Chile: vigencia de la Constitución de 1980, victoria póstuma de Pinochet y enseñanzas para los españoles

El pasado 17 de Diciembre, los chilenos, por segunda vez, rechazaron cambiar la Constitución que en 1980 fuera una de las mayores victorias del Gral. Augusto Pinochet, que con este ya segundo rechazo a cambiarla, vuelve por sus fueros, esta vez con otra victoria, aunque póstuma, claro está.

Tras los gravísimos disturbios de 2019 en los que la subversión socialista se volcó en las calles al más puro estilo revolucionario haciendo lo único que tal ideología saber hacer que es destruir, y a pesar de que en las encuestas nada indicaba que cambiar la Constitución fuera la preocupación de los chilenos, se decidió abrir un proceso constituyente que se ha saldado con dos sonados fracasos.

El primero fue en 2022, presentando el Gobierno del ultraizquierdista Boric un texto constitucional netamente socialista, globalista, marxista, que fue rechazado por un abrumador 62% de la población. El segundo, hace unos días, con un texto ultraliberal de «derechas» que fue rechazado por el 55,7%.

¿Y cuál es el origen de la actual Constitución que ha resistido sendos envites?

El 11 de Septiembre de 1973, las FFAA chilenas, encabezadas por quien era entonces su Jefe del Estado Mayor, el Gral. Augusto Pinochet, actuaron conforme a su máximo deber y juramento para con la nación, salvando a Chile de caer en una dictadura socialista-comunista, convocando enseguida la Junta Militar que asumió el poder una comisión de constitucionalistas y juristas, conocida como Comisión Ortúzar –Jaime Ortuzar era su coordinador jefe–, encargándola de redactar una nueva Carta Magna. La Comisión trabajó durante cinco años (1973-1978) redactando finalmente una propuesta constitucional que recogía, inequívocamente, entre otros valores, la inviolable libertad y dignidad humana; el rechazo a doctrinas totalitarias como las marxistas (a imitación de lo que ocurre en Alemania por su Ley Federal de 1949); el respeto a la propiedad privada; etcétera. La Junta Militar convocó un referéndum el 11 de Septiembre de 1980 en el que el 67% de los chilenos aprobaron dicha propuesta, dotando al país de una nueva Constitución, de forma que la aprobada en 1980 sustituía a la anterior que databa de 1925.

La limpieza, transparencia y pulcritud de dicho referéndum fue avalado internacionalmente menos por las izquierdas chilenas y de otros países, alegando sólo que se realizó bajo un régimen dictatorial; como si votar en una «democracia» asegurara su limpieza, y a lo que viene ocurriendo en España nos remitimos como ejemplo de lo contrario, y no es el único.

Con todo lo ocurrido, queda clara la legalidad, legitimidad, validez y vigencia incuestionable de la Constitución de 1980 de Pinochet, por las siguientes consideraciones:

  • Referéndum de la Constitución de Diciembre ded 1966

    En 1988 se llevó a cabo un plebiscito cuyo resultado fue que el 43% de los chilenos estaban a favor de la permanencia del Gral. Pinochet como presidente de la República, ergo, eso quiere decir que ocho años antes, en 1980, cuando su popularidad sin el desgaste de esos ocho años pasados era mayor, el apoyo dado a la Constitución del General fue real y verdadero sin duda aquel mayoritario del 67% que hemos citado. Ocho años son un lapso de tiempo en que los gobiernos se desgastan y más en circunstancias como las que vivió Chile en los años ochenta, con una gravísima crisis económica y social. Si todavía en 1988 un 43% apoyaba al gobierno militar, es de ley reconocer que en 1980 lo eran más del 50%, o sea ese 67% ya dicho.

  • En 1989 se sometieron a referéndum 54 modificaciones a la Carta Magna de 1980 cuyo fin era facilitar el paso del gobierno militar a una democracia inorgánica, todas las cuales fueron aprobadas por los chilenos, lo que implicó a su vez un refrendo a del resto de la Constitución de 1980 que permanecía inalterado.
  • En 2005, veinte años después de aprobarse la Constitución de Pinochet, nuevas modificaciones fueron sometidas a referéndum y aprobadas por los chilenos, pues bien, sobre tal hecho, alguien ta poco sspechoso como el senador Jaime Gazmuri del Partido Socialista dijo: “… no estamos elaborando una nueva Carta completa,… nuestro propósito político es obtener una reforma respecto (de la de 1980) de cuya arquitectura central y de sus instituciones esenciales estamos todos de acuerdo...”.
  • Los dos rechazos actuales de 2022 y 2023, tanto a una Constitución de izquierdas como a otra de derechas, prefiriendo la de 1980, la avalan.
  • El buen funcionamiento de la Constitución de 1980, que siempre ha sido respetada por todos, líderes políticos, incluso radicalmente contrarios a Pinochet, también.
  • El acatamiento y conformidad mayoritario, voluntario y constante de los chilenos a lo largo de 43 años, prefiriéndola a las nuevas propuestas, mucho más.
ABC 15 de Diciembre de 1966

Aprendamos los españoles de Chile:

  • Que una propuesta de Constitución puede ser rechazada.
  • Que debe ser rechazada caso de que su texto no garantice las esencias de la Patria y nación, así como su unidad, justicia, paz, libertad, soberanía, independencia y prosperidad.
  • Que también si adolece de ambigüedades, contradicciones o incoherencias.
  • Que no debe ser aceptada nunca si no es producto de un proceso constituyente legal y legítimo.
  • Que una Constitución está siempre sujeta a ser modificada total o parcialmente siguiendo el proceso oportuno.
  • Que debe modificarse aquello que el tiempo demuestra que fue erróneo.
  • Que la defensa de una Constitución recae en todos, aunque principalmente en los líderes políticos, pero también en las instituciones esenciales de la nación.
  • Que la vulneración o desacato incluso mínimo en forma o fondo de la Constitución desacredita e inhabilita a quien así procede sea quien sea, debiendo serle exigidas de inmediato y con todo rigor las responsabilidades inherentes.
  • Que de todo lo contrario a lo dicho, sólo resulta la destrucción de la Patria y de la nación, siendo culpables de ello todos los que de una u otra manera no actúen con determinación en cada momento.

9 respuestas a «Chile: vigencia de la Constitución de 1980, victoria póstuma de Pinochet y enseñanzas para los españoles»

  1. Con sus más y sus menos, Chile con Pinochet se convirtió en lo único que funcionaba al sur de Río Grande. Con las reformas, Chile sigue adelante. Quizá, subpueblo sea, más, sensato que el zafionpueblo español, deslumbrado pir el puterío, las falsas luces de colores y lo peor de la Progredumbre.

  2. En España, la “Transición” que -excluía un proceso constituyente- y cuyo objetivo era una “reforma” para adecuar la Constitución de 1966 (transformando una democracia orgánica para asimilarla a las democracias del entorno europeo) se convirtió mediante una descomunal estafa al pueblo español en la “ruptura” que exigían los enemigos de España, de Franco y de la propia Monarquía instaurada.
    Por ello es más propio hablar de “Transacción” pues la esencia del cambio político fue la venta de la España Una, Grande y Libre a sus enemigos a cambio de que no cuestionaran la Corona.
    Es pues muy urgente un referéndum para adecuar la Constitución de 1966 a la actual realidad política española.
    En la seguridad de que al igual que en Chile, el pueblo español validaría la Constitución de Franco, como a hecho el pueblo chileno con la de Pinochet.

    1. D. Lorenzo, tiene usted razón pero no tengo ninguna duda que de celebrarse ese referéndum… el fracaso del planteamiento de usted sería absoluto, pues el pueblo expañol está muy podrido, pero que muy podrido. Lástima. Eso se tenía que haber hecho hace décadas pero las oligarquías lo evitaron. La, traición al 18 de Julio fue absoluta.

      1. Como siempre, totalmente de acuerdo. La sociedad española no tiene remedio. Nos han llevado donde querían estos miserables criminales totalitarios y antiespañoles. Vista desde la adecuada perspectiva que da la distancia, se ha revelado al fin la monumental estafa de la TRAnsICIÓN plasmada en el aberrante fraude de una Constitución elaborada por una panda de auténticos canallas mafiosos y traidores. «De aquellos polvos,..». Pues eso.

      2. Quizás no está tan podrido como nos quieren hacer ver los que lo pudren, e igual las elecciones solo son reflejo de las del PSOE con Sánchez tras la cortina. En eso los medios vendido tienen toda la culpa de mostrarnos una realidad falsa, como casi todo hoy en día. Le faltó tiempo a Sánchez para hacerse con Indra. Y ahora telefónica con la red nG que vaya llegando… lo tienen todo atado y bien atado; o eso creen.
        Desde luego, jamás permitirán un paso atrás en medio de la Agenda global; cuando no los admitieron en otras circunstancias. En el imposible supuesto de que España toda despertase, nos metían en guerra rápidamente contra una coalición de países.
        España está muy podrida si, pero mucha gente está empezando a mosquearse ante esta nueva «normalidad».

      3. Tiene usted toda la razón Rafael.
        Por eso durante la «Transacción» se acordó que para alcanzar el objetivo final era necesario que transcurrieran dos generaciones (50 años)
        Transcurrido tal periodo de tiempo ya no es posible una enmienda pacífica.
        Un saludo.

  3. jajaja …vaya patada culona ha dado la población a la propaganda izquierdosa mantenida durante décadas con su victimismo a través de películas ,libros ,prensa ,radio ,tv ,red etc etc

    para al final volver al punto de partida …….la población intuyó lo que se le venía encima aplicando aquello de » virgencita que me quede como estoy «……raro esto porque las nuevas generaciones siempre suelen ser más osadas …con ánimos de cambio

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad