Consecuencias de la nueva posición del Gobierno sobre la cesión del Espacio Aéreo del Sahara Occidental a Marruecos

La reciente visita a Marruecos del presidente de Gobierno ha finalizado sin que haya podido arrancar un compromiso a las autoridades marroquíes de una fecha para reabrir las aduanas de Ceuta y Melilla, que permanecen cerradas desde 2018. Al parecer para lograr este acuerdo, el señor Sánchez habría ofrecido desbloquear el traspaso de la gestión del espacio aéreo del Sáhara como contrapartida, acuerdo que estaba paralizado desde junio del 2023, ante el próximo proceso electoral del mes de julio del 2023. Según el Confidencial Digital por fuentes diplomáticas, esa habría sido la condición que ha puesto Mohamed VI para reabrir precisamente las aduanas de Ceuta y Melilla. El cambio de postura del mes de junio, sobre ese acuerdo, al parecer, provocó durante el pasado verano un aumento de la presión de Rabat sobre Ceuta y Melilla.

Situación actual del control del Espacio aéreo del Sahara

A pesar de las tentativas del régimen marroquí de hacerse con su control, el cielo del Sáhara es competencia de controladores aéreos españoles desde el archipiélago canario. Así lo establece el mapa de la Organización de Aviación Civil Internacional, una agencia de la ONU que supervisa la aviación civil internacional. Esto es un elemento claro de que España sigue siendo la potencia administradora del territorio. Para la ONU, el Sáhara Occidental es un territorio no autónomo pendiente de descolonización. (Fig.1 y 2).

Desde hace décadas, el espacio aéreo del Sáhara está gestionado desde las Islas Canarias, como establece la Organización de Aviación Civil Internacional, de la ONU. La gestión corre a cargo de ENAIRE, empresa pública adscrita al Ministerio de Transportes. Y lo controla de facto España, por la condición de Estado que ejerce el Protectorado sobre el territorio. En el marco de las nuevas relaciones de Sánchez con Marruecos, Moncloa reconoció hace unos meses que había iniciado conversaciones con Rabat para el traspaso de la gestión del espacio aéreo en el Sáhara Occidental y la coordinación entre ambas partes con el objetivo de conseguir una mayor seguridad en las conexiones y cooperación técnica.

Sin embargo, si esto se llevase a cabo, el Gobierno sabe que España es potencia administradora, no propietaria del espacio aéreo saharaui. Por tanto, a efectos de la legalidad internacional, España no ostenta ninguna atribución para decidir si ceder o no la gestión a Marruecos pese a que Pedro Sánchez se lo ha prometido a Mohamed VI.

Fig. 1. Espacio actual de control FIR Canarias

Esta cesión supondría “una clara violación de la legalidad internacional” y el Gobierno español se arriesgaría a que el caso terminara en manos de la Corte Internacional de Justicia [1].

Fig. 2. La franja que se ve en el centro, con una forma extraña como partida en tres zonas, está controlada en su espacio inferior España y el superior por Mauritania.

La condición de un Estado tiene tres elementos: el control del espacio terrestre, marítimo y aéreo. Marruecos controla por la fuerza los espacios terrestre y marítimo, pero no puede controlar el espacio aéreo porque depende de la Organización de Aviación Civil. El mapa de la Organización de Aviación Civil Internacional (ICAO, por sus siglas en inglés) establece que el cielo del territorio ocupado ilegalmente por Marruecos se controla desde la Fir de las Islas Canarias. En el argot aeronáutico, Fir es una región de información de vuelo donde se presta un servicio de información de vuelo y un servicio de alerta (ALRS). La Organización de Aviación Civil Internacional delega en un país el control operativo de una FIR determinada, en este caso, la que abarca las Islas Canarias y el Sáhara Occidental recae en España.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea en una sentencia del 2018, confirmó que la jurisdicción del espacio aéreo del Sáhara Occidental recaía sobre el Frente Polisario como representante legítimo del pueblo saharaui, tal y como recogen las continuas Resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la descolonización.

En lo que se refiere a las operaciones militares marroquíes en Sáhara Occidental, al ejercer España lícitamente la jurisdicción sobre el espacio aéreo saharaui, debería poder vetar operaciones militares en el mismo. Esto implica que en las bajas saharauis a causa de los bombardeos aéreos marroquíes España tendría parte de responsabilidad.

La revista Aviación Digital recogió documentos en 2015 donde se demostraba que existía una falta de información o información errónea en el AIP (Publicación de Información Aeronáutica) de España sobre zonas restringidas y peligrosas establecidas por cuenta de Marruecos y sobre los TMA (Área de Control Terminal) que ha establecido Marruecos ilegalmente en el espacio aéreo asignado a España por Naciones Unidas (TMA Laayoune/FL125 y TMA Dakhla/FL085), y resaltaba igualmente la inexistencia de la comunicación directa requerida entre el Control de Tráfico Aéreo de Canarias y las torres controladas por Marruecos en el Sáhara Occidental. Esto implica una inseguridad aérea, en la que se dan vuelos no controlados por Canarias, que es, a efectos oficiales, quien gestiona los vuelos sobre el espacio aéreo de Sáhara Occidental.

Estos problemas van más allá del componente político que hay detrás e incluye la seguridad de la operación de las aeronaves, algunas españolas, que operan en la zona. Incluido el SAR, y que podrían provocar accidentes con vuelos comerciales. Y esto un Estado soberano jamás debería permitirlo, y no es más que la dejadez del Estado, para no generar un conflicto político. España simplemente está obligada a cumplir con la misión sobre este espacio aéreo asignado por OACI (Naciones Unidas), y por tanto es responsabilidad suya el garantizar la seguridad de las operaciones aéreas en el Sahara Occidental [2].

Los Drones: un caso especial

Existe un dato poco conocido y que vulnera tratados y sentencias: los drones. Según ENAIRE, “respecto a los vuelos no tripulados o drones, debido a la escasa altitud de vuelo, son gestionados directamente por el control aéreo de las torres de control afectadas por dichos vuelos, por lo que no se controlan desde el Centro de Control de Canarias de ENAIRE”. Esto significa, dicho por la propia empresa encargada del control del espacio aéreo, que son los marroquíes, y no España, quienes controlan los vuelos de estas máquinas que hoy en día, y lo vemos en la guerra de Ucrania, causan muchas bajas y, como ya hemos dicho, su no control por parte española sería una responsabilidad compartida de los gobiernos de Marruecos y España.

Conclusiones

España es la potencia administradora, no propietaria del espacio aéreo saharaui. Por tanto, a efectos de la legalidad internacional España no ostenta ningún permiso para decidir si ceder o no ceder el espacio aéreo saharaui a quien lo solicite. Es así de simple. Hacerlo iría en contra de las Resoluciones de la ONU y en contra del derecho internacional.

La dejación de las responsabilidades de España en el control del espacio aéreo en el Sahara Occidental podría generar accidentes de la aviación comercial y dificultar las tareas del SAR.

El control aéreo por parte de Marruecos supondría un enorme flujo económico entrante para esta nación, así como una mayor libertad militar para ejercer sus operaciones hacia el Sáhara Occidental.

Si se cede la zona del Sáhara Occidental, el Gobierno marroquí tendría más control y una frontera aérea mayor, a la vez que España reduciría la suya.

La cesión del control del espacio aéreo, podría, de alguna manera, influir a la hora del litigio de las aguas reclamadas por Marruecos, y que se confronta con las reclamaciones españolas.

En el ámbito de seguridad y defensa sin duda reduciría gravemente la seguridad y dificultaría la defensa del archipiélago canario así como su capacidad de control del espacio aéreo sobre el corredor aéreo y marítimo del Sahara, que controla importantes rutas aéreas y marítimas del sur de África y Suramérica. Es un corredor muy usado en rutas Europa-Sudamérica por el bajo precio de las tasas mauritanas. Y ahora pasaría a ser controlado por Marruecos.

Todo ello sin duda seria una victoria política y estratégica para Marruecos, en toda regla, aumentaría su frontera y su influencia geopolítica de una manera muy significativa en detrimento del archipiélago canario y de la de España como pivote estratégico a la hora de una confrontación entre Rusia y China y Occidente por el control de los recursos de la Isla del Mundo, que incluye a Eurasia y África. España, así, perdería parte de su potencial geopolítico.

[1] Declaraciones de Juan Soroeta, profesor de Derecho Internacional Público de la Universidad del País Vasco. España se arriesga a terminar en la justicia internacional si cede a Marruecos el espacio aéreo del Sáhara Occidental, Francisco Carrión, El independiente, 19-07-2023.
[2] Western Sahara: Una peligrosa «marcha azul» de Marruecos en espacio aéreo español, Aviación Digital, 12-10-2015.

Para militaresescritores


3 respuestas a «Consecuencias de la nueva posición del Gobierno sobre la cesión del Espacio Aéreo del Sahara Occidental a Marruecos»

  1. El enemigo de España es el Gobierno del reino y si seguimos asi la destroza del todo.
    La morisma se esta instalando en Canarias y en la peninsula mientras YA se ha quedado con Ceuta y Melilla, cuando se quiera reaccionar, si se quiere que no esta claro, nos comen.

  2. Interesante y documentado artículo.
    Esto, todo lo antecedente, y todo lo que está por venir, toma causa de haber permitido en 1975 que el sátrapa Hasan II invadiera el Sahara Español.
    Dicho esto queda claro quien es el responsable primero de la actual situación. Pues «heredaba» un ejército que tenía capacidades y voluntad para haberse enfrentado a Marruecos.
    Es más, Hasan, aunque se le había garantizado la entrega del Sahara, no lo invadió -violó la frontera- hasta que tuvo la certeza de que Franco, por tener ya un pie en la sepultura, no volvería a ostentar la Jefatura del Estado.
    Y cuando tuvo esa certeza -al trasladar a Franco al hospital de la Paz- de que no volvería a ser el Jefe del Estado, entonces, y solo entonces, Hasan II consumó la invasión.
    Cuanto más se ceda ante el enemigo, más difícil será detenerlo en sus aspiraciones.

  3. Aporto más información al respecto del artículo del Coronel, en enero del 2022, Eladio nos informó de lo que se avecinaba, ¿para quién trabaja nuestro servicio de inteligencia y fuerzas armadas de España?

    «Las pautas del Partido Comunista chino se complementan con las del Partido Comunista español orquestadas por Israel en acuerdo secreto. Acopio en China y eliminación de la ganadería intensiva en España para producirla en granjas israelíes en el desierto de Marruecos protegidos por drones israelíes. Partido Comunista, Verdes, Ecologistas, y Greenpeace apoyan los herbicidas, GMO, ´roundup´, y glisofato. La agricultura no tocan porque han de vender los GMO de Monsanto (Bill Gates)».

    https://eladiofernandez.wordpress.com/2022/01/22/las-pautas-del-partido-comunista-chino-se-complementan-con-las-del-partido-comunista-espanol-orquestadas-por-israel-en-acuerdo-secreto-acopio-en-china-y-eliminacion-de-la-ganaderia-intensiva-en-esp/

    «Los intereses de Israel en el Sahara activan una base militar china en Tinduf -Argelia, frontera con Marruecos-. Un desliz geoestratégico en la política exterior francesa o israelí en Marruecos, y podríamos ver un enfrentamiento en suelo francés de marroquíes y argelinos».

    https://eladiofernandez.wordpress.com/2023/07/19/los-intereses-de-israel-en-el-sahara-activan-una-base-militar-china-en-tinduf-argelia-frontera-con-marruecos-un-desliz-geoestrategico-en-la-politica-exterior-francesa-o-israeli-en-marruecos-y-p/

    Saludos cordiales

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad