Anacleto González: ejemplar mártir mejicano

mm
Los mejicanos tenemos un patrono que quizá muchos aún no nos habíamos dado cuenta. Algo largo, pero de reflexión para los que nos decimos católicos: diez reflexiones de Anacleto González.
A petición de los obispos, encabezados por el Cardenal Francisco Robles, aún como presidente del Episcopado, el Vaticano aprobó el lunes 29 de julio que el beato Anacleto González Flores sea patrono de los laicos mejicanos. ¿Qué significa esto? ¡Que por primera vez tenemos un ejemplo de vida y un intercesor “especial” para los laicos mejicanos ¡Y es mejicano, exacto, de Tepatitlán, Jalisco! Fue protagonista de la persecución religiosa de la revolución mejicana. Un ejemplo también para los tiempos de hoy… Y llevó una vida ejemplar en varios aspectos que hoy se nos ofrecen como inspiración para afrontar la realidad de Méjico, pero también del mundo entero.
Cristeros

Anacleto González Flores, nació en cuna humilde, fue padre de familia, maestro, abogado y periodista. Fue un líder ciudadano que fundó la Unión Popular en Jalisco. Se dedicó a la organización ciudadana para defender los derechos de las personas en una etapa en que las autoridades impedían el ejercicio de las libertades, fue la etapa previa y el primer año de La Cristiada. Fue un hombre culto, visionario, con grandes dotes de orador con reconocimiento en todo el país. Fue hombre que luchó por la paz, al grado de que en otros lugares le llaman el “Ghandi mejicano”,  porque frente a la persecución optó por la organización ciudadana y la resistencia pacífica. Toda su vida y martirio (testimonio) tuvieron inspiración católica. Desarrolló el catolicismo social. Fundó varias publicaciones: La Palabra, La Época, La Lucha, Gladium que llegaron a tirar más de cien mil ejemplares. Fue autor de varios libros, algunos muy relevantes como El Plebiscito de los Mártires y Tú serás Rey. En resumidas cuentas, Anacleto González Flores fue un apóstol de lo cívico.

Quizá este resumen de diez reflexiones suyas nos ayuden a entender su pensamiento y su hacer:
“El revolucionario no tiene casa, ni de piedra ni de espíritu. Su casa es una quimera que tendrá que ser hecha con el derrumbe de todo lo existente. Por eso ha jurado demoler nuestra casa”.
“¿Serán por ventura ustedes de los que se creen que se llena esa infinita ambición con esas prácticas ordinarias del cristiano apergaminado que asiste a misa los domingos? No. Eso no es ser cristiano. Eso es irse paganizando; es un abandonar plácidamente la vida cristiana, pasando a la vera del sagrado con antifaz carnavalesco, sonriendo al mundo y al vicio, mientras en la penumbra vaga del rincón de una iglesia, precipitadamente, en breves minutos con dolor robados a la semana, se santigua la pintada faz del comediante… “
“Mientras nuestros enemigos nos dan lecciones de organización, nosotros seguimos aferrados a la rutina y el aislamiento, aunque sabemos por experiencia que este camino sólo conduce a la derrota. Continuamos confiando en nuestro número, satisfechos de que somos mayoría en el país. Pero así seguiremos siendo una mayoría impotente, vencida, sujeta al furor de nuestros perseguidores. De nada valdrá el número si no nos organizamos. Organizados, constituiremos una fuerza irresistible. Y, entonces sí, nuestro número se hará sentir”.
“Escuela, prensa y catecismo serán las armas invencibles de la potente organización”.
“No soy más que un herrero forjador de voluntades”.
“La obra de la buena prensa es la primera que estamos obligados a crear y sostener, porque ninguna obra católica puede florecer sin católicos y no habrá católicos dignos de este nombre sin una prensa que los alumbre, los dirija y los anime”.
“El socialismo es la negación de Dios, de la autoridad, de la propiedad y del orden social”
“Hoy votaremos con vidas y con la vida. Con vidas, porque aunque no habrá millones de mártires, pocos o muchos, los habrá (…) Ayer se dijeron responsos para enterrar el catolicismo (…)  La democracia ha tenido y tiene que echar sobre sus hombres la clámide ensangrentada de los mártires”
“Para que la instrucción primaria sea VERDADERAMENTE BUENA Y SOCIALMENTE UTIL, ha de ser profundamente religiosa…”
”Sueño con alzar un muro de conciencias fuertes, de voluntades recias, de caracteres que sepan derrotar a la violencia bruta, no con el filo de la espada, sino con el peso irresistible y avasallador de una conciencia que rehúye las capitulaciones y espera a pie firme todas las pruebas”.
Anacleto González Flores fue ejecutado por militares el 1 de abril de 1927 junto con Luis Padilla, y los hermanos Jorge y Ramón Vargas González. El 20 de noviembre de 2005, Anacleto González Flores y 12 mártires más fueron beatificados en una ceremonia realizada en el Estadio Jalisco de Guadalajara. ¿Beato es el paso previo a ser santo y por lo que puede ser objeto de devoción? En este caso, en un hecho inédito, el Vaticano autorizó que el beato Anacleto González Flores sea patrono de todos los mejicanos.
Compartir

One thought on “Anacleto González: ejemplar mártir mejicano”

  1. 9 años después, …
    su ejemplo heroíco, arropó el sufrimiento de miles de católicos en la contienda bélica, …
    Guerra de Liberación y Cruzada contra la Masonería-Bolchevique en suelo Ibérico.

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*