La derecha buenista y la derecha de propuestas

Los debates, los comentarios políticos y los votos, ponen de manifiesto que muchos ciudadanos piensan que la derecha no ha contribuido, de forma suficiente y eficaz, a subsanar los grandes errores que se han ido produciendo en la política nacional, a lo largo de nuestro periodo constitucional. Aznar no supo rectificar, en su segunda legislatura en la que tuvo mayoría absoluta, las excesivas transferencias de competencias que había hecho al nacionalismo, para llegar al poder en 1996. Igualmente, Rajoy, en 2011, tras las elecciones que le dieron la mayoría absoluta, 185 diputados y 153 senadores, no quiso actuar, con firmeza radical, para contrarrestar los graves desaguisados políticos de Zapatero. Podía, pero no lo hizo, haber derogado la ley de Memoria Histórica de 2007, retornado a la ley de educación del PP de Aznar, derogada por Zapatero incluso antes de haberse aplicado, volver a incluir en el Plan Hidrológico Nacional el trasvase de aguas de la desembocadura del Ebro a Alicante, Murcia y Almería, etc. Pero Rajoy prefirió optar por el buenismo, por la moderación sin sentido y limitarse a la economía, con bastante acierto, pero descartó temas políticos nacionales claves como los citados. Repitió después su buenismo, con su ineficiente aplicación del 155, tras el golpe de estado, dado por la Generalitat de Cataluña.

Cabe pensar que la derecha sigue, de facto, aceptando la presunta superioridad moral de la izquierda y huyendo de posturas de firmeza, para no parecer de “extrema derecha”. Se la ve con miedo a defender el espíritu de la transición, a denunciar la pasividad la izquierda ante Cuba y la vergonzante “mediación” de Zapatero en Venezuela, a diferenciar entre la sanidad y la educación públicas y la sanidad y educación gratuitas, a cuestionar al marxismo que sigue siendo elogiado en la Universidad y en la política, a promover la busca de la verdad histórica de la República, Guerra Civil y franquismo, a exigir una regulación adecuada de la inmigración, etc.

Los partidos del centroderecha nacional, PP, Cs y Vox, tienen, ante la segunda vuelta del 26-M, el deber de aclarar su posición. No se trata de atacar al PP sobre sus errores pasados ni al Cs por sus vacilaciones, antes y tras el 155, y con otros temas. Vox apenas acaba de llegar; no tiene pasado. Pero, en todo caso, tanto PP, como Cs y Vox tienen ahora la oportunidad de pronunciarse sobre los temas claves. Deben mostrar a cuál de las dos derechas quieren pertenecer, a la buenista o a la de propuestas. Estas elecciones, aunque sean autonómicas municipales y europeas, serán de gran trascendencia política para España. Por una parte, por el reparto de poder que el Estado de las Autonomías ha hecho entre el Gobierno central y las autonomías y los municipios y, por otra, por la importancia de la presencia de España en Europa, más aún ante el posible Brexit.

Es altamente probable que Sánchez busque un acuerdo con los independentistas y con Podemos, que será muy gravoso para España, tanto en términos políticos como económicos. La realidad es que la derecha tampoco está ofreciendo a Sánchez una salida, que no le arroje para comprar apoyos, en brazos de Podemos e independentistas. ¿Es esto tener visión de Estado? Sánchez ya fue presidente con 84 diputados y es absolutamente impensable que, con 123 diputados, renuncie a ser investido ahora. Para hacerle frente políticamente, las elecciones del 26M ofrecen una “segunda” vuelta. No parece limpio por parte de las derechas que sus campañas se centren en el politiqueo del voto útil. Eso resulta muy cobarde, pues es refugiarse una vez más en un vacío buenismo, en la ambigüedad de la moderación ante no se sabe qué. Los ciudadanos debemos exigirles que se definan ante los temas claves ante las próximas elecciones.

El independentismo se está consolidando, fundamentándose en el uso antiespañol de la lengua, rompiendo el espíritu de la transición y exaltando, con tintes muy peligrosos, el rechazo y la persecución a todo lo que suene a España. Sobre el tema de la lengua tiene mucho que decir los gobiernos autonómicos de Galicia, Baleares, Aragón e incluso el de Asturias. También los demás gobiernos autonómicos tienen mucho que decir, porque deben mostrar si quieren una España unida y solidaria o ser herederos de los reinos de taifas de los musulmanes, que fueron la última etapa del colapso de aquellos, frente al avance de los cristianos durante la reconquista.

La ley de Memoria Histórica sigue y seguirá vigente tras estas elecciones. Es una ley general pero su aplicación se hace por los gobiernos autonómicos y municipales. Por ello es importante que este factor de confrontación y de discordia sea frenado, mediante los resultados de las próximas elecciones. Se plantea también aquí la opción entre la derecha buenista, que no quiere ni hablar de este problema, y la derecha que propone la derogación, o la ralentización de la aplicación, de esa ley en el ámbito territorial

La regulación de la inmigración corresponde al Gobierno de la nación, pero es indiscutible que su plasmación se efectúa, en muchos casos, por los gobiernos autonómicos y municipales, habiéndose conocido muchas actuaciones y ayudas, que discriminan a los ciudadanos españoles y que no exigen, como contrapartida, una clara voluntad de integración en el tejido laboral ni en la cultura española. También al respecto PP, Cs y Vox deben pronunciarse. Ya estamos viendo como vecinos países europeos se están afeitando las barbas por lo que, como dice el refrán, convendría poner las nuestras a remojar.

Otro elemento de indudable importancia es la armonización autonómica. Los futuros gobiernos autonómicos que se constituyan podrán optar por buscar la armonización de políticas, en aras de la solidaridad nacional, o bien en seguir preocupados exclusivamente por los intereses locales a corto plazo, sin importarle perjudicar al conjunto de los españoles.

Y por supuesto, está el tema económico. La actuación de liberación económica creadora de empleo es esencial. ¿Por qué, cuando hay crisis en los países, los emigrantes no se van a Cuba? ¿Por qué prefieren ir a Estados Unidos? No seamos demagogos. Elevar los impuestos, poner absurdas trabas administrativas, no son medidas creadoras de empleo. Proteger al trabajador, sí y al desempleado, más aún. Pero, rechazando el pensamiento marxista, que afirma que todo empresario explota a sus empleados, por el mero hecho de ser propietario de los medios de producción de su empresa.

En suma, a la hora de votar asegurémonos de que, el partido al que votemos, ha dejado clara su posición sobre estos temas, Descartemos a la derecha buenista que quiere flotar siempre, sin importarle hacia donde la lleve la corriente. ¿Quiénes son la derecha buenista y quiénes la derecha de propuestas? Es nuestra responsabilidad individual decidir al respecto, a la hora de emitir el voto, porque las consecuencias pueden tener un gran impacto.

Compartir

One thought on “La derecha buenista y la derecha de propuestas”

  1. La masonería se integra en las filas de la (UME, Unión Monárquica Española) y afila sus cuchillos contra VOX
    https://www.lasvocesdelpueblo.com/la-masoneria-se-integra-las-filas-de-la-ume-y-afila-sus-cuchillos-contra-vox/
    La masonería llama a una fusión PSOE-PP-Cs “contra Podemos y Vox”
    https://www.hispanidad.com/confidencial/la-masoneria-llama-a-una-fusion-psoe-pp-cs-contra-podemos-y-vox_12008274_102.html
    La Constitución de 1978 se escribió en una Logia Masónica:
    https://logiaconocimiento.org/2018/12/10/la-constitucion-espanola-de-1978-se-escribio-en-una-logia-masonica/
    Jordi Solé Tura uno de estos masones Padres de la Constitución, dejó escrito:
    “El derecho de autodeterminación a través de una consulta electoral significa que la población del territorio donde este derecho se ejerza puede pronunciarse por la independencia o rechazarla. Pero, precisamente porque es un derecho de autodeterminación, solo se pronuncia la población del territorio que pretende auto determinarse. La población del resto del Estado -es decir, en nuestro caso, del resto de España- no se pronuncia electoralmente, sino que se limita a tomar nota del resultado electoral en el territorio en cuestión y aceptar el resultado”. Esto está sacado de la página 155 del libro ‘Nacionalidades y nacionalismos en España’ (1985), escrito por Jordi Solé Tura.
    https://www.elperiodico.com/es/entre-todos/participacion/sole-tura-dejo-claro-que-era-derecho-autodeterminacion-133574

    Dado que la masonería fue la que elaboró la Constitución de 1978 resulta OBVIO que ya estaban infiltrados durante el franquismo porque de no ser así, no habrían podido hacerlo.
    La masonería es anti-cristiana, por eso la masónica Francia ha permitido la destrucción y ataques a más de 1.000 iglesias en Francia, idem en España.

    Todos los partidos políticos españoles están manipulados por la masonería y responden a intereses extranjeros por obediencia masónica; desde el PP – PSOE – Ciudadanos – Separatistas vascos o catalanes, ERC etc y concretamente con algunos de estos grupos, son sectas satánicas que realizan todo tipo de ritos macabros desde la violación de niños a su asesinato impune.
    La destrucción de la familia, de la religión, de las naciones, de la propiedad privada son los objetivos para el establecimiento del Nuevo Orden Mundial con una única religión pederasta y satánica, donde los padres no pueden negarse a que en las escuelas se inicie en el sexo a los niños/as desde los 0 años. Hablamos de satanismo puto y duro.

    Esa izquierda española que ha hecho el FRAUDE electoral con la connivencia de PP y C’s, pretenden además cerrar las térmicas que funcionan con carbón y las nucleares para tener energía más limpia, en un falso discurso porque España es deficitaria eléctricamente e importa el déficit de Francia, si, del Gran Oriente francés; y cerrar estas instalaciones nos llevará a un déficit superior al 25-30% que deberemos importar de Francia para que en España tengamos energía limpia y no contaminemos, mientras la energía que se importa de Francia proviene de centrales nucleares. También se pretende importar del Ródano el agua deficitaria que tenemos, sin decirnos que ese agua es la que se usa para refrigerar las nucleares y está contaminada, pero todo sea para que Francia tenga más ingresos y España mayor dependencia.

    A ver si despertamos de una vez y nos unimos TODOS los que amamos España porque lo vamos a perder TODO.

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*