Desde el frente de combate ruso-ucraniano (XXVI)

De los partes oficiales rusos del 30.08.2022 a las 01,00

Tras varios meses de anuncios por parte del dictador Zelensky de ofensivas en la zona del Donbas, y de recibir notables daños y perdidas de efectivos y material, en el día de ayer el mando supremo del ejército ucraniano comunicó el comienzo de dicha ofensiva teniendo como objetivo la recuperación de la ciudad de Kherson de gran valor estratégico y en poder de las las fuerzas rusas y sus aliados desde hace bastante tiempo.

Las fuerzas empleadas por el mando ucraniano son el resultado de las reservas acumuladas obtenidas mediante el reclutamiento forzoso de personal entre los 18 y los 60 años. Naturalmente es razonable pensar que carecen de la instrucción necesaria y de la capacitación para emprender ningún tipo de operaciones ofensivas.

La central nuclear de Zaporiyia, en manos rusas, bombardeada por los ucranianos

Mientras prosiguen los intentos ucranianos de bombardear la central nuclear de Zaporiyia y edificios cercanos que contienen combustible radioactivo con el fin de llevar a cabo un chantaje nuclear, el ejército ucraniano ha lanzado otro ataque con fuerzas de aproximadamente tres grupos tácticos de batallón, desde sus posiciones en la cabeza de puente que tienen en el río Ingulesh y por otro puente que ha tendido. Los resultados son los mismos de parecidos intentos en esta semana, el enemigo avanza, retroceden las vanguardias rusas, y entonces es machacado por la artillería y la aviación rusa y puesto en fuga por el contraataque ruso de las tropas de élite de los paracaidistas y la infantería de marina con pérdidas para el enemigo de docenas de blindados y cientos de bajas. Son tan débiles los ataques en comparación con las expectativas, que algún observador recela y piensa que no son más que demostraciones y el ataque real vendrá en algún otro punto. (Yo creo, en base a las experiencias de 2014 y las pérdidas sufridas hasta ahora que alcanzan el 40% de los efectivos iniciales al comenzar la guerra, que el ejército ucraniano no es capaz de más).

Fuentes ucranianas informan de una «contraofensiva en Kherson» y un ataque en dirección a la aldea de Sukhoi Stavki (cerca de Belogorki) e incluso la captura de dicha aldea. Hasta ahora lo único confirmado es un intento de moverse desde el área de Andreevka en dirección a Bruskinskoye, Sukhoi Stavok y Kostroma. En realidad y general, son los varios y ya consabidos intentos de las Fuerzas Armadas de Ucrania de implementar los planes de mediados de agosto con una ofensiva en Berislav para cortar parte de la cabeza de puente de las Fuerzas Armadas Rusas en la margen derecha del Dnieper.

También hay intensos ataques de artillería contra Berislav (el taller de la planta de construcción de maquinaria está en llamas), así como combates de posición en el río Ingulets (dirección Kriyoy Rog) y en el área de Potemkino-Vysokopolye (dirección Nikopol, donde, por cierto, la concentración de tropas enemigas en el área de Novorontsovka fue batida por nuestra artillería por la noche causándole muchos muertos).

Además, se registran intensos combates en el área de Partizanskoye y Aleksandrovka, donde después de la captura de Blagodatnoye, el frente avanzó hacia Nikolaev.

En Novaya Kakhovka, los residentes fueron evacuados a los refugios debido al bombardeo de la ciudad con lanzacohetes durante varias horas. En Kherson y en el área de N. Kakhovka, la defensa aérea está funcionando. Señalar que un cohete HIMARS no funcionó correctamente y cayó intacto, habiéndose recogido para su estudio.

Informe del mando ruso

La ofensiva a lo largo de la línea del estuario de Ochakovsky, hasta Snigirevka, es en realidad una demostración realizada por fuerzas insignificantes para desviar la atención del ataque principal realizado en el área de la cabeza de puente previamente capturada en el área del asentamiento de Andreevka-Lozovaya y hacia el este.

Sin embargo, incluso aquí el enemigo llevó a cabo un ataque no desde la cabeza de puente en sí (desde donde se esperaba), sino desde detrás del río Ingulets pasando por el río el puente de pontones de nueva construcción cerca de Andreevka por fuerzas de al menos un batallón motorizado con una compañía de carros de combate y un grupo de vehículos de combate de infantería (BMP). Habiendo atravesado rápidamente el frente, el enemigo dividió sus fuerzas de ataque: el primer grupo cortó la carretera a Blagodatovka e intentó irrumpir en la aldea, pero fue rechazado. El segundo avanzó hacia  Sukhoi Stavok (que, según los datos disponibles, pudo capturar de inmediato) y luego, para cubrir Davydov Brod en el área de la aldea de Bruskinskoe.

Al mismo tiempo, el enemigo intentó crear una cabeza de puente en el área de la aldea de Malaya Alexandrovka para lanzar un contraataque desde allí cubriendo Davydov Brod desde el este. Sus ataques en esta área a partir de las 14 horas fueron rechazados sufriendo grandes pérdidas tanto de personal como de material. Malaya Aleksandrovka queda por ello de nuevo en nuestras manos.

Por lo tanto, el enemigo logró «inflar la burbuja» (expandir la cabeza de puente) en la orilla sur de Ingulets, pero no logró expandir significativamente su cabeza de puente en las direcciones Este y Oeste, lo que brinda buenas oportunidades para su próxima derrota a manos de nuestras reservas en la zona. A esta hora, las unidades de vanguardia enemigas son batidas por nuestra aviación y la artillería y lanzacohetes. Sin embargo, la batalla acaba de comenzar y es poco probable que el enemigo se limite a los golpes ya infligidos.

Al parecer lejos de ser disuadido por su sangriento fracaso, el enemigo está enviando sus reservas para tratar de consolidar las cabezas de puente.

«Durante los combates, 26 carros de combate ucranianos, 23 blindados BMP y otros 9 vehículos blindados fueron destruidos y dos aviones de ataque Su-25 fueron derribados. Las bajas del enemigo ascendieron a más de 560 soldados. Otro intento de ofensiva de las tropas ucranianas fracasó estrepitosamente.»

Por su parte es significativo que el mando ucraniano guarda un elocuente y ensordecedor silencio sobre los resultados del combate en el sector. Asimismo, fuentes locales informan de la llegada de cientos de heridos a los hospitales de Nikolayev y angustiosos llamamientos a la donación de sangre.

Otras consideraciones:

Obsérvese que los efectivos empleados son modestos, de unos 3.000 hombres o una brigada en el mejor de los casos. En cualquier punto del frente nunca ataca más de un batallón, y nunca se despliega más de una compañía de carros de combate en un mismo punto a la vez. Puede ser por impericia debido a que los mandos de compañía y batallón ucranianos no sean capaces de coordinar nada mayor, o también (sospecho yo) a que concentraciones mayores servirían de fácil blanco a la aviación y la artillería rusa.

Lanzacohetes HIMARS

El bombardeo prolongado durante horas hace desaparecer el factor sorpresa, y gran parte de los proyectiles, incluso los valiosos cohetes HIMARS se malgastan en bombardeos terroristas contra la población civil. No sólo en este sector del frente, sino que en vez de concentrar artillería para una ruptura del frente sacando piezas de otros frentes menos activos, los ucranianos siguen con los bombardeos de las ciudades del sector de Donetsk-Gorlovka y otros lugares. Como se deducía del informe filtrado o capturado sobre los planes del intento ofensivo anterior, los mandos ucranianos pedían que al menos les enviaran un par de docenas de cañones más, cuando para cualquier operación que no sea más que un ataque local harían falta un par de cientos de piezas de artillería.

Es muy posible que la explicación sea que  por dificultades logísticas y por miedo a exponer las piezas a los ataques aéreos rusos durante su transporte, los ucranianos no puedan mover artillería ni tampoco blindados de un sector del frente a otro y dado que en las últimas tres semanas los rusos están atacando en todo el frente y logrando pequeños avances en todas partes, aparte del éxito en tomar Peski y Marinka, indicaría que las fuerzas ucranianas están extendidas, debilitadas y si hay reservas no hay forma de moverlas, ni siquiera para lograr una superioridad local para un ataque.

Lanzacohetes HIMARS

El bombardeo de poblaciones civiles en el sector es probable que se deba a que el enemigo no tiene inteligencia sobre las posiciones y fuerzas rusas y bombardee a ciegas sobre el plano. Las áreas habitadas son el único objetivo visible; este tipo de patrón se viene observando durante toda la guerra. Si en verdad el enemigo ha hecho un esfuerzo por batir las posiciones rusas y silenciar su artillería, no ha tenido éxito. La artillería rusa no fue silenciada y como es rutina, aplasta cualquier concentración de tropas o intento de ataque. Señalar además que fuerzas de infantería mecanizadas ucranianas han sido puestas en fuga por tropas de infantería ligera, paracaidistas e infantes de marina rusos, que se limitan a destruir los restos que han quedado después de los bombardeos aéreos y de artillería.

Lo único novedoso del ataque ucraniano es que en un esfuerzo de distracción y de fijación los ukros han atacado y bombardeado a lo largo de todo el frente donde han podido, pero está claro que arrojar unos cuantos proyectiles de artillería y cohetes sobre los sufridos civiles de Donetsk y otras ciudades no va a engañar al mando ruso sobre el punto donde se realiza el ataque principal.

Otro día más, y otro ataque absurdo llevado a cabo en un terreno abierto, sin sorpresa, sin cobertura aérea con medios insuficientes, sin preparación, y sin ningún objetivo claro o al menos asequible… en resumen más vidas sacrificadas en vano para alargar la agonía del régimen de Kiev. Estos ataques aislados además le regalan victorias fáciles a los rusos que van destruyendo poco a poco a las fuerzas móviles ucranianas necesarias para taponar las brechas que se abrirán en el frente ahora estabilizado cuando los rusos retomen la ofensiva.

Los analistas occidentales que hablan de que la guerra está estancada se engañan. La lucha de posiciones y la batalla de desgaste continuarán, quizá durarán semanas u otro mes, pero cada día que pasa la balanza se inclina del lado ruso. Llegará un  día en que se producirá la ruptura del frente y la vuelta a las maniobras, y a los ucranianos ya no les quedará nada para evitarlo ni para poder responder.


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad