Dogma democrático

Chesterton con su elocuente sabiduría argumentó que: “El rasgo distintivo del mundo moderno no es su escepticismo, sino su inconsciente dogmatismo”. El dogma cabe bien en la religión, es su ámbito natural y propio a partir de una «verdad revelada». Sacado del contexto religioso y aplicado a otras realidades, por ejemplo, un ámbito político o económico, provoca inevitablemente grandes catástrofes sociales. Las realidades temporales deben tener la impronta del «realismo», o sea una adecuación del intelecto a la realidad: la que se nos revela y no la que pretendemos construir o manipular a nuestro arbitrio.

Dentro del bloque ideológico occidental, el sistema democrático actual se erige como una “verdad” irrefutable. Una verdad que no se puede criticar bajo ninguna arista. Sin embargo, no hay nada más insalubre para un «sistema político» que éste mismo no pueda pasar bajo la lupa de una sana «crítica» en su pleno sentido filosófico, para un verdadero juicio de aquellos mandatos impuestos por el sistema actual. Pues crítica significa en su origen etimológico juzgar, discernir, separar o distinguir; nada más ni nada menos con el propósito de buscar lo que es verdadero dentro de la realidad. Por el contrario, la «ideología» germen del mundo moderno y del democratismo político actual, según Gustave Thibon designa: “un pensamiento desgajado de la realidad que se desarrolla de modo abstracto a partir de sus propias pautas, sin relación alguna con el hecho real”. Luego asevera: “se es ideólogo cuando el pensamiento se separa poco a poco de la realidad, cuando se ignora su complejidad y su misterio y se desarrolla según sus propias leyes, para, finalmente, sustituir lo real”.

En efecto, con los postulados de la Revolución Francesa en 1789 nace la democracia moderna ligada fuertemente al componente ideológico o, en otras palabras, con una nueva moral y con un nuevo derecho exclusivamente «positivo». Jean Madiran distingue dos tipos de democracia: una «clásica» y otra «moderna». En común se puede sostener que en ambas se da la designación de los gobernantes por los gobernados, aunque la clásica se combinaba con un «régimen mixto», es decir, con un sistema democrático propiamente y un sistema aristocrático. Está última acepción fuertemente demonizada en la actualidad significa que las decisiones recaen en los más aptos y en aquellos que poseen más virtud dentro de una sociedad. Además, la democracia no se entendía en términos absolutos, ya que, cuando una sociedad tocaba fondo, la democracia clásica podía ser revocada o suspendida, y el poder, en consecuencia, volver a unos pocos hombres de bien. Cuestión escandalosa para el pensamiento modernista. La democracia moderna, en cambio, se presenta como un «derecho imprescriptible» y se asienta en la «voluntad general» con un poder «ilimitado», lo cual es arbitrario, pues ningún poder se puede ejercer sin límite alguno.

Por otro lado, la actual «democracia popular» que niega las instituciones jerárquicas y las sociedades espontáneas de orden natural, la voluntad general como el poder omnipotente de las mayorías, aunque bajo la manipulación de burócratas, se mueven a través de una «pasión colectiva», totalmente enajenadas de realismo y absorbidas en un pensamiento mítico, abstracto e ideológico. La pensadora francesa Simon Weil, sostiene: “La pasión colectiva es un impulso de crimen y mentira infinitamente más fuerte que cualquier pasión individual”. Luego afirma: “Cuando en un país hay una pasión colectiva, es probable que cualquier voluntad particular esté más cerca de la justicia y de la razón que la voluntad general”.

La democracia moderna falsamente se ampara en la clásica y, por tanto, dista considerablemente de su origen. La clásica era respetuosa del «decálogo», es decir de un orden moral superior al hombre, cuya ley era conforme a la naturaleza y de grandes imperativos no inventados sino descubiertos por el ser humano, puesto que el dictado de la ley se ordenaba en base a un orden «supra-positivo» que a su vez era fundamento del «bien común» y la «ley humana». A partir de 1789 la ley se funda exclusivamente en la «voluntad del hombre» y, por consiguiente, ya no se reconoce un «orden moral u objetivo» para que dicha ley sea justa. Por este motivo, un sistema «escéptico» como el actual que si bien encuentra en leve freno (tampoco garantizado) por una declaración de derechos (o carta magna) siempre pueden ser abolidos o decretarse otros según la misma legitimidad procedimental del sistema, al no hallarse valores imperecederos que iluminen ese sistema. Precisamente el decálogo jamás caduca, porque la obligación moral de obedecer tales mandatos atemporales es superior a todo sistema político vigente en cualquier tiempo.

Tema aparte significa el fenómeno de los «partidos políticos», punto central en la democracia moderna. Estas organizaciones capitalizan todo el poder político de una nación y cuyo fin es “cosa vaga e irreal”. En la obra titulada: Apuntes sobre la supresión general de los partidos políticos de la citada Simone Weil, sostiene: “Un partido político es una maquinaria de fabricar pasión colectiva; un partido político es una organización construida para ejercer presión colectiva sobre el pensamiento de cada uno de los seres humanos que son sus miembros; el primer y, en última instancia, único fin de todo partido político es su propio crecimiento, y esto sin límite alguno”. Weil destaca que todo partido político es totalitario en su origen y aspiración, cuyo colectivo domina a los seres pensantes. Además, en este escenario se invierte la relación entre «fin y medio», según la pensadora francesa: “Solo el bien es un fin. Todo lo que pertenece al dominio de los hechos es del orden de los medios. Pero el pensamiento colectivo es incapaz de elevarse por encima del campo de los hechos”. Entonces, el grave peligro en la democracia es tomar un medio como un fin absoluto, llegando así a un pensamiento puramente dogmático sin basamento real. He aquí la gravedad que presenta el sistema actual.

De ahí, que la democracia como sistema político no es una verdad de fe. De hecho es un sistema al igual que otros y por tanto puede ser cambiada según las necesidades concretas en un lugar y tiempo determinado. La democracia clásica puede servir en algunos países y en otros no. En una nación altamente corrupta como es, por ejemplo, la Argentina, la democracia como realidad fáctica, se torna totalmente ineficaz. En este punto Madiran, expresa: «La democracia se vuelve un totalitarismo a partir del preciso momento en que se hace de ella una exigencia moral. No es totalitaria mientras siga siendo una de las traducciones temporalmente posibles de la exigencia moral en política: en la práctica la mejor o la menos buena, pero permaneciendo su excelencia o su insuficiencia en el orden práctico, según las circunstancias».

En la historia de la humanidad hubo otros sistemas políticos pensados por filósofos de la talla de  Aristóteles y Santo Tomás de Aquino que clasificaron a los sistemas políticos de «puros e impuros». Los primeros eran la monarquía, la aristocracia y la democracia. En su forma impura correspondía la tiranía, la oligarquía y la demagogia. Incluso Aristóteles en la Politeia utilizaba el término democratia en un sentido peyorativo para referirse a una demagogia, palabra que describe muy bien el sistema que actualmente domina en occidente.

En estos tiempos reina un tipo de «pensamiento sistémico, procedimental y positivista» por sobre un «pensamiento ontológico e inteligible de lo real» que descubre verdades imperecederas ordenadas al ser y la existencia. Esta es la gran inversión del mundo moderno, originado en la «pura abstracción formal de corte racionalista» de los ideólogos y burgueses de la Ilustración, y mientras no se pueda retornar al recto pensar metafísico-realista del orden social, todos los artificios impuestos por el sistema vigente seguirán avanzando en pos de destruir aquellas realidades naturales que el Estado controla desde una burocracia ideológica centralizada.

Para Chesterton.es


5 respuestas a «Dogma democrático»

  1. Magnífico análisis, al que añadir que la noción de soberanía del pueblo es un concepto abstracto que, en la práctica, es indefinido. No obstante, lo peor es que los principios trascendentales de la realidad, como son el bien, la verdad y la belleza quedan suspendidos y sustituidos por el poder puro y duro.

  2. Este cortometraje expresa todos esos dogmas que están siendo implementados en la agenda 2030, que los gobiernos insensatos de 193 países han firmado, mucha gente está viviendo de esta manera hoy día. Muy necesario que lo vean las personas que tienen responsabilidades y que colaboran inconscientes de sus actos en esta agenda, sobre todo si tienen hijos, que es lo que les espera,

    https://nptmedia.tv/video/el-metodo-pig-lo-que-propone-la-agenda-2030/

    Saludos cordiales

  3. Cuando oigo hablar de democracia me da la risa y me acuerdo de lo que dijo Franco al respecto: «… por encima de la voluntad de los pueblos, de la conveniencia de las naciones y de su propio prestigio, existe un poder internacional secreto mucho más terrible que todos los fascismos habidos y por haber, pues se mueve en la clandestinidad, maniobra y hace y deshace a capricho de los que pomposamente se titulan representantes de la democracia».

    MI RESUMEN
    Los Protocolos Cap. VI pág 127 “ El dios Mammón, Cromwell y la Gloriosa “

    Los judíos fueron expulsados de Inglaterra en 1290 de forma mucho más estricta que de España.
    Inglaterra( /USA ) y demás( anglosionistas modernos )… sería infiltrada y tomada por el marranismo definitivamente en 1649 pero la infiltración comenzó antes con Jacobo I

    EL MAMMONISMO
    ( PROTOCOLO VI )“¿ Qué importará al mundo tener un dueño u otro ?; ¿ qué le importará que sea el jefe del catolicismo o un déspota de la sangre de Sión ?. Pero para nosotros, el pueblo elegido, la cuestión no nos es indiferente“.

    Dan por supuesto que al resto no nos importa, sin preguntárnoslo, y no hace falta y lo saben; pues a todo el mundo importa quien es su cesar, y, aún más, en que cree profundamente. Su interés es que deje de importarnos, sino a nosotros, a “sus” futuras generaciones; o sea que nos dejemos pastorear a su gusto. Por otra parte, se tienen por elegidos porque se lo contaron sus padres, sin pararse a pensar si no les mintieron. Más bien les conviene pensar de esa forma para tener coartada a todas sus maldades, como hicieron sus padre, adulterando el Odre Viejo. Son los labradores arrendatarios asesinos de turno a los que denunció El Hijo del PROPIETARIO en el Templo de Jerusalén.

    En la Edad Media, Mammón era el demonio que personificaba la avaricia y la injusticia. El poeta inglés John Milton( 1608 ), un puritano integrista; le hace protagonista de uno de sus poemas; lo que no tendrían ningún interés de no ser porque fue la “ mano derecha ” del dictador y regicida Oliver Cromwell( 1599 ). Un gnóstico monista( materialista ) influido por los unitarios( panteísmo )que coincide con el concepto masón del impersonal Gran Arquitecto del Universo; una energía sin alma/espíritu (de ahí lo del espíritu santo del Padre cristiano que contradice el ateísmo masón).

    En la obra de Milton, su héroe Mammón( la avaricia y ansias de poder )se alía con Satanás y Belcebú para combatir a Dios Padre( demostrando así, como Disraeli, su odio al Cristianismo ). Y era responsable de sembrar el mal de la codicia en los humanos. Las endogámicas sagas de marranos cabalistas, que no pararon hasta poseer este mundo, son la mejor muestra de esta filosofía/patología, con los Rothschild y los Rockefeller a la cabeza de todos los demás.

    El Puritanismo de Milton, fue implantado en Inglaterra( al poco de dictarse el anticristiano Anglicanismo caprichoso del mujeriego Enrique VIII ), a manos de la fanática Isabel I( 1533 )para perseguir y extirpar el cristianismo( catolicismo )del pueblo. El puritanismo no es una religión sino un conjunto de sectas surgidas de la invención del iluminado( marrano/falso converso )criminal Juan Calvino.

    ( PROT. VI )“ Nuestro único culto y guía será el oro, al que tendremos verdadera adoración, a causa del bienestar y predominio que proporciona “.

    El Hijo del PROPIETARIO dijo también a la élite de turno que dijo( y dice )representar al pueblo judío:
    “ Ningún siervo puede servir a dos amos, no podéis servir a Dios y a Mammón( = Midas; o sea, a la avaricia, al materialismo, al poder ) “.

    ( PROT. VI )“ Las clases humildes de los profanos, nos seguirán contra las clases altas e inteligentes, no por hacer el bien ni por acceder a la riqueza, sino por puro odio( envidia )hacia los que creen privilegiados( por tener lo que ellos no tienen ) “.

    Lucha por arrebatar el poder y las riquezas de la nobleza y la aristocracia que pasaron al marranismo, que, lejos de exhibir el botín como los anteriores poseedores, lo fueron acumulando oculto al mundo.
    Disraeli, marrano y Primer Ministro Británico, dejó clara también la estrategia que sería protocolaria:
    “ Nos valemos de la escoria( revolucionaria del pueblo )y de los ateos( masones sembradores de escoria ) para destruir la odiosa Cristiandad ”.

    El vasallaje hacia el Señor/dios del dinero( incompatible con el verdadero SEÑOR ), lo puso de manifiesto, por ejemplo, el que fuera ideólogo nazi G. Feder( 1883 ) cuando denunció que Hitler se vendió a Mammón y lo expresó con el título( que no tiene desperdicio )“ Manifiesto contra la usura y la servidumbre del interés del dinero/capital “, en 1918:
    “ El Mammonismo( la codicia )es la grave enfermedad que todo lo alcanza e invade, imperio invisible y siniestro de las grandes fuerzas internacionales del dinero/capital (…) Potencia financiera supraestatal reinante sobre el derecho de autodeterminación de los pueblos( al loro con el anglosionista Bilderberg ) corporizada en la plutocracia mundial( ista ).”
    “ Su principal fuente de energía/ingresos proviene, sin esfuerzo ni creación de ningún bien, del interés( la usura, por haberte prestado en la necesidad). El préstamo a interés, totalmente inmoral, ha nacido de esa internacional( banca anglosionista marrana ). La usura capitalista envuelve y asfixia a todos los estados( lo que se describe en Los Protocolos en 1900 como forma de predominio )y a todos los pueblos del mundo( y a todas las empresas como dijo H. Ford; fuerza superior e internacional en la sombra, que enfrenta interesadamente a obreros pastoreados por obedientes sindicatos vendidos, y a empresarios; únicos dos actores visibles en el escenario, a falta del tercero y culpable, en la sombra ).
    “ La ética surgida de esta usura ha tenido como consecuencia la descomposición y corrupción de la burguesía. El préstamo( recordemos que el Cristianismo no debe obrar usura por ayudar )y el interés es el invento diabólico del Gran Capital( anglosionismo nazi propagador del NOS/M comunista ). Estos usos posibilitan la indolente vida de una minoría de poderosos zánganos a costa de la creación de bienes de los pueblos “.
    “ El Mammonismo( codicia de estas élites )va más allá del normal deseo adquisitivo de la propiedad por parte del individuo, y se convierte en la adoración( patológica )por el poder del dinero; el deseo desmedido por acumularlo( el oro como fuente de poder/Protocolos )que fuerza a todas las energías del mundo con brutalidad extrema, hacia la esclavización y explotación económica. Lo que ha llevado a la decadencia de todos los conceptos éticos “.
    Por desgracia, tras este certero análisis, Feder culpó (cayendo en la trampa marrana de los Protocolos), a los judíos como raza responsable de tales males. Cuando en realidad son la primera y mayor víctima de los auténticos culpables( como dijo el propio Mesías );los que dicen representarles, y que no hicieron ni hacen otra cosa que adulterara la Antigua Alianza( y la Nueva ya también ) des-eligiendo al que fuera un pueblo afortunado. Esta élite marrana( el marranismo es un mal ancestral ), fueron los que adulteraron los Diez Mandamientos de Moisés y dicen, como recuerda H. Ford, que al judío no prestaras usura, pero si al gentil.

    CROMWELL Y LA GLORIOSA
    Cromwell( 1599-1674)es icono del liberalismo moderno/manipulado/vendido; modelo de tolerancia; algo incompatible con el criminal que fue( y es ).
    Ya Jacobo I( 1566-1625 ), padre del decapitado Carlos I, cerdeaba ante la polémica religiosa, presionado sin duda por el oro de quienes podían prestarle. Su tiempo se solapa con el de Felipe III en España 1578-1621; que empezó a pecar del mismo mal( Olivares )mammonistico( infiltración en los estados por el poder del préstamo ), desoyendo los consejos de su padre Felipe II respecto a los prestamistas marranos de origen portugués.

    – En 1921 A. Douglas fue encarcelado seis meses por Winston Churchill, por publicar que mantenía acuerdos secretos con financistas judíos( la financiación habitual de los lacayos masones por parte del anglosionismo cuando son obedientes ).
    Dicha publicación también recogía una correspondencia que aclaraba la conspiración para ejecutar/asesinar al rey Carlos I de Inglaterra en 1649. Varios volúmenes de registros al respecto escritos en alemán( “perdidos” en las guerras/invasiones del masón Napoleón ), se encontrarían en la Sinagoga de Mulheim. En una anotación en los mismos de 1947, constaba una carta de Oliver Cromwell al( marrano pseudo )puritano Ebenezer Pratt, de Amsterdam que decía/dice:
    “ A cambio del apoyo financiero apoyaré la admisión de judíos a Inglaterra; pero solo si( también; o sea pasta y eliminar al rey )Carlos muere. Debe ser ejecutado con un juicio, para lo que no existen fundamentos actualmente. Por lo tanto aconsejo que sea asesinado; pero no he de tener nada que ver con procurar un asesino( no quiero que se me pueda relacionar con el sicario ); aunque deseo ayudar a su escape “. Y el marrano le responde así mismo por carta:
    “ Concederé ayuda financiera tan pronto como Carlos sea eliminado y los judíos sean admitidos( en Inglaterra ). El asesinato es demasiado peligroso; mejor dejarle escapar. Su captura hará posible entonces el juicio y la ejecución legal. El apoyo será liberal, pero es inútil discutir los términos hasta que el juicio comience “.
    Y así, de forma tan liberal, se ejecutó la toma del poder/trono.
    ( PROTOCOLO VI )“ Nuestro ascenso al poder del estado, a lo largo del proceso de conquista, tiene el derecho( la fuerza )de reemplazar los horrores de la guerra por la ejecución de sentencias de muerte más discretas y provechosas, necesarias para mantener el terror que hace obedecer a los pueblos ciegamente “.

    “ Nada hay oculto que no salga a la luz ”… Se excarceló a Douglas cuando prometió callar la boca.

    O. Cromwell fue uno de los primeros testaferros infiltrados en las logias gremiales de la verdadera masonería original de canteros; fue uno de los artífices de la pseudo/anti masonería simbólica, especulativa( relativa ) que padecemos, y que nos está esclavizando( comunismo )al marranismo nazi anti cristiano.
    Consumada la conspiración de cortarle “legalmente”( por haber huido )la cabeza al rey; se empezó con la conspiración( tal y como en España haría el valido Olivares, pese a las protestas de Quevedo) de inundar Inglaterra de marranos conspiradores contra el Cristianismo( y, por tanto, contra España ).
    LA MASONERIA Y SUS CREADORES, SE RETROALIMENTAN EN SU CAUSA CONTRA DIOS.
    Así, Cromwell pagaba la deuda a los marranos usureros de origen sefardí que colmaban el comercio. Patrimonio extraído de España por generosidad y justicia de los RRCC pese a sus amenazas, y acrecentado
    con los beneficios usureros resultantes de su infiltración y explotación, con malas artes, en todos los rincones del cristianizante Imperio Español. Y les “ pagaba “, persiguiendo con saña cruel y sangrienta ( como haría Bolivar, como hacen todos esos lacayos…) a los cristianos( a los católicos); barridos así de Inglaterra( y derivados ). Como hicieron también antes en las costas del Mediterráneo, Constantinopla y España incluidas, con el/su islam.
    Por supuesto, tan crueles y brutales costumbres, son consideradas tolerantes y liberales desde las logias europeas y occidentales en general. Así como la Rev. Francesa con su Vendée, etc. Mientras que para su historia, la que se vende… los cristianos, y más si son españoles, son malvados de no creer.

    Principal consejero del masón( sino marrano )Cromwell fue Manuel Martínez Dormido, marrano sefardí de Amsterdam( una de las capitales de la Conspiración Anticristiana y de la financiación contra el Imperio Español). Como suelen en su marraneo/fingimiento-conspiración, el “ dormido “ se llamaba realmente Ben Israel. Lo de dormido le vino al pelo, pues rabino cabalista, es lo que hizo hasta que salió del armario.
    Cromwell y Dormido sellaron uno de los primeros acuerdos operativos formales entre los jerarcas iluministas criptojudíos( anglosionistas marranos ) enriquecidos mediante el expolio( en la sombra )del cristiano Imperio Español; y lo que sería el Imperio Británico, y más tarde USA ( Ccommonwealth y demás chiringuitos sajones anglosionistas ) anticristianos.

    Tras la ejecución en 1649 de Carlos I de Inglaterra, se produjo en 1660 la Restauración monárquica con Carlos II de Estuardo, hijo del decapitado, que terminaría por convertirse al cristianismo( catolicismo )en su lecho de muerte. En su reinado, fue presionado/controlado a su pesar por los poderosos marranos herederos de la Dictadura/protectorado de Cromwell, acaparadores del poder económico en la City; poderoso bastión marrano ya desde Enrique VIII, condicionador de su política, moral y comportamiento anticristiano. La City consolidaría aún más sus privilegios con Isabel I, y Mercier`s a la cabeza; y con sus lazos de odio al cristianismo( a España )con toda la banca marrana dispersa por el mundo.
    Por tanto la infiltración marrana en Inglaterra es anterior a 1649, aunque en ese año se hizo extensiva. Hay que buscar el origen de la infiltración, en el origen de la City.

    Muerto Carlos II sin sucesión, le sucede su hermano Jacobo II; quien se declaraba católico y defensor de la libertad religiosa. El marranismo interior y exterior fue contra él por tal motivo; verdaderos impulsores de la Revolución de 1688( llamada patéticamente la Gloriosa por el marranismo de entonces y por sus lacayos masones )que expulsaba al rey legitimo con la ayuda de sus lacayos masones, sembradores del ya consolidado protestantismo popular anticristiano( anticatólico ).
    Los conspiradores marranos casarían a María II, hija de Jacobo II con el fanático protestante Guillermo III de Orange, el exterminador de católicos. Para destronar al padre idearon una invasión encabezada por el de Orange al mando de un muy bien financiado, por todos sabemos quien, ejército de mercenarios hugonotes; protestantes calvinistas expulsados de Francia. Reseñar que Orange( Holanda )fue el primer lugar donde el marranismo infiltró a la masonería gremial cristiana.

    En 1690 el sanguinario Guillermo aplastó( cual enésima Vendée )a los católicos irlandeses; acontecimiento que celebra el anglosionismo nazi a través de la masónica Orden de Orange en Ulster.
    En Inglaterra, a partir de Cromwell, el dinero( y el poder )ya no estaba en manos de la monarquía, y menos aun del pueblo. Tras Inglaterra, caería USA, Francia, Rusia, etc. por no hablar de las provincias españolas de ultramar que nos precedieron en el desastre que nos han preparado para España.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad