¿Con la Iglesia hemos topado?

La mayoría de instituciones españolas han protestado contra la amnistía y la conducta deplorable exhibida por Sánchez para ser investido Presidente; a saber: Tribunal Supremo, Consejo General del Poder Judicial, asociaciones de fiscales y jueces, colegios de abogados, inspectores de Hacienda, grupos de intelectuales y periodistas, diversos empresarios… Hasta un colectivo de militares en retiro ha propuesto que Sánchez sea depuesto por poner en serio peligro la integridad territorial y el orden constitucional…Y todas estas protestas han sido ampliamente secundadas por el pueblo español, siendo cientos de miles de personas las que se han manifestado contra el separatismo y los pactos firmados por el partido socialista, en clara contradicción con los postulados constitucionales.

Todo el mundo que se vista por los pies habla ya de dictadura, de tiranía, de deriva autoritaria, etc., para referirse a la nueva etapa política que se abre tras el pacto traidor del socialismo con los separatistas de derechas e izquierdas; algunos de ellos con varios delitos a sus espaldas.

Pero ha habido una institución social, un poder secular donde los haya, que, sorprendentemente,  no se ha solidarizado con las demás instituciones nacionales, hasta el punto que la comisión que la dirige –la Conferencia Episcopal- ha felicitado públicamente a Pedro Sánchez por haber sido elegido Presidente, proponiéndole “caminar juntos…”. Sorprende –y mucho- que la Conferencia mencionada haya actuado así, en total discordancia con la opinión de poderes tan respetables y ejemplares como la Justicia o la Milicia. Y no deja de extrañarnos cuando Pedro Sánchez es el presidente menos religioso de cuantos han ocupado esa magistratura; que yo recuerde. No se olvide que el próximo mes se cumplirá el L aniversario del asesinato del Presidente Carrero Blanco, tras acudir el desafortunado a su misa diaria; curiosamente los que participaron en aquel magnicidio formaron parte de un colectivo terrorista que, su variante política, participa en la actualidad en el tinglado parlamentario que Sánchez ha orquestado para salir elegido presidente. Pensaba yo que la Iglesia se alineaba con las víctimas de la violencia no con los responsables de la misma…en fin… En cualquier caso, Carrero, Arias Navarro, Suárez, Calvo Sotelo, Aznar, Rajoy y hasta González eran personas que se consideraban católicas, aunque no fueran todas practicantes. En cambio, Sánchez se considera, llanamente, como una persona atea, e incluso está pensando en nombrar ministro a un transexual, lo que no concuerda con el pensamiento tradicional de la sociedad y la jerarquía católica. Al menos hasta ahora.

El gobierno de Sánchez ha perseguido las lápidas de los muertos caídos por Dios y por España en la pasada guerra civil, exigiendo a los templos que las retiren de sus instalaciones. Yo –si fuera la Iglesia- me hubiera negado en redondo, pues las listas de caídos se refieren a los que murieron en el frente o fueron ejecutados y asesinados en la retaguardia republicana por defender un crucifijo, la Iglesia o el catolicismo. Y no pocos de ellos, sufrieron horrorosos martirios. No se olvide al respecto, aquello de que bienaventurados los perseguidos porque de ellos será el Reino de los cielos…Curiosamente, el colectivo mayor responsable de este holocausto religioso fue el socialismo, no en vano los organismos represivos de la retaguardia republicana eran controlados por la fuerza política más popular de la izquierda: es decir, por el socialismo, actuara como partido, como sindicato o por medio de sus fanáticas juventudes.

La Iglesia, excepto algunas personalidades relevantes, no ha levantado la voz ante tales desafueros históricos, cuando han transcurrido más de ochenta años desde la conclusión de la guerra, habiendo sido el número de represaliados y perseguidos por el bando republicano mucho mayor que el castigado por los vencedores; y eso que estos últimos prolongaron la política represiva derivada de la contienda hasta 1943-1945. Pues bien, ni siquiera las pretensiones exhumadoras sobre ciertas tumbas de personajes históricos, como Franco o Queipo de Llano, alojadas en recintos religiosos, han recibido la oposición rotunda de la Iglesia, tratándose obviamente de suelo sagrado y de su Casa particular; de modo parecido, ha accedido la jerarquía eclesiástica a tapar o disimular los nombres de personajes históricos inscritos en las paredes de los templos, de fuertes creencias católicas como Primo de Rivera, muertos en el transcurso de la última contienda, como ha sucedido en la catedral de Burgos.

Pues bien, existiendo en la actualidad una rebelión popular, espontánea y pacífica, contra la tiranía de un partido político, como es el socialista de Sánchez, que quiere incluso dejar inoperativa la unidad secular de la nación española, la cual cuando permaneció fortalecida, llevó el catolicismo por medio Mundo; todo ello por mantener en la poltrona a un hombre, sin ningún respeto por las creencias religiosas y morales de la España tradicional, la felicitación de la Conferencia Episcopal nos parece un completo desatino, aparte de sumirnos en la perplejidad más profunda. Y es que ese hombre no nació en un portal de animales, como para adorarle sin más;  ni tampoco es hijo de un carpintero ni proletario digno de admiración, como fuera en su tiempo Jesús de Judea. En absoluto. No en vano, Sánchez es un personaje que viene de la burguesía madrileña y harto politizada por prédicas ateas, sin convicciones espirituales y por tanto sin resortes morales de referencia para combatir la tentación de la corrupción política; un hombre que se sirvió  de aquello que se llamó “el rodillo socialista” de los años noventa para conocer cómo manejar desde dentro el Estado con altos grados de arbitrariedad. Eso lo lleva aprendido el sujeto desde que tenía la veintena de años, como para cambiar ahora el individuo, y operar sobre él una especie de conversión al estilo de la que tuvo Saulo de Tarso… Los milagros a su debido tiempo y Doctores tiene la Iglesia como para saberlo.

La sorprendente admiración que la Iglesia siente por Sánchez no tiene ninguna razón religiosa que contar ¡qué va! salvo que algunos periodistas de la cuerda confundan el milagro de los panes y los peces con el aumento “sobrenatural” de los votos socialistas en las pasadas elecciones generales, por mor de Indra y los subdelegados del Gobierno, a la hora de controlar las actas y el resultado del escrutinio electoral.

Más bien, me temo que la atracción que siente en la actualidad la Conferencia Episcopal por el Presidente Sánchez es debido al fuerte totalitarismo del proyecto sanchista. Y es que, aunque no se diga, la Iglesia le teme, pues puede hacerle mucho daño económico. Y ello es una prueba más de la tiranía que nos atenaza. No olvidemos, siguiendo a los filósofos José Luis  L. Aranguren y Salvador de Brocá, que el pretendido totalitarismo del fascismo mussoliniano, decaía ante la fortaleza de dos instituciones tradicionales italianas tan fuertes y totalitarias como el partido fascista: la Iglesia y la Monarquía.

Aquí, por lo que se ve, ocurre ya lo contrario, pues estas dos instituciones seculares parecen ya meros apéndices del organigrama socialista y las apetencias sanchistas; con toda su cohorte de correveidiles, comediantes y convidados.


14 respuestas a «¿Con la Iglesia hemos topado?»

  1. Resumo, con trazo grueso… La Neoiglesia usurpadora postconciliar, con todas sus extensiones como la CEE, es realmente una mega-secta anticatólica cuyo «magisterio» avanza imparable a convertirse en réplica del de la ONU. Esta entidad sinárquica capitaneada por el abominable BerGOGlio trabaja para la consumación del Nuevo Orden Mundial del Anticristo.

  2. Cambiaría la pregunta por esta otra. ¿CON LA DOBLE MORAL HEMOS TOPADO? La verdadera iglesia, o patria del espíritu, está carente de la doble moral, es USURERA posicionándose según sus intereses relativistas. La cobardía es mala consejera para llegar a saber del espíritu, dios es incognoscible para ellos.

    Saludos cordiales

  3. «En cualquier caso, Carrero, Arias Navarro, Suárez, Calvo Sotelo, Aznar, Rajoy y hasta González eran personas que se consideraban católicas, aunque no fueran todas practicantes. En cambio, Sánchez se considera, llanamente, como una persona atea, e incluso está pensando en nombrar ministro a un transexual, lo que no concuerda con el pensamiento tradicional de la sociedad y la jerarquía católica. Al menos hasta ahora.»

    La diferencia no es de criterio, sino de tiempo. A medida que avanza el NOS/M cada vez necesitan fingir menos.
    Carrero más que probablemente es el único de los citados que no fingía su fe. Los otros, lejos de tenerla, la abominaban para sí. Eso forma parte de los lacayos masones de serie, y es una característica heredada de sus amos anglo sionistas nazis.

    1. No hay que cansarse de repetir que… «por sus obras les conoceréis….»; ¡que no por sus palabras!; pues la mentira forma parte consustancial de su ser y además, de su estrategia. Hipocresía y fuerza (Protocolos).
      No verlo en el presente, es normal; no verlo en el pasado (atendiendo a su trayectoria), es grave. No preverlo, tenerlo en cuenta para el futuro es….

  4. La Jerarquía episcopal española es bastante despreciable. No hay más que ver como se han comportado en los últimos 40 años principalmente los obispos de las diócesis vascas y catalanas (siempre proseparatistas y proterroristas, o como mínimo equidistantes), pero también en otra muchas sedes. Recuerdo una anécdota, no se si es real, de un obispo de esos que tienen un tono de voz muy «típico» de obispo, y que un famoso periodista, entonces en una, radio episcopal cenó con él y otros, y su tono de voz en la cena, era absolutamente normal no melifluo como típico obispo (!!!). La iglesia, hace una, gran labor social pero es abiertamente proinmigracionista (¿convertirán sus iglesias, nuestras iglesias, en centros ecuménicos o directamente en mezquitas?); da la impresión de ser bastante opaca en al tema de los abusos sexuales (de todas formas son muchos más los abusadores entre los profesores de gimnasia, y monitores de deporte que entre curas, y estos prácticamente todos son abusadores de NIÑOS o sea homosexuales); parece muy preocupada, por la «x» y poco por defender la vida ¿cuanto tiempo hace que no salen a la calle?; y en cuanto a, su tv ¿sólo saben emitir películas de oeste serie z y de, Manolo Escobar y Martínez Soria? sin programas educativos, culturales de historia… En definitiva, la jerarquía, da pena.

    1. No lo he anotado pero muy grave me parece su comportamiento respecto a las leyes de «memoria» (las leyes de rojos buenos, y fachas malos) y su papelón ante las profanaciones que ya se han producido – y las que vendrán – el Valle, las cruces, las placas, los benedictinos etc…

    2. La Iglesia está tomada desde hace tiempo, por lo que ya no son solo los altos cargos… casi todos los curas jóvenes, son de la nueva hornada progre. Ir a Misa sin tenerlo en cuenta, sin pasar un fino tamiz, conduce al adoctrinamiento masón en la nueva religión «atea» (sólo se desvela el misterio -como en la masonería- cuando ya no hay remedio), que los amos quieren para su escoria humanoide y servil.

      1. por eso creo que ya no se le puede llamar iglesia catolica, le va mejor iglesia masonica, cuando permitieron las retiradas de cruces o callaron ante las profanaciones del valle del Caudillo y Jose Antonio, demostrarón su sumision a la rojeria mas asquerosa y su cobardia ante aquellos que dieron la vida por España y la religión catolica

        1. Si, se suelen apropiar de los nombres de las instituciones que infiltran y finalmente toman: masonería, jesuitas…
          En la dictadura China (que es a donde vamos de cabeza), hay una iglesia oficial y otra perseguida. No hay que ser muy inteligente para saber cual es la verdadera.
          Google: Asociación Patriótica Católica China es una organización creada con el apoyo de la Oficina de Asuntos Religiosos de la República Popular de China en 1957, con el objetivo de controlar las actividades de los católicos en China. Su nombre público es >>>>>> Iglesia Católica China.​ Wikipedia.

          Hace poco, el merluzo/psicópata de la Moncloa, mandó a morir a China (devolvió) a unos católicos que vinieron pidiendo asilo/refugio. No solo no se lo dio, el puñetero lacayo, sino que les impidió salir de España a ningún otro sitio para salvarse.

  5. La bajeza moral de la que con su indiferencia, (cuando no el apoyo directo al poder tiránico rojo), hace gala toda esta gente, dan arcadas ver cómo actúan.
    La evolución de la iglesia desde el Correo de Andalucía y Tarancón metiéndose en los charcos, al momento presente guardando ahora silencio ante los mayores desafueros de orden moral, demuestran dos cosas:
    1.- la falsedad de las buenas intenciones que esgrimían entonces para justificar su posicionamiento contra el régimen en el mismo bando que los que fusilaban la imagen del Corazón de Jesús,
    2.- que Franco se equivocó no prendiendo a aquellos canallas y dándoles garrote antes que provocaran lo que han provocado, que es la descristianización de la sociedad española. Como hecho consumado. Satanás está encantado con esta gente a su servicio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad