Ecce Homo

Ecce Homo, he aquí el hombre,  que se despojó a sí mismo tomando forma de siervo, se hizo semejante al hombre, y habitó entre los hombres.

Ecce Homo, he aquí el hombre, que voluntariamente se humilló, haciéndose obediente hasta la muerte, para pagar por los pecados de los hombres.

¡Padre de las misericordias! Ecce Homo, he aquí el hombre, que no vino a hacer su propia voluntad, sino la vuestra; que, a causa de los crímenes de los hombres, aceptó las más severas torturas, y apuró hasta el fondo la copa de la Pasión ofrecida a Vos.

¡Padre benignísimo! Ecce Homo, he aquí el hombre, cargado de cadenas, flagelado brutalmente, coronado de espinas, escupido, ridiculizado y muerto en la Cruz.

Ecce Homo, he aquí el hombre, de quien dijisteis: este es mi Hijo amado, en quien tengo mi complacencia. Mira, Padre, a vuestro unigénito, que tanto sufrió; y recuerda a aquellos por los que sufrió. Mira los suplicios del Redentor, y perdona los pecados de los redimidos.

¡Padre justísimo! Ecce Homo, he aquí el hombre, mira el rostro de vuestro Cristo y perdona a vuestro pueblo; mira sus llagas, sus dolores, la Pasión y la muerte de vuestro Unigénito, que como buen pastor dio la vida por sus ovejas.

¡Padre misericordísimo! Ecce Homo, he aquí el hombre, que no os deleitáis en la pérdida de los moribundos, mirad el precio de la sangre de vuestro Hijo, y conceded la gracia del arrepentimiento a los pecadores, el perdón a los penitentes, la fortaleza a los están tentados, el consuelo a los afligidos y la perseverancia a los justos. Trae de nuevo a los incrédulos al seno de la Iglesia, y tened piedad de todos los fieles, vivos y difuntos, por los cuales vuestro Verbo hecho carne sufrió innumerables tormentos, para que al fin todos lleguen al anhelado puerto de la bienaventuranza eterna. Amén.

Ave María Purísima.


2 respuestas a «Ecce Homo»

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad