De cómo Roma lloró la muerte de Isabel la Católica y de cómo se va a conmemorar

P. José Luis Rubio

La peregrinación está organizada por la Comisión Isabel la Católica, el arzobispado de Valladolid y el Capítulo Isabel la Católica. Tendrá lugar en Roma del 25 al 28 de febreroEntrevistamos al P. José Luis Rubio Willen, director de la Comisión Isabel la Católica para la Causa de Beatificación de la Reina (AQUÍ), que nos explica todo lo concerniente a la peregrinación.

¿Qué importancia tuvo el funeral en Roma de Isabel la Católica y en qué circunstancias se produjo?

La noticia del fallecimiento de Isabel la Católica llegó a Roma con un mes de retraso aproximadamente, que era lo que entonces tardaban en llegar las noticias de unos países a otros. La reina muere el 26 de noviembre de 1504 en Medina del Campo. Sorprendió e impactó la noticia porque la reina era muy querida en los ambientes vaticanos y en la curia romana. Alejandro VI, el gran pontífice amigo de los Reyes Católicos ya había fallecido. Fue el papa que les había otorgado el título de Reyes Católicos. El nuevo papa Julio II preparó en la curia el funeral en la iglesia española de Santiago y Montserrat.

Los Trastámara tenían fama de cuidar mucho todas las cosas oficiales. Fueron invitados toda la curia romana y toda la aristocracia. También fueron invitados todos los políticos que habían entonces. La gente sencilla también acudió a esos funerales. La tradición de esa época prescribía que el papa no asistiese a estos eventos, pero sí lo hizo toda su familia cercana.

¿Por qué fue tan importante la homilía en donde el predicador habló de sus virtudes y de su santidad de vida?

El predicador fue Ludovico Bruno, una persona docta y de plena confianza para los Reyes Católicos. Era obispo de Acqui (Países Bajos). Tenía un profundo equilibrio espiritual. Fue una riqueza y una gran gracia de Dios poder recuperar el sermón porque ya en esos funerales, poco más de un mes de su fallecimiento, se le consideró santa. Es importantísimo para un proceso de beatificación que la persona haya muerto en olor de santidad, emanando un perfume de imitación a Cristo y a sus grandes devociones.

En la homilía habló de su vida desarrollando un collar de virtudes de la reina y la comparó incluso con Santa Catalina de Siena, de la que era muy devota. Aludió a que quiso ser enterrada a ras de suelo con el sayal franciscano con el despojo de toda realeza, algo que sólo podía ser comparable a San Luis, rey de Francia. Dijo que era mujer de tantísimo ejemplo y cuyo cadáver llegó incorrupto a la sepultura. En definitiva, el predicador la consideró santa ante toda la curia romana.

Háblenos de la iglesia en donde tuvieron lugar los funerales con tanto fasto y esplendor…

Los funerales a la española de la reina fueron en una iglesia emblemática que pertenecía a España. Se trata de la iglesia de Santiago de los españoles situada en la céntrica Plaza Navona. El templo, erigido en el siglo XV, se había convertido en un símbolo para la cristiandad y para España porque allí se hicieron Misas de acción de gracias por la guerra de Granada, que duró 10 años. También fue escenario del funeral del príncipe Juan el año 1498, que era el heredero, el hijo amado, el llorado…

Según los documentos en el funeral de la reina Isabel se gastaron tonelada y media en cera para iluminar la iglesia. La iluminación contrastaba con la parte triste y tenebrosa del misterio de la muerte. La luz representaba la gloria de la resurrección. En el catafalco no figuraban los escudos de Castilla y Aragón, solamente una inscripción que aludía a las virtudes de la reina.

¿Qué importancia tiene el hecho de recordar este aniversario en aras a su proceso de beatificación?

Es algo providencial. Se me ocurrió cuando llegaron a mi mano estos documentos de la homilía del funeral, de los que yo no tenía conocimiento. Tras estudiarlos a fondo me conmovió que en Roma ante la curia del papa Julio II se le diese la categoría de santa. Toda la gente que trató a la reina hablaba de su santidad. También vivió rodeada de santos, desde Cisneros hasta Fray Hernando de Talavera, el arzobispo de Granada que era su confesor. También podemos destacar a Santa Beatriz de Silva, fundadora de las concepcionistas franciscanas junto a la reina Isabel, a Beatriz Galindo, la latina y a Teresa Enríquez, la loca del sacramento…

¿Qué esperan de la audiencia con el Papa?

La tiene que concretar aún mi arzobispo, Mons. Arguello y tenemos que ultimar los detalles. Será algo muy bonito, la santidad es algo que da Dios y Dios da a los santos cuando más se necesitan y más se piden y estamos en ese momento. Encontrarnos con el Santo Padre puede ser algo muy providencial y emotivo para ver a Isabel un día en los altares como una gran intercesora.

¿Cómo se pueden apuntar a la peregrinación?

A través de la agencia de viajes Singular Travel (Teléfono: 958 257122. Móvil: 629 420701). Es un vuelo directo desde Madrid a Roma y vamos a pensión completa y con un autobús a nuestra disposición, a un precio muy aceptable de 950 euros.

¿Cómo es su misión de dar a conocer a Isabel al mundo de hoy?

Tengo la responsabilidad de difundir la devoción a la reina en todos los rincones del mundo y hacer ver que es un ejemplo excelente de lo que debe ser un político. La política de hoy, que está tan vacía de conceptos espirituales, de conceptos de civilización, está llena de pensamiento líquido y de relativismo. Buscan crear un pensamiento único y totalitario. La reina Isabel es un buen antídoto ante esto y un ejemplo de lo que debe ser un buen gobernante.


4 respuestas a «De cómo Roma lloró la muerte de Isabel la Católica y de cómo se va a conmemorar»

  1. Bergoglio ha visitado 59 países en 10 años como usurpador de la Silla de Pedro, pero no visitó España. Con motivo de la celebración de los 200 años de la independencia de México, este manifiesto y grotesco bufón se atrevió a solicitar perdón por las atrocidades cometidas por la Iglesia Católica española en la conquista de México.
    Este bufón solo siente admiración por populistas como Evo Morales, Nicolás Maduro y López Obrador o de populistas españoles como Pablo Iglesias.
    Con la tirria que este demente tiene a España, dudo que durante su “tiempo de usurpación” haga algo positivo; antes hará santo a Stalin cuando descubra que en el Escudo de los Reyes Católicos figura el yugo y las flechas y no encuentre ninguna hoz o martillo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad