De los nombres del Hijo de Dios hecho hombre

mm

¿Cómo se llama el Hijo de Dios hecho hombre? El Hijo de Dios hecho hombre se llama Jesucristo.

¿Qué quiere decir Jesús? Quiere decir Salvador.

¿Por qué se da el nombre de Jesús al hijo de Dios hecho hombre? Porque vino a salvar y rescatar a los hombres.

¿Qué otros nombres se dan a Jesús, en calidad de Salvador? Se le dan los nombres de Redentor, porque paga la deuda del pecado; Libertador, porque libra las almas de la servidumbre del pecado y, en consecuencia, del demonio de quien el pecado nos hace esclavos; Mediador, Príncipe de la paz, porque se interpone entre Dios y los pecadores para obtener el perdón del pecado y reconciliarlos con Dios; Reparador, porque repara los males del pecado; Amigo y Hermano de los hombres, porque al borrar sus pecados los hace amigos e hijos adoptivos de su Padre celestial.

¿Quién dio el nombre de Jesús al Hijo de Dios hecho hombre? Dios mismo por ministerio de un ángel, que dijo a María: “Sábete que has de concebir en tu seno, y parirás un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús”; ya San José: “Parirá un hijo a quien pondrás por nombre Jesús: pues Él ha de salvar a su pueblo de sus pecados” (Mat., I, 21).

¿Qué virtud tiene el nombre de Jesús? El nombre de Jesús es: 1º Nombre de gozo  “Mas yo en el Señor me gozaré, y me regocijaré en Dios mi Jesús” (Hab., III, 18). 2º Nombre de confianza “Cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, yo lo haré” (Juan XIV, 13). 3º Nombre de poder  “Al nombre de Jesús se doble toda rodilla en el cielo, en la tierra y en el infierno” (Filip., II, 10). 4º Nombre de salvación “Fuera de él no hay que buscar la salvación el ningún otro. Pues no se ha dado a los hombres otro nombre debajo del cielo, por el cual debamos salvarnos” (Hechos IV, 12).

¿Qué quiere decir Cristo? Quiere decir ungido o consagrado.

¿Por qué el nombre de Cristo conviene al Hijo de Dios hecho hombre? Porque Jesús fue consagrado por su Padre rey, pontífice y profeta. Rey, esto es, Señor, Cabeza de la humanidad, Dominador de las naciones; Pontífice, esto es, Sacerdote eterno o Medianero entre Dios y los hombres; Profeta, esto es, Doctor que habla en nombre de Dios.

Demostrad que Jesucristo es rey.- En cuanto Dios, es el soberano Señor del cielo y de la tierra; en cuanto Dios-hombre, ha recibido todas las naciones en herencia (Salmo II, 8), y fundado el reino espiritual de la Iglesia, de la que es cabeza “Dícele Pilatos: ¿Conque tú eres rey? Respondió Jesús: Así es como dices: yo soy rey” (Juan XVIII, 37).

Mostrad cómo es pontífice.- Él mismo se ofreció a Dios estando en la cruz; cada día se ofrece de nuevo en el altar; y en el cielo, es nuestro abogado y mediador ante el Padre “Tú eres sacerdote eternamente según el orden de Melquisedec” (Salmo CIX, 4).

Mostrad cómo es profeta.- Nos ha revelado los misterios de Dios: Él mismo profetizó y nos enseñó cuanto debemos creer y practicar para salvarnos. “Respondían las gentes: Este es Jesús, el profeta de Nazaret de Galilea” (Mat., XXI, 11) – “Fue un profeta, poderoso en obras y en palabras” (Luc., XXIV, 6).

¿Cómo se deduce de esos diversos títulos que Jesús es el Salvador de los hombres? Con sus ejemplos, les traza el camino del cielo; con su doctrina los ilumina, y, con su gracia y sus sacramentos, los vivifica. Es para ellos el camino, la verdad y la vida (Juan XIV, 6). De modo que Jesús y Cristo resumen todos los nombres, todos los títulos del Hijo de Dios hecho hombre para nuestra salvación.

¿Por qué decimos que Jesucristo es el único Hijo de Dios? Porque sólo Él ha sido engendrado del Padre, y le es consubstancial. “Nosotros hemos visto su gloria, gloria cual el Unigénito del Padre” (Juan I, 14).

¿No son los justos también hijos de Dios? Jesucristo es Hijo de Dios por naturaleza; los justos solamente lo son por adopción, es decir, por gracia. “A todos los que le recibieron, dióles poder de llegar a ser hijos de Dios” (Juan I, 12).

¿Por qué decimos que Jesucristo es Nuestro Señor? Porque es nuestro Dueño, a quien es debida obediencia perfecta. “Vosotros me llamáis Maestro y Señor, y decís bien, porque lo soy” (Juan III, 13).

¿Cómo es Jesucristo nuestro Dueño? Jesucristo es nuestro Dueño en cuanto Dios y en cuanto hombre. En cuanto Dios, es nuestro Creador; y, por tal razón, dependemos absolutamente de Él. En cuanto hombre, es nuestro Redentor, que dio su vida para rescatarnos; y, por tal motivo, tanto más le pertenecemos cuanto que le costamos el precio infinito de su sangre.


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*