¿Dónde está el médico «Gran (?) Wyoming?

mm

Dice el Evangelio: “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces” (San Mateo (7-15);

Dice también: “Por sus obras les conoceréis” (Mateo 7, 16);

y añade: “Así, todo árbol bueno da frutos buenos, pero el árbol malo da frutos malos” (Mateo 7-17).

El presentador palanganero conocido como el Gran Wyoming lleva años y años generando basura mediática,  odio y escarnio, con el poder que le otorga el monopolio de los medios de comunicación en manos de su grupo mediático,  de los enemigos de España y la Civilización Cristiana, y la impunidad que le garantiza un Poder Judicial profundamente politizado e ideologizado en  la anti España, el rojerío apenas disimulado bajo el disfraz  de “jueces para la democracia” (es decir jueces para el comunismo),  y la Masonería (valga la redundancia),  que es la antítesis del mandato del art. 117, 1º Constitución Española de “Jueces  y Magistrados independientes sometidos ÚNICAMENTE al imperio de la Ley”,  (que es lo contrario de las componendas y los apaños a que nos tiene acostumbrados la “justicia” roja en España donde la Ley brilla por su ausencia o se usa como excusa en fraude de ley),  y que cuando Dani Mateo, el compañero de el Gran Wyoming en esa basura televisiva que es “El Intermedio”,  se sonó los mocos en la bandera de España, y a la Fiscalía del odio, que persigue a españoles por vender según qué libros mientras para los de signo contrario no hay limitación ninguna,  por defender la moral cristiana o la Patria frente a la invasión islámica, o por criticar a Pablo Iglesias,  en este caso de Dani Mateo le faltó tiempo a la Fiscalía, tan severa con otros,  para solicitar el archivo de la denuncia,  y el Juzgado nº 47 de Madrid no dudó en archivar la causa, cuando por mucho menos se piden años de cárcel para los que supuestamente escriben unos tuits que no son del gusto de toda esta gente. Es la Justicia “de autor” que sufrimos en España, que depende “del autor” que sea denunciado y de su carnet moral y político, para que la justicia actúe de una forma o de la contraria. Algunos han dicho que no hay seguridad jurídica, pero no es verdad, hay toda la seguridad jurídica del mundo y una poca más: es seguro que si eres un mierda, sales absuelto o con penas ínfimas, -como ocurrió con el que asesinó a una persona por llevar unos tirantes con la bandera de España o como ha ocurrido con los golpistas catalanes-,  y si eres un “franquista” se te cae el pelo a la mínima, con toda seguridad.

José Miguel Monzón, que es el verdadero nombre de este repelente y repugnante personaje, es médico, y además posee, según ha publicado la prensa, un patrimonio inmobiliario sólo en Madrid de más de 20 pisos. Mi pregunta es, -siguiendo esta máxima del Evangelio de “por sus obras les conoceréis” y “el árbol bueno da buenos frutos, el árbol malo da malos frutos”- : ¿a qué espera él que es médico para presentarse en cualquier hospital y como médico ponerse a disposición del hospital y de sus compañeros, él que va de rojo por la vida?. Y ¿a qué espera para abrir sus pisos para que en ellos los contagiados o los sin techo puedan hacer su cuarentena o tener un sitio donde refugiarse de la que está cayendo?

Obras son amores y no buenas razones.

Está claro que los árboles malos dan frutos malos, pero no sólo eso, en este caso es que  son incapaces de hacer nada bueno.

La libertad de expresión para los juzgados y tribunales rojos que hay en España, es un embudo que por un extremo tiene un calibre muy estrecho para unos,  y por el otro extremo muy ancho para otros. Que un Brigada de la Guardia civil escribiera unos tuits donde supuestamente decía, preguntando, “si no sería sexista que las pruebas físicas para el acceso a las Fuerzas Armadas fueran distintas para hombres y mujeres”, o afirmara que “un Subsecretario de la época de Franco le daba sopa con ondas a los políticos de ahora”,  la Fiscalía del Odio de Jerez por estos y otros tuits similares le pida 2 años de cárcel y más pena económica que los propios denunciantes de Podemos, y sin embargo el escarnio de desmembrar y profanar simbólicamente un muñeco que representa al Generalísimo Franco, que entre otras muchas cosas buenas creó la red de hospitales gracias a la cual se está atendiendo a la gente en la actual epidemia, eso no tiene ninguna consecuencia penal, del mismo modo que a los dos meses de dictada la Sentencia del Tribunal Supremo contra el golpe de Estado en Cataluña, los separatistas catalanes estaban ya en la calle,  dando clases en la Universidad en olor de multitudes. O los tuits del Brigada de la Guardia civil calificado de “franquista” se pide cárcel cuando unos días antes los del Concejal de Podemos por Madrid Guillermo Zapata, mucho más graves, se archivaban.
Más que del “Poder Judicial” en España debería hablarse, con mayor propiedad,  del “Sectarismo Judicial” o del “Mamoneo Judicial”. Este es el principal problema de España, porque mientras la falta de Justicia y de igualdad de los españoles ante la Ley  no se corrija como primera misión de la regeneración de España, todo lo demás será imposible y estéril, como ha podido verse con las sentencias sobre la profanación de la tumba de Franco,  o cuando la Audiencia Nacional, a través del Magistrado Santiago Pedraz inadmitió a trámite la querella de VOX contra Zapatero por lo descubierto en las actas de ETA cogidas en Francia.

El Juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz abraza a Baltasar Garzón, (de espaldas) a las puertas de la Audiencia, tras ser suspendido éste por el GCPJ por prevaricación

Otros que están desaparecidos son los de Médicos sin fronteras, y los médicos y voluntarios de “Open arms”, unas ONGs a las que los medios de desinformación les dan mucho protagonismo, y que reciben cantidades de dinero muy importantes en subvenciones públicas, pero que a la hora de la verdad no se sabe si es que han desaparecido, ellos, las pateras, y toda la parafernalia que les rodea. Se ve que sólo están para el trinque, para meter el hombro, al menos para meterlo al servicio de los españoles, ya no.

¿Dónde estáis, dónde os habéis metido cara duras?
Una imagen proscrita en todas las televisiones de la España izquierdista y liberal, monjas de clausura fabricando mascarillas sanitarias para llevar a los hospitales. Es la censura impuesta por los medios contra la Religión. Los medios de comunicación ocultan toda imagen positiva de la Iglesia. La Conferencia Episcopal tampoco se molesta en hacer visible la acción positiva de muchos conventos. Los árboles buenos, dan buenos frutos.

Una imagen proscrita en todas las televisiones de la España izquierdista y liberal, monjas de clausura fabricando mascarillas sanitarias para llevar a los hospitales. Es la censura impuesta por los medios contra la Religión. Los medios de comunicación ocultan toda imagen positiva de la Iglesia. La Conferencia Episcopal tampoco se molesta en hacer visible la acción positiva de muchos conventos. Los árboles buenos, dan buenos frutos.

Por sus obras los conoceréis, el “médico” Gran Wyoming, y los “médicos sin fronteras”, si son tan solidarios y tan fenómenos, ¿no deberían haberse incorporado a los hospitales a aportar su granito de arena como médicos?.

Los árboles buenos dan buenos frutos, los árboles malos dan malos frutos.

Lo dejo como reflexión.


6 respuestas a «¿Dónde está el médico «Gran (?) Wyoming?»

  1. Me ha gustado mucho, mucho.
    Además, aun siendo corto, está muy bien ilustrado, con lo que trasmite perfectamente la tesis, las contradicciones y la canallería que impera no solo en los medios, sino, sobre todo, en la Justicia, además de en la Iglesia y las ONG,s.
    Muy bien, de verdad.
    Enhorabuena.
    Y, atémosnos los machos, que desde la profanación de Franco (propiciada por los golpes de Estado de la moción de censura a Rajoy y los pucherazos), aquí se han quitado la careta y vamos delante de la manifestación mundial.

  2. Otros «ejemplos» socio-comunistas relativos a la sanidad,
    La Mofletes y Sánchez, Ussía dixit: ¿Por qué ordenó en su momento, a principios de su mandato, el desmantelamiento del hospital de campaña más avanzado del mundo diseñado y construido por el Cuerpo de Sanidad Militar?
    Carmen Calvo, solo una ‘progre’ más en la lista de socialistas y comunistas que rehúyen de la sanidad pública.
    Juan Carlos Monedero (del partido Unid@s Podemos) en el hospital Universitario de Madrid, gestionado por la red de hospitales privados HM.
    Willy Toledo en el interior del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo, que pertenece al Grupo Quirón Salud.
    (Lástima no poder poner las fotos que circulan por ahí)

    1. Anónimo
      extraordinario aporte el suyo, muchas gracias. Es un no parar la cantidad de pruebas que hay y se van descubriendo día a día, qué pena que la España Nacional no posea una televisión donde todo esto se pudiera expresar sin solución de continuidad.
      Muchas gracias.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*