Ceuta acelera su final… cuando llegue que nadie se queje

Kissy Chandiramani Ramesh, musulmana, del Partido Popular, ponente de la nueva norma

La noticia la conocen todos y se resumen así: el Día de Ceuta, que cada año se conmemora el 2 de Septiembre, se eliminará y su celebración se limitará a «la organización de actos institucionales» y el calendario laboral ceutí incluirá a partir de 2022 y con carácter «estable» las dos principales fiestas musulmanas anuales que son las Pascuas del Sacrificio (Eid Al Kebir) y de fin de Ramadán (Eid Al Fitr), todo lo cual se intenta «justificar» por todos los partidos, menos VOX que grita en el desierto, con frases tan «políticamente correctas» como que se hace «para eliminar un punto de conflicto recurrente que hacía mucho daño al alma de los ceutíes» y «fortalecer la Ceuta multicultural, diversa e inclusiva en la que todos los ceutíes creemos».

Juan Vivas, del Partido Popular, que nadie se olvide

Con semejante barbaridad, Juan Vivas, actual presidente de dicha ciudad autónoma al tiempo que del Partido Popular de la misma –ojo al dato otra vez… ¿Ayuso estás ahí?–, supera al Conde Don Julián en el ranking de los mayores traidores de la historia no sólo de Ceuta, que también, sino de toda España.

Ceuta y Melilla, ciudades españolas desde siempre, como la historia avala de forma contundente, van a ser pasto de bereberes a no tardar mucho por dos motivos principales: uno, porque el enemigo está dentro –y no sólo nos referimos a los musulmanes nacionalizados españoles por todo tipo de pretendidas justificaciones, sino a los españoles–, y, otro, porque la política nacional en relación a Ceuta y también Melilla desde prácticamente siempre, sobre todo del siglo XX, y más de lo que llevamos del XXI, ha sido siempre nefasta con independencia de quien estuviera en el poder. Si a lo anterior unimos la pujanza, decidida voluntad, claridad de ideas y de objetivos, y audacia del enemigo marroquí, la fruta ceutí estará madura en breve; luego que no se queje nadie.

Con Ceuta y Melilla hace mucho tiempo que debíamos haber seguido una política exactamente igual a la que desde siempre ha mantenido la pérfida Albión con respecto a Gibraltar, precisamente para evitar esa «multiculturalidad» que ahora esgrimen los traidores para darle la puntilla a Ceuta. No dejar entrar a un berebere nada más que para trabajar, y eso con muy estrictas restricciones y controles, entre otros el no poder quedarse a dormir en Ceuta  –llegas a las 08,00 y te vas a las 18,00 h.–; no tener derecho a asistencia médica de ninguna clase –cruzas a Marruecos que está a dos metros–; no poder dar a luz ni en caso de emergencia –Nador está a tiro de piedra–; no poder adquirir propiedades de ninguna clase; no poder abrir negocios de ningún tipo; no poder comprar ni un Bic –lo de los «bolseros» ni hablar–, etc. Ceuta debió ser siempre ciudad cerrada para los bereberes, al tiempo que emporio español, pero sólo español. Así, ahora sería sólo y únicamente en todos los sentidos española. Paseen ustedes por Ceuta o Melilla y verán si no parece la kasba argelina.

Por cierto, ¿saben ustedes que los marroquíes por su Constitución y por las medidas de coacción habituales nunca y bajo ningún concepto pueden renunciar a su ciudadanía marroquí? O sea, que a los que por una u otra estupidez nuestra se les ha concedido la nacionalidad española no por ello dejan de ser marroquíes y siguen sujetos a la sumisión del sátrapa de Rabat –que al tiempo es cabeza de su «religión» y sobre todo a la obediencia de sus servicios de inteligencia, policía y, en caso de necesidad, de su fuerzas armadas.

La traición tiene muchas formas y en España durante la últimas décadas, más de medio siglo, muchos traidores, lo que los partidos, con PP y PSOE a la cabeza, va a aprobar este viernes es una prueba más. Así estamos y peor que vamos a estar.

PD.- Y para qué decir, como siempre, de nuestras FAS que hace mucho que en las mismas no debería haberse admitido a musulmán alguno, Legión y Reglares incluidas, porque ya no son los tiempos aquellos que hicieron a tales unidades tan gloriosas, ahora es meter más enemigo dentro. Y para qué decir también de esos mandos superiores que viene felicitando institucionalmente y de forma «estable» a los musulmanes por sus fiestas. Para mear y no echar gota. Lo dicho, luego que nadie se queje.


4 respuestas a «Ceuta acelera su final… cuando llegue que nadie se queje»

  1. Estoy completamente de acuerdo con usted. E importante es destacar que el Califato de Ocupación de Córdoba ( antes Emirato) lo
    instituyeron los muladinos para no depender y diferenciarse del Califato Fatimida de Mauritania Tingitana ( lo que hoy denominan Morocco), para estar bien separados de los africanos; dejando bien claro que las sociedades de Europa y África son completamente distintas. Cada uno en su tierra y Rojo I en la de todos. Viva el Cantábrico.

  2. Buena y acertada exposición. Hace décadas, desde la traición que no transición de 1976 cristalizada en 1978; la clase política de esta, otrora gran nación, no solo no está a la altura esperada y exigida por el pueblo español, sino que se ha confabulado para su destrucción y entrega al poder del innombrable. Ahora bien; la culpa de los males que padecemos hoy se encuentra, sin duda, en un sistema educativo pésimo y desastroso, que, ha venido destruyendo o deformando la auténtica Historia de España. Ello, ha contribuido a que sean los propios españoles, salvo excepciones, los primeros en despreciar sus raíces y odiarse entre sí; tras imbuirse de las verdades a medias, fabricadas por la leyenda negra urdida por los enconados y ancestrales enemigos de España (Francia y la pérfida Albión)

    1. Muy cierto y acertado este comentario de «Jhonny», el daños que han hecho esos profesores rojos ha sido enorme, y la televisión en manos de Adolfo Suárez uno de los políticos más nefastos de España de todos los tiempos, aunque su hijo el que tenía que llamar a Nueva York para que le dijeran que el aborto es cuando el niño todavía no ha salido del vientre de su madre, no se haya enterado todavía.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad