Cambio climático: la mentira de su origen humano (I)

García-Margallo

Hace unos días oí a García-Margallo, del Partido Popular y exministro de Asuntos Exteriores, decir que la Agenda 2030 era “el evangelio”. Con la edad, incluso gente inteligente puede decir alguna tontería de vez en cuando. Pero cuando una semana después le volví a ver en la tertulia “Dando Caña” de Toro TV  (11 de julio) donde dijo que “para el cambio climático no hay más que pasearse por la calle Hortaleza [de Madrid] para ver si es verdad o no”, la tontería se convierte en necedad, o en intención clara de promocionar la tiránica Agenda 2030. Debe ser lo segundo, porque no parece que García-Margallo sea un necio estructural, pero en su comentario cae en el mismo error (¿o es premeditado?) que mucha gente: confundir TIEMPO, que es el conjunto de fenómenos atmosféricos que se dan en un lugar y un momento determinado, con CLIMA, que es la persistencia en siglos y milenios de elementos de cambio.

García-Margallo y yo somos de la misma edad (año más o menos), y sin duda recordará, como yo, veranos asfixiantes de nuestras épocas juveniles. Entonces, la gente no se alarmaba con las altas temperaturas de julio, porque era lo normal, y todavía los que quieren gobernar al mundo a su comodidad no habían encontrado argumentos para asustar a los poco informados. Claro que entonces, con la mitad de población que ahora (al menos en España) y algunos SEATs circulando por carreteras (ni siquiera había autovías), poco iban a convencer de que las emisiones humanas tendrían la culpa del calor.

Pero, el oír la seguridad con que el sr. Margallo decía tales cosas, me ha indicado que se debe colaborar a la difusión de suficientes textos y argumentos que afirmen que el hombre no es la causa del cambio climático, es decir, lo contrario de lo que es el eje central y comodín de esa Agenda 2030, que justifica la falta de libertad, la pobreza y el genocidio que preconiza. El cambio climático ha existido siempre, como iremos viendo. Aunque en vez de coches hubiera caballos.

Antes de incluir textos de cosecha propia, es mejor comenzar por alguien importante, como la organización CLINTEL (Climate Inteligence), fundación independiente que opera en los campos del cambio climático y de la política climática (enlace: AQUÍ), que, además de en inglés, incluye algunos artículos en español (enlace: AQUÍ ), como el que titula “Mensaje de CLINTEL a los políticos nacionales y a los líderes mundiales de la COP26”, cuyo texto reproduzco a continuación. También han publicado una “Declaración Mundial sobre el Clima” firmada por 1500 científicos, alguno de ellos premio Nobel, pero eso lo dejaremos para otra entrada.

Vayamos ahora al mensaje a los políticos, de noviembre de 2021 (Enlace: AQUÍ)

“Mensaje de CLINTEL a los políticos nacionales y a los líderes mundiales en la COP26

1-Los hechos concretos acreditan que el calentamiento global NO es catastrófico y, por tanto, que NO hay crisis climática. Detengan los mensajes que infunden miedo. El miedo conduce siempre a adoptar decisiones equivocadas y, sobre todo, destruye la moral de nuestra juventud. Es mejor que infundan una actitud positiva.

2-El panorama general del clima indica que nos dirigimos lentamente, a través de altibajos, hacia la próxima glaciación. La recuperación de la Breve Edad del Hielo [años 1300 a 1850, con picos extremos en 1650.1770 y 1850] ha sido muy beneficiosa para la humanidad y la naturaleza. ¡Disfruten del clima relativamente benigno de hoy! En un futuro, volveremos a adentrarnos en una fase más fría y, en última instancia, en la próxima glaciación.

3-El panorama general del clima también nos indica que las oscilaciones extremas consistentes en olas de calor seguidas de frentes fríos, en sequías e inundaciones, huracanes y ventiscas, etc., forman parte integral del clima de la Tierra. ¡Detengan la selección de eventos climáticos para justificar su agenda de alarmismo!

4-También las observaciones del mundo real durante muchas décadas acreditan que los modelos climáticos del IPCC distan mucho de ser modelos verdaderamente científicos, imparciales. La realidad es que las variaciones de las emisiones de CO2 tienen un impacto despreciable en el tiempo y el clima de la Tierra. La realidad es, también, que el incremento del nivel del mar ha sido estable y pequeño durante siglos.

5-El CO2 no es un contaminante. Es esencial para toda la vida en la Tierra. La fotosíntesis es una bendición. Más CO2 es beneficioso para la naturaleza, reverdeciendo la Tierra. También beneficia a la agricultura, aumentando el rendimiento de los cultivos en todo el mundo (véase Figura 1), lo que nos permite abordar el hambre mundial.

6-Por favor, dejen de secundar servilmente el Acuerdo de París sobre el Clima adoptado en 2015. Está basado en el miedo y sólo empobrecerá a las naciones del mundo. Es mejor que desarrollen planes concretos de adaptación al clima, en colaboración con otras regiones. Las políticas globales de mitigación del clima tienen un coste económico exorbitante y nunca han salvado una vida. En cambio, los planes nacionales de adaptación funcionan, sean cuales fueren las causas del cambio climático (véase Figura 2).

7-El papel que pueden desempeñar la energía eólica y solar en la transición energética es pequeño.  Para abastecer la creciente demanda energética utilicen energía de combustibles fósiles limpios, en particular, en los países en desarrollo. Mientras tanto, promuevan el desarrollo de las centrales nucleares del futuro en todo el mundo, junto con nuevas tecnologías de almacenamiento y transporte. Ello redundará en prosperidad para todos.

Figura 1: El CO2 no es un contaminante. Es esencial para toda la vida en la Tierra. Más CO2 es beneficioso para la naturaleza, reverdeciendo la Tierra. También beneficia a la agricultura, aumentando el rendimiento de los cultivos en todo el mundo, lo que nos permite abordar el hambre mundial.
Figura 2: ¡Las muertes relacionadas con el clima han disminuido más del 95% en el último siglo debido al aumento de la prosperidad! Las políticas de mitigación hacen lo contrario, ya que destruyen la riqueza. La inversión en adaptación siempre funciona, sean cuales fueren las causas del cambio climático.

Consulten también la Declaración Mundial sobre el Clima (WCD) de CLINTEL, www.clintel.org

En nombre de los embajadores de CLINTEL y sus suscriptores de la WCD,

Dr. A.J. (Guus) Berkhout, Presidente de CLINTEL
Catedrático Emérito de Geofísica
Miembro de la Real Academia de Artes y Ciencias de los Países Bajos (KNAW)
Miembro senior de la Academia Holandesa de Ingeniería (AcTI)”

Continuaremos con el tema


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad