4 respuestas a «Demoledor zasca de Bolsonaro a Francisco I»

  1. Para quien no padezca de «papolatrismo» visceral, como el que exhibe a diario Radio María sin asomo de rubor, resulta evidente que el solio pontificio está «okupado».

  2. El invierno pasado, cuando el Gobierno de Montenegro quiso cerrar y confiscar las iglesias por la pandemia, la gente se echó a las calles. El Metropolita Cetinge anatemizó y excomulgó a todo el gobierno, que tuvo que dimitir.
    Bergoglio hace exactamente lo contrario: es uno de ellos, de los del Nuevo Orden Mundial. Es un hereje público y notorio, enemigo de Dios y de los hombres.
    No logro entender cómo la inmensa mayoría de los católicos no son conscientes de ello.

    1. El IMPÍO Bergoglio no es Papa -Dios, NO le reconoce como tal-, sino ANTIPAPA. Es un DESTRUCTOR. Se trata de Pedro el romano, es decir, el profetizado -por San Malaquías- ÚLTIMO «Papa», antes de la Parusía.

      San Juan, en el último Libro (Apocalipsis) de la santa Biblia, lo llama «falso profeta».

      Ese TRAIDOR a Cristo, ese HEREJE, ese TÍTERE de los SATANISTAS JUDÍOS -léase de los malditos MASONES- en cuanto muera, será CONDENADO al INFIERNO. Y, con él, todos los HIPÓCRITAS idólatras que le siguen.

      ¡Viva Cristo Rey!.

      Pd.: ya me gustaría a mí que Bolsonaro estuviese viviendo en la Moncloa. Y no el CRIMINAL MASÓNICO que actualmente la «okupa».

      1. Bueno, tal vez BERGOGLIO no haya estado actuando tan solo. Esto viene de hace años. De la misma forma que Bergoglio deja tirados a los valientes que se enfrentan a estos exterminadores: Bolsonaro, católicos chinos,…los predecesores también; fueron estos que dejaron escuela: Roncalli retiró el carácter de cruzada a la guerra de liberación, de Montini (el predilecto de Roncalli) ya ni digo en su obsesión por Franco. Wojtyla y Ratzinger –utilizaron la táctica de la disolución del azucarillo: mezclando a todos juntos de la mano-.
        Desde Roncalli todo ha sido desmantelar Nuestra amada Iglesia. Esta operación de dominación y exterminio está en su fase final y solo N. S. JESUCRISTO nos va a salvar –a los que queden, después de la inminente gran tribulación-. Esperemos que los atontados se enteren de una vez y los indecisos dejen de serlo, pues a los tibios DIOS los vomitará. ¡Fuera los okupas satánicos! ¡Venga rápido CRISTO Nuestro Rey!

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad