Don Miguel Primo de Rivera a favor de una república presidencialista

La república presidencialista ya fue admitida por el propio Calvo Sotelo, haciendo alguna declaración pública al respecto durante la Segunda República, como alternativa a aquel régimen y por Gonzalo Fernández de la Mora en la fase final de su vida, tras haber sido acérrimo monárquico, alegando que era más adecuada para la defensa de la unidad de España que la monarquía juancarlista del régimen del 78.

Pero es si cabe, menos conocido, que el propio general Primo de Rivera, la defendió como prolongación de su Dictadura. En este punto interesa señalar el documento encontrado en los archivos del general por Jorge Bonilla, en su día secretario particular del alcalde de Jerez, Miguel Primo de Rivera Urquijo, y que este último trató de escamotearlo al conocimiento público.

Dicho documento está fechado el 26 de Enero de 1930 (lleva por título «Al pueblo y al Ejército»), habiendo sido redactado al regreso de la audiencia del general Primo de Rivera con Alfonso XIII, en la que este último privó de su confianza al Gobierno de carácter cívico-militar, que el 3 de diciembre de 1925 había sustituido al anterior Directorio Militar. En este escrito se pone de manifiesto la personalidad del General, su aquél «a mí no me borbonea nadie», lo que secundarían sus más exaltados partidarios, que se referían a Alfonso XIII como «Segundo de Rivera». Sabido es que el Rey se sintió ninguneado cuando Primo de Rivera no se dirigió a él para explorar la posibilidad de continuar en el poder, sino que efectuó la conocida consulta a los capitanes generales, solicitando sus opiniones en relación con la prolongación de su mandato, al considerar que es el Ejército el que le había otorgado su confianza. También se observa en dicho escrito el carácter galante del general, que no hacía discriminación con las damas, fuesen de «alta o baja cuna», en su alusión a la Reina Victoria Eugenia.

Así se manifestaba Don Miguel Primo de Rivera:

“La misión de este Gobierno yo no la juzgo terminada y la de la Dictadura tampoco. Al Gobierno le falta consolidar parte de su enorme obra; a la Dictadura, preparar la implantación de un régimen constitucional en que se pueda asentar la normalidad política y jurídica de España…Hoy, como en tantas otras crisis históricas del reinado de Don Alfonso XIII, la intriga, la maniobra, el temor a la conspiración y aún el previo y falaz aliento a ella, han determinado la conducta del Rey. Pero si antes tropezó con hombres que ante las gradas del trono doblaban su espina dorsal o no tenían la fe y la convicción de la necesidad de sus servicios al país, hoy el caso es bien distinto. Yo creo que la Dictadura en su forma progresivamente atenuada por algunos años; y yo mismo aún por algunos meses, tenemos que seguir gobernando. Nadie inteligente creerá que es afán de mando, del que confieso estar ahíto; es imperativo de mi conciencia ciudadana que me apresto a cumplir con la misma fe y energía que el 13 de septiembre de 1923, aunque las consecuencias para el país sean bien otras por fuerza y llamo a mí las mismas asistencias y con igual fervor que requerí en aquella fecha a los institutos armados de tierra mar y aire, al pueblo soberano, a la juventud, a las mujeres españolas, a los hombres de estudio y trabajo, a todo lo que no sea la vieja polilla política que entonces exoneré y sigo exonerando. Pero este suceso de hoy tiene, de triunfar, la inevitable consecuencia de que el Rey deje de serlo y que con su familia abandone inmediatamente el país, para cuya contingencia espero de la hidalguía de todos compostura, corrección y nobleza, principalmente para la Reina y sus hijos. Después, será preciso proclamar la República y elevar a su presidencia un hombre bueno, sabio, ecuánime y justiciero al que asistamos lealmente todos los españoles…La Patria está por encima de todos…” (Jorge Bonilla: «La historia no contada de los Primo de Rivera», editorial Espasa, 2016, págs. 81-83.)


5 respuestas a «Don Miguel Primo de Rivera a favor de una república presidencialista»

  1. Don Miguel Primo de Rivera, militar honesto y con un Gobierno honesto y plenamente capacitado.
    Con in ministro de Hacienda, Don José Calvo Sotelo el mejor de la historia de nuestra Patria y técnicamente capacitado como nadie.
    Desde su extraordinaria pero breve Dictadura y peleando a diario contra las intrigas de las logias de masones para echarlo del poder, fue mucho, pero que mucho mejor que Franco.
    TODO lo que el Gobierno de Primo de Rivera planificó en obras y empresas nacionales como Campsa, Telefónica, la primitiva Endesa se lo debemos a este extraordinario y HONESTO general.
    Y como de tal palo tal astilla, su hijo, José Antonio fue el feliz continuador de la obra de su padre… por eso lo fusilaron.
    Cuando alguien es asesinado es porque es Extraordinario …. recordad, también a Carrero Blanco…
    Los que sobreviven, TODOS, han pactado con el diablo …. con los EE. UU. nuestros enemigos de SIEMPRE

  2. José Antonio tuvo sus encontronazos con D. Miguel. Pero fueron dos grandes patriotas, reformistas, regeneracionistas. Y ser reformista y regeneracionista en las primeras décadas del s. XX en España era ser verdaderamente REVOLUCIONARIO.

  3. El Sistema global lleva en el mundo mucho tiempo; se maneja desde las logias, que manejan todos los resortes. Una cosa es la realidad aparente y otra la que se cuece tras las bambalinas. Todas las repúblicas están hechas a imagen y semejanza de la primera, platónica; un engaño del Sistema de los Amos; por muy bien intencionados que sean sus planteamientos. A estos, les resulta mucho más complicado cuando tienen que enfrentarse a pocos rebeldes, que a muchos( subdivisión del poder ). A los amos solo les han parado los pies individuos, nunca partidos/repúblicas. Aunque, casi siempre ha bastado un tiro o similar.

  4. Los Borbones, nos llevan borboneando desde hace más de tres siglos, y el resultado ha sido bien nefasto para España.
    Esos son los hechos probados, como decimos los juristas…

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad