Alerta de noticias falsas: Putin no restó importancia a las amenazas del ISIS-K

Esta teoría de la conspiración queda desacreditada por el hecho documentado de que Putin ordenó al FSB pocos días antes del atentado que intensificara sus esfuerzos antiterroristas «de manera significativa» y les recordó lo peligrosas que podían ser esas amenazas si estaban conectadas con Kiev y/o sus patrocinadores occidentales, como él insinuó.

La última teoría conspirativa que ha circulado sobre el atentado terrorista del Ayuntamiento de Crocus en Moscú es que el presidente Putin restó importancia a las amenazas del ISIS-K en el período previo al atentado, y la supuesta prueba es lo que dijo al FSB varios días antes. También me gustaría recordar las recientes declaraciones provocadoras de una serie de estructuras oficiales occidentales sobre posibles atentados terroristas en Rusia. Todas estas acciones se asemejan a un chantaje descarado y a la intención de intimidar y desestabilizar a nuestra sociedad».

Esta cita fue descontextualizada por este medio de comunicación para hacer creer que desestimó arrogantemente la advertencia de la embajada estadounidense sobre un ataque inminente contra «grandes concentraciones en Moscú, incluidos conciertos», en las 48 horas posteriores a que el FSB desarticulara una célula del ISIS-K a principios de marzo. Una fuente de los servicios especiales también confirmó el sábado que Rusia recibió información «de carácter general, sin detalles concretos», de Estados Unidos. Lo que esta teoría omite, sin embargo, es el resto de lo que el Presidente Putin dijo al FSB:

«Pido al Servicio Federal de Seguridad, junto con otros servicios especiales y organismos encargados de hacer cumplir la ley, que intensifiquen sus esfuerzos antiterroristas en todos los ámbitos de manera significativa, con el Comité Nacional Antiterrorista desempeñando su papel de coordinación».

Debemos comprender que nos enfrentamos a un adversario formidable y peligroso que dispone de una amplia gama de herramientas informativas, técnicas y financieras.

No nos equivoquemos, sabemos de lo que son capaces en todos estos ámbitos, incluso en términos de recopilación de información, y también conocemos los métodos terroristas que utilizan. Baste mencionar el bombardeo de los oleoductos Nord Stream en el mar Báltico. Recurrirían a cualquier cosa».

Leyendo entre líneas, estaba dando a entender que Kiev y/o sus patrocinadores occidentales podrían estar relacionados de alguna manera con las amenazas del ISIS-K que precedieron al atentado terrorista del viernes por la noche, de ahí que ordenara a los servicios de seguridad «intensificar sus esfuerzos antiterroristas en todos los ámbitos de manera significativa». La captura de los terroristas al día siguiente dio más credibilidad a estas sospechas tras revelarse que intentaban huir a Ucrania, donde supuestamente tenían contactos.

Lejos de dormirse en los laureles, el dirigente ruso trató proactivamente de frustrar las amenazas del ISIS-K, que sus servicios de seguridad le informaron de que podrían estar relacionadas de algún modo con Kiev y/o sus patrocinadores occidentales. Teniendo en cuenta que el área metropolitana de Moscú tiene unos 20 millones de habitantes, es imposible proteger preventivamente todas las zonas públicas importantes, además de que cualquier intento serio de hacerlo perturbaría la vida cotidiana y podría provocar el pánico.

El hecho de no establecer controles de seguridad detallados ni apostar guardias armados en sus entradas no prueba que el Presidente Putin estuviera restando importancia a estas amenazas, ya que no es realista esperar que cualquier dirigente haga eso en respuesta a la información de inteligencia sobre un posible ataque inminente. Sus críticas a esas declaraciones occidentales de principios de mes tampoco son prueba de ello, ya que podrían haber provocado el pánico (como pretendían hacer) y sugerido que saben más sobre estos planes que el FSB si él los respaldaba.

Dos de los autores materiales del atentado tras ser capturados

El dirigente ruso afirmó que «todas estas acciones se asemejan a un chantaje descarado y a la intención de intimidar y desestabilizar a nuestra sociedad» porque insinúan falsamente que esos países saben más que el suyo sobre un posible ataque inminente. En situaciones en las que un país comparte información de este tipo con otro, aunque sólo sea «general» y «sin detalles concretos» como hizo EE.UU., la norma diplomática es no hacer declaraciones públicas al respecto a menos que su socio lo haga primero.

Al hacer lo que hicieron, claramente querían provocar el pánico y desacreditar a los servicios de seguridad de Rusia, razón por la cual el presidente Putin arremetió contra ellos en su reunión con el FSB en los días previos a este ataque. Si realmente hubiera restado importancia a las amenazas del ISIS-K en el período previo a lo ocurrido, entonces no les habría ordenado que intensificaran sus esfuerzos antiterroristas «de manera significativa» y les habría recordado lo peligrosas que pueden ser esas amenazas si están conectadas con Kiev y/o sus patrocinadores occidentales, como dio a entender.

Por lo tanto, no es más que una noticia falsa afirmar que él o cualquiera de los servicios de seguridad de su país son responsables de este ataque terrorista porque supuestamente desatendieron todas las advertencias con antelación. Quienes lanzan esta teoría de la conspiración lo hacen con fines de guerra informativa, que en algunos casos incluyen afirmaciones de que el presidente Putin dejó que esto sucediera como parte de un «complot de bandera falsa» para justificar la transformación de la operación especial en una guerra según las normas legales de Rusia, y no deberían ser escuchados.


2 respuestas a «Alerta de noticias falsas: Putin no restó importancia a las amenazas del ISIS-K»

  1. Parece ser que esta escoria fue contratada por 5000 € (habiendo recibido la mitad por adelantado), con ruta de escape dirección a Ucrania en el mismo vehículo utilizado para ir a la incalificable matanza sin sentido. La embajada americana había “avisado” 2 días antes del anterior concierto multitudinario en Crocus City Hall y en el que uno de estos salvajes estaba presente; es decir, no se atrevieron por estar demasiado protegido o, simplemente, observaron y no actuaron en ese momento (para calentar las elecciones rusas). Recordar que los que están cometiendo una bestialidad mayor en Gaza son los que protegen a los heridos “del ISIS” en zonas de conflicto como Siria o la misma Ucrania.
    Lo del “aviso” suena a música conocida. Un modus operandi muy utilizado por los más dementes.

  2. En mi opinión, quizás se está buscando ‘calentar’ al pueblo ruso contra alguien, cosa que se ve o verá en los medios de propaganda claramente. Evidentemente este poner a la población al servicio de una causa, obedece a un objetivo, que no tiene por qué ser evidente a primera o a tercera vista.
    De la misma forma se utilizó el reciente ataque a Israel, para justificar, de cara a los propios israelíes y a otras naciones, lo que vino después; es un clásico. Me viene el Maine igualmente, de cara a la opinión pública EEUU.
    Como digo, el objetivo vendrá implícito en los medios del régimen putiniano.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad