Cara al sol

Cuando José Antonio Primo de Rivera convocó a un grupo de poetas para componer un himno para la Falange, dio la siguiente directriz: “Nuestro Himno debe ser una canción alegre, exenta de odio, pero a la vez de guerra y amor. Haremos una estrofa a la novia, después una alusión a la guardia eterna en las estrellas, y luego otra a la victoria y la paz”.

Tras unas cuantas horas de trabajo quedó realizado el «Cara al sol», que sería presentado en el mitin del Cine Europa de Madrid el 2 de febrero de 1936 y el célebre tenor Miguel Fleta, falangista, puso su voz para interpretarla.


4 respuestas a «Cara al sol»

    1. Estimado seguidor: maravilloso y nunca superado ni superable lema para España, especialmente, pero que cualquier nación suscribiría. Lo triste es que España, al menos la de hoy, que en realidad no lo es, lo rechaza. Así nos va. Mil gracias. Saludos cordiales

  1. Nunca deja de sorprenderme el efecto cuasi exorcístico que ejercen las estrofas de ese himno sobre los «sociatas» (especialmente). Semejante a lo que ocurre con la cruz y el conde Drácula. Por algo será…

    1. ja, ja, ja la comparación del efecto del Cara el Sol sobre los rojos a una cruz de plata sobre el Conde Drácula, ha sido genial por su parte, porque más visual y gráfico no puede ser su ejemplo. Enhorabuena Jesús .

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*