Comunicado importante: El futuro de La Sacristía de La Vendée

Con motivo de los hechos recientemente sucedidos y de todos conocios, los sacerdotes de La Sacrisstía de la La Vendeé emiten este comunicado.


14 respuestas a «Comunicado importante: El futuro de La Sacristía de La Vendée»

  1. «En nuestros días más que nunca, la fuerza de los malos es la cobardía y debilidad de los buenos, y todo el nervio del reino de Satán reside en la blandura de los cristianos.» San Pio X.

  2. Es una mala noticia, y parece una derrota, pero en el mismo comunicado se nos dice que estos curas de la Vendée van a seguir con sus iniciativas, aunque de momento por separado.
    lo que podemos y debemos hacer es seguirles y recomendarles, para aumentar su audiencia, que es lo que será una derrota para los malos.
    No podemos dejar que una actividad de sacerdotes ejemplares y dedicados se pierda o malogre por falta de apoyo de los católicos de a pie.

    1. Penosas declaraciones… Dignas de los más dóciles peones del Pravda.
      En otro orden de cosas, las «ordenaciones sacerdotales» montinianas son virtualmente inválidas. En el caso de estos señores, meramente son laicos disfrazados con sotana.

      1. Amigo, qué pocos defienden al Señor… ¡Él nos dé valor hasta el final! (al primero que le toque el martirio, que pida por los demás cuando haya cruzado el Jordán).

    2. Oigusté, estos payasos con sonata llaman «papa» al siervo del maligno Sinagoglio. ¡De apoyarlos, nada! Pretenden servir a dos señores y escupir así sobre el único verdadero, que es Cristo. Más le valiera a Usted apartarse de estos falsos curas para no merecer el castigo de ellos.

  3. Ceder ante el enemigo es un error estratégico, porque manda el mensaje de que presionando el enemigo, cedemos antes su empuje.

    La campaña orquestada lo que pretendía era justamente esto, hacer quebrar la voluntad de combatir (digo de combatir y no de vencer porque el solo combate es ya mucho, en las actuales circunstancias de deserción general y de desproporción de fuerzas es casi una victoria, o un fin en sí mismo).
    Si los obispos, de no haber suspendido el programa, les hubieran puesto una sanción severa o muy severa, o incluso los hubieran expulsado como sacerdotes por mandato del representante del Maligno en la tierra, al suspender la programación han evitado que tales obispos y representante del Maligno, en su caso, cometan este hecho de sancionar injustamente y se retraten ante Dios, y aunque uno y otros se van a condenar de todas formas, porque la descristianización de España por efecto de los falsos prelados como el Cardenal Tarancón, (que en el Infierno esté pagando su maldad, maldad de la que da fe la actual situación de ruina moral en la que se encuentra en este momento España, resultado de la acción que capitaneara este prelado), porque las cientos de almas perdidas en España desde 1973, más los millones de niños abortados desde entonces, con la complicidad militante de la Jerarquía de la Iglesia y de no pocos curas rojos y cristianos subnormnales «de base» (valga la redundancia), son demasiado crimen para que Dios pueda perdonar a una Jerarquía de la Iglesia que ya no lo representa a Él sino a Satanás, la Sinagoga de Satanás, sin embargo hubiera interesado sumar a sus delitos y a los cargos que ya poseen las acciones de represalia que tuvieran pensadas contra estos sacerdote d la Sacristía de la Vendée, quienes con su retirada ha evitado que los jerarcas cometan los actos de iniquidad y represión sobre ellos que Dios Nuestro Señor habría vengado en su momento con su Justicia.
    Creo que fue el Coronel Amadeo Martínez Inglés quien en su libro «España indefensa» (que el Coronel haya desbarrado hacia el comunismo no desautoriza en lo más mínimo el testimonio) narra cómo en las jornadas de la Marcha Verde, cuando muchos de los militares que aquí escriben eran jóvenes oficiales que daban cara a la muerte sin saber que la superioridad política, y alguna militar, los había vendido, una noche se esperaba un ataque marroquí en toda regla, y se reuniéron a los oficiales del sectore donde se esperaba el ataque para dar instrucciones de que en ningun caso las trincheras podían abandonarse por el empuje enemigo, tampoco en el caso de que se hiciera únicamente para contratacar acto seguido cuando el enemigo quedara desorganizado al ocuparlas. La orden era combatir cada uno en su puesto hasta morir si fuera preciso. En caso de que alguien abandonara su trinchera sería fusilado. Hablo de memoria, pero si no recuerdo mal este relato está contenido en ese libro. Esta es la actitud que deberían haber adoptado los sacerdotes de la Vendée , por una razón muy sencilla, porque cuando hay voluntad no digo de vencer sino me conformo con bastante menos, como en 1808 el 2 de mayo, simplemente de combatir, el enemigo no se sale con la suya, uno sale corriendo, entonces explota el éxito, y ya sabe que la próxima vez es cuestión de volver a presionar y obtendrá el mismo resultado. Supone también no conocer la crueldad del enemigo, su falta de caridad y de Justicia, a quien le importa un bledo que pidan disculpas o que hagan lo que sea para rebajar la crispación, parece mentira que no conozcan una de las principales características del enemigo que es la ausencia total de empatía y de caridad o misericordia, o lo que es lo mismo, ceder no es garantía de perdón, porque esta gente no sabe lo que es el perdón.
    En cuanto a las declaraciones de afecto, legitimidad y sumisión al Papa Francisco manifestadas por los sacerdotes, no se trata de que se inmolen desenmascarando al Papa, pero tampoco blanquear a un sujeto que está al Servicio de Satanás. Si no pueden hablar que no hablen, pero que no digan lo que no es,

    la actitud de la Iglesias Española se ha retratado una vez cuando hace uno días, insistiemdo en seguir por el camino del error, han elegido Presidente de la Conferencia episcopal a monseñor Arguelles, famoso por sus fotos en los mítines del PCE con Santiago Carrillo durante la Transición, lo cual demuestra que la Jerarquia de la Iglesia lejos de rectificar sus errores y sus pecados, si es que actúan por error y no infectados por el poder del Maligno, con este nombramiento lo que demuestra es que insiste en perseverar por el caminos de la ruina y de la perdición. No tienen Perdón de Dios, no sobrevivirán al Juicio Final, si de verdad Dios es Justo.
    Una última cosa: los espías, los terroristas, los infiltrados para cargarse desde dentro un pais, una organización o una confesión religiosa, no llevan pintado con barra de labios de carmín lo que son escrito en la frente, como a los heridos en la guerra le escriben en la frente bien visible la hora que le han puesto un torniquete o si le han administrado morfina para el dolor. Al contrario, usan disfraz, ocultan sus verdaderas intenciones, y fingen ser lo que no son para poder llevar a cabo su plan. Por tanto habrá que reconocerlos por sus actos , no por la doblez de su actitud, ni por sus ropajes o apariencias.
    No hace mucho se han desclasificado unos documentos secretos en EEUU y se ha sabido que durante la Marcha Verde el príncipe Juan Carlos espiaba para los americanos, organizadores de la marcha, que tenian oportuna cuenta de los planes de España etc. etc.. Esto es lo que tenemos en España. Una cosa son las apariencias, de un señor vestido de Papa o de Cardenal de la Iglesias y otra sus actos y sus verdaderas intenciones, que a la vista están , aliarse con los herederos políticos de los que fusilaban simbólicamente la estatua del Corazón de Jesus en Getafe o bombardeaban la Basílica del Pilar de Zaragoza o el Monasterio de Guadalupe en medio del campo sin objetivo militar solo para destruir el templo religioso. Esto es algo que tendrán que explicar a San Pedro llegado el día en le que ellos no creen, porque son ateos aunque vayan disfrazados de cardenales, pero nosotros sí.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad