Breve reseña del libro de Josué Cárdenas: “Dentro de la fachosfera: la izquierda puede estar tranquila”

“(…) nuestra razón de ser (la del verdadero Periodismo), además de controlar a los que mandan, consiste en llevar algo de alivio al débil y cierta intranquilidad al poderoso. Y sólo hay un periodismo con mayúsculas y, por lo tanto, Periodistas también con mayúsculas. Lo demás es basura y masaje”. (Del prólogo del libro, de Alfonso Rojo.)

Este libro es una de las novedades de la Editorial SND Editores (salió a finales de abril 2024). Tiene 169 páginas, estructuradas en:

– un prólogo,

– 13 capítulos,

– y un epílogo.

Josué Cárdenas

Su precio 19 €. La calidad de la portada blanda plastificada, a color y con solapas,  de la encuadernación y del papel,  es buena. Parece que la Editorial hace ya mucho que ha tomado nota de las críticas que en el pasado mereció de otras publicaciones, y aquí también las ha tenido muy en cuenta, corrigiendo aquellos primeros motivos de queja.

Según su joven autor:

La misión de este libro es explicar a la sociedad española cuál ha sido la verdadera oposición mediática a Sánchez. Cómo se ha construido, cómo han sobrevivido algunos y cómo han fenecido empresarialmente otros. Quién ha sido quién en todo esto. Cómo ha sido posible que después de mucho esfuerzo por vencer a Sánchez en el relato, el figura, como le llama mi querido Eurico Campano, ha conseguido después de cuatro años, sacar más escaños, más votos y más prestigio entre la gente. Cuál es el mérito de estar en la trinchera informativa y cuáles han sido los garrafales errores para no conseguir, salvo contadas excepciones, el éxito soñado.

Somos cuatro y el del tambor, los que abiertamente hemos decidido tomarnos esto de la comunicación, como una especie de cruzada por el Bien, la Justicia y la Patria. Este libro le va a ayudar a comprender el fenómeno de los medios anti Sánchez. Entender sus historias y conocerlas en base al testimonio de un testigo, que ha vivido su experiencia laboral en la mayoría de los medios que van a ser analizados” (página 14).

El Capítulo 12 contiene varias entrevistas, una a Carlos Paz (el hermano del historiador Fernando Paz), a Javier García Isac, y a Eduardo García Serrano. Todas son buenas pero la de a este último   especialmente.

Para no aburrir, -y para que el lector lo pueda leer sin que venga yo ahora a estropearle la lectura-, tengo que resistirme a comentar este libro largo y tendido, incluido los roñosos 40 € de aportación de alguna como ayuda extraordinaria para salvar un medio. En lo personal es un libro que a mí me ha producido cierta dosis de tristeza, porque vale que seamos pocos, pero yo personalmente llevo fatal la gente que deshonra el ideal, y a la memoria de los que dieron su vida y más por la Patria, diciendo defender una bandera en la que no creen y es su antítesis. No me importa que haya rojos (ya me entienden), pero que entre los que se suponen defienden a España, haya muchos que en realidad sean unos pijos presuntuosos que recuerdan a aquellos señoritos hijos de hace 100 años, que sus madres o sus esposas ponían a la criada en la parada del autobús a las afueras, de regreso a su pueblo cuando las dejaban embarazas, y sin importarles que iba a ser de ellas.  Este perfil de gente que recuerdo que mientras llenaban sus piscinas el pueblo se quedaba una semana sin agua, me provoca arcadas.

Puede que exista la “fachosfera” (otra vez aceptando los términos de la izquierda), pero esa fachosfera será en Madrid, y viendo a Mañueco, en otras ciudades como Valladolid, y en los ambientes de gente bien, los que militamos frente a la subversión durante la Transición, los verdaderos camaradas estaban muy lejos de ser esa fachosfera pepera que en  cierta medida se representa en este libro, hasta la gente económica o socialmente mejor situada eran gente de honor y de trinchera, totalmente natural y verdadera, sin pijerías.  Más que hablar de la “fachosfera” en mi modesta opinión el libro en parte se refiere a “la derechona” pepera y clasista o directamente a la gente bien de colegio de curas y barrio de clase alta, tanto política como sociológica, de los que van a la playa con la niñera filipina. Creo que “nosotros” somos otra cosa.

La tristeza (o el riesgo de la melancolía), es el precio que hay que pagar por la lectura de este libro, y ver la miseria moral, y el poco nivel que hay, pero a cambio uno descubre al menos dos cosas sustanciales:

  • conocer al autor por dentro, que el autor está “verde manzana” en muchas cosas pero es un buen chaval, una persona buena y honesta (que es mucho más de lo que se puede decir de no pocos con la pulserita con la bandera de España, como dice Carlos Paz en su entrevista: “La desproporcionada cantidad de sinvergüenzas por metro cuadrado”) ), a pesar de haberse movido en estos ambientes que era para que se hubiese corrompido y asimilado a ellos,
  • y también nos alerta para tomar distancia de la “derechona” que entiende la política como un privilegio que se describe y que él llama, en nomenclatura de Pedro Sánchez, la “fachosfera”. Lo peor que nos puede pasar es entrar a formar parte de según qué gente.

De lo mucho que se podría destacar de este libro hay cuatro frases que merecen ser entresacadas, dos del autor:

Una al final del Capítulo 10 dice:

La libertad hay que creársela. Cuando una la cree, la ejerce. Por favor, el que no quiera ejercerla, que la devuelva. Ya la usaremos los que nos la creemos.

Otra es al final del Capítulo 13, dedicado a la reflexión final. Cuando dice:

Espero que este libro se recuerde no como el rencor o las rencillas de un espectro del periodismo (…) sino que sirva de examen de conciencia, constricción de corazón, confesión de pecados, propósito de enmienda y como penitencia para todos aquellos que pertenecemos a la “fachosfera”.

La tercera de Javier García Isac (en la página 158) en la entrevista:

El votante de izquierda admite la mentira, la derecha es más ignorante, vota al PP, para que no gobierne el PSOE, pero cuando gobiernan ellos, compran el paquete entero de la izquierda”.

La última de Eduardo García Serrano (página 162), en su entrevista:

Ese es el mal de la derecha, buscar la aprobación de la izquierda”. Y no me resisto a poner otra que pronuncia acto seguido a la pregunta de si tuviera dinero para crear un medio de comunicación, a quién contrataría, y responde:

No habría un solo tibio en mi proyecto”.

 oooo

El Español Digital dedicó AQUÍ no hace mucho (el 7 de mayo pasado), uno de los programas de la Lupa a entrevistar al autor. Merece la pena volverlo a ver.

El Canal de YouTube “Tierra Ignota”, también publicó una entrevista AQUÍ, titulada “Dentro de la fachosfera, con Josué Cárdenas”, que la primera media hora en realidad fue casi un linchamiento, luego mejoró un poco. Me habían dado muy buena impresión su serie de documentales sobre el 11M, y me llevé una decepción con este otro video dedicado al autor de este libro.

ooooo

No es un libro político, ni es un libro de historia al uso, como los de la guerra, pero creo que por la honestidad de los planteamientos del autor, es un soplo de alguien que proclama su hartazgo frente a la ineptitud y a los que se mueven por su propio interés, y que se revuelve frente a la injusticia.


11 respuestas a «Breve reseña del libro de Josué Cárdenas: “Dentro de la fachosfera: la izquierda puede estar tranquila”»

  1. Compre y lea usted el libro del impresentable Jorge Javier Vázquez. Literatura para borregos, y para rojos y mariquitas como él mismo dice.
    Deje en paz a los que buscamos la verdad.

    1. ¿De qué coño habla? ¿Qué sabrá usted qué libros leo? La mediocridad del reseñado libro no merece más comentario. Guste o no a tal patulea de carcomidos carcamales.

  2. He dejado de comprar libros de SND Editores, pues ahorran tanto en calidad del papel, encuadernación, etc., además de ser muy caros, que no valen la pena. (Al menos, para mí).

    1. Usyed compra una caja de bombones por el emboltorio o por los bombones???
      Y un perfume??’
      Madre mía, madre mía
      Yo un libro por su contenido, el papel me da igual, aunque sea higiénico, que no es el caso tampoco, porque el de SND para mí, al menos, más que bien

  3. En las europeas, mientras los falangistas no han logrado superar su techo de 10000 votos, el Frente Obrero ha superado los 60000, y Alvise ha conseguido tres diputados, lo que lleva a pensar si muchos que van de defensores de la Verdad y el Bien están verdaderamente defendiendo alguna de estas dos cosas.

  4. Hay una cuestión que aunque la he sacado de la reseña, para no hacerla muy larga, merece ser reseñada. Está contenida en las páginas 29 y 30 del libro. Relata una encerrona montada en Telecinco en el programa la Noria el 1 de mayo de 2010. Invitaron al Vicesecretario de Falange Española Jorge Garrido y lo rodearon de otros invitados totalmente hostiles con la finalidad de ridiculizarlo. A pesar de las provocaciones continuas, Jorge Garrido tiene una actitud ejemplar. tan ejemplar que contra todo pronóstico conseguía arrancar los aplausos del público. Los responsables del programa empiezan a ponerse nerviosos. Si en el boxeo el sonido de la campana da un respiro al púgil que lo está pasando mal, en este caso, a la vista de que la encerrona estaba dando el resultado inverso al pretendido con tan mala fe, y el jefe falangista en lugar de ser ridiculizado estaba dando un recital de saber estar y se estaba ganando a la audiencia, que echaron mano de la publicidad para cortar el programa, y fuera de cámara el comisario político presentador del programa «Jordi» González le indicó a Jorge Garrido que se marchara del programa.
    Toda esta escena se hurtó a la audiencia mientras se emitía la publicidad. Cuando volvió a estar en antena el programa Jorge Garrido ya había sido echado del mismo. Todo este se ha acallado.
    Me parece un suceso muy remarcable del libro que lo narra, porque retrata la clase de medios de comunicación sectarios y basura que tenemos en España, y la mala fe de algunos espacios y de algunos «profesionales»(?) de la manipulación mediática.

  5. He leído el libro, y dos veces,
    Me parece magnífico, valiente como él solo.
    Seguro que lo que cuenta le trae problemas en la fachosfera
    La corrupción y estupidez en este bando es de traca.
    Los ejemplos que cuenta de primera mano impresionantes
    La degeneración moral, y sexual, que cuenta en el PP es tan brutal como en la izquierda
    Lo recomiendo totalmente
    En cuanto a la impresión de SND magnífica, y enhorabuena por su encomiable labor.
    Romero no deje nunca la lucha. Bravo

  6. El libro está bien, y el autor está «verde» en muchos aspectos, pero promete porque de sus argumentaciones y relatos se desprende que es un tipo decente y como tal, que ha elegido la trinchera del Bien, y no la de la mayoría.

    Ahora bien, para no caer en la autocomplacencia ni poner las medallas a precio de saldo, sólo hacer notar cómo las nuevas generaciones (todo el mundo, pero especialmente los que han nacido muy después de 1975), justifican o aceptan como normal, cosas que en un Estado Nacional no pueden justificarse en ningún caso.

    1.- Una es cuando en la página 88 del libro justifica que un director de medio dé voces en plan energúmeno a sus empleados y a los más jóvenes los tenga empleados sin derecho a sueldo. Esto de «los becarios» está muy extendido en la actualidad. Que te traten mal en un trabajo o que tengas que trabajar gratis para adquirir una experiencia que luego puedas invocar en otro trabajo, ya resulta lamentable, pero que encima el autor añada como justificándolo de alguna manera: -«Esta manera de obrar está extendida por España (…)»-, me parece no un error de concepto del autor, porque el autor lo tiene claro y en otros puntos del libro defiende la honradez, incluso critica esta práctica cuando se refiere a 7NN si no recuerdo mal (sólo porque éstos pretendían no el no pagar, si no reducir lo debido en un 30% cuando cerraron), está en contra de la explotación, defiende la Justicia social, habla de que es católico, etc, sino cómo incluso para los que ven claro que esto no está bien, como es el autor del libro, llega un punto que se justifica de alguna manera, y acaban claudicando diciendo , bueno esto en España lo hace todo el mundo, cuando que lo haga todo el mundo no es justificacióin, tambien fuman porros cassi todo el mundo o votan al PSOE y al PP casi todo el mundo, y no por eso lo vamos a dar por bueno, más bien al contrario.

    2.- Una segunda cuestión es el tema de la moral. Yo comprendo que es un chaval joven, que es un chaval que ha nacido mucho después de morirse Franco y por tanto lo normal es ver divorciados por todos lados, maricas en tanga por Madrid como Pedro por su casa, tías que cuando se quedan embarazadas abortan directamente o sacan papel y boli y hacen una lista de 30 posibles padres y empiezan a descartar hasta quedarse con 7 u 8 padres potenciales. Pero claro , una cosa es el «panorama» y otra la doctrina. Que el tío es un romántico en el buen sentido, parece claro viendo la dedicatoria («… y especialmente a tí, la chica de la Calle Zurbano»), y que no es un degenerado parece evidente (comentario al alcalde de derechas cocainómano, divorciado en dos semanas con videos en la luna de miel, etc etc de la pagina 46 y 46, , o el comentario de la página 44 a la celebración del PP en una discoteca despues del congreso de abril de 2022, que Sodoma y Gomorra se escandalizaría de lo que se vió allì)), pero aquí hace lo mismo que antes, pasa por el aro y pone como normal lo que está normalizado en la sociedad actual, no lo que es conforme a la Ley moral. Dice en la página 89 (hay otro ejemplo mucho más evidente pero no lo encuentro): «Él (se refiere al director de un medio) decide publicar ciertos gustos sexuales de Íñigo Rejón en su intimidad. Actos para nada delictivos , PROPIOS de un varón que le gusta el sexo y lo disfruta de una manera apasionante.(…) Negre lo publica criticando la supuesta hipocresía que demostraría Errejón por disfrutar así del sexo». Y en otros puntos del libro, que ahora no recuerdo su ubicación, hay otras justificaciones aún mayores contrarias a la moral, lo cual para quien se autoproclama «católico» no resulta correcto.

    Lo apunto porque poco a poco la lluvia ácida va cayendo de forma imperceptible sobre todos nosotros y nos vamos acomodando a la realidad, y aceptando como válido lo que a todas luces no lo es, y debe ser señalado para no perder el rumbo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad