Dos momentos históricos idénticos

Uno.- Ilegitimidad de los poderes actuantes el 18 de Julio de 1936.

  • Inconstitucionalidad del Parlamento reunido en 1936, por el probado pucherazo electoral del Frente Popular en las elecciones del 16 de Febrero.
  • Por la conducta seguida a partir del 19 de Febrero por inadaptación a la legalidad establecida en la Constitución de la II República.
  • Por supresión del funcionamiento normal de los órganos constitucionales debido a su arbitrariedad, especialmente de las Cortes, el Tribunal de Garantías y la Presidencia de la República.
  • Por desviación de los móviles del Poder al transformar el Estado normal y civilizado en instrumento sectario al servicio de la violencia y el crimen.
  • Por el crimen de Estado que supuso el asesinato por funcionarios públicos de José Calvo Sotelo.
  • Porque consumado el Alzamiento Nacional, el Gobierno del Frente Popular en vez de declarar, según la Constitución, el “estado de guerra”, armó a sus militantes, amparó la proclamación de la anarquía revolucionaria y todos los crímenes anexos.
  • Que dicho Alzamiento se hizo al amparo y obligaciones de lo que para estos casos ordenaba la legislación republicana en vigor (especialmente la Ley Constitutiva del Ejército de 1878 refrendada por la II República y cuyo artículo 2º rezaba: “La primera y más importante misión del Ejército es sostener la independencia de la patria, y defenderla de enemigos exteriores e interiores”).
  • Que por todo lo anterior se concluye que el Gobierno del Frente Popular quedó fuera del consorcio del mundo civilizado.

Dos.- Ilegitimidad de los poderes en funciones actuantes en Agosto de 2023.

  • Inconstitucionalidad del Parlamento por las sospechas de posibles pucherazos en el recuento de las elecciones del 23-J.
  • Por la conducta seguida por el Gobierno en funciones a partir del 24-J por inadaptación a la legalidad establecida en la Constitución de 1978 al hacer, en susnegociaciones para formar nuevo Gobierno, concesiones manifiestamente anticonstitucionales que además supondrán evidentes fraudes de ley, directa y decididamente conducentes a la desintegración de la nación.
  • Por impedir el normal funcionamiento de los órganos constitucionales impulsando su actuación manifiestamente arbitraria, especialmente la presidencia de las Cortes, el Tribunal Constitucional, el Tribunal Supremo, la Fiscalía General del Estado e incluso de la propia Jefatura del Estado.
  • Por desviación del único fin legítimo del Poder, que es el bien común, en beneficio de todos los que atentan contra él socavando la paz, la libertad, la seguridad y la convivencia de los españoles.
  • Por el crimen de Estado que supuso la inexplicable sobremortalidad durante la pandemia del Covid-19 y otros hechos relacionados con la gestión de aquel acontecimiento.
  • Por la constante supeditación de los intereses de la nación a los de terceros, entre otros y muy especialmente a los de Marruecos.
  • Porque todo lo dicho concluye que el Gobierno en funciones está actuando en contra de lo que el mundo civilizado considera que debe ser propio de un gobierno nacional, patriótico y democrático.

PD.1.- En 1936 la oposición estaba en el mismo estado de connivente incapacidad que la actual de ineptitud, estupidez, anonadamiento y… ¿también connivencia?

PD.2.- Art. 8º de la Constitución: “Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”.

Quien sepa leer, que lea.


3 respuestas a «Dos momentos históricos idénticos»

  1. Elocuente, oportuno, necesario y constructivo análisis comparativo de dos momentos transcendentales de nuestra historia.
    Gracias Paco por tu acertado y brillante comentario.

  2. Los paralelismos entre la España del Frente popular salida de febrero de 1936 y la España del Frente Popular de 2023 son cada vez más evidentes, y los tres elementos coincidentes que más sobrecogen son la indefensión y falta de Justicia que sufren los españoles de bien, la corrupción de todas las instituciones y poderes públicos sin excepción y el nulo control frente a las ilegalidades flagrantes que se cometen y alientan desde el propio poder, y la Nación vendida a intereses extranjeros.

    En cuanto a las diferencias, aquella España de entonces todavía no estaba podrida, en palabras de José Antonio, la única Fuerza nueva y sana somos nosotros (los falangistas) y los carlistas, (por eso Blas Piñar le puso a su organización política el nombre de Fuerza Nueva, en honor a estas palabras), tampoco estaba podrida en su totalidad el Ejército, de modo que aquella generación martirial de civiles y militares que todavía no habían sido corrompidos se dejaron los hígados para que 40 años después aquel martirologio se echara fregadero abajo por unos procuradores en cortes un rey y unos políticos de mierda que nunca serán lo suficientemente maldecidos para el mal que le han hecho a España. Y el concierto internacional, la Europa de 1936 no es la Europa masónica entregada a Satanás y los americanos en cuerpo y alma de 2023 .

    Muy bueno el autor por recordarnos los graves momentos que nos ha tocado vivir, mientras los políticos están a lo suyo, que es el latrocinio y el vender a España

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad