Alberti mucho más miserable de lo que dice Ussía

Rafael Alberti (derecha con mono) en 1936

Alfonso Ussía, ese gran escritor que, por desgracia, tiene el defecto de ser monárquico impenitente, lo que a esta alturas debería hacerle visitar a un especialista médico o mejor historiador, ha publicado un artículo, brillante como todos los suyos menos aquellos en los que se muestra como el monárquico recalcitrante que es, titulado La envida del poeta en el que da cuenta de la pública algazara de Rafael Alberti, Santiago Carrillo y demás compadres frentepopulistas a raíz del vil asesinato en Paracuellos del Jarama del insigne escritor Pedro Muñoz-Seca. En el artículo, Ussía relata cómo Rafael Alberti llegó a decir a su hermano Vicente, amigo de Muñoz-Seca, cuando intercedía por éste: «Vicente, no sigas dándome la lata con Perico Muñoz-Seca. Ya lo hemos matado».

Pues bien, la repugnante catadura moral del interfecto fue aún peor de lo que tal hecho demuestra… sí, como lo leen; y es que hay algunos que se superan a sí mismos.

Uno de los hermanos de Alberti fue detenido en los primeros días tras el estallido de la guerra, siendo ingresado en la Modelo madrileña.

Rafael Alberti declamando en un convite del 5º Regimiento comunista en Diciembre de 1936

Ante tal hecho, su mujer, o sea, la esposa del hermano de Rafael, es decir, la cuñada de Rafael Alberti, acudió a éste rogándole que utilizara sus tan evidentes como importantes influencias en el Madrid rojo para que su hermano fuera puesto en libertad. Pues bien, Rafael Alberti despidió a su cuñada con un frío «Eso me comprometería». Ahí es nada la miseria inhumana del poeta.

La cuñada, desesperada, acudió entonces a un conocido que era destacado líder anarquista, el cual, ni corto ni perezoso, y demostrando lo contrario, al menos en este caso, de lo que Rafael Alberti era, cogió a la señora, la metió en un taxi, se fue derecho con ella a la Modelo y al cabo de unos minutos y tras alguna gestión, salían ambos con el preso liberado.

Compinches y miserables recalcitrantes hasta el final

Rafael Alberti fue un completo canalla toda su vida, un miserable, un ser inhumano y un mierda; por cierto que, a nosotros, al contrario que a Ussía, su poesía nos parece lo mismo.

Por eso, la fotografía de cabecera de este artículo es la muestra más abyecta y vergonzosa de la Tra(ns)ición, pues corresponde a 1977 en el Congreso, es decir, tan sólo año y medio después del fallecimiento del Caudillo, ocupando en él asientos Rafael Alberti, Gregorio López Raimundo, Dolores Ibarruri «Pasionaria», Santiago Carrillo e Ignacio Gallego, plana mayor de lo peor de nuestra historia, todos ellos de la misma calaña que Alberti.

PD.- El hermano liberado de Alberti se pasó toda la guerra en su casa con una escayola «de pega» en una pierna a fin de evitar ser movilizado para el frente.


4 respuestas a «Alberti mucho más miserable de lo que dice Ussía»

  1. Sobre el sujeto monárquico nunca le he leído porque le he escuchado por la radio hace muchos años, y el calificativo que le he tenido preparado se lo diría cara a cara: jamás le he aguantado que llamara «¡hijos de puta!» a los asesinos terroristas secesionistas; es decir, mentir y no llamar a esos sujetos lo que de verdad son.
    En cuanto al otro sujeto «ceja» espero que esté contando cuentos eternamente en el Infierno, y no se le puede ni comparar con Federico -García Lorca- que no fue tan sectario y más sociable por eso tenía amigos falangistas.

  2. Magnífico artículo.
    Puntualiza lo narrado por Ussía.
    Por una parte, aporta una nueva muestra de la vileza de ese repugnante personaje que fue Alberti…. y de su cobardía, que al parecer era cosa de familia.
    Pero también evidencia la miseria de la “Transacción” (la venta de la España Una, Grande y Libre a sus enemigos a cambio de que no cuestionaran la Corona)
    Y contribuye de paso a situar en su justo lugar la “obra del poeta”
    Un truño pinchado en un palo.

    1. Qué verdad es esa que comenta usted D. Lorenzo Fernández que todo esto evidencia la miseria de la “Transacción” (la venta de la España Una, Grande y Libre a sus enemigos a cambio de que no cuestionaran la Corona). Qué verdad más grande.

      Este canalla de Alberti, mientras los héroes de la División Azul prisioneros en los campos de de concentración de la Siberia soviética, morían extenuados y de frío, este canalla cuando murió Stalin en 1953, le escribió un poema de alabanza al mayor genocida de la Historia.

      Estoy con el autor del artículo que la obra de Alberti es pura basura. En Andalucía durante décadas se ha obligado en los colegios a adorar a los autores comunistas como Alberti, y mientras se desterraban de la vida pública y académica nuestros autores del Siglo de Oro y a todo poeta que no sea del Frente Popular , como están desterrados de las televisiones y de los teatros Enrique Jardiel Poncela, Manuel Machado, los Hermanos Álvarez Quintero, Alfonso Paso, Carlos Arniches, Miguel Mihura, Agustín de Foxá, Joaquim Borrás, Ramiro de Maeztu, Muñoz Seca, Rubén Darío, David Jato, Luys Santa Marina, Fermín Yzurdiaga, Dionisio Ridruejo, la escritora Concha Espina y su hijo Víctor de la Serna, Carmen de Icaza, Mercedes Fórmica, y un larguísimo etcétera de escritores silenciados para aparentar que la Cultura es patrimonio de la izquierda.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad