Carta abierta a Mons. Melgar obispo de Ciudad Real

mm
Cristo de las Aguas

La polémica sigue abierta en la Diócesis de Ciudad Real. La supuesta «desaparición» del Cristo de las Aguas en la localidad ciudadrealeña de Almagro ha generado mucha expectación y está trayendo cola. Como viene informando EL DIGITAL CLM, al Obispado de Ciudad Real no le ha sentado nada bien que José Antonio Barrajón, presidente de la Junta de Hermandades y Cofradías de Almagro, haya denunciado públicamente la supuesta desaparición de la imagen del Cristo de las Aguas y haya señalado a la institución eclesial por la situación en la que se encuentra el Convento de la Asunción de la localidad. 

La respuesta del Obispado no se hizo esperar este miércoles a través de un duro comunicado y, en respuesta al mismo, José Antonio Barrajón ha enviado a EL DIGITAL CLM una carta abierta dirigida al obispo de Ciudad Real, Gerardo Melgar, en la que responde a las manifestaciones de la Iglesia con contundencia y que reproducimos íntegramente a continuación: 

«Cuando uno ya tiene una edad, y habiendo vivido bastantes situaciones, no tiene por qué callar ni condescender con ciertas situaciones.

Éste que escribe, fue elegido Presidente de la Junta de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de la Ciudad de Almagro el pasado mes de Junio del presente año por unanimidad y aclamación, en presencia del Consiliario y responsable de la Comunidad Eclesial de Almagro, D. Ángel Daniel De Toro. No me digo yo, no me autoproclamo ser Presidente. A día de hoy lo soy, os pese o no. Figura en las Actas de la Junta de Hermandades de Almagro, a las cuales simplemente podéis remitiros.

Respecto a mi formación, sólo indicarle que he estudiado en dos de los mejores Estudios de Teología de España, como son el Centro de Estudios Teológicos de Sevilla y la Facultad de Teología de San Vicente Ferrer de Valencia. Probablemente tengo mejor formación que cualquiera que haya estudiado en un Seminario de provincias, llámese Palencia o llámese Ciudad Real. Sólo hay que observar la calidad Teológica y Espiritual de muchos de los pastores de estas tierras, más preocupados de acaparar riquezas, propiedades y obras de arte que de predicar el Evangelio de Jesucristo, que es para lo que están llamados.

Quedaros con los Cristos, Vírgenes y santos que queráis. Seguid vistiéndoos de terciopelos, puntillas, sedas, brocados y oros. Seguid vociferando y echando la culpa a los demás de lo que es pura responsabilidad vuestra. Las iglesias están vacías no por culpa de los fieles, sino por culpa de los que se hacen llamar pastores y no saben, ni quieren saber, cómo se lleva un rebaño.

Os quedáis cada vez más solos. No es ni más ni menos que lo que merecéis. Y más que os vais a quedar. Llevaos todo lo que queráis a vuestras casas y Palacios Episcopales, siempre lo habéis hecho. Rodearos de riquezas, que es lo que manda el Evangelio de Jesucristo. Seguid abandonando al pueblo de Dios a su suerte, ya daréis cuenta de ello cuando tengáis que darla.

Mons. Melgar

Yo, bautizado como vosotros, tengo la conciencia bien tranquila. Sólo he defendido, sin provocación, ofensa ni populismo, algo que compete a la Iglesia de Almagro: el robo de una imagen de Jesucristo de una de nuestras iglesias. Porque son nuestras, de las gentes de Almagro que con sus donativos, limosnas y colaboraciones han mantenido y mantienen el patrimonio de la Iglesia Local. Vosotros no sois nadie, por mucho que queráis apropiaros de lo que no es vuestro, de quitarnos, por voluntad arbitraria y caprichosa, el patrimonio forjado durante generaciones.

Durante mi vida he dedicado mucho tiempo al servicio de la Iglesia, mucho tiempo y mucho dinero, que ha mantenido lo que ahora decís que es vuestro.

He dedicado más años y tiempo al mantenimiento de la Iglesia de Ciudad Real que ese señor venido hace poco de una aldea de Palencia. He sido catequista de postcomunión, preadolescentes, y confirmación. He sido miembro del Cabildo Apostólico de San Bartolomé el Real, miembro de la Junta Directiva de la Hermandad de Jesús de las Tres Caídas, Secretario de la Esclavitud del Santísimo Sacramento de San Bartolomé el Real. Actualmente, aparte de Presidente de la Junta de Hermandades, dedico tiempo y esfuerzo también siendo Secretario de la Compañía Romana, Secretario del Consejo de Economía de la Parroquia de Madre de Dios y Vicesecretario de la Esclavitud del Santísimo Sacramento. Del mismo pertenezco y colaboro con las Hermandades de San Blas, de San Isidro y San Antón y de Santiago Apóstol de Almagro y benefactor del Monasterio de las Monjas Dominicas. Creo que tan sólo por ello, merezco un respeto.

¡Qué buenos representantes de la Iglesia de Cristo sois  casi todos, pastores de la Curia de Ciudad Real! El poder os pierde, así como la soberbia y la prepotencia. Quedaos con lo que queráis, bañaros en oro y plata, en reverencias y genuflexiones. Quedaos como lo que sois, fariseos del siglo XXI cuidando templos vacíos y sin vida, y todo ello, en nombre de Dios.

Que Él os perdone, porque yo, no.

Y para no malgastar más mi tiempo en beneficio de estos santos y refinados pastores, anuncio mi dimisión de todos los cargos en los que sirvo y he servido a esta institución, con el único fin y mérito de beneficiar, ayudar y mantener a la Iglesia de Almagro y sus hermandades.

José Antonio Barrajón Gascón»

Para El Digital CLM

Compartir

2 thoughts on “Carta abierta a Mons. Melgar obispo de Ciudad Real”

    1. Estimado seguidor: exacto. Eso es. Dimitir es lo que ellos quieren, es decir, que se les quede el campo libre, que puedan poner a un pelota sumiso y baboso que, a partir de ese instante, les deje hacer y deshacer. Muy bien. Saludos cordiales

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*