CONTINÚA EL DESPILFARRO A PESAR DE LA SITUACIÓN EN LOS HOSPITALES: el dinero que no hay para la Sanidad lo hay para los enchufes

En las pasadas elecciones generales que se celebraron en España (10/noviembre/2019), el Diputado de Podemos por Cádiz Juan Antonio Delgado Ramos, nº 2 en la lista de Podemos,   no obtuvo la confianza de los gaditanos y no revalidó su escaño o acta de diputado.

Después de este fiasco, mediante la maniobra de su partido de designarlo repetidamente suplente para la Diputación Permanente del Congreso, la última 3 semanas antes de las elecciones del 10 de noviembre 2019, (Boletín Oficial del Congreso de los Diputados nº 66 de 15 de octubre de 2019, página 4, que se puede consultar AQUÍ, se le mantuvo todavía 3 meses más en el puesto como miembro suplente de la Diputación permanente después de haber sido celebradas las elecciones y no haber salido elegido diputado.

Se conseguía así alargar todo lo posible  (3 meses más) la colocación en la Diputación permanente del Congreso sin ser ya diputado (por tanto sin título democrático).

Pero una vez que se constituyó la nueva diputación permanente con los nuevos diputados (15 de enero 2020),  no se le pudo sostener más en el puesto, y el Boletín Oficial de Defensa nº 13,  de 21/enero/2020 (página 1505) publicaba la Orden 160/00856/20, de 14 de enero 2020 por la que el guardia podemita cesaba en su situación administrativa de servicios especiales, y pasaba a la situación de servicio activo pendiente de asignación  de destino en Cádiz.

–oo–

Cuando vimos publicada esta orden, nos extrañó muchísimo que este sujeto, que lleva muchísimos años sin prestar servicio efectivo,  liberado como Portavoz de la AUGC,  que no se caracteriza, -precisamente-,  por sus ansias de trabajar en la Guardia civil,  pudiera reincorporarse al servicio activo así sin más, después de llevar años y años (cerca de 20 años) liberado como Portavoz de la Asociación Unificada de la Guardia Civil AUGC (las Comisiones Obreras-Podemos dentro de la Guardia civil), y después de llevar desde diciembre de 2015 como Diputado de Podemos.

Nuestra corazonada,  recelo, sospecha y desconfianza no nos equivocaba, y efectivamente,  el pasado 27 de marzo 2020, en lo más virulento de la plena crisis del coronavirus, el Boletín Oficial de Defensa nº 65,  de fecha 27 de marzo 2020 (página 7905) publicó la Orden 160/05140/20 por la que el Guardia civil Juan Antonio Delgado Ramos justo antes de tenerse que incorporar al servicio activo de verdad, se le nombra ASESOR en el Gabinete de la Secretaria General Ana María Prejigueiro Rodríguez, del Secretario de Estado del Ministerio del Interior Rafael Pérez Ruiz.

La Orden que rubrica la Ministra de Defensa Margarita Robles, aparece como firmada el 26 de marzo y se publicó, como hemos indicado y se reproduce el Diario Oficial de Defensa, el 27 de marzo. Ese día de la firma 26 de marzo murieron en España 655 personas por coronavirus, y el día 27 de marzo, fecha de la publicación, 769 muertos.

Esos días se contabilizaron en España 10.000 sanitarios infectados,  por la falta de medios de protección con la que estaban (y están a día de hoy)  afrontando la crisis sanitaria,  donde desde el primer momento no había habido ni previsión ni dinero para tener los almacenes y las farmacias de los hospitales de la Sanidad pública debidamente abastecidas de algo tan básico como las mascarillas y las batas de hospital (de los aparatos para la respiración asistida o de UCIs no liliputienses sino con capacidad y prestaciones adecuadas,  ya ni hablamos), ni se había previsto lo más elemental para que nuestros sanitarios pudieran desarrollar su trabajo sin peligro cierto de verse ellos infectados, como así ha ocurrido (a fecha de hoy 16 de abril,  los médicos muertos son 28, de un total de más de 27.000 sanitarios infectados. El 15% del total de infectados,  es personal sanitario,  por falta de medios protección, porque en el orden de prelación del Gobierno financiar a la televisión catalana TV3, el bilingüismo en Galicia, Asturias y Valencia, sin olvidarnos de Cataluña y Vascongadas, a las ONGs enemigas de España, a los partidos políticos y sindicatos, en publicidad institucional,  o a Marruecos,  (y un largo etc.) y sobre todo colocar gente de Podemos en Ministerios de mierda y Direcciones Generales absurdas, creados “ad hoc” para ellos, de modo irracional y en contra del interés general,  es más importante que tener a los hospitales suficientemente dotados y abastecidos.

No había ni hay dinero para mascarillas, no había previsión para evitar lo que ha pasado y está pasando, -(de la enorme mortandad de los ancianos de las residencias, y de cómo se les ha negado a muchos la asistencia sanitaria a la que tenían derecho por muchos motivos, entre ellos por tener más que pagado el derecho a ser atendidos después de 35 ó 40 años cotizados,  mejor que no hablemos; son los famosos “100 años de honradez” del PSOE, que no hay más que verlos cómo relucen por todos lados, sobre todo por las morgues y por los “palacios de hielo” convertidos en morgues para dar abasto a tanto cadáver, y es la famosa asistencia sanitaria “universal”, siempre y cuando no tengas de 70 años para arriba, porque si los tienes lo “universal” es que te dejen morir)-, pero previsión y dinero para buscarle una colocación por la cara al pelagatos este y evitar que se tenga que incorporar a un puesto en la Guardia civil, (no nos engañemos, no iba a estar de guardia en ningún caso, si no lo hubieran colocado de asesor,  le hubieran dado tiempo a volverse a liberar en la AUGC), para eso sí que ha habido dinero y previsión, previsión y dinero.

Estamos hablando de un puesto de ASESOR a un individuo que según consta en la propia ficha del Congreso de los Diputados, sus estudios se reducen a Formación Profesional de 1ª grado, es decir, ni siquiera el Graduado Escolar, ya menos que eso, el Certificado de Escolaridad de que por lo menos sabe medio leer y puede firmar sin usar el dedo pulgar con un tampón de tinta.

Recordemos que en esta época los que hacían FP de 1º grado eran los alumnos que no superaban 8º de EGB (Enseñanza General Básica) y entonces hacían FP de 1º grado que es lo más elemental dentro de aquella Formación Profesional.

Tengo una pésima opinión del Sr. Secretario de Estado del Ministerio del Interior D. Rafael Pérez Ruiz. Y lo mismo puedo decir de la Srª Secretaria General del Gabinete de éste,  Dñª Ana María Prejigueiro Rodríguez. Pero opiniones personales a parte,  el primero es Juez de carrera y la segunda es Abogada del Estado, de modo que nombrar a un mendrugo como Delgado Ramos, -que intelectualmente está a la altura de sus amigos José Bódalo, Diego Cañamero y Juan Manuel Sánchez Gordillo, (es decir entre 0 y menos 5)-, con el “FP 1” como única titulación académica,  un nombramiento como “asesor” nada menos que de un Juez y de una Abogada del Estado, -cuando hay gente en el paro y en el servicio activo con una formación y con un currículum que quitan el hipo y sin embargo se mueren de pena porque no son de extrema izquierda o no tienen el privilegio de estar bien relacionados con según qué políticos-,  no  puede tener otra calificación que, presuntamente,  pura tomadura de pelo y de puro fraude de hacer prevalecer el mamoneo de la política, y las influencias frente a los principios constitucionales de publicidad, libre concurrencia, igualdad, mérito y capacidad (art. 23, 2º CE), para buscarle una colocación de pijo a este patán.

A la Sr. Ministra de Defensa le debería dar vergüenza prestarse con su firma a estos presuntos mamoneos, ella que es magistrada del Tribunal Supremo, y que por lo menos,  aunque sólo fuera por eso, debería dar ejemplo de rectitud, (si es que ello no es incompatible con la condición de miembro de este Gobierno).

Lo mismo podemos decir del Ministro Marlaska, y la casualidad de que sea Diputado del PSOE por Cádiz, lo cual evidencia la sintonía entre el Poder Judicial y la extrema izquierda, entre los Diputados/Ministros del PSOE y los de Podemos incluso cuando estos ya no son diputados y por tanto no hay relación de mera cortesía.

En mi modesta opinión la falta de ejemplaridad y la presunta corrupción administrativa en términos generales, como problema que tiene España, no se reduce a Marbella (a la caricatura de la Marbella de Jesús Gil), el Urbanismo y los maletines con dinero, sino que estos nombramientos (éste es uno de tantos, empezando por la propia creación de Ministerios absurdos para dar sillones y después pensiones vitalicias con chófer y secretaria) de libre designación que no parece que tengan otra finalidad (el nombramiento carece de la preceptiva motivación), -por la evidente y grosera falta de formación, titulación y cualificación del candidato para ningún puesto, pero con mayor motivo para éste-, que el presunto enchufismo más descarado, para conseguir por el nombramiento a dedo lo que no se ha podido sostener por la vía de las urnas,  también son una forma de corrupción administrativa, -de presunta corrupción administrativa-, que da idea de por qué luego no hay dinero para los hospitales de la Seguridad social, y por qué muchos medicamentos se sacan de la cobertura de la Seguridad social y los que quedan son genéricos y se compran en Siri Lanka,  ya que en Wallapop o en “baratillosegundamano.com” no hay suficiente oferta.

 –oo–

 Así se despilfarra en España en plena hecatombe de la crisis del coronavirus, donde no hay dinero para nada, donde van casi 20.000 muertos, muchos de ellos por falta de medios para atender a todo el mundo, pero sí los hay (dinero y previsión)  para estos manejos, que se podrán revestir de lo que se quiera, pero son o deberían ser un escándalo, si España fuera de verdad un Estado democrático, es decir al servicio del Pueblo, -porque “democracia”, etimológicamente significa el gobierno del pueblo- (por tanto haciendo primar en el gasto público la asistencia sanitaria para el pueblo sobre los puestos para los que no sacan escaño),  y si fuera un Estado de Derecho, es decir, regido por la Ley y el Derecho y donde la arbitrariedad o el enchufismo no tuvieran cabida conforme a la interdicción de la arbitrariedad garantizada en el art. 9, 3º CE.  Algo que dos Magistrados, nada menos que del Tribunal Supremo y de la Audiencia Nacional respectivamente, como son la Srª Ministra de Defensa y el Sr. Ministro del Interior, en cuanto jueces sometidos a la LOPJ (Ley Orgánica del Poder Judicial) deberían conocer y sentirse vinculados, de conformidad con lo establecido en el art. 5, 1º y en el art. 8 LOPJ.

De izquierda a derecha: 1.- un enfermero enseña a sus compañeros cómo recortar de una bolsa de basura para hacerse una especie de bata con la que medio protegerse, a falta de verdaderas batas. 2.- Una mujer en su casa confecciona mascarillas con destino a los hospitales, para suplir las carencias de éstos. Como en 1808, el pueblo suple con su entrega la mediocridad de las autoridades, traidoras al pueblo entonces y traidoras ahora. 3.- Agotadas las camas y los sillones de los hospitales, los enfermos se dejan en el suelo por los pasillos en un hospital de Madrid, es la medicina de guerra sin guerra, por años despilfarrando el dinero en todo menos en la Sanidad de los españoles.

Hay que decir, además,  que este sujeto, como todo miembro de Podemos que se precie, es muy dado a adoptar poses de “ética” (bien porque en su empanada mental se lo crea,  bien para engañar a los incautos que son muchos, como los  que afiliados a la AUGC lo han encumbrado y que ahora Delgado Ramos se va a su sillón de 5.000 € y ellos a seguir haciendo servicios de 14 a 22 y de 22 a 6  al raso,  o los mandos rojos de la Guardia civil que le han hecho el juego para de paso promocionarse ellos), y dar lecciones de moral, con la hipocresía que caracteriza a toda esta gente, como cuando Pablo Iglesias habla de libertad de expresión para él  o para los bilduetarras, y sin embargo se dedica, a la mínima, a interponer querellas contra la libertad de expresión de los demás, que yo ya he perdido la cuenta de las que lleva.  Y ha venido tachando de caciquismo muchas veces a los Generales y otros mandos y autoridades de la Guardia civil, cuando él tiene mucho que callar porque si algo ha recibido de ellos es un trato de favor, como ahora veremos.

Los días 9 y 10 de julio de 2015, los diarios El País y El Mundo, (entre otros muchos), publicaron la lista de diputados que Podemos iba a presentar a las elecciones que se iban a celebrar el 20 de diciembre de 2015,   y Juan Antonio Delgado Ramos que en ese momento era Guardia civil, aparecía como candidato al Congreso de los Diputados por la provincia de Cádiz, un hecho totalmente prohibido a un Guardia civil en activo por la Ley Orgánica 11/2007 de Derechos y Obligaciones de los miembros de la Guardia Civil,  y por la Ley Orgánica 12/2007 Disciplinaria de la Guardia civil, como después veremos.

En parte sobre todo para preparar este su debut como candidato de “Podemos” al Congreso  por la provincia de Cádiz, y en parte también para tomar represalia en comandita con el Gran Wyoming, contra un Brigada de la Guardia civil de Cádiz que desde su cuenta particular de Twitter había mandado el 18 de junio 2015 un tuit a la AUGC que había publicado en su página un artículo titulado Continúan los casos de Mobbing en la sierra de Cádiz: ocho agentes se encuentran de baja psicológica”, presentando el abandono de servicio de unos guardias que, estando de servicio de madrugada, se habían ido a sus casas más de una hora antes de terminar, como un caso de “mobbing” o acoso laboral (la vida militar es “laboral”, lo que da idea del concepto del deber y del espíritu “militar”? de esta gente) cuando en realidad se trataba de un abandono de servicio, y el Brigada se había limitado a preguntar si puede llamarse mobbing  a darse de baja por ser incapaz de cumplir con su deber defraudando al ciudadano que paga sus impuestos.

Los guardias se habían dado de baja “psicológica” al verse descubiertos.  El suceso provocó indignación en el pueblo de Ubrique, primero porque desgraciadamente en el campo los robos nocturnos en las explotaciones agrarias son frecuentes y el pensar que algunos guardias tenían este comportamiento no les hacía ni pizca de gracia, y segundo porque estando de baja “psicológica” los veían bebiendo cervezas y conduciendo motos y la baja “psicológica” les parecía una tomadura de pelo. De hecho aparecieron unos folletos anónimos en el pueblo denunciando este hecho.  Delgado Ramos como portavoz de la AUGC suele llenarse la boca diciendo que la Guardia civil es la institución más valorada por los ciudadanos, lo cual es verdad,   pero se calla que la Guardia civil a la que él representaba en este suceso no era la Guardia civil que con su sacrificio se hacía merecedora de tal consideración, sino que él defendía a los Guardias que se habían ido a dormir para eludir el servicio,  dejando a sus compañeros y al pueblo a su suerte.

Entonces Delgado Ramos una semana antes de que los periódicos publicaran que iba a ser el candidato de “Podemos” por Cádiz, convino una aparición televisiva sensacionalista el 23 de junio 2015 en el programa “El Intermedio”, con el Gran Wyoming, con el pretexto de denunciar los tuits “franquistas” que según él tenía el Brigada en su página particular de Twitter. A consecuencia del tuit recibido, Delgado Ramos según él luego declaró se había introducido en la página Twitter del Brigada y había visto los supuestos tuits franquistas.

De paso se aprovechaba para arremeter también contra el Ministro del Interior del PP Alberto Fernández Díaz,  que unas semanas antes había criticado los tuits del Concejal de Podemos del Ayuntamiento de Madrid Guillermo Zapata.

El programa fue un auténtico esperpento típico de la bajeza intelectual y moral de estos personajes. El típico montaje de desinformación, manipulación de las mentes y guerra psicológica propios de la guerra fría, para sobrecoger a los oyentes sin verdadero motivo. La versión casposa de “la guerra de los mundos”. Una obra “maestra” de lo que es la ausencia de sentido del ridículo,  de la indignidad de algunos programas, sin otro propósito que la ridiculización del Brigada y también del Ministro del PP, con manifestaciones e insinuaciones vejatorias y gratuitas, ajenas a la realidad de su persona, para menoscabar injusta y cobardemente su dignidad y su prestigio, (ante la imposibilidad de ninguna falta en lo profesional), en aras de un sistema de libertades que ellos no practican y que son ellos con su conducta, los que lo atacan y denigran.  

En su denuncia Delgado Ramos tachó al Brigada de misógino (de odio a las mujeres) y el programa de la SEXTA lo presentó sin verdadero motivo como un peligro para las mujeres, en un acto miserable de manipulación como sólo esta gente es capaz de cometer, tan solo por dos supuestos tuits, que según ellos amenazaban a las mujeres, que fueron recogidos después (aceptando a pies juntilla el discurso demagógico del guardia de Podemos) en las actuaciones del Coronel Rodríguez Castillo y del General Laurentino Ceña, y que luego la Fiscalía del odio de Jerez de la Frontera, cubriéndose de gloria,  incluyó también en su escrito de acusación. Tales tuits eran:

“¿El día de la mujer trabajadora? ¿Eso no es sexista? Y el del hombre trabajador, ¿cuándo es?”

“Día de la mujer, Instituto de la Mujer, Ley de Paridad, marcas distintas pruebas físicas ingresos FFCCSE y FAS. ¿Sexismo?”

Resulta evidente que aun en el caso de que tales tuits fueran verdaderos no tienen nada de ofensivos y están (deberían estar) claramente amparados no sólo por la libertad de expresión sino por algo mucho más elemental como es el derecho a hablar cosas normales (parece que la libertad de expresión es para cosas más comprometidas que estas palabras no tienen este carácter), pero ni que decir tiene que allí se tiraron todos de cabeza, como en el cuento infantil de “El traje invisible del emperador”, empezando por el propio General de la IV Zona, el Coronel de la Comandancia de Cádiz, sus respectivas asesorías “jurídicas”,  y hasta por el Fiscal del odio de Jerez, a apreciar el significado que absurda y demagógicamente pretendía darle la SEXTA o Delgado Ramos.

Este hecho evidenció la falta de preparación de la Guardia civil, -desde la cúpula a la base, sin excepciones-, para no sucumbir ante la propaganda enemiga y  guerra psicológica, y así quedó demostrado para vergüenza del Cuerpo meses después,  el 16-noviembre-2016, cuando el Diputado Juan Antonio Delegado Ramos se quitó la careta y protagonizó en el Congreso de los Diputados una protesta  abogando por la libertad de su compañero de partido Andrés Bódalo, condenado a pena de cárcel (tras 4 sentencias judiciales sucesivas condenatorias por cometer sucesivas agresiones) por agredir a un Concejal del PSOE,  pero más famoso aún por asaltar violentamente varios supermercados,  y sobre todo por protagonizar la agresión a una mujer propietaria de una heladería en la localidad de Úbeda, que estando en avanzado estado de gestación (6 meses de embarazo) fue brutalmente amedrentada, amenazada y agredida por Andrés Bódalo y sus secuaces, por negarse a secundar una huelga y cerrar el establecimiento, a la que amenazaron con que cerrase o le quemaban el negocio con ella dentro,  y a la que sacaron violentamente por la ventana de su establecimiento y la tiraron al suelo, mientras la insultaban con frases machistas como que se fuera a su casa a fregar los platos (puede comprobarse en el video de Televisión Española del enlace que se indica a continuación, por el testimonio de su marido que no pudo auxiliarla ante tan numeroso grupo de agresores armados con palos).

Estos son los que en la denuncia al Brigada y para engañar a quienes de buena fe pudieran escucharlo, hipócritamente se presentaban como adalides de los derechos de la mujer.  El video de lo sucedido puede verse AQUÍ.

16 de noviembre 2016, el portavoz de la AUGC y diputado por Podemos D. Juan Antonio Delegado Ramos, junto a otros compañeros de partido como Diego Cañamero, exigiendo en el Congreso de los Diputados la libertad de su correligionario Andrés Bódalo. El que acusó injustamente de misógino a un Brigada, defendiendo abiertamente a un agresor de mujeres embarazadas para obligarla a cerrar su establecimiento.

Como digo, este hecho certificó la falta de capacitación de la Guardia civil (de toda ella), para no sucumbir a la propaganda enemiga y guerra psicológica, (¿se imagina nadie que el Ejército o la Policía rusas se dejaran engañar de una forma tan burda?), -como ahora se evidencian las carencias del Gobierno para hacer frente al coronavirus-, y su sometimiento al discurso de la extrema izquierda. Sin embargo, hay quien opina, como hipótesis, que queda la duda de si es que picaron el anzuelo por su falta de cualificación en este tema, o lo que pudo ocurrir más bien es que vieron la ocasión de oro de hacer señales a los políticos y postularse como seguros servidores del discurso de la extrema izquierda. Si esto último hubiera sido el caso, entonces acertaron: el General de Sevilla fue nombrado Director Adjunto Operativo en 2018, nada más llegar al poder Pedro Sánchez, el Coronel de Cádiz ascendió a General, y Delgado Ramos después de ser diputado pues lo han colocado como Asesor con el título de Formación Profesional de 1º grado.

–oo–

A decir por su contenido, la denuncia televisiva parecía perseguir una triple finalidad política:

1ª: acosar políticamente al Ministro del Interior del PP Jorge Fernández Díaz que semanas antes había criticado los tuits de un Concejal de Podemos del Ayuntamiento de Madrid, D. Guillermo Zapata (como se recoge expresamente en el espacio televisivo, y como se recoge expresamente también en la carta que la AUGC de Cádiz dirigió paralelamente al Sr. Ministro).

2ª:  El interés del denunciante Juan Antonio Delegado Ramos, de darse a conocer en televisión y hacerse propaganda de cara a su debut como candidato del partido Podemos, como poco después se supo por la prensa.

3ª: Realizar un acto de represalia, para neutralizar a la Plana Mayor de la Compañía del Brigada, que estaba poniendo freno a las actuaciones contrarias al deber de servicio de la Institución de la Guardia civil, cometidas por el núcleo duro de la AUGC de Cádiz,  hecho que fue recogido por el Diario de Cádiz (de signo pro-podemita).

Además de en el programa de televisión, el matiz político de defensa de Pablo Iglesias y del partido Podemos estaba explicitado con todo descaro en la propia carta que la AUGC  había remitido el día anterior al Sr. Ministro del Interior en fecha 22 de junio 2015, donde en su párrafo segundo se declaraba abiertamente:

“En un momento en el que se están examinando con lupa las intervenciones en las redes sociales de NUESTROS representantes políticos, tanto en lo que se refiere a los integrantes de las nuevas formaciones como a los miembros de los partidos “tradicionales”(…)”.

Y en el párrafo cuarto hay una defensa explícita de la formación política “Podemos” y del propio Pablo Iglesias:

“Las nuevas formaciones políticas, concretamente Podemos, también están en el punto de mira de los tuits de este mando de la Guardia Civil, que el día 26 de mayo de 2014 lanzaba una nada sutil advertencia a la formación de Pablo Iglesias”(…)”.

Delgado Ramos con esta acción televisiva cometió presuntamente 7 faltas disciplinarias, a la vista de todos (por televisión), y en hora de máxima audiencia: 

  1. La falta Muy Grave tipificada en el 7, 2º Ley Orgánica 12/2007 Disciplinaria de la Guardia civil, por cuanto su actuación en el programa televisivo presentándose en su calidad de guardia civil suponía una violación de la neutralidad política (arts. 18  y 7, 2º Ley Org. 11/2007 de Derechos y Deberes de los miembros de la Guardia civil).
  2. La falta Muy Grave tipificada en el 7, 3º Ley Orgánica 12/2007 Disciplinaria de la Guardia civil, por cuanto su actuación televisiva encubría su presunta pertenencia al partido político Podemos (que se haría publica en la prensa apenas dos semanas más tarde), y aunque en el caso de que no perteneciera al mismo, en todo caso suponía una promoción política y el desempeño de una actividad política criticando al Partido Popular, al ministro etc. etc. que está prohibida por la Ley para los guardias civiles en activo (art. 18 y 7, 2º Ley Org. 11/2007 citada).
  3. La falta Grave tipificada en el 8, 1º Ley Orgánica 12/2007 Disciplinaria de la Guardia civil por la comisión de actos contrarios a la dignidad de las autoridades y de la Guardia civil, porque lo que generaba esa “trascendencia en los medios de comunicación” (de la que absurda e hipócritamente hablaba el parte disciplinario que encima se formuló por la Guardia civil contra el Brigada), fue el hecho ILÍCITO de hacer la denuncia con publicidad incumpliendo objetivamente Delgado Ramos sus obligaciones como Guardia civil (art. 7, 2º, art. 16, art. 18 Ley Org. 11/2007 de Derechos y Deberes de la Guardia civil).
  4. La Falta Grave tipificada en el 8, 5º Ley Orgánica 12/2007 Disciplinaria de la Guardia civil por la falta de subordinación y respecto hacia el Ministro del Interior, que no deja de ser su jefe, ninguneándolo, ridiculizándolo, prestándose a su acoso político por la cadena de televisión la SEXTA y diciéndole “sí o sí” lo que tenía que hacer.
  5. La Falta Grave tipificada en el 8, 5º Ley Orgánica 12/2007 Disciplinaria de la Guardia civil por la falta de subordinación y respecto hacia el propio Brigada, al que se le ofende y se le trata de ridiculizar.
  6. La falta Grave tipificada en el 8, 22º Ley Orgánica 12/2007 Disciplinaria de la Guardia civil de realizar la denuncia relacionada con la guardia civil a través de un medio de comunicación, ya que el art. 7, 2º Ley Org. 11/2007 de Derecho y Deberes de los miembros de la Guardia civil establece que “En asuntos relacionados con la Institución el ejerció de la libertad de expresión y de información se encontrará sujeto a la observancia de la DISCIPLINA, así como a los deberes de neutralidad política y RESERVA”.
  7. La falta Leve tipificada en el 9, 8º Ley Orgánica 12/2007 Disciplinaria de la Guardia civil por no hacer la denuncia por conducto que es lo que marca la Ley.

Sin embargo como la “Justicia” que se practica en España (siempre presuntamente, porque encima hay que medir las palabras porque los rojos tienen barra libre, pero los contrarios sufrimos la ley del embudo) es una “justicia de autor”, que depende de lo políticamente, todas las actuaciones se dirigieron contra el Brigada, acusado de poseer tuits “franquistas” en su página particular de Twitter, y no contra quien incumpliendo sus deberes como guardia civil había tenido la mala intención de preparar este programa: 

  • Se dictó contra el Brigada “parte disciplinario” y acto seguido se le abrió de forma inmediata un expediente disciplinario.
  • Quedó de inmediato suspendido en funciones por el periodo máximo.
  • Y obedeciendo la Superioridad en todo a Delgado Ramos, no se dio traslado a la Fiscalía como pedía la Delgado Ramos, sino directamente al Juzgado que era mucho peor.
  • Y después en mayo de 2017 todavía se le anuló por esta denuncia su ascenso por antigüedad a Subteniente sin derecho ni a trámite de audiencia previo para haber podido defenderse y presentar alegaciones. Esta actuación de la Dirección General de la GC fue tan ilegal, que el Jefe de la Asesoría Jurídica de la Dirección General de la Guardia Civil Fernando García-Mercadal y García-Loygorri en su informe “jurídico”(?) de 29 de agosto de 2017 al recurso de alzada del Brigada eludió informar (con infracción del art. 121, 2º Ley 39/2015 LPAC y del código ético exigible a los funcionarios), sobre los más de 8 motivos de nulidad de pleno Derecho y violación de Derechos Fundamentales en que había sido dictada la Resolución de anulación y  se basaba el recurso. Lo cual dice bien poco a favor de este General, porque la asesoría jurídica no está para no pronunciarse sobre los motivos de nulidad de pleno derecho que fundamentan un recurso,  sino justamente para todo lo contrario: primero porque el Asesor jurídico está ahí precisamente para impedir la ilegalidad, o, si ésta ya se ha cometido, para informar de modo que en vía de recurso se pueda corregir, y segundo porque la Resolución de todo Recurso de alzada debe resolver todas las cuestiones tanto de fondo como de forman plantee el recurso, hayan sido o no alegadas por el interesado, pero con mayor motivo si han sido alegadas y son el fundamento de su recurso (art. 119, 3º Ley 39/2015 LPAC), y por tanto el órgano competente para resolver precisa un informe que no omita la parte fundamental del recurso del interesado. El letrado del Brigada, en el Recurso Contencioso-Administrativo ante la Sala de lo C-A de la Audiencia Nacional,  solicitó de la Sala que diera traslado a la Fiscalía de este General por un presunto delito de prevaricación administrativa, pero la Sala se negó a ello y a resolver el recurso (la famosa Justicia “de autor” otra vez) aduciendo que la Dirección General de la GC (a la vista de la interposición del recurso C-A) le había reconocido el ascenso aunque fuera meses más tarde, y obtenido el ascenso no procedía pronunciarse sobre los motivos de nulidad y la violación de Derechos Fundamentales. El asunto se encuentra en casación ante el Tribunal Supremo. Si el lector indaga en internet sobre este general verá que es muy dado a la pureza de sangre y a la hidalguía y a no sé cuántas cosas más, cuando la mayor nobleza de un hombre depende de su recta actitud, sobre todo cuando la vida de otras personas depende de ello.

Delgado Ramos desde su puesto de la AUGC ha sido siempre muy dado a criticar a los mandos de la GC, sin embargo lo cierto es que ni el Coronel de la Comandancia de Cádiz D. Alfonso Rodríguez Castillo,  ni el General D. Laurentino Ceña adoptaron la menor medida contra el guardia de Podemos, aunque solo fuera si no por el art. 18 RD 96/2009 de las Reales Ordenanzas (Justicia en las FFAA: nada esperar del favor ni temer de la arbitrariedad) por lo menos por el art. 14 de la Constitución Española (igualdad y no discriminación de todos los españoles ante la Ley), y aunque sólo fuera por el sometimiento pleno (art. 103, 1º CE),  -no parcial o a la carta-, a la Ley y al Derecho, de la actuación administrativa. 

Llama la atención que se invocara por el General, y toda su cohorte de lameculos, de modo reiterado la disciplina para justificar la medida cautelar de cese en funciones y la apertura de expediente disciplinario contra el Brigada, y sin embargo esta misma disciplina que tanto se invocaba, no se tomara en consideración para valorar la responsabilidad del Guardia denunciante D. Juan Antonio Delgado Ramos, conforme a lo establecido en el art. 7, 2º Ley Org. 11/2007 de Derechos y Obligaciones de los miembros de la Guardia Civil,  que establece:

En asuntos relacionados con la Institución el ejerció de la libertad de expresión y de información se encontrará sujeto a la observancia de la DISCIPLINA,  así como a los deberes de neutralidad política y RESERVA”.

Llama la atención, desde las óptica del principio constitucional de sometimiento pleno (no parcial o la carta) a la Ley y al Derecho (art. 103, 1º CE), que el Coronel de la Comandancia de Cádiz que formulaba parte disciplinario contra el Brigada (y suscribía la Propuesta de su cese en funciones) o el propio General D. Laurentino Ceña Coro que acordaba la iniciación de expediente disciplinario no hicieran lo propio de modo simultáneo y con mayor motivo y fundamento jurídico contra el guardia de Podemos,   cuando resultaba una obviedad la falta disciplinaria grave tipificada en el art.  8, 22º al haber realizado la denuncia con publicidad y a través de un medio de comunicación social del nivel de audiencia de la cadena, programa y en hora de emisión, en que se hizo. Falta que, por evidente y grosera, no podía decirse que pudiera pasar desapercibida, cuando precisamente a la vista de la misma se actuaba contra el Brigada exclusivamente.

La recta actuación administrativa, (-art. 9, 1º y 3º CE, art. 14 CE, art. 3, 1º y 18, 2º Ley Org. 11/2007, y art. 40, 1º Ley 12/2007, entre multitud de Fundamentos de Derecho que podrían invocarse-),  hubiera exigido que si alguien da el paso de formular parte disciplinario, debe hacerlo sin distingos de ninguna clase,  atendiendo objetivamente a todas las presuntas infracciones y presuntos infractores en presencia que se dan en ese programa televisivo, no sólo respecto del Brigada “franquista” exclusivamente.

Ni que decir tiene que por la posible responsabilidad penal en que Delgado Ramos hubiera podido incurrir por su actuación, (dependiendo del superior criterio de los jueces):  arts. 173, 1º, art. 197, 4º y 5º, art. 556, 2º y art. 390,1º 4 CP, el General D. Laurentino Ceña y todos los demás tampoco hicieron absolutamente nada (dar traslado al Juzgado como sí dieron traslado del Brigada),  contraviniendo el principio de igualdad ante la Ley y no discriminación art. 14 CE, entre el trato dado al Brigada y el trato otorgado al guardia, sobre el mismo hecho televisivo,  haciendo verdad el dicho que: “la justicia militar es a la Justicia lo que la música militar es a la Música” (dicho que jamás he compartido como válido,  y lo digo con pena porque siempre he esperado otra cosa del honor militar, pero he de rendirme a la evidencia).

–oo–

Aunque no hubo nadie ni en la Comandancia de Cádiz, ni en la Jefatura de la IV Zona de Sevilla, ni en la Dirección General de la Guardia civil que iniciara actuaciones contra Delgado Ramos,  sin embargo la publicación en la prensa (diarios El País y El Mundo 9 y 10 de julio 2015) apenas dos semanas después, que Delgado Ramos era el candidato de Podemos por la provincia de Cádiz,y siendo un guardia civil en “activo” ello puso de manifiesto una presunta falta disciplinaria de carácter muy grave (art. 7,  2º y/ó 3º Ley Orgánica 12/2007 disciplinaria de la Guardia civil), de modo que tal publicación parece ser que determinó la apertura en la Dirección Gª de la Guardia civil de una “información reservada”  contra Delgado Ramos. Sin embargo a pesar de la apertura de tal información reservada, se le permitió presentar, con posterioridad, la solicitud para pasar a la situación de servicios especiales para presentarse a las elecciones y ser Diputado por Podemos, y se le autorizó tal cosa cuando las presuntas faltas ya estaban cometidas y consumadas de forma continuada, y cuando un funcionario incurso en una o dos presuntas faltas disciplinarias de carácter MUY GRAVE como era su caso (por no hablar de las otras 7 faltas disciplinarias cometidas en la denuncia televisiva), no se le puede autorizar a pasar a una situación administrativa que le permita eludir su responsabilidad disciplinaria (art. 10 RD 1429/1997 vigente entonces) estando como estaba abierta una información reservada para aclarar lo sucedido de su actividad política estando en activo (máxime cuando en lugar de información reservada se debería haber dictado directamente Acuerdo de iniciación de expediente disciplinario ya que la actividad política era pública, a la vista de todos con noticias de prensa etc. y no precisaba ninguna “información reservada” previa, como no fuera para aparentar que se hacía algo sin hacer nada). Ya que la posibilidad de pase a la situación de servicios especiales no está establecida en el Ordenamiento jurídico para eludir la responsabilidad disciplinaria ya cometida (sobre todo cuando ésta es de la máxima entidad al tratarse de falta Muy grave, que puede conllevar la sanción de separación del servicio, y cuando la comisión es continuada), sino para el ejercicio legítimo por quien no esté incurso en faltas disciplinarias.

–oo– 

El tercer “indicio”, -por decirlo suavemente-,  de trato de favor por parte de la Dirección General de la Guardia civil a Delgado Ramos en este asunto lo tenemos (el famoso voto útil del PP) en la tramitación de la denuncia que ante la inactividad de las autoridades implicadas  (Comandancia de Cádiz,  IV Zona de Sevilla y  Dirección General), el propio Brigada presentó (a la vista de verse vendido por sus superiores a sabiendas de que el origen de todo esto era la crítica de presentar como un caso de moobing o acoso “laboral” lo que en realidad era un abandono de servicio, y que quien representaba la defensa del interés público era el Brigada y no el guardia de Podemos) el 3 de julio 2015 escrito denunciando ante el Ministro del Interior la antijuridicidad de la actuación de Delgado Ramos.

A diferencia de las actuaciones contra el Brigada que fueron inmediatas, sin embargo esta denuncia no se resolvió hasta el mes de febrero de 2016, respondiendo que no había lugar a iniciar actuaciones disciplinarias contra Delgado Ramos por cuanto con fecha 18/diciembre/2015 habían pasado a la situación de servicios especiales y había dejado de estar sujeto a la Ley Disciplinaria de la Guardia civil.

Lo que no explicaba la Resolución administrativa es porqué si la denuncia estaba presentada el 3 de julio se habían esperado a resolver a que pasara a la situación de servicios especiales, con lo mucho que habían corrido para actuar contra el Brigada, ni explicaba tampoco cómo teniendo Delgado Ramos una responsabilidad disciplinaria pendiente (la de la información reservada y ésta de la denuncia) se autorizaba a Delgado Ramos a pasar a la situación de servicios especiales para eludir la responsabilidad disciplinaria.

 –oo–

Diego Cañamero con el alcalde de Marinaleda Juan Manuel Sánchez Gordillo con militantes del SOC (Sindicato de Obreros del Campo) tomando las calles de un pueblo.

 Art. 15 de la cartilla de la Guardia civil ya desde 1844 dice: “(El Guardia civil) Ha de procurar juntarse generalmente con sus compañeros, para fomentar la estrecha amistad y unión, que debe haber entre los individuos del arma; aunque también podrá hacerlo, con aquellos vecinos de los pueblos que por su moralidad y buenas costumbres, sean apreciados y considerados en el pueblo donde estuvieren”

En la foto, Diego Cañamero (3º por la izquierda) con la crema del comunismo rural, que bien podían ser mañana mismo Directores Generales o “Asesores” en algún Ministerio de los muchos existentes o de otros más que puedan crearse para dar acomodo laboral a costa del bolsillo de los españoles a esta “élite intelectual” (?) de España y sus “destrezas cognitivas” (en palabras de la Ministra Celá en su comparecencia del día de ayer 15 abril).
Delgado Ramos en una pose preparada haciendo como que trabaja en su despacho del Congreso, sobre el marco de la pared una foto del cantante Camarón de la Isla, del que ha expresado que es ferviente admirador.

Emulando a este tuit que “felicita”  a los votantes socialistas de Extremadura, Andalucía y Castilla que con su voto al PSOE aseguran que a vascos y catalanes no les falte de nada,  mientras los vecinos de sus regiones no tienen ni la mitad, lo mismo habría que decir a esos buenos guardia civiles de la AUGC (y esos mandos) que han encaramado a Delgado Ramos para que no le falte a él de nada mientras ellos siguen haciendo servicios de 14 a 22 horas y de 22 a 6, y hacen frente al coronavirus sin ni tan siquiera mascarillas de tela, enfermando a cientos.

No hay más que ver “lo bien” que están los Guardias civiles desde que Podemos, el Partido de Delgado Ramos,  gobierna en comandita con el PSOE y manda la Guardia civil (en la foto, la Directora General de la Guardia civil socialistas, el Ministro del Interior, y el Director Adjunto Operativo de la Guardia civil socialista D. Launrentino Ceña Coro),  y desde que Delgado Ramos es Asesor del Ministerio del Interior, y ha pasado de reivindicar chalecos antibalas, a por no darles,  no dales ni mascarillas para no infectarse en los servicios diarios.  

 Qué visión de futuro y que inteligencia esos buenos guardias de la AUGC, qué bien lo han hecho, (y es que las puertas del infierno están empedradas de buenas intenciones), y como les ha “mejorado” todo con el PSOE-Podemos.

Para dotar a la Guardia civil de lo necesario no hay dinero ni previsión, pero para ayudar a Marruecos, que no falte, aunque eso daría para otro artículo.

«Dime, Padre común, pues eres justo,

                   ¿por qué ha de permitir tu providencia

                   que, arrastrando prisiones la inocencia,

                   suba la fraude a tribunal augusto?

                   ¿Quién da fuerzas al brazo que robusto

                   hace a tus leyes firme resistencia,

                   y que el celo, que más la reverencia,

                   jima a los pies del vencedor injusto?

                   Vemos que vibran victoriosas palmas

                   manos inicuas, la virtud gimiendo

                   del triunfo en el infame regocijo.»

                   «Esto decía yo, cuando riendo

                   celestial ninfa apareció, y me dijo:

                   ¡ciego!, ¿es la Tierra el centro de las almas?. 

                                   (Bartolomé Leonardo de Argensola, soneto nº 71)


2 respuestas a «CONTINÚA EL DESPILFARRO A PESAR DE LA SITUACIÓN EN LOS HOSPITALES: el dinero que no hay para la Sanidad lo hay para los enchufes»

  1. Ei descontrol de la demoníaca situación que nos destroza me ha hecho perder muchos magníficos trabajos, Este, sin duda, es uno de ellos.
    Y no es un tema menor, es una radiografía clara de lo que es este Estado de DESECHO, que no de derecho, esta tiranía descarada que se burla de lo que dice adorar (la democracia), estos Ejércitos sin honor y, por ende, ese brazo de la Justicia que debería ser la Guardia Civil convertida en cueva de ladrones.
    Muchísimas gracias por su trabajo.
    Recemos porque no suframos en nuestras carnes las desgracias que merecemos por permitir tamañas aberraciones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*