De cómo la Virgen María triunfó sobre la diosa Venus

Rafael María Molina

El historiador Rafael María Molina nos cuenta como la devoción a la Virgen fue deplazando en el mundo amtiguo el culto pagano a la diosa Venus,  que era en realidad el culto a la propia impureza y a los instintos más bajos.

¿En que consistía el culto a la diosa Venus? ¿Estaba muy extendido el culto a esta diosa en la antigua Grecia y en Roma?

Afrodita o Venus, era la diosa del amor, la belleza y la fertilidad. En el mundo antiguo grecorromano su culto estaba muy extendido. Sus estatuas desnudas o indecentes estaban muy presentes en muchas ciudades en la vía pública, singularmente en la propia Roma. Su imagen se veneraba en numerosos templos. En teoría su culto atraía todo tipo de bienes, por lo que su veneración supersticiosa estaba muy extendida. Venus era la enamorada de Marte, dios de la guerra, y ambos eran los padres de Cupido. A veces se la representaba como heredera de Eris, la diosa de la discordia, llevando en su mano lo que se conoce como la manzana de la discordia.

El culto a Venus era, en realidad, el culto a la propia impureza y a los instintos más bajos, en una sociedad donde la condición femenina era muy dura.

¿Cómo era la condición de la mujer en Grecia y la antigua Roma?

Este es un aspecto curiosamente olvidado por muchos historiadores modernos. En general en la antigua Roma, como antes en Grecia la forma más corriente de matrimonio era por compra y el repudio legal hacia la propia esposa por los motivos más nimios era una práctica habitual. Sempronio repudió a su mujer por haber ido a los juegos del circo sin su consentimiento. El historiador Flavio Josefo repudió a su mujer, madre de sus tres hijos, porque se cansó de sus malos modales, según él. Plutarco explica que la pérdida de la belleza física, por haber ganado peso, o simplemente a causa de la edad era motivo para el repudio de las esposas en una multitud de casos.

¿Por qué se difunde hoy en día una versión idealizada sobre la supuesta libertad de la mujer en el mundo antiguo?

En el triste mundo occidental actual neopagano de principios del siglo XXI se nos explica una versión idealizada de la Antigüedad poniendo el acento precisamente en la libertad de costumbres sin barreras morales antes de la llegada de la “opresora” Iglesia y presentándolo como un interesante antecedente para nuestro mundo actual “postcristiano” y absolutamente relativista, donde presuntamente hemos alcanzado una gran “libertad”. Lo que intentan transmitir algunos es que el Cristianismo acabó con la libertad de la mujer, cuando fue todo lo contrario.

Se quiere pasar por alto deliberadamente el inmenso progreso moral y ético que supuso la llegada del Cristianismo para la sociedad y singularmente para la mujer. El Cristianismo instaura la idea del matrimonio por amor donde la mujer deja de ser poco más que una especie de esclava para convertirse en el pilar de la familia con la misma dignidad que el hombre. Se seguía el ejemplo de Nuestro Señor que siempre fue muy amable con las mujeres como se lee en los Evangelios.

¿Cual fue la influencia de la Santísima Virgen en la cristianización del imperio romano?

La inmensa figura de la Santísima Virgen María se convirtió en ejemplo y modelo de virtudes. Es la mujer que, por su amor hacia Dios, su abnegación y su humildad, fue coronada como Reina de Cielos y Tierra, Madre de Dios y madre nuestra. Mujeres virtuosas siguieron su ejemplo y fueron decisivas en la conversión de grandes santos como San Agustín entre otros. Grandes damas cristianas como Tabita, Domitila o Fabiola se hicieron famosas por sus obras de caridad con los pobres y necesitados.

María representaba además como es lógico un excelso ejemplo de castidad, pureza y limpieza de corazón que cautivó a la Humanidad, No solo a algunos espíritus selectos sino a las masas. Desde entonces durante muchos siglos fue modelo singular de pintores, escultores, artistas y poetas y se le dedicaron miles de templos e iglesias. Su excelso ejemplo conmovió a los seres humanos.

¿Muchos templos de Venus se transformaron en iglesias en honor a la Santísima Virgen?

Mucha gente en el antiguo imperio romano estaba ya harta de los dioses paganos, de su crueldad e inmoralidad y finalmente se produjo el triunfo del Cristianismo. Las diosas de la corrupción y el vicio fueron destronadas, arrojadas de sus templos y lanzadas al vertedero, literalmente, en muchos casos. Al cristianizarse el Imperio Romano sus templos fueron convertidos en iglesias y las imágenes de la Virgen María sustituyeron a las indignas diosas caídas como recordaba el erudito Joaquín Pérez Sanjulián hace un siglo, quién documentó este proceso con rigor. En muchos templos y representaciones públicas, el culto de Venus, Marte y Cupido, fue eficazmente reconvertido en culto a la Sagrada Familia, Jesús, María y José. Lo que más impulsó posiblemente el culto a la Santísima Virgen para mucha gente en aquel momento, fue que María no sólo era la Madre de Dios, sino también una Madre amorosísima para cada uno de nosotros, mientras que Venus y el resto de diosas paganas en ningún caso eran madres de los seres humanos sino reinas caprichosas y crueles.

¿Cree que hoy en día volverá a triunfar finalmente la Santísima Virgen sobre el culto a Venus de nuestros días, o sea, la impureza que está por todas partes?

El renacido culto a Venus de nuestra época, simbolizado actualmente en la indecente publicidad, moda cine o música, y muy especialmente en lo que se conoce como ideología de género, ha extendido una triste capa de perversión en todas partes. Pero está profetizado y escrito que la Santísima Virgen volverá a aplastar a Venus y al demonio. Ella, la Santísima Virgen María es nuestro amparo y defensa. 


8 respuestas a «De cómo la Virgen María triunfó sobre la diosa Venus»

    1. Tal como comentas, la Virgen María aplastará la Serpiente Antigua y, junto con los demás demonios, será arrojado de vuelta al infierno; en cuanto a aquellos –los de carne y hueso- seguidores de Satanás y demás cooperadores y cobardes (fácilmente distinguibles pues llevarán la Marca de la Bestia) perderán esta vida mortal –van a morir- y, lo que es infinitamente peor, sufrirán tormento eterno en compañía de los demonios.
      Tenemos a Nuestra Madre la Inmaculada Virgen María y a su Hijo N. S. JESUCRISTO (lo que lleva implícitamente tener además a DIOS Padre y a DIOS Espíritu Santo) ¿A quién podremos temer?

      Voy a poner –terminando- unas palabras del arzobispo Viganò:

      “¿Crees que los mártires eran personas dotadas de poderes especiales? Los verdaderos mártires fueron, son y serán personas como tú y como yo, personas con mil defectos quizás, pero impulsadas por el amor a Cristo, es decir, impulsadas por la Caridad, que están dispuestas a sacrificar su vida para no renunciar a ese amor sobrenatural y divino. Y si ellos fueron capaces, con la ayuda de Dios, de enfrentarse a la muerte acompañada de horribles dolores, ¿crees que tú hoy no eres capaz, bajo el manto de la Santísima Virgen María, de enfrentarte a esos tiranos, tan crueles como cobardes? Siéntete honrado por el privilegio que se te concede de merecer el Cielo: tu fidelidad, tu fuerza contra las imposiciones de un poder hostil, te merecerán la ayuda y la protección del Cielo hasta en las cosas más pequeñas.
      Permanece en la Gracia de Dios, que es el único bien que nadie podrá quitarte jamás: todo lo demás estará en manos de Aquella a quien invocamos como Auxilio de los cristianos. Y cuando la Virgen interviene, el infierno tiembla.”

  1. HOY, 16 de junio, festividad del SAGRADO CORAZON de JESUS, pido que un sacerdote de los dignos que colaboran en estas paginas, nos ponga unas lineas sobre la festividad, porque no se si el resto de los lectores lo necesitan, pero este humilde servidor SI.
    ESPANA por CRISTO

    1. En el diario digital «Religión en Libertad» ayer jueves se publicó un artículo sobre este tema con el título «¿Qué es el Sagrado Corazón de Jesús? ¿Qué es la «Gran Promesa»? ¿Cómo es su espiritualidad?», que me parece interesante.

        1. Bueno, Iñigo, yo indicaba un artículo en el diario digital «Religión en Libertad» (no pongo el enlace porque no sé si es del todo correcto indicarlo -desde el punto de vista de confiable, etc.-, aunque yo visito frecuentemente ese sitio y me parece digno de confianza), pero no es el mismo que el del enlace que indicas. Saludos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad