Ante una potencial sedición pactada de Cataluña…

Si Cataluña (u otra comunidad) lograra separarse, sea por un proceso pseudo-revolucionario (1-O 2017), fuera por cesión del nuevo Gobierno «Frankenstein» –y la connivencia por silencio o incomparecencia de los demás, FFAA incluidas–, no sería el final de un problema sino el comienzo de otros muchos:

  • Reclamarían La Franja, zona limítrofe con Aragón, lo que de hecho ya hacen.
  • Reclamarían la unión (absorción) de Valencia y Baleares.
  • Reclamarían que el resto de España se hiciera cargo de su parte de la deuda pública y ¿por qué no? de sus pensiones.
  • Reclamarían a España que les pagase una “deuda histórica”.
  • Reclamarían «su parte» de los museos nacionales.
  • Reclamarían «su parte» de las empresas públicas españolas.
  • Etc., etc., etc.

Y aunque no lograran esa sedición:

  • Habiendo fomentado la inmigración magrebí frente a la hispanoamericana.
  • Teniendo los índices de delincuencia mayores de España. Y los de okupación.
  • Habiendo salido por pies de Cataluña miles de empresas.
  • Estando los independentistas muy divididos.
  • Siendo sus líderes delincuentes condenados por delitos de sedición y malversación.
  • Padeciendo un nepotismo y una corrupción galopantes.

¿Qué pueden esperar los ciudadanos catalanes de sus políticos y de su separación de España?

Algún día se darán cuenta que dejar Cataluña en manos de una oligarquía ex franquista, ex  autonomista, ex pujolista… no puede ser un buen negocio.

 Y de todo esto ni los medios ni los partidos dicen nada. 😟


2 respuestas a «Ante una potencial sedición pactada de Cataluña…»

  1. Mientras este el régimen de partidos, no hay límites y control, ya que no representan y no hay estamentos independientes . La sociedad esta en un 70 por ciento corrompida, España está tocada de muerte, peor que en el 711.
    Ánimo la patria celestial es para siempre, así como el infierno, …………..

  2. El supuesto pacto ya viene de lejos. Que no se comenzara a hacer realidad en octubre de 2017, fue gracias a la milagrosa (tal vez la Providencia tuviera relación con ello) ausencia de muertos a causa de los disturbios organizados por los secesionistas catalanes, a raíz del referéndum convocado por ellos ilegalmente para el uno de octubre de ese año.

    Por otra parte, insisto en mi sospecha de que el «patriótico» discurso de Felipe VI, el 3 de octubre de 2017, solo buscaba neutralizar la inesperada y multitudinaria reacción popular frente a la asfixiante opresión que vienen ejerciendo los separatistas, contra todos los que no sean de su «tribu», desde la llegada de Jordi Pujol a la presidencia de la Generalidad de Cataluña en mayo de 1980.

    ¿Volverán a intentarlo? Sin duda. A fin de cuentas, ¿TIENEN ALGO QUE PERDER?

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad