¡Apestan!

Clarísimo: ¡Todo por la prebenda, el chupe y la mangancia! A la Patria que le den.

El INVIED (Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa), antiguo INVIFAS, departamento encargado de gestionar el patrimonio inmobiliario de Defensa en lo que a viviendas para miembros de las FAS se refiere, el propio Ministerio de Defensa, la cúpula militar –actual y las anteriores– y el colectivo de Generales ¡APESTAN! No se puede seguir cayendo más bajo, ser más ratas, ni más ruines. Ni tener menos dignidad, honradez, ni patriotismo.

Viviendas en la Base de Rota

No es nuevo, pero parece que con el tiempo y al no querer nadie ponerle freno manu militari, porque todos están en el ajo, la corrupción entre nuestros mandos, al menos los superiores, sigue subiendo como la espuma.

El citado INVIED ha abierto expedientes de desahucio –¡qué vergüenza!– a varios Generales porque a estas alturas, alguno incluso después de diez años, o sea, una década, como lo leen, siguen ocupando pabellones militares en la Base de Rota (Cádiz) y en la de San Javier (Murcia) que debieron haber abandonado al día siguiente de ser destinados a otro lugar… pero claro, es que veranear a precio de saldo en sitios tan privilegiados es una tentación que no se puede evitar.

Hay muchos destinos en los que, sobre todo a los mandos superiores, les corresponde vivienda, la cual deja de corresponderles en cuanto cambian de destino y por ello deben abandonarlas lo antes posible. Pues bien, ya ven que para algunos la legalidad y la honradez, la dignidad propia y la imagen de las FAS les da igual con tal de… chupar. Y luego se nos muestran muy serios, firmes y tiesos saludando a la bandera. ¡CÍNICOS! ¡HIPÓCRITAS! ¡SEPULCROS BLANQUEDAOS!

Gral. Porgueres
Gral. Villarroya

Pero es que la cosa viene de lejos. Por ejemplo: a) el Gral. Porgueres, cuando fue JEME, llegó a tener ocupadas tres viviendas al unísono (en la avenida del Manzanares, en la Guardia Real de la que había sido Coronel y el pabellón como JEME) hasta que saltó la cosa a los medios y b) el Gral. Villarroya Vilalta cuando fue designado JEMAD siguió apropiándose del lujoso chalet que el director del CESEDEN tenía en el recinto de dicho centro en plena Castellana madrileña, el cual a su vez había usurpado su antecesor en el cargo, el Gral. Alejandre –el de las puertas giratorias– y ello a pesar de que en una muy tensa reunión de los más altos cargos militares de Defensa se había acordado devolverlo al director del CESEDEN cuando Alejandre cesara.

Margarita Robles

Y es que si bien miramos el extremo al que se ha llegado es porque la cosa salpica a muchos más que a los chupones ahora cogidos in fraganti, porque si ocurre como ocurre y viene ocurriendo desde hace décadas es porque:

  • El Ministro de Defensa de turno ni sabe, ni quiere saber. (Margarita Robles, tan rápida y enérgica en patear, en este asunto no ha tenido ovarios… ¿por qué será?).
  • El INVIED no coteja el BOD con su listado de viviendas y menos aún las inspecciona, por lo que facilita que los chupones se reproduzcan como champiñones.
  • La cúpula militar mira al tendido porque… «son de los nuestros», o sea, compañeros de promoción, amigos, etc., y… seguro que alguno de ellos, además, puede hoy o mañana estar en el mismo caso y no van a tirar piedras sobre su propio tejado.
  • Los «imputados» para qué decir, pues su proceder lo dice todo de ellos.

Y de todos los citados también. Se ve que funciona la omertá al más puro estilo siciliano. No les es suficiente con los sueldazos que ganan, ni con tener ya por edad mínimas o ninguna rémora familiar, ni las nuevas viviendas correspondientes s a sus destinos actuales. NO, no les basta. Quieren más. Quieren asegurarse gratis el veraneo, el finde… o ¿el picadero? ¡Qué asco! ¡Apestan!

Y la guinda de tan pestilente pastel y pasteleo es que los imputados y amenazados de desahucio –¡qué vergüenza!– ni cortos ni perezosos, con una cara tan mendaz como la de Al Capone, se han ido a ver al JEMAD, el Almirante «Memo» López Calderón –quien les ha recibido porque son «compañeros»–, para que interceda y pare los expedientes. ¡Hay que joderse hasta dónde llega la miseria y la podredumbre!

Hace mucho que en las FAS el compañerismo, una virtud, se convirtió en corporativismo, un vicio. La amistad, una virtud, en amiguismo, un vicio. Que el interés personal por «hacer la carrera», acceder o conservar prebendas, está muy por encima de servir a la Patria, de cumplir con lo jurado. ¡Cómo van a dar la cara por España o por las propias FAS si están podridos! ¡Cómo van a plantarse ante las cacicadas de los políticos de todo pelaje si… son como ellos! Todo son intereses creados y el poderoso caballero que denunció Quevedo. ¡APESTAN!


3 respuestas a «¡Apestan!»

  1. Extraordinario
    Ahora que salgan otros militares a blanquear a estos MA do haciendo comentarios rastreros como viene siendo costumbre… costumbre «contra legem», porque mucho cantar el himno con la letra «viva el orden y la ley» que luego ellos ni respetan el orden ni hacen honor a la Ley, verdad Laurentino?

  2. «¡Cómo van a plantarse ante las cacicadas de los políticos de todo pelaje si… son como ellos! Todo son intereses creados y el poderoso caballero que denunció Quevedo. ¡APESTAN!.»

    Los actuales militares -sobre todo, los OFICIALES-, son, uno, unos LAMECULOS. Y dos, unos VIVIDORES.
    Esos putos SEÑORITINGOS de mierda, son pura GRASA PARDA.

    Lo que nos vamos a reír si, finalmente, ese TÍTERE de la SINAGOGA DE SATANÁS que, actualmente, vive en la Moncloa, les ordena enfrentarse con los rusos… Se van a CAGAR por la puta pata, abajo.

    A esos MIERDAS, los cosacos rusos, se los comen SIN pan. A palo seco. Y en cero coma, además.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad