Comisiones parlamentarias de… ¿investigación? Teatro, puro teatro

Pleitos tengan y los ganen, dice la maldición. Pues bien, extrapolándola a estas alturas de la partitocracia bien podemos decir: comisiones de investigación parlamentarias tengamos y… sirvan para algo aunque sea para poco y no para nada como es habitual.

Todo es teatro, puro teatro y, además, zafio y barriobajero. No sabemos ya cuántas comisiones de dicho tipo llevamos vistas en los casi cuarenta años de «democracia» y ninguna, pero ninguna, ha valido nunca para nada.

Las citadas comisiones son parte fundamental del «pan y circo» de los romanos. Son el espectáculo para anestesiar a las masas, ya de por sí comatosas. Son la burla más refinada, sutil, cruel y maliciosa de los políticos, todos, que conste, para reírse de un pueblo idiotizado que traga mientras ellos le dan por el tralará.

Llevamos semanas con la formación de la comisión del penúltimo escandalazo; porque ya en España no hay escándalos, sino escandalazos. La comisión que supuestamente debe investigar en el Parlamento y por sus diputados el caso Ábalos-Koldo y demás mindundis de mal vivir, mangantes profesionales, redivivos milicianos del mono y la pistola al cinto, de la checa y las cajas de seguridad reventadas, del puño en alto y los tribunales populares, de la cochambre y la quema de iglesias, tal comisión no acaba de cuajar.

Y hétenos aquí que andan PSOE y PP, PP y PSOE, y algún otro, a la gresca para ver a quien llaman a declarar ante ella; o mejor decir a quien no llaman, porque ahí está el quid de la cuestión, lo mismo que ocurre con la comisión del escandalazo de la mujer del dictador.

Pues bien, para sorpresa sólo de los tontos, que en España son mayoría absoluta, se ha vetado la comparecencia del principal denunciante, el pionero, quien vio la cosa antes que nadie, incluso de quienes tenían la obligación de haberlo hecho como eran la fiscalía, la Guardia Civil y la Policía. Sí, nos referimos a nuestro querido y admirado compañero de fatigas en esta benemérita web, don Ramiro Grau Morancho.

Y es que no sólo la cosa tiene mandanga, sino que es la prueba del algodón de para qué quieren unos y otros, por mucho que el PP finja, la citada comisión: para nada.

Grau Morancho

Sin el testigo fundamental, sin el visionario del asunto, sin el héroe que tuvo además los cataplines de no quedarse en su casa sentado en el sillón rajando en arameo, sino que empleó su tiempo y dinero en investigar hasta donde pudo, y todavía mejor en denunciar aún a sabiendas de lo que eso iba a significar como así fue, es decir, su inmediata persecución y vapuleo por los poderes fácticos partitocráticos, al tiempo que ninguneado por los demás, medios incluidos que están, todos, en el ajo, fue adelante con un par, pues a esa persona, a ese gran español no lo quieren en la comisión..

¿Qué podemos esperar de ella, como antes de tantas y mañana de otras, comisiones de investigación parlamentaria? Nada de nada. Y nada de nada porque el PP, en vez de cacarear contra el PSOE lo que tendría que hacer, si de verdad quisiera una comisión de investigación parlamentaria, es retirarse de ella si no se llama a todos los implicados empezando por el testigo fundamental, o sea por Ramiro Grau, y, mejor aún, en vez de tal paripé parlamentario presentar una tras otra moción de censura contra el Gobierno amparador de los Ábalos, Koldos, tito Berni y Begoña Gómez, y más aún retirarse del Parlamento denunciando la dictadura sociata que, controlando todas las instituciones, nos impone su tiranía y nos lleva a la miseria y a la perdición.

Pero el PP no hará nada de eso porque está conforme con todo y sólo busca afianzar su hueco en este sistema partitorático del que es, no lo duden, la piedra angular.


11 respuestas a «Comisiones parlamentarias de… ¿investigación? Teatro, puro teatro»

  1. Una comisión parlamentaria solo sirve para que sus miembros se lleven un suculento suplemento a fin de mes. Y quizá alguna hora extra para los funcionarios de los vasitos de agua y las fotocopias.

  2. Gracias, amigos, por estos elogios, que no merezco.
    Si todos los españoles, cada uno en la medida de nuestras posibilidades, CUMPLIERAMOS CON NUESTRO DEBER, España no estaría en la agónica situación actual…
    ¡Y todo es susceptible de empeorar!

    1. Ése es el quid de la cuestión y yo también llevo años lamentando, la falta de implicación activa de la abrumadora mayoría de la sociedad en la lucha contra la corrupción y la degradación en sentido amplio en la humilde medida de cada uno. Como bien dice, si todos cumpliéramos con nuestro deber moral, no estaríamos como estamos. Es lamentable. En mi caso, mis fuertes principios y convicciones han hecho que retire la palabra prácticamente a todo el mundo, empezando por todos los miembros de mi familia, que han revelado su verdadera cara en estos momentos de crisis global dejando al descubierto el rostro de la cobardía, la sumisión, el hedonismo, la amoralidad, la indiferencia egoísta y mezquina, la bajeza intelectual y espiritual más aberrante y miserable. Como dijo Dante: «el rincón más oscuro del Infierno está reservado para aquéllos que conservan su neutralidad en tiempos de crisis moral».

  3. Otra forma de saqueo de forma más disimulada pero muy efectiva, están hechas para figureo y postureo de los figurantes ,entretenimiento para los crédulos patrios existentes .

    Para mi …..la mejor comisión de investigación sería la aplicación de la ley islámica ,esa según la cual es el delito aplican el castigo te cortan un dedo o las manos ,la ley de China para reprimir el saqueo me parece muy cruel ,agujerear el cuerpo humano está mal.Con los que tiene ya le bastan

    Lo que vemos pasa en este país es un escándalo ,vemos a Rato ejem……desde que cometió los delitos hasta hoy ,cuanto tiempo ha pasado ?¿?,están esperando a ver si palma ?¿?o se hace más mayor para que se libre ?¿?jajajaja

    1. Es el caso, por ejemplo, de JORGE PUJOL, el enano catalán…
      Al final se morirá sin haber sido juzgado, eso susponiendo que no SEA AMNISTIADO ANTES.
      Y cuánto se amnistia a los que roban el dinero público, ¿qué podemos esperar de la m… de sociedad QUE LO PERMITE O TOLERA?
      Pues nada, absolutamente nada.

  4. Totalmente de acuerdo con don Ramiro y con todos los comentarios.
    Las comisiones de “investigación” forman parte de esta “obra teatral” que es el regimen del 78, y entre los espectadores no solo esta el pueblo aborregado sino que tb están el presidente, el ministro correspondiente, asesor de turno, los “representantes “ del resto de partidos etc etc pendientes de aplaudir o de “mejorar” la puesta en escena de la siguiente funcion para que todo el tinglado continúe así y vaya pasando el tiempo.
    Y el pueblo español se vaya aborregando cada día más para que no quede nada de lo que fue.

    1. Son unos farsantes, unos payasos abyectos que ya sólo engañan al que se deja, que por desgracia es la mayoría, aunque sea por la indiferencia que muestran y que sigue permitiendo la vigencia de este «status quo» de corrupción y degradación generalizada y aberrante.

  5. Las «comisiones de investigación» fueron inventados en los «1930» por los masones del partido Radical-Socialista francés para evitar, precisamente, las investigaciones…

  6. La foto escogida del artículo lo dice todo, estamos en el planeta de los simios. La película protagonizada por Charlton Heston del 1968, es una analogía cuando se despierta a la realidad del gran engaño. Mientras la mona se vista de seda, mona se queda. Podrá evolucionar en su entelequia, pero siempre comienza de mona y mona se queda en su involución. Para implantar el nuevo orden o nueva matriz transhumanista y poder comenzar de nuevo tras el colapso, tienen que involucionar al gregarismo, despoblar el sobrante, borrar su memoria del pasado y poder implantar la nueva. Los que tienen espíritu y han despertado, no los pueden involucionar y menos insertarlos a esa nueva matriz, por eso pueden ver la realidad, un auténtico drama de locura, como dijo Pedro Calderón de la Barca, la vida es sueño.

    Saludos cordiales

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad