pero que al dar la espalda a todo ello, principalmente a Nuestro Señor, entró en barrena, en picado y sin remedio.

De nuevo un «tribunal de justicia» va a asesinar a un inocente pasando por encima de sus progenitores y, lo peor, ante no sólo la pasividad de todos, Iglesia incluida –la Iglesia de ese «Papa» que pasa sus días haciendo el indio–, sino, peor aún, ante el asentimiento de esa sociedad, porque el que calla otorga.

Ayer fueron Alfie y otros, hoy va a ser Archie. No lo duden: mañana será usted y se lo tendrá bien merecido, que conste.


2 respuestas a «Ahora va a ser Archie, ayer fueron Alfie y otros, y mañana será… usted»

    1. Y este otro, amigo ODAL sobre cualquier vacuna y las «nuevas falsas vacunas», que es IMPORTANTISIMO ver:
      https://crowdbunker.com/v/GvtnLp6YXH

      En estas paginas de El Espanol Digital puse un largo comentario sobre las «vacunas convencionales» cuyo ADYUVANTE es el ALUMINIO y cuyos efectos en los ninos es provocar el AUTISMO.
      Lo explica el video del enlace y , ademas, el cientifico inglés Christopher EXLEY con sus experimentos en cerebros humanos desde hace mas de veinte anos ha demostrado que el ALUMINIO se almacena en el cerebro y causa ALZHEIMER, ELA y AUTISMO.
      El video lo replica sin hablar de EXLEY.
      I. Caballero
      DOnostiarra y carlista

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad