Colapso

Una civilización colapsa y muere cuando las sociedades que la constituyen pierden de vista la luz que luce en las tinieblas, de manera que se vuelven ciegas, o lo que es lo mismo, ignorantes, desconociendo los verdaderos peligros que amenazan su existencia, así como los remedios para enmendar los daños y encontrar de nuevo la vida, que es, como dice en su maravilloso prólogo el Apóstol predilecto, la luz verdadera.

No vivimos en tiempos luminosos precisamente. Desde la oscura y condenada pandemia (2020), la mentira y la ignorancia han ido sofocando cada vez con más tesón y descaro las pocas luces que nos quedan, gracias por supuesto a la imbecilidad de tantas personas que, comportándose como piltrafas incapaces de reflexionar, y con su facultad de retener y recordar el pasado totalmente anulada, vienen repitiendo por Navidad las mismas tonterías sobre la salud pública y los colapsos hospitalarios. Aunque lo más lamentable de todo es que tantas personas siguen preocupadas por lo que indica una prueba rápida de antígenos y sienten seguridad por llevar en nariz y boca una mascarilla sanitaria que lo único que consigue es impedir que respiren adecuadamente. En la víspera de la solemnidad de la Epifanía de 2024, dijo una señora en una frutería, estando yo presente, que nos habíamos juntado demasiado pronto. ¿Y cuándo le habría parecido oportuno a la señora que las familias y los amigos se junten por Navidad? ¿A mediados de febrero? ¿En el equinoccio de primavera? ¿O cuando los telediarios y la prensa en general dejen de aterrorizar a su patética audiencia?

Todo en esta vida es útil para purificarse espiritualmente y para agradar a Dios, pero cada vez se vuelve más difícil tolerar o llevar con paciencia a tanto androide. Por eso, espero que el esfuerzo que he hecho seleccionando las siguientes imágenes, de noticias relacionadas con los colapsos anuales en los hospitales españoles en lo que llevamos de siglo, sirva para que a unos cuantos abducidos se les caigan las vendas de los ojos y dejen, por lo que más quieran, de dar la lata. Otro tema es si los medios de comunicación tienen, o no, perdón de Dios. Sobre este punto aún no se ha dicho la última palabra, porque están dispuestos a hacernos creer cualquier perversidad, por maligna que sea; de momento a mi me basta con tener la televisión apagada.

Años 1998 y 2000

Año 2001

Año 2002
Año 2003
Año 2003
Año 2004
Año 2005
Año 2005
Año 2006
Año 2007

Año 2008
Año 2009
Año 2010

Año 2013

Año 2017
Año 2017
Año 2017
Año 2018
Año 2018
Año 2018
Año 2018
Año 2018
Año 2018

Año 2019

Año 2023


7 respuestas a «Colapso»

  1. Acojonar al rebaño para que entre por la manga…matadero y escabeche…
    quitar las pensiones a los Españoles para dárselas a la moronegradapanchocaribeña.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad