EEUU, OTAN y Ucrania: terrorismo de Estado

Ucrania, una vez que ha perdido la guerra, cuyo frente permanece invariable desde hace meses poseyendo Rusia el control del 20 por ciento de su territorio, exhausta, desangrada y con gravísimas destrucciones de sus infraestructuras, así como cerca de trece millones de ciudadanos huidos al extranjero, opta por el terrorismo de Estado como única forma de mantener el interés por ella, de seguir engañando a Occidente y de conseguir que los apoyos se mantengan aún in extremis, a pesar de que con tal táctica, es decir, con la práctica del terrorismo de Estado nada conseguirá, menos aún darle la vuelta a la tortilla.

Lo que busca es intolerable, repugnante y criminal. Porque lo que persigue con la práctica del terrorismo de Estado es ver si puede hacer perder los nervios a Putin y que dé un traspiés que avale la mentira que proclama a los cuatro vientos Occidente de que Rusia quiere no sólo comerse Ucrania, sino toda Europa y, por ello, es necesario asestarle el primer golpe y escalar el conflicto hasta hacerlo cuando menos europeo en su máxima expresión y extensión, si no mundial; que un fallo de cálculo pueda derivar en lo dicho y aún más en el uso de armas nucleares, al títere sanguinario que es Zelenski le da igual.

Misl ATACM

Para desarrollar su nueva estrategia de terrorismo de Estado es para lo que mendigó hasta lo indecible el permiso de los EEUU para utilizar el nuevo armamento de largo alcance que accedió, también tras los lloros ucranianos, a suministrarle, más en concreto misiles ATACM. Y dicho y hecho.

Ucrania lanzó por primera vez (ver vídeo al final) cinco de dichos misiles contra Sebastopol. El resultado fue que cuatro de ellos fueron interceptados en el aire por las defensas rusas, no pudiendo hacerlo con el quinto toda vez que posiblemente por un fallo técnico se desvió sin control de su ruta y fue a dar en una playa donde cientos de inocentes y confiados bañistas pasaban el día. El impacto del misil causó cuatro muertos, dos de ellos niños, y 154 heridos de diversa consideración. Hay que recordar que tales misiles van equipados con bombas de racimo, prohibidas por acuerdos internacionales, lo que tanto a los EEUU, como a la OTAN y para qué decir a Kiev les importa un bledo; luego dicen que el criminal de guerra es Putin, claro.

Por su parte, Rusia, además de la denuncia pública del hecho, se ha limitado a una conversación telefónica urgente entre el ministro de defensa ruso y el secretario de Estado de defensa norteamericano al objeto, por parte del primero, de volver a poner las cosas claras, de advertir sobre el uso contra su territorio por parte de Ucrania de armamento norteamericano de última generación, así como de la posibilidad de que se produzca ese “error de cálculo” en las provocaciones norteamericanas que lleven a que se usen armas nucleares, toda vez que Rusia vuelve a insistir en que en caso de agresión directa contra ella se defenderá con todo lo que tiene.

La conclusión lo ocurrido es, para nosotros, evidente:

  • La desesperación ucrania es de tal calibre que le lleva a enloquecer y a buscar cualquier medio con el que herir a su oponente aún sabiendo que la guerra, o precisamente por ello, la tiene más que perdida, no importándole que sus actos puedan provocar una escalada que en realidad desea. Su huida hacia adelante es, también, una forma de cubrirse Zelenski de la posibilidad de ser sustituido por mandato, claro, de los EEUU, lo cual parece estar cada día más en el ambiente.
  • El fracaso estrepitoso de la cumbre por la paz en Suiza, ha dejado no sólo a Ucrania, sino más aún a sus apoyos occidentales en ridículo y con un agrio sabor de boca.
  • El cierre de filas de Rusia con Corea del Norte, Vietnam, India y China, bien que ésta siempre desde la distancia, evidencia la falsedad con la que Occidente insiste en que Rusia está sola y agotada.
  • La prudencia y serenidad de Putin al no caer en la trampa de la provocación ucraniana y occidental a pesar de su gravedad pone en evidencia no sólo su valía como estadista, sino más aún su perfecto análisis de la situación, así como el hecho de que lo que sobre él se dice por estos lares es falso de toda falsedad, entre otras cosas lo más falso eso que nos insistene en que está por invadir el resto de Ucrania e incluso Europa.
  • Y una cosa más y muy importante: que Rusia posee tecnología más que suficiente para neutralizar las más modernas y sofisticadas armas norteamericanas, como son los ATACM, para qué decir de las de la OTAN, lo que supone un trascendental aviso a navegantes. ¿Puede que esto tenga que ver con las últimas declaraciones del belicista Macon rebajando el tono e incluso sugiriendo algún tipo de contacto directo con Moscú para hablar de paz?

4 respuestas a «EEUU, OTAN y Ucrania: terrorismo de Estado»

  1. Son los mismos que se regodean día a día mandándonos imágenes en directo del genocidio que perpetran en Gaza y se fuman un puro. Eso sí, nos meten en la cárcel si se duda de la quimera de los 6.000.000.
    Al lado de estos nos quiere meter el régimen liberal en la guerra nuclear contra Rusia. Cuando es incapaz y, es más, alienta las agresiones marroquí-yanqui-judias y el secesionismo catalán.
    Y con el sistema está todo «arco parlamentario». Delenda est España de la mano borbónica-liberal. O se acaba con él o él acabará con nosotros

  2. Es de dudar el fallo de esos misiles en cuanto a buscar víctimas civiles y el día de la fiesta ortodoxa de la Santísima Trinidad.
    Buscaban aterrorizar y provocar para meternos a todos en la Tercera Guerra Mundial, esa que «profetizaron», Pike y Mazzini en 1871 con mesianismo satanista.

  3. Muy aclaratorio lo de que en realidad la playa no era un objetivo terrorista, sino el resultado de la eficaz defensa antiarérea rusa frente no a uno sino a cinco misiles ATACMS… esto es periodismo, y del bueno. La bazofia de los medios prostituidos es ya algo pestilente y repugnante (más que prostituidos es que tienen dueños, y el dueño presenta como «narrativa» lo que le da la gana, y no hay «pluralidad» ni libertad de prensa verdadera, si es que alguna vez esa idea liberaloide de la «libertad de prensa» ha sido cierta en el mundo real, salvo excepciones y momentos muy concretos de la historia).

    Por otro lado creo que Putin está esperando a que gane Trump (sus condiciones que acaba de ofrecer serían inmediatamente aceptadas por un gobierno de Trump, porque son muy generosas), y por eso estos meses de verano son fundamentales, porque las provocaciones serán terribles. Según el periodista brasileño-estadounidense Pepe Escobar la clave es que en septiembre empieza la campaña electoral en EEUU, y para entonces ya será muy tarde hacer nada relevante en cuanto a la guerra de Ucrania, por lo que estos dos ó tres meses de verano son increíblemente decisorios, será como dijo Escobar «el verano que vivimos peligrosamente». Pero el ajedrecista Putin no creo que esté por la labor de entrar a las provocaciones, como si fuera un toro miura al que le mueven la muleta ó el capote rojo y le dicen «He!, He!».

    Por otro lado la crítica constante del avezado y muy veterano político estadounidense Paul Craig Roberts (que fue ministro con Reagan) es que Putin ha sido demasiado blando (la crítica que todo el mundo le hace en Rusia), y que a fuerza de aceptar todas ó casi todas las líneas rojas sin hacer prácticamente nada, la decisión de avanzar a una velocidad de una aldea a la semana y no pisar el acelerador, y todo el rato intentando negociar y ofrecer la mano al occidente colectivo ha hecho que la OTAN no le respete, que le tome a broma y se salte todas las líneas rojas habidas y por haber. Eso hace inevitable, según Paul Craig Roberts, una guerra nuclear, porque la aparente debilidad de Putin hará en algún momento que la OTAN se salte la última línea roja que ya no se pueda aceptar, y nos acercamos terriblemente a un escenario de guerra atómica… sí, de guerra atómica mundial. El Armaggedon.

    Y los locos del globalismo internacional (masónico) que controlan a Biden son capaces de cualquier cosa, porque se creen muy seguros en sus búnkeres y además están jugando su partida de poker contra Putin y contra Trump y son capaces de todo en su gran «farol», y lo que están consiguiendo es destruir completamente el imperio estaodounidense… justicia poética, aunque la destrucción de Europa y de su posible alianza con la Rusia de Putin sí que se ha conseguido lograr con gran eficacia.

    Pongámonos en manos de Dios, de nuestro Señor Jesucristo (Dios encarnado) y de Su Santísima Madre la Virgen María. Nosotros por Dios y por España, y esa España, católica.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad