Barcelona por Isabel la Católica: Misa solemne e himno nacional

Ayer 22 de abril toda España fue un clamor ofreciendo Misas por la pronta beatificación de Isabel la Católica en el 571 aniversario de su nacimiento. Con motivo de esta efemérides, la Asociación Enraizados, organizó una serie de actos conmemorativos en las principales ciudades de España. Además de un viril manifiesto engalanado de perfumadas ofrendas florales, se ofrecieron Misas para encomendar el proceso abierto para la causa de beatificación.

Barcelona, aquejada de hartazgo hasta la náusea de la inquina separatista y del anticlericalismo republicano, se volcó de una manera especial encomendándose a la máxima exponente de la catolicidad de nuestra patria, de la España españolísima. El pueblo reivindica gobernantes santos que le guíen con brazo de hierro y guante de seda hacia las moradas celestes, impartiendo justicia en este valle lacrimoso. El evento es más significativo, si cabe, este año en el que la Familia Real española no ha participado en ningún acto religioso en Semana Santa, sentando un amargo y doloroso precedente. Si Isabel la Católica levantase la cabeza ante esta república coronada inane que se pliega cobarde ante los enemigos de Dios y de España, más que nunca reivindicaría los derechos de Dios y la Monarquía Hispánica como brazo del Altísimo en la tierra.

Ante una capilla abarrotada de fieles entusiastas de la Reina Católica, se celebró la Misa tradicional cantada lo más solemne posible para envolver la ceremonia de seráfico ambiente en sintonía divina. La experticia del organista y las deleitosas cuerdas vocales del coro envolvieron el santo sacrificio del altar en un aura de sacral piedad. El Padre Miguel Ángel Barco enardeció a los presentes con un encendido sermón, más rusiente que las pastillas del incienso, en el que, con elegante oratoria a la antigua usanza, ensalzó las heroicas virtudes de la santa reina, que pedían a gritos desgarradores la reconquista espiritual de España. De alto voltaje emotivo fue el momento de la consagración, en el que la marcha de granaderos emanaba potente y gloriosa del órgano como un vendaval rojigualdo. Recordemos que es un gran privilegio español poder vibrar con nuestro himno en el momento en el que el mismo Dios baja a nuestros altares.

El Presidente de la FNFF en Barcelona realizó la ofrenda floral, ofreciendo sobre las espinas de dolor de nuestra patria, no ya rosas de conformidad que hoy no son suficientes, sino flores de resistencia y heroico combate. Nobleza obliga. Que la que esperamos pronta beatificación de la reina sirva de revulsivo para que España, tierra de María Santísima, recupere su esencia católica.


2 respuestas a «Barcelona por Isabel la Católica: Misa solemne e himno nacional»

  1. Ya hubiéramos querido los granadinos que se hubiera celebrado de forma parecida la eucaristia aquí en nuestra catedral, junto al sepulcro de los Reyes Católicos.
    Bendito sea Dios.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad