Correos es un desastre total

Vivimos en una nación donde si algo ha funcionado bien, tradicionalmente, ha sido Correos.

Esa organización que permite que lleguen cartas, periódicos, paquetes, etc., a un pueblo perdido del Altoaragón, Laguarres, que es mi pueblo natal, por ejemplo.

¿Cuánto costaría enviar una carta por medio de una empresa privada a Laguarres…?

Pues, posiblemente, varios euros, pues los carteros tienen que desplazarse, en su propio vehículo, desde Benabarre o Graus, situados a 15 o 12 kilómetros, respectivamente, y llevar unas pocas, escasas cartas, todos los días de la semana, de lunes a viernes, llueva o nieve, haga calor o frío.

Por razones que desconozco, y como el  socialismo todo lo que toca lo estropea, Correos cada día funciona peor, y a los hechos me remito.

El  lunes 18 de marzo de 2024 recibo una atenta llamada de un diputado del  Congreso, que me pide, muy amablemente, que le haga llegar determinados documentos del CASO ÁBALOS, que obran en mi poder. (Me niego a hablar del caso Koldo, pues este individuo no era más que el asistente, chófer y guardaespaldas del ex ministro, pero todavía diputado, José Luis Ábalos Meco).

Me arrastró, literalmente, hasta la sucursal 6 de Correos en Zaragoza,  sita a medio kilómetro, más o menos, de mi casa, y depósito allí un sobre, tamaño cuartilla, con la documentación pertinente, no sin antes pagar 5,75 euros, como carta urgente.

Repito, estoy hablando del lunes, 18 de marzo.

La funcionaria me dice que ese envío no saldrá de Zaragoza hasta el martes, pero que como el Congreso de los Diputados tiene estafeta propia, seguro que el  miércoles, día 20, estará allí, a primera hora de la mañana…

Como el envío es urgente, y lleva un número, voy consultando el localizador de envíos de Correos, en días sucesivos,  y toda la “información” que obtengo es la siguiente: Ups ¡Vaya…! (No sé si quieren decir que me vaya a hacer carajo, o que no tienen ni idea de donde está la carta urgente, repito,  y que me ha costado la friolera de casi seis euros enviar, de Zaragoza capital a Madrid.

El jueves, día 21, recibo en el móvil un atento mensaje del diputado en cuestión, agradeciendo el envío, por lo que supongo le llegó ese día,  sin posibilidad por tanto de poder blandir esos documentos en la sesión de control al gobierno del miércoles anterior, día 20. (Aunque vista la sesión, más bien parecía una sesión de control del  gobierno, o lo que queda de él, a la oposición, con abundantes insultos gritos, etc. ¡Por cierto, la actual ministra de igualdad parece tan desequilibrada como la anterior, o más!).

¿Ustedes ven normal que una carta urgente tarde cuatro días en llegar de Zaragoza a Madrid…?

Yo, no.

La próxima vez, iré a una agencia privada de transportes, alguna de las cuales incluso vienen a tu domicilio a recoger los envíos.

Creo que Correos debería hacer una campaña promocional, anunciándose así:

CORREOS AFRICANOS DE ESPAÑA.

Precios europeos, servicios africanos.

(Dicho sea con todo respeto a los carteros,  que los pobres hacen lo que pueden, y van cargados en exceso, con unos gigantescos carros, llenos de paquetería y envíos, que deberían cobrar un plus de penosidad, por el esfuerzo que tienen que hacer).

Por cierto, el localizador sigue diciendo: Ups ¡Vaya…!

¿Váyase usted a hacer puñetas…?

https://www.graueditores.com


4 respuestas a «Correos es un desastre total»

  1. Don Ramiro, en los pueblos de Teruel estamos igual. Parece que lo que más le interesa a Correos es entregar paqueticos de cosas que la gente compra por Internet y no el correo de toda la vida. Los carteros: unas maravillosas personas. La gestión desde arriba: tercermundista.

  2. Correos cada día va peor…
    El presidente, los altos directivos, etc., UNA BANDA DE INÚTILES, pero, eso sí, «amigos» de Pedro Sánchez, y con el carnet del PSOE en la boca.
    ¡El anterior presidente, ex jefe de gabinete de Sánchez en la PSOE, dejó una deuda de más de mil cien millones de euros, que se pide pronto!
    Al paso que vamos, ACABARÁN PRIVATIZANDO EL SERVICIO, si es que hay alguién que se atreve a comprar tan ruinosa empresa…

  3. Los buzones se caen, el de la foto es uno más, no se pintas, arreglan o sustituyen, las dos recogidas diarias, por la mañana y a las 5 de la tarde, se han sustituido por una sola, cuando van a las sucursales tienen que estar allí muchísimo tiempo,m pues operan como cobradoras de recibos de telefonía, luz, etc., en definitiva, un auténtico desastre.
    Las cajas que venden son carísimas, los libros que intentan vender (nunca he visto a nadie comprando uno) son también muy caros, los carros que tienen que llevan los pobres carteros son mastodónticos, y, la verdad, a veces dudo de que una señora pueda llevarlos, por el peso que contienen, etc.
    Todo, en su conjunto, ES UN DESASTRE, y no solo no se remedia o soluciona, SINO QUE VA A PEOR…

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad