Desafortunadas Islas (a la deriva, proa al 2030)

Según noticia de Rambla Libre (véase “Violación de una joven canaria por un negro y dos que hablaban en árabe”: 5/1/2021), el pasado 12 de enero del actual 2021 fue brutalmente violada en Las Palmas de Gran Canaria una joven paisana nuestra de 21 años por un inmigrante negro, con la complicidad de dos inmigrantes de origen magrebí; el autor material de los hechos ha ingresado en prisión; los cómplices o encubridores, puestos en libertad.

Anselmo Pestana

De ser cierta esta información filtrada -y nada tengo para suponer lo contrario-, ante un hecho tan grave ¿no tiene nada que decirnos a los canarios el señor Anselmo Pestana, delegado del Gobierno de Canarias, quien, en contra de todas las evidencias, se empeña más bien en asegurar que «todo está en orden, bajo control», y que los niveles de seguridad de Las Palmas de Gran Canaria están entre los más altos del país? Y el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria (socialista de los que cobran por no serlo, por no ser socialista), ¿tampoco tiene nada que reconocer o admitir? ¿Y el burgués, masón y vividor politiquero de Jerónimo Saavedra, también especimen de socialista de los que cobran por no serlo, al contrario que los militantes socialistas que han sido, que no cobraban dinero por sí ser socialistas? ¿Y el marqués de La Gomera, cacique y vividor de la política donde los haya? ¿Y todos los indigentes mentales, morales y espirituales que no tienen más cantinela, mantra y repertorio que acusar de fachas, fascistas y racistas a los que discrepamos del pensamiento oficialista al servicio de la agenda oculta del NOM? Y el juntaletras, ricachón y ultraprogre de Carlos Sosa, ¿no va a pronunciarse, a mojarse en esta oportunidad? Y el resto de farsantes y vividores de la política de Nueva Canarias, PSOE, Podemos, Agrupación Socialista Gomera, Coalición Canaria (ojo: más el silencio cobarde y cómplice de los maricomplejines del Partido Popular)  ¿también van a seguir suponiendo que los canarios nos chupamos el dedo?

Desde luego, un partido como el PSOE es tan repugnante, tan vomitivo, tan corrupto, tan cleptómano, que con toda justicia merece ser llamado PSOEZ; lo siento por las personas honradas que en España aún siguen reconociéndose simpatizantes del PSOE,  a las que no es mi intención ofender. Ciertamente, Podemos es nauseabundo igualmente, repugnante a más no poder: sus dirigentes y todos sus apoyos mediáticos; Podemos y lo que representa: odio a las esencias y raíces de nuestra patria, por una parte; y por otra, una agencia de colocación de empleo para amiguetes, novias, exnovias, novios y exnovios, la cual está alcanzand, como por cierto cabía suponer,  unos muy vomitivos niveles de nepotismo. Pero es el PSOE el principal responsable de la debacle que está ocurriendo en España, de la que intentan sacar tajada sus seculares enemigos: los separatistas catalanes y vascos, racistas todos (en verdad todos los separatistas dispersos por nuestros 17 autonomías o reinos de taifas), Podemos, que hasta se permite marcar la hoja de ruta al Gobierno de Faconetti Sánchez, y desde luego Marruecos.

Por ser culpable, el PSOE es en buena medida culpable del odio antiespañol que enarbolan los insoportables separatistas vascos y catalanes. Culpable del clima enrarecido y envilecido que se respira en toda Cataluña. Culpable del golpe de Estado permanente que se vive en la patria chica del genial Antonio Gaudí. Culpable de todas las pedradas, insultos, tornillazos, amenazas y agresiones que sufren los de VOX cada vez que van a esas tierras de España a mitinear, a defender la unidad de nuestra nación (la Corona, la Constitución…). De todo esto y de mucho más es culpable el PSOE. Culpable hasta de la deshumanizante y degradante nueva ley sobre transexualidad impulsada por la mugre de Podemos, con  Irene Montero a la cabeza.

Ergo, ¿cómo es posible que desalmados y descerebrados como Gabriel Rufián, Pablo Iglesias, Ada Colau, Irene Montero, Echeminga Dominga (también llamado Pablo Echenique), Iñigo Errejón y un largo etcétera estén en las instituciones, mamando a base de bien de la teta de una España a la que odian y desean ver más que postrada, arruinada y hundida? Pues por esto que decimos: en buena medida están ahí, estos miserables sacamantecas empeñados en arruinar España como enemigos de la libertad por servidores del totalitarismo y del terrorismo, por culpa del PSOE, el partido más golpista, cleptómano y corrupto de cuantos ha habido en la historia de España (véase, si no, el caso ERE en Andalucía, la mayor estafa perpetrada por un partido político y sus cuates en la moderna historia europea).

A todas estas organizaciones políticas habría que irlas echando de las instituciones: mucho bla bla bla pontificando sobre los derechos de los inmigrantes, el cambio climático, las energías renovables, lo malo que es Donald Trump (acaba de reconocer nada menos que el Times que hubo tongo y trampas, fraude electoral para correr a Trump de la Casa Blanca, a fin de entregar el nuevo Gobierno presidido por Joe Biden a Soros y al Nuevo Orden Mundial) y otras mentecatadas por el estilo, en tanto los canarios tenemos que enfrentarnos a situaciones de inseguridad, crisis económica y sanitaria, paro, pobreza… Y un tenebroso horizonte en el que apenas se dibuja o perfila un turismo (principal fuente económica de Canarias) herido de muerte, porque si ya damos al exterior la imagen que estamos dando (principalmente a Europa, procedencia preferente del turismo que viene a Canarias), ¿quién querrá venir de turismo a nuestra tierra?

Sin duda, algunos de estos vividores de la política llevan mamando tantos años (lustros, décadas) de la ubre de las instituciones públicas que, la verdad, aunque ahora fuesen puestos de patitas en la calle, ya han tenido tiempo de mamar tanto, de chupar tanto de la mamandurria, que lo que tienen asegurado, además de su poca vergüenza, de su falta de decencia moral, es una muy placentera jubilación. En todo caso, políticos traidores, y el concurso de progres, neomarxistas y perroflautas (sin olvidar a una mayoría de eclesiásticos buenistas, globalistas y bergoglianos) que siguen coreando, en el colmo de la sinrazón, el absurdo y la estulticia, welcome, refugies,  más una mayoría de medios de comunicación (digitales y escritos) amordazados, apesebrados y por ende al servicio del globalismo del Nuevo Orden Mundial (ergo, al servicio de la invasión migratoria, de la siniestra Agenda 2030… ), ¿hasta cuándo va a seguir todo esto?

Igual ya no hay remedio: China y su dictadura comunista-capitalista convertida en nueva potencia económica mundial (desde la presidencia del Foro Económico Mundial de Davos); China convertida en el gendarme de la política internacional con la vista puesta en la llamada Agenda 2030; China como baluarte totalitario de esa siniestra Agenda 2030 que postula una transformación sin precedentes en el curso de la humanidad como hasta ahora la hemos conocido. Un tiempo llamado de Receteo o de Gran Reemplazo en el que Dios y su obra serán los grandes ausentes.

Analizo y opino como exmilitante de movimientos sociales y organizaciones de izquierda. Desencantado de las mixtificaciones, falsas promesas, demagogias y mentiras de la izquierda, no es que ahora me reconozca o reivindique de derechas; más bien me reconozco y confieso como católico, ergo, lo de identitario y patriota viene como añadido consustancial: reivindicamos la Europa de raíces cristianas, el Occidente todo (cuna de la civilización) como hijo de la filosofía griega, el derecho romano y el cristianismo. De manera que albergo dos certezas: en Canarias, la sociedad civil está comenzando a reaccionar ante la que se nos viene encima por causa de la invasión migratoria; y dos, el único partido político que se está haciendo presente, visible e institucionalmente presente en las manifestaciones y concentraciones que se están organizando contra este drama, responde al nombre de VOX.

No ignoro que VOX recibe críticas desde otras organizaciones de la llamada derecha identitaria y patriota: desde agrupaciones como Democracia Nacional, las distintas Falanges (incluida la llamada Falange Auténtica, faltaría más, que no en balde se reconoce de izquierdas, antifranquista, hedillista -manipulando la acción y el pensamiento de Hedilla, por cierto, quien no en vano se declaró fascista y sobre todo simpatizante del nacionalsocialismo alemán, sin por ello hipotecar su revolucionaria oratoria obrerista, de estirpe y filiación inequívocamente falangista-),  Alternativa Española, Somos Identitarios… No ignoro las imperfecciones, carencias y los límites de VOX, ni que arrastra problemas internos de diversa índole, en gran medida provocados por el oportunismo de quienes arriban a las procelosas aguas de la política buscando protagonismo, trepar, enriquecimiento fácil… Tampoco ignoro la existencia de comemierdas desalmados, ruinmente sectarios y comunistoides que se refieren a VOX como Fox* (jugando con el canarismo fos, que empleamos para indicar el mal olor); cretinos que acusan a Franco de dictador en tanto prodigan loas a miserables asesinos y genocidas de la catadura de Lenin, Luis Companys, Che Guevara, Fidel Castro…

Pero bueno, ni me extraña: como son desalmados y ruinmente sectarios nunca aceptarán que Franco llevó a España a erigirse en la octava potencia mundial -luego de haberla librado de haberse convertido en república comunista satélite de la Unión Soviética, y de haber salvado a la Iglesia de ser literalmente extinguida por causa de la persecución religiosa del terror rojo-, en tanto el castrismo ha convertido a Cuba en uno de los países más desoladamente pobres del mundo; perla del Caribe Cuba que, bajo la dictadura de Batista, alcanzó empero un nivel de desarrollo que era de los más altos de toda Iberoamérica, junto con países como Uruguay, Chile y Argentina.

De modo que llamemos a las cosas por su nombre y con justicia: más allá de las organizaciones civiles, sociales y vecinales que ya se están organizando para dar la voz de alarma sobre este drama que ya asoma su patita en Canarias, el único partido que se está haciendo presente, de manera institucionalmente visible, es VOX.

Así que no haya nada oculto que no llegue a saberse, como nos enseña el Evangelio.


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad