Al desleal Gral. Llago Navarro, para que aprenda a ser verdadero jefe legionario

Llago Navarro

Volvemos a ocuparnos del Gral. Llago Navarro, ese que es jefe de La Legión pero sólo por desgracia del BOD, ya que tiene tanto de General como de legionario y viceversa, o sea, nada.

Aunque ya le hemos puesto en evidencia alguna que otra vez (AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ y AQUÍ) queremos volver a hacerlo de forma muy especial, ya que con motivo del primer centenario de la fundación de La Legión, este General de pacotilla no ha tenido lo que hay que tener para revelarse contra la ignominia tanto de Margarita Robles, como del JEMAD, el Gral. Villarroya (a) «El bien pagao», otro que tal baila, negándose a que los actos de tan memorable aniversario prescindan por completo de la figura de Francisco Franco, y pasen además de soslayo por la de Millán Astray…, pero claro, «hacer la carrera» es ante todo lo importante.

El actual Gral. Llago Navarro, que de Capitán alardeaba de ambos personajes, especialmente de Franco, conforme vio la posibilidad de «hacer la carrera» fue metamorfoseándose en lo que hoy es: una nada que alardea de lo que carece y esconde su cobardía tras algunas anécdotas que cuenta en la barra del bar de las Hermandades de Caballeros Legionarios que le aguantan por ser quien es y porque muchas dependen de que Defensa siga pagando el alquiler. Así están, como la propia Legión, que no es ni la sombra de lo que fue.

Para que el Gral. Llago Navarro aprenda, si es que quiere, cosa que dudamos, porque ya se sabe que los cobardes muere mil veces, así como para que los que hoy forman en La Legión también aprendan a serlo, porque no lo son, sólo capaces de practicar un postureo impropio y vergonzoso, fugaz y vacía imagen turística o, peor aún, escarnio carnavalesco, les ofrecemos el gesto y los bemoles legionarios que tuvo el 27 de Mayo de 1978 el Gral. Jiménez Henríquez, entonces jefe de La Legión –éste y ésta sí lo eran–, de rendir honores y lealtad al Caudillo en el mismísimo Valle de los Caídos, pundonor que le costó el mando y su ascenso a General de División (fue pasado a la reserva en Julio de ese mismo año), pero que al tiempo le valió el honor y la gloria que hoy todos los españoles de bien, y legionarios de verdad, le reconocen; el Gral. Llago no, claro. Así como también para ignominia eterna de los que le cesaron: Adolfo Suárez (Presidente del Gobierno), Gutiérrez Mellado (Vicepresidente y Ministro de Defensa) y los Gral,s Vega Rodríguez y Liniers y Pidal, JEME,s durante aquellos días.

Como preámbulo y complemento al magnifico reportaje fotográfico de aquel memorable gesto que no se volverá a repetir porque ya no existe La Legión, les transcribimos parte del artículo que firmado por un legionario desconocido (J.D.S) publicó la revista de La Legión –hoy tampoco tendría criadillas para hacerlo–, y cuyo texto completo, titulado «LA LEALTAD», que encarecemos vivamente no dejar de leer, pueden descargar AQUÍ.

Gral. Jiménez Henríquez, luciendo en su brazo el distintivo de una herida de guerra

» (…) Los Legionarios de la Primera Bandera, del Tercio Gran Capitán, Primero de La Legión, unidad que mandó cuando se fundó La Legión en el año 1920, el Comandante de Infantería del Ejército Español  DON FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE, aprovechando su viaje colectivo a la capital de nuestra Patria para tomar parte en el desfile del Día de las FUERZAS ARMADAS, se acercaron al Valle de los Caídos, y allí, en manga de camisa, pese al frío intenso e impropio de estas calendas, con ánimo alegre, y no sólo porque se lo mandaron, rindieron honor a su primer Jefe de Bandera.

Y digo “y no sólo porque se lo mandaron”, porque eso se nota, y aquellas caras ledas, satisfechas, no eran consecuencia solamente del deber cumplido, de lo obligado, de lo ordenado.

Estos Legionarios no conocieron al Comandante Franco, seguro.

Muy pocos conocieron al General Franco en nuestra Guerra de Liberación, pero saben cómo era de leal porque nos lo han oído contar a los demás, y cuando se cuentan las cosas de viva voz, “en directo”, y cuando se escucha la historia de boca de sus protagonistas, no hay forma de mentir, ni posibilidad de ser engañados, a no ser que los que escuchan sean tontos, y aquí tontos no hay.

Sí, el Generalísimo cuenta con la lealtad sin reservas de sus Legionarios, porque con ellos fue leal, y para mí sigue siéndolo aún, pues de no ser así no me explico el fervor que suscita la sola mención de su nombre en todos nosotros.

De que lo fue en vida –Leal— puedo dar fe, y la pueden dar muchos más, y lo fue incluso cuando no estaba presente, pues era tanta la lealtad que se le tenía y tanta la que irradiaba su persona, que aún no estando se podía sentir. (…)».

Acto en el Valle de los Caídos, 27 de Mayo de 1978

Llegada de la Primera Bandera al Valle de los Caídos
El Gral. y otros mandos ocupan sus puesto mientras se entona el Himno de La Legión
Los guiones rinden honores en la gran explanada
Los guiones rinden honores en la gran explanada
Avance hacia el interior de la corona de flores
Avance hacia el interior de la corona de flores
Depositando la corona de flores sobre la tumba de quien fuera cofundador de La Legión
Va a comenzar el desfile de la Bandera entre el paroxismo del público asistente
La Bandera desfiló a paso ligero por la gran explanada
El Gral. Jiménez Henríquez se despide de los mandos. A penas un mes después era cesado y pasado a la reserva

19 respuestas a «Al desleal Gral. Llago Navarro, para que aprenda a ser verdadero jefe legionario»

  1. Que LA LEGIÓN ignore, y por lo tanto desprecia, a quien fue su COFUNDADOR, junto con Millán Astray, de la LEGIÓN ESPAÑOLA, dice mucho de su actual Comandante en Jefe, el General citado…
    Dice mucho, y nada bueno.

    1. No ha entendido nada. No es en contra de La Legión (ni contra la exguardia civil, ahora guardia-políticos), es en su defensa. Si no se pone a los mandos legionarios, a los militares y a los españoles todos frente al espejo de nuestra situación actual, no se corregirá la destrucción que se avecina inmediata (y, eso sí, muchos seguirán tan contentos hasta que les maten en un asilo o de peor manera … a no ser que se conviertan ellos mismos asesinos)

  2. 40 años en manos de tus enemigos y al que rechista lo cesan fulminantemente. La partitocracia permite todo tipo de rebeldías salvo el más mínimo gesto miltar, aunque sea por gallardía, decencia y pundonor. Son implacables. El ejército lleva 40 años de cenicienta despreciada y vigilada por el poder político… el milagro es que la legión siga existiendo, demos gracias a Dios por este pequeño milagro, y no pidamos peras al olmo, el que se mueve un milímetro es cesado y arruina su carrera, y en España hace tiempo que mandan los que mandan… la partitocracia socialdemócrata de ideas masónicas y anticristianas (y antiespañolas). VOX es distinto, pero el panorama ha sido desolador durante demasiados años. Los ejércitos deberán renacer de sus cenizas, como el ave fénix, con aquéllas virtudes y tradiciones que se puedan salvar finalmente después de esta etapa de tierra quemada. Y a los militares de hoy, suerte y ánimo… no es fácil ser patriota y tener espíritu militar en la España de hoy en día, ya de por sí estar en las manos de estos políticos es una heroicidad.

    1. Hay mucha cobardía entre los Oficiales Superiores…
      Todos quieren llegar a General, y algunos están dispuestos hasta a traicionar a sus compañeros de armas para consguir ese -en su caso inmerecido- ascenso.
      Dice mucho de ellos, y nada bueno.
      Y luego, cuand ya son generales de brigada, quieren más y más, poder seguir unos años más en activo, viajar encoche oficial, etc., Y ALGUNOS ESTARÍA DISPUESTOS HASTA A PONER EL CULO…

  3. Por su parte el Gral. Jiménez Henríquez, un valiente. Un auténtico legionario… su gesto quedará siempre en la historia de la legión española, perdió su ascenso y su mando legionario por rendir honores al Generalísimo en unos momentos muy difíciles para nuestra patria. Creo que es un testimonio de lealtad y coherencia que debe inspirar respeto y admiración a todos, incluso a sus enemigos.

  4. Está por escribirse la verdadera historia de la monstruosa traición de la «transición».
    Porque este acto, en el que veo que estuvo presente la viuda del Generalísimo, lo destrozó el Gobierno de UCD, léase el de los últimos miembros del Movimiento, antes de la promulgación de la Constitución, Real Decreto 3073/1978 de 29 de diciembre, y de las «primeras elecciones democráticas» del 1 de marzo de 1979.
    Es decir, la persecución a La Legión y a la verdadera España fue empezada por el Jefe del Estado, a título de rey, impuesto por el Generalísimo. Y aún hay alguien que le defiende a pesar de la sangre de los «elefantes» que han caido por el camino.

  5. El problema de las RRSS es que cualquier imbécil escribe gilipolleces y los demás tenemos que perder el tiempo en leerlas.
    Firmado por uno que es legionario y sigue en acrivo.
    Mi apoyo al Gral. LLago.

    1. Estimado seguidor:
      La aventaja de las RRSS es que alguien puede rebuznar, porque el insulto es el rebuzno del ser humano, y con ello quedar en evidencia de que no tiene argumentos para defender lo que pretende.
      Que el Gral. Llago de capitán alardeaba de Franco ante sus hombres es un hecho incuestionable y público y de lo que hay testigos. Que conforme fue ascendiendo, o sea, «haciendo la carrera» se volvió mudo, también. Que ya de Gral. en el primer centenario de la Legión es una tumba igual. Que en estos actos se excluye a Franco y se pase de puntillas sobre Millán Astray igual. Que por todo ello el Gral. Llago no ha dado la cara ni salido en defensa de tan insignes legionarios «con razón o sin ella» lo mismo. Por último, que ni usted es legionario porque hace lo mismo, esté o no en activo para qué decirle. Así están los legionarios de hoy en día.
      Por cierto… ¿legionario Adelus…o legionaria Adelita o… mitad y mitad o nada de ambos? Saludos cordiales

  6. Nunca he leido tanta estupidez e ignominia juntas. Quien es el que escribe este artículo? Quien conoce a este B Diez del Castillo? Yo desde luego no, y he estado en la Legion muchos años, más de 20 y en tres Tercios de la Legion y ese nombre no me suena. Desde finales de los 80, aunque también estuve en otras unidades, pero pude ir volviendo. No me suena tu nombre de la AGT Málaga o Canarias en Bosnia. Tampoco me suena de cuando fuimos a Libano en 2006 o de Istok en Kosovo o de Afganistan en 2010. Yo allí si que he estado, en esas operaciones, luciendo mi bandera española en el brazo derecho y mi emblema de la Legion en el pecho o len las hombreras, aunque ya no se llevan ahí en el boscoso. Te lo voy a explicar imbécil. Defender a la Legion no se hace escribiendo bravatas de este estilo sin saber lo que es sudar el.chapuri y sufrir con el verde sarga en una marcha rapida, o lo que es la responsabilidaddel mando. Cuando no sabes lo difícil que se hace dejar a tu familia cuando estas en operaciones cumpliendo con nuestro Credo, apoyado en tu camada, tus más cercanos de la Sección, Compañía o Bandera. Que fácil es criticar desde fuera ? Eres un payaso muy irresponsable. Sabes que la Legión estuvo a punto de ser disuelta en 1989 por el PSOE? Sabes que nos salvo Bosnia y la sangre derramada por el tte Arturo Muñoz Castellanos, Tte Jesús Aguilar, legionarios León Gómez, Gamez Chinea o Jiménez Jurado? Si el general de la Legion rindiera público homenaje a Franco hoy en día es el daño peor que podría tener la Legion. Es justo lo que muchos quisieran para disolvemos. Pero gracias a Dios, el general Llago es mucho mas inteligente que tu , B. Castillo, y no hace lo que tus absurdas y mendaces palabras preconizan. De hacerlo seria la puntilla para la Legion. Por supuesto el comandante Franco fue nuestro cofundador, pero la inteligencia dicta que exhibirlo abiertamente es el mayor daño que le podemos hacer a la Legion.
    Pero lo que no te tolero es el insulto al jefe de la Legion de forma cobarde y sobre todo injusta, pues no lo conoces al gral Llago para hablar así de el. Eres excrecencia amigo, nunca un Caballero Legionario. Un mierda que va de kie, que ya me gustaría leer tu hoja de servicios, en caso de que la tengas. Que te zurzan, pistola y bocazas

    1. Mucho Tercio,
      te voy a aclarar algunas cuestiones, no hace falta que te tires al suelo para cubrirte, no voy a hacer sangre, porque no eres mal tipo, estás «pez» de todo, pero no eres mal tipo.

      – Cosa 1.- No tiene sentido que te pongas a decir que tu te has recorrido todos los Tercios y todas las unidades y que no te suena que hubiera nadie que se llamara B. Díaz del Castillo. Cómo te va a sonar amigo, si el nombre B. Díaz del Castillo, no es el nombre real del autor sino que es un pseudónimo, como el que usan muchos autores para escribir, como por ejemplo haces tú mismo que con «Mucho Tercio». Tu no lo sabes pero Bernal Díaz del Castillo fue un Capitán Conquistador Español del siglo XVI famoso porque escribió el libro «Historia verdadera de la Conquista de la Nueva España» (la Nueva España era el Virreinato de Méjico). ¿Aclarado este punto?

      – Cosa 2.- No tengo ni idea quién es esta persona (el autor) pero yo sería un poco más prudente antes de pedir las hojas de servicios de nadie porque aquí escribe gente que el que menos es Capitán o Comandante, aunque sea en la reserva o el retiro, que no es que hayan oído los «pack», «pack» a los lejos como tú en Móstar, sino que por su edad han estado en el Sahara, los tiros han agujereado las puertas de sus vehículos o el pecho o la cabeza de un compañero situado al lado, se han enterrado en la arena para emboscar al polisario o a las patrullas «caribúes» de Marruecos, y cuando se desató la Marcha Verde, han estado en las patrullas de combate y en la línea de frente esperando ansiosos la orden de fuego para caer sobre los moros como un carro de combate cae sobre un cartón de huevos, si el Rey Juan Carlos no se hubiera vendido a los moros y a los norteamericanos como lo hizo. No en una guerra de juguete, de dar caramelitos a los niños aquí y allá para que luego la foto salga publicada en la Revista Española de la Defensa del Ministerio de Defensa, sino en una situación de guerra real donde el Mando reunía a los Oficiales para dar instrucciones para cuando se rompiera el fuego y se les advertía que el que abandonara su trinchera por asalto del enemigo aunque fuera con idea de luego pasar inmediatamente al contrataque para recuperarla aprovechando la situación de desorganización del enemigo una vez tomada la posición (como señala la doctrina de guerra), que se le fusilaría sin formación de causa, porque las trincheras se defendían hasta el último hombre y sin posibilidad de retirada de ninguna clase. Aquel Ejército era otro mundo, otra doctrina, era una doctrina de guerra, no las boinas azules ni las mariconadas para hacerle el juego a los globalistas. Era un ejército que no llevaban loción antimosquitos como ahora, porque eran lo suficientemente duros como para que lo de los mosquitos fuera el menor de sus problemas, a parte de que el sudor de aquellos hombres mataba a los mosquitos y no al revés. Y luego están los que han estado en la lucha antiterrorista en el Pais Vasco y en la frontera con Francia.

      – Cosa 3.- No puedes decir si ellos conocen esto o lo otro (refiriéndote en este caso a que la Legión estuvo a punto de ser disuelta) porque eres tú y no ellos el que desconoce las cosas. Éstas que tu cuentas no son ningún secreto para nadie, ni siquiera para mí que no soy nadie.

      – Cosa 4.- Lo del Credo Legionario vamos a dejarlo porque el Credo, entre otras muchas cosas, dice que acudirá a donde oiga fuego aunque no tenga orden para ello, y vosotros ya podéis oir lo más grande que os quedáis donde estáis. Así que 8 ó 10 lobos menos. Y si es el no abandonar a un compañero, y sin embargo con Millán Astray y con el Comandante Franco (no te digo el Caudillo Franco sino mucho menos, solo el Comandante Franco), bien que los habéis dejado en las fauces del enemigo para que se lo coman los lobos, como San Pedro cuando negó a Cristo 3 veces antes de que cantara el gallo pero con una diferencia, San Pedro al oir cantar el gallo «lloró amargamente» (Evangelio de San Mateo 26: 69-75), vosotros en cambio encima en lugar de llorar amargamente arrepentidos, os justificáis y sacáis pecho. Por lo anterior, el llamar a los demás «pistolos» despectivamente cuando los primeros «pistolos» son los legionarios, no tiene sentido. Cuando estéis en guerra y vayáis en vanguardia entonces llamáis pistolos al resto, pero cuando vosotros os achantáis lo mismo que los pistolos, e incumplís el Credo legionario igual que si no existiera, no estáis en condiciones de llamar despectivamente «pistolos» a nadie, y menos a los que han estado en el Sahara como jóvenes oficiales, cuyo valor no es que se le suponga sino que allí estuvieron no para dar caramelos ni para hacer fotos que luego publicara el Ministerio de defensa en sus revistas institucionales, sino para enfrentar al enemigo sin cuentos, sin el paraguas de la ONU ni de la OTAN, sino con el pecho de los soldados y oficiales de España únicamente, y deseando que se liara para entrar a saco e hinchar a unos y a otros, como en el credo legionario «cada Nación tiene fama de bravura; aquí es preciso demostrar qué pueblo es el más valiente.», y esos a los que usted llama despectivamente «pistolos» estaban allí para demostrar a ver si los moros y los sauditas que los financiaban y los angloamericanos que los organizaban eran o no los más valientes, o por el contrario eran los nuestros.

      – Cosa 5.- Tu General dices que es muy inteligente, y gracias a su inteligencia de hacer chitón y no nombrar a Franco ni a Millán Astray ni por asomo, consigue que los políticos no se carguen la Legión.
      Tu General será buena persona, que no te lo discuto, y a vosotros os tratará en «plan colega» para hacerse el «guai», que le he visto sus maneras en las carreras de Ronda todos los años, pero ni tu ni él tenéis ni idea de los que es la inteligencia.
      La inteligencia la ha tenido el enemigo que primero os tiene dominados sin pegar un tiro, mediante el dominio de la ideología y de lo que prevalece para la opinión pública mediante la propaganda mentirosa y el lavado de cerebro, del que tú y él sois víctimas. Han conseguido imponer una imagen falsa de Franco y vosotros (vosotros y los que os han precedido) y vosotros en lugar de combatir esta imagen falsa os habéis rendido a ella y habéis capitulado aunque luego cantéis el novio de la muerte y lo celebráis después satisfechos en la cantina como si hubiérais tomado Argel a la bayoneta, cuando lo único que habéis hecho es dar carreritas levantando las rodillas y desfilar sin peligro ninguno y pasando por el aro de todo ante políticos de mierda que traen la ruina para España entre otras razones porque nadie tiene guevos de decirles lo que son a la cara. La inteligencia hubiera sido no dar lugar a este estado de cosas, pero eso no es culpa de tí ni de tu General aunque ambos estéis contribuyendo a ello con vuestra actitud.

      – Cosa 7.- Todos estamos a favor de la Legión, como estamos a favor de una policia que combata la criminalidad o una Justicia que haga honor a su nombre y reconozca a cada uno su derecho y dicte sentencias en Justicia. Yo no quiero ni que los políticos disuelvan a la Legión ni que disuelvan a la Policía ni que disuelvan a los Jueces y Tribunales de justicia. Ahora bien una Policía que no sea una verdadera policía sino que esté implicada en el tráfico de drogas, en el crimen organizado, en el mamoneo. Un Poder judicial para estar prevaricando todo el rato, apra eso es mejor no tener ninguno. Para qué quieres que los políticos no se carguen a la Legión, si la legión está al servicio de la anti-España. Para estar al servicio del enemigo más vale que no existiera, al menos el enemigo no contaría con ella para amenazar con ella a España, porque España ya no sois vosotros sino que España hoy es la misma que la de 1808 cuando el Rey Fernando VII felicitaba a Napoleón por sus victorias sobre nosotros y todos los poderes del Estado incluido el ejército se habían pasado con los franceses. ¿por qué te crees tu que el 2 de mayo de 1808 en la defensa del Parque de Artillería el oficial de mayor graduación era un simple Capitán y no un Coronel o un General?.

      – Cosa 8.- Estás una y otra vez repitiendo lo de «el verde sarga». En este comentario sólo lo has dicho una vez, pero en los comentarios del otro artículo de hace un mes es que lo repetías sin cesar treinta veces.
      «Verde sarga» no es ninguna tonalidad de color verde, no es el tono verdoso del uniforme legionario tradicional, ni hace referencia para nada a ningún color, sino que «sarga» es el tejido, hace referencia a esa textura del tejido del uniforme que forma una especie de bastoncillos o canutitos, como la tela de pana pero infinitamente más pequeño. Eso es lo que significa «sarga», y no en el sentido «místico» y de color que tu le das como si «verde sarga» fueran el color de tu uniforme legionario o tu bandera. La tela del uniforme de los «pistolos» es también sarga, porque sarga se refiere a la textura de la tela utilizada para confeccionar el uniforme, y es la misma para todos.
      Una promoción y otra repetís las cosas sin tener ni idea de nada y ya lo arrastráis para siempre cambiando el sentido real de las cosas.

      – «Muchotercio» la guerra no es siempre de tiros, es más, cuando hay tiros es porque el enemigo no ha conseguido ganar la guerra primera de engañar y tener dominada a la gente mediante la propaganda mentirosa y el lavado de cerebro. En esta guerra tú y tu general perdéis por goleada, porque a vosotros dos os han lavado el cerebro, con vosotros dos no es preciso que el enemigo os dé tres tiros, porque sin necesidad de dar un tiro ya os ha vencido, y os ha ganado para su causa, y su causa es la destrucción de España, sin cañonazos, simplemente desarticulando toda posibilidad de resistirse o de defensa.

      Si te queda alguna duda de quién tiene razón si tú o yo, piensa si Millán Astray (para qué te voy a contar Franco) si reviviera y se encontrara con el percal, si os daría una medalla o por el contrario os correría a gorrazos a tí por dejarte engañar por el enemigo, y a tu General, por advenedizo, como todos los demás.

    2. Estimado seguidor:
      No parece saber que los insultos son el rebuzno del ser humano y que, por ello, le dejan en videncia, como a usted. Además, no hiere quien quiere, sino quien puede y, de verdad, usted ni por asomo es capaz.
      Sólo rebuzna, pero no argumenta… porque no puede. La metamorfosis de Llago de capitán alardeando de Franco a Gral. mudo es pública y notoria… y es que «hacer la carrera» sólo se hace así. El hecho de que de los actos del centenario se ha apeado a Franco y se pasa de puntillas sobre Millán también, que es lo que de forma incuestionable denuncian los artículos.
      Lo del Líbano, etc., no cuela desde hace mucho, porque el puesto de mayor riesgo y fatiga está en la propia España, no allí. Luego lo que ustedes y otros hacen es quitarse de en medio, salir corriendo y… eso sí, plar guardias, buscar ascensos y ganar dietas… al servicio de intereses extranjeros cual vulgares mercenarios.
      No sea imprudente, ni se extasíe por sus pantomimas libanesas, no sea que haya por aquí hojas de servicio realmente importantes.
      Lo de la pretendida inteligencia de Llago cerrando el pico es en realidad cobardía pura y dura. Aquí un nuevo ejemplo que publicamos hoy de lo contrario: Estimado seguidor:
      Algo más: https://www.xn--elespaoldigital-3qb.com/el-leal-col-mateo-deja-en-evidencia-al-desleal-gral-llago-navarro/
      Saludos cordiales
      En fin, que así está la Legión, repleta de Llagos, plagada de cuentitis y por ahí fuera.
      ¿A quitado usted lazos amarillos en Cataluña alguna vez teniendo detrás a los secesionistas en masa y a los «mozos de cuadra» igual? ¿Se ha paseado por Alsasua alguna vez en su vida y hablado en voz alta sobre España en sus bares? Y, claro, todo eso desarmados.
      Valor…. no sabe usted lo que es, ni Llago, claro.
      Saludos cordiales

  7. Es indignante que se permita publicar un artículo así sin firma, de tanta zafiedad, con ataques personales tan subjetivos, injustos y llenos de resentimiento, además solo son una demostración palmaria de la poca catadura moral, la falta de carácter militar y hombría de quien así se pronuncia escondiéndose en un seudónimo

    1. Estimado seguidor: tras sus invectivas, que por no argumentarlas suenan huecas y le dejan en evidencia, no vemos que ni usted ni el Gral. nieguen lo único que afirma y con datos precisos este y el resto de artículos que hemos dedicado a este pobre Gral., que es su desleal y cobarde metamorfosis al pasar de adulador de Franco cuando era Capitán ante sus hombres a mudo al llegar a Gral. y antes también. Su deslealtad es cobardía, y esto es incuestionable. Está al frente de La Legión en su primer centenario y en los actos se silencia a Franco, cofundador, se pasa de puntillas por Millán Astray y se oculta que donde La Legión tuvo más bajas y demostró lo que era fue en nuestra Cruzada 1936-39, lo que ni usted ni e Gral. pueden negar porque a la vista está, pero es que claro, para jugarse el cargo y las prebendas no hay ni General de la La legión, ni legionarios hoy en día. Postureo, mucho postureo, y Afganistán, Líbano, etc. pelando guardias, cobrando dietas y lo más lejos de la propia España que es donde está el puesto de mayor riesgo y fatiga. Lo del pseudónimo es habitual, legal, legítimo y voluntario. De toda formas, si el Gral. quiere que quedemos y nos batamos, por nuestra parte sin pegas… eso sí, elegimos el hacha como arma. Saludos cordiales

      1. Compruebo que no solo es un cobarde que esconde su carencia de valor tras un seudónimo que además no merece, sino que es incapaz de tener la sensatez de reconocer que cuando se argumenta algo para ganarse el derecho de réplica se debe dar la cara, así lo hacen las personas nobles, por supuesto los hombres y siempre los militares. Si no lo entiende y se esconde o es un tonto, un cobarde, un loco resentido o las tres cosas, no mereciendo otra cosa más que mi despreció y el de todos aquellos que entienden de honor, valentía y Legión. Le dejo con sus anónimos que son el único patrimonio de las comadrejas y los pusilánimes

        1. Compruebo que no solo es un cobarde que esconde su carencia de valor tras un seudónimo que además no merece, sino que es incapaz de tener la sensatez de reconocer que cuando se argumenta algo para ganarse el derecho de réplica se debe dar la cara, así lo hacen las personas nobles, por supuesto los hombres y siempre los militares. Si no lo entiende y se esconde o es un tonto, un cobarde, un loco resentido o las tres cosas, no mereciendo otra cosa más que mi despreció y el de todos aquellos que entienden de honor, valentía y Legión. Le dejo con sus anónimos que son el único patrimonio de las comadrejas y los pusilánimes

          1. Has puesto un mensaje a las 6:34 criticando que la gente utilice pseudónimo cuando lo firmas como «Anónimo»
            Y has necesitado un minuto (6:35) para caer en la cuenta de tu contradicción, y volverlo a poner ya con un nombre.
            Prueba evidente de los efectos perniciosos del cannabis en el cerebro.
            Esas bravatas de fanfarrón no te las tires ahora que el sistema político y policiaco os protege porque tu puedes amenazar y decir lo que dices porque eres rojo, si fueras de sentido contrario ya estarían los policías aporreando la puerta de tu casa para llevarte preso.
            Cuando España se salve, y no tengas detrás el aparato policíaco y mediático entonces es cuando es valiente decir lo que dices, y llegado del caso ya veremos si sigues tan valiente de formular esas amenazas, y lanzar guantes a los demás, o se te atraganta un poco la cosa y precisas una silla porque las piernas no te aguantan. Mientras tanto el valor no se demuestra con bravuconadas, ni cantando el novio de la muerte en la cantina, sino que los puestos «de mayor fatiga y sacrificio» están hoy en Cataluña quitando lazos amarillos y banderas separatistas, y en las provincias vascongadas, a ver si en lugar de hablar tanto te das una vuelta por allí, que se la están jugando personal civil , estudiantes y obreros a las 3 de la mañana mientras tu estás con tu flamante uniforme sacando pecho.

          2. Estimado seguidor: además de que otro comentarista ya le ha puesto en evidencia, usted mismo vuelve a hacerlo de sobra huyendo de entrar al trapo de la verdad: mucho Afganistán y otros lugares exóticos para pelar guardias, ganar dietas y… calmar la conciencia, porque donde hay que defender a España es en España y no hemos visto todavía un legionario, ni mucho menos a sus jefes, paseándose por las Ramblas, por Alsasua y otros lugares nada exóticos y muy cercanos. No hemos visto a ningún legionario, ni menos aún a sus jefes, Gral. Llago incluido, dando la cara por los cofundadores de La legión, ni por su brillante actuación en nuestra guerra civil. Luego lo de cobardes aplíqueselo usted, el Gral. Llago y demás. El resto es mucho postureo, uniforme verde, guantes blancos y… camisetas, porque ahora La Legión ya no se desabrocha la camisa porque se le verían… los pechos. El resto de su comentario es la prueba de lo que decimos y de lo mal que está La Legión. Lea nuestros artículos con los ejemplos de dos jefes de la misma, el Gral. Jiménez Henríquez y el Col. Mateo, a ver si los emulan. Saludos cordiales

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*