Acoso contra Pedro Valera: una prueba más de la dictamocracia que nos oprime

Pedro Valera

Los hechos:

  • La Fiscalía Provincial de Barcelona de «Delitos de Odio y Discriminación» (¿?) pide 12 años de prisión para Pedro Valera –más ocho para otras cinco personas– y el cierre definitivo de su Librería Europa por presuntos delitos de incitación al odio por seguir haciendo difusión «masiva e indiscriminada» de contenidos basados en la «cultura del odio supremacista» entre los años 2006 y 2016, y porque «ensalzan la pureza de la raza blanca» afirmando que la «integración racial es el genocidio de la raza blanca a través de la mezcla», «enaltecían, alababan y justificaban» los «atroces crímenes» del III Reich, o incluso, negaban el Holocausto con «especial fijación en el pueblo judío» habiendo organizado 260 conferencias que propagaban ideologías «fascistas, racistas, antisemitas, homófobas y negacionistas del Holocausto«, así como por incitar al odio contra inmigrantes, musulmanes y sodomitas.

El análisis:

  • ¿Dónde estaba la fiscalía del odio y discriminación?

    Uno de los pilares fundamentales de una democracia que lo sea de verdad es la libertad de expresión de las ideas y pensamientos; lástima que suele ser el valor más perseguido y socavado cuando esa democracia no lo es aunque así se autoproclame.

  • El acoso contra Pedro Varela es una de las muchas pruebas de que nuestra democracia no lo es pues en él se persigue, en realidad y de forma torticera, sectaria y totalitaria, ese principio fundamental que es la libertad de expresión.
  • Su caso, además, es uno de esos ejemplos que constituyen máxima expresión de la indignidad jurídica, política y social por parte de los poderes públicos, sean jurídicos o políticos.
  • Unos poderes que no dejan de cacarear que defienden y representan los «valores constitucionales» pero que no dudan en pasarse por el arco del triunfo derechos fundamentales como por ejemplo los regulados en los arts. 14 y 20 de nuestra Carta Magna y principalmente el esencial de la libertad de expresión.
  • ¿Dónde estaba la fiscalía del odio y discriminación?

    Claro que lo hacen sólo cuando las ideas que se expresan son contrarias a las que intentan imponer dictatorialmente esos poderes que por su contumaz forma de actuar son manifiestamente antidemocráticos y sectarios, además de profundamente corruptos.

  • ¿Se puede meter en la cárcel y silenciar a una persona por vender libros o realizar conferencias sobre cuestiones históricas (Tercer Reich/II Guerra Mundial) o expresar sus particulares opiniones sobre lo que sea en una democracia?
  • Peor aún es si lo anterior se intenta en una pretendida democracia donde se permite, ampara (y subvenciona oficialmente) expresar libremente sus opiniones no sólo a particulares (al fin y al cabo Valera lo es), sino peor aún a organizaciones políticas legalizadas que promueven públicamente y ejecutan sin contemplaciones –e institucionalmente desde los poderes autonómicos que ostentan (¿detentan?) y con cargo a los presupuestos que se nutren de los impuestos de los contribuyentes– el odio (homenajes a viles asesinos incluidos), la discriminación (racial y lingüística incluida) y la persecución contra todo el que no comulgue con sus ideas racistas y supremacistas en regiones como Vascongadas, Cataluña, Baleares, Galicia, Navarra,… sin que ninguna «fiscalía del odio…» (¿?) mueva un dedo para impedirlo.

    ¿A Valera 12 años y a este degenerado corruptor de menores solamente tres?

Por último: ¿han leído bien los hechos? Pues léanlos de nuevo más despacio. Y es que acusan a Pedro Varela de «enaltecer, justificar y negar el Holocausto» pero… ¡cómo se puede acusar a alguien de enaltecer y justificar lo que en realidad y con sus propias palabras niega! Lo que hace Valera es negar directa y públicamente el Holocausto ergo ni lo enaltece ni lo justifica. Sólo lo enaltecería y justificaría si creyera que hubiera existido y con palabras o actos lo enalteciera y justificara, pero no es el caso, porque lo que hace es negar su existencia, así de simple. Por ello, la acusación de la Fiscalía lo que hace es poner en evidencia la estupidez y mediocridad intelectual y jurídica de quien ha redactado la acusación, así como de quien la ha autorizado.

Se puede estar de acuerdo o no con lo que Pedro Valera piensa y dice. Se pueden comprar o no los libros que vende. Se puede asistir o no a sus conferencias. Allá cada cual. Pero lo que no se puede en democracia es intentar silenciarle máxime si… no se hace –e incluso antes– con «los otros», y más aún teniendo en cuenta que la presunta peligrosidad de Valera –él sólo y un puñado reducidísimo de seguidores– es ínfima en comparación con la de esos «otros» como es más que evidente, ya que por mucho que consiga Valera jamás logrará lo que esos «otros» han logrado ya que es, entre otras cosas, la destrucción de España desde dentro.


8 respuestas a «Acoso contra Pedro Valera: una prueba más de la dictamocracia que nos oprime»

  1. 12 años de prisión por ejercer su derecho constitucional fundamental a la libertad de expresión, que ampara el artículo 20 de la Constitución…
    Con esto está todo dicho.
    Y, por supuesto, que es lo que realmentew buscan, el cierre de la Librería EUROPA, y de ediciones OJEDA.
    Todo lo cual supone, además, la pérdida de varios puestos de trabajo directos, dependientas, Pedro Varela como director-propietario, etc., e indirectos, imprentas, empresas de distribución…
    TODO MI APOYO A DON PEDRO VARELA.

  2. A destacar del artículo:

    «Por último: ¿han leído bien los hechos? Pues léanlos de nuevo más despacio. Y es que acusan a Pedro Varela de «enaltecer, justificar y negar el Holocausto» pero… ¡cómo se puede acusar a alguien de enaltecer y justificar lo que en realidad y con sus propias palabras niega! Lo que hace Valera es negar directa y públicamente el Holocausto ergo ni lo enaltece ni lo justifica. Sólo lo enaltecería y justificaría si creyera que hubiera existido y con palabras o actos lo enalteciera y justificara, pero no es el caso, porque lo que hace es negar su existencia, así de simple. Por ello, la acusación de la Fiscalía lo que hace es poner en evidencia la estupidez y mediocridad intelectual y jurídica de quien ha redactado la acusación, así como de quien la ha autorizado.»

    «Justicia» de «chicha y nabo»! («Oremus»)

  3. Justamente del supuesto holocausto nazi no existe ni un solo documento que refleje dar orden alguna en ese sentido. Las secretarias de la Cancillería de Hitler (Traudl Junge,…), Wilhelm Mohnke mayor general de la Schutzstaffel que defendió a Hitler en los últimos meses y demás personal próximo a Hitler desconocían están órdenes de exterminio. Fueron absueltos posteriormente de cualquier cargo.
    Y justamente, AQUÍ en España, se tiene un expediente completo del ex Fiscal Jefe de Cataluña Mena con mogollón de notas manuscritas (36.000 folios de momento) con referencias a distintas fosas llenas de los restos de distintos asesinados por estos dementes en “las parcelas” de Mequinenza, Vinaroz y Almacellas con nombres y circunstancias de muchos de sus “inquilinos” en pleno Siglo XXI. A pesar de las más de MIL denuncias NO se ha actuado. NO EXISTE el ESTADO de DERECHO tal como se presume y cacarea en esta democracia tomada por estos dementes que están dando rienda suelta a un plan (este desgraciadamente real) de DOMINCACIÓN y EXTERMINIO.

    1. Estimado seguidor: malos deseos son para cualquiera y más en este caso particular (con independencia de lo que dice Valera), no sea que cualquier día de estos a usted le envíen al talego por opinar como opina, que al paso que vamos no dude que si ahora es a Valera, mañana le tocará a usted. Si las barbas de tu vecino ves quemar, pon las tuyas a remojar. Saludos cordiales

    2. Rufolf, si pusieran a Valera en una celda con un negro, bastaría con que el negro tuviera alguna buena cualidad para que mejorara en tan buena compañía. Usted, por el contrario, desea el mal a otra persona.

  4. Pedro Valera expone sus convicciones con argumentos y también con un idealismo a fuerza de bombas. Al margen de sus errores o aciertos, se eleva por encima de sus enemigos con elegancia y exquisitos modales. Es admirable que este hombre se enfrente solo a un batallón de demonios apestosos y violentos pero salga del combate igual de limpio y sano que entró.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad