Apologética católica. La Iglesia es Santa

La Iglesia es santa, pecadores son sus miembros. Es santa porque está fundada por el santo de los santos, Jesucristo. Porque propone a los hombres tanto en su doctrina, como en sus sacramentos, en sus leyes, los medios más perfectos para la santificación. Porque produce siempre santos, de vida ejemplar, de eminente virtud y con el don de hacer milagros.

Además, es necesario que la Iglesia sea santa, porque tiene por fin conducir a los hombres a la salvación eterna, -no precisamente a que encuentren un mundo mejor y a que progresen y a que haya armonía entre ellos- mediante la práctica de la santidad. Este fin lo consigue proporcionando a los hombres los medios de santificación de que ella dispone. La eficacia de estos medios está demostrada, a través de los siglos, por la santidad heroica de sus hijos, que siguen fielmente los consejos de su Madre, la Iglesia. Esta santidad queda afirmada de tiempo en tiempo con verdaderos y extraordinarios  prodigios, que no son algo accidental y transitorio, sino nada menos que el cumplimiento da las promesas de nuestro Señor Jesucristo, que no fueron limitadas a ningún tiempo: Si alguno cree en mí, las obras que yo hago, también él las hará, y mayores que éstas harás, ,porque yo voy al Padre (Jn. 14, 12).

Los miembros de la Iglesia no son todos santos. Jesucristo nos deja la libertad de sustraernos  a la eficacia de la fe. Aunque Él nos advierte que, en el campo del padre de familia, la cizaña crece juntamente con el trigo. Basta que la doctrina, la moral, el culto, la legislación de la Iglesia reúnan  condiciones de extraordinaria eficacia para santificar a sus miembros, como así es, por ser la única que reúne los medios de santificación para el hombre.

Sinteticemos la santidad de la Iglesia. La Iglesia católica  romana es santa:

  1. En su fundador, Jesucristo, el santo de los santos, el Hijo de Dios hecho hombre, el modelo y fuente de santidad. Se necesitaba todo el poder de Dios para fundar la Iglesia en las condiciones en que fue establecida, así como para conservarla a través de los siglos, a pesar de las persecuciones, herejías y cismas.
  2. En los medios que suministra a los hombres para llegar a la santidad. Su doctrina, sus preceptos, sus consejos, sus sacramentos, todo combate el mal, todo lleva hacia la virtud, todo conduce hacia la santidad más heroica.
  3. En los numerosos Santos que ha producido y produce sin cesar. Sólo Dios es juez de la santidad interior: los ojos del cuerpo no pueden percibirla. Pero la santidad se manifiesta por medio de las obras, y, sobre todo, por los milagros. Los Santos se encuentran en todas las condiciones, y bajo todos los ambientes y en todos los siglos.
  4. La Iglesia es santa en sus obras. Ella es la que sacó del mundo al paganismo y la que ha procurado tantos beneficios a los hombres.  Nada  podría igualar el celo que despliega para hacer a los hombres más cristianos y más felices. Ha fundado asilos, escuelas, hospitales, para aliviar los sufrimientos. Ha evangelizado al mundo con sus legiones de abnegados, desprendidos y caritativos misioneros.

Es, verdaderamente, inagotable la fecundidad de la Iglesia, que ha convertido a naciones bárbaras enteras al cristianismo, lo mismo que ha convertido a pecadores empedernidos; lo cual prueba su santidad y grandísima dignidad.

La Iglesia no ha santificado, ni santifica a todos sus miembros. Hay, ha habido y habrá siempre pecadores en la Iglesia. La cizaña crece  junto al trigo; por donde quiera que aparezca la cizaña, se muestra como nacida del abuso de la libertad humana. Si numerosos cristianos con su indigna conducta deshonran a la Iglesia, es porque repudian su doctrina y su moral. Bajo el dominio de las pasiones hacen lo contrario de lo que prescribe y aconseja la Iglesia. Todo el que se ajusta a los principios de la Iglesia, es decir su doctrina tradicional, lleva una vida ejemplar, llena  de méritos, como la de los Santos que ella canoniza.

Nuestra Iglesia en Santa, jamás pecadora.

Ave María Purísima.


4 respuestas a «Apologética católica. La Iglesia es Santa»

  1. La Iglesia Católica, desde luego, que no la Neo-Iglesia postconciliar, megaestructura ilegítima que, traicionando el Dogma, pretende tener continuidad histórica usurpando templos y basílicas…

    1. Así es, Cristo la quiso católica pero los que defendemos el magisterio de la Iglesia somos unos cuantos pollos desplumados entre muchas alimañas. Está bien que así sea porque en estas circunstancias distinguimos mejor a los pocos verdaderos católicos. Sospecho que serán los próximos mártires.

  2. La salvación no es en este mundo/vida tamiz. Aquí las pruebas las pone el Encargado, o Príncipe de la mentira; es su aula.
    El Reino en este mundo, se ciñe al que cada uno aporta con sus talentos, contra viento y marea. El Reino definitivo que promete la salvación, es para los llamados que perseveren en la Palabra; los elegidos para la Vida eterna. En todo caso, y con independencia del premio o del castigo; es evidente para una persona de juicio y sentimientos la diferencia abismal entre la doctrina fraternal del Cristo (del Padre), y la ley de las fieras que, en el fondo, nos domina genéticamente en este mundo, a poco que nos descuidamos; y cada vez más. Los que lo someten, basan en esa ley cavernaria su fin y modo de vida.
    A mi entender, la principal misión de la verdadera Iglesia de Pedro (ese tan débil que falló tres veces, en una noche tan especial, pero que siempre encontraba la forma de volver al Padre) es y será preservar integro el Mensaje, pues se va a retorcer hasta darle la vuelta, ya están en ello desde hace tiempo. Cosa que ya pasó con las iglesias protestantes u otras sectas. Saludos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad