Alberto Núñez “Fiascóo” apocalíptico presidente del Partido Popular

Desestimado Fiascóo:

El pasado 28/12/22, la prensa publicó que el Partido Popular se negaba a facilitar los datos sobre cómo va la afiliación desde que asentaste tus posaderas en la poltrona principal de Génova 13, negativa que con toda seguridad no puede proceder más que de una orden tuya.

Para no constituir excepción, desde tu ignara e inveterada incontinencia verbal que solo pretende el autobombo, ignoras que tal negativa, además de insólita, es toda una confesión de culpabilidad al no existir caso semejante en ninguna formación política cuyos datos de afiliación vayan aumentando día a día, o empresa que registrando un progresivo aumento de facturación trate de ocultarlo al conocimiento del público; sin embargo encargas y consientes publicar las estadísticas de intención de voto porque erróneamente crees que te benefician.

Lo tuyo es vivir continuamente en la incompetencia y el error acusando a otros a los que por otra parte respetas sus punibles disparates, equiparables a los tuyos, de vulnerar la Constitución y las leyes sin enterarte, porque todavía no te gas enterado que para protestar hay que hacerlo desde el ejemplo del que tú no puedes presumir, ya que el gobierno de la Comunidad de Madrid cuenta con 2 miembros que en anteriores cargos han vulnerado reiteradamente, a pesar de mis requerimientos en contra, nada menos que una Ley Orgánica; en Castilla, cuna del castellano, se les conoce como delincuentes. Igualmente, todos los militantes del Partido Popular que gobiernan ayuntamientos, con Almeida a la cabeza, vienen vulnerando la Ley Orgánica 9/1983, de 15 de julio, reguladora del derecho de reunión, en la tramitación de actos religiosos en la vía pública.

Además de enemigo público, te has convertido en el peor enemigo de ti mismo, totalmente indulgente con Pedro Sánchez y los secesionistas a los que toleras sus atentados contra la unidad de España y agravios a sus símbolos e Instituciones, adoptando una censurable indolencia y un cobarde silencio ante el odio que rezuman sus acciones sin dejar vivir a los vivos ni respetar el reposo de los muertos.

No trates de engañar a los españoles que en las últimas elecciones han votado a la fuerza política que tiene el infortunio de tenerte de presidente, confesando una ideología que no profesas y avergonzándote hasta de tus propios predecesores ideológicos.

Como en otros muchos casos, el valor de tu palabra se cifra en que “tenías” prometido a tus militantes y simpatizantes que no cederías a las presiones de tu principal adversario político para la renovación de los miembros del Tribunal Constitucional cuando, a día de la fecha, los jueces regresionistas que no progresistas, constituyen mayoría en el mismo.

Ignorando que la moderación es tan aconsejable como el exceso según el caso, desde tiempo inmemorial vienes clamando por ella creyendo que es el paradigma del centro político, que es una entelequia, la nada, una vaciedad y que la utilizas para tus continuas oscilaciones políticas.

Resulta escandaloso que una cosa sea la ideología que dices profesar, y otra bien distinta la que tus propias obras demuestran, no engañes a tu electorado y menos a tus militantes ocultándoles la situación económica que atraviesa el PP mientras reprochas la política económica del desgobierno que soportamos.

¿Para qué pretendes llegar a La Moncloa? ¿para ir de visita a rendir pleitesía a Sánchez? ¿para no acusar a Sánchez de vulnerar la misma Ley Orgánica que tú y tus adláteres venís vulnerando? ¿para obsequiar con un displicente silencio al ciudadano que se dirige a ti solicitando tu intervención para que todos los organismos gobernados por militantes del PP respeten la Constitución y las leyes?

Desde que okupas la presidencia del PP estás ignorando todas mis misivas, ignoro si conscientemente o porque, siguiendo tu costumbre, no te enteras de ellas debido a que tus colaboradores no te los hacen llegar, aconsejándote que en tal caso prescindas de sus servicios porque lo único que están consiguiendo es perjudicarte.

En cualquier caso, si has recuperado la razón y el civismo a los que tus responsabilidades te obligan y te abstienes de emular a los delincuentes, no tengo ningún inconveniente en reunirme contigo para resolver este añejo contencioso que, no sé a ti, pero a mí me preocupa y ocupa y al que estoy dispuesto a responderte de la forma que estimes oportuna.

Estás recorriendo la misma travesía que bastantes de tus predecesores en la satrapía del Partido Popular, lo que me obliga a recomendarte que te vayas en paz antes de que te echen sin caer en la máxima de Tirso de Molina “peca de grosero quien aguarda que le digan que se vaya”.

En espera de tu respuesta, atentamente,


2 respuestas a «Alberto Núñez “Fiascóo” apocalíptico presidente del Partido Popular»

  1. No hay más ciego que el que no quiere ver. A estas alturas este farsante sólo engaña al que se deja, que por desgracia son muchos.
    En efecto, el centro y la nada son muchas veces lo mismo, y en España, en política, siempre lo ha sido por culpa de una izquierda criminal, asesina, totalitaria y antiespañola desde su nacimiento.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad