El buenismo de la derecha

Parece que la derecha sigue sin darse cuenta de que los socialistas, con un tipo a la cabeza que pretende construir un muro para separar a los españoles; una tipo que pretende saltarse la Constitución para perpetuarse en el poder; un tipo que está vendiendo España a trozos por un puñado miserables votos manchados con el deshonor y la ignominia, no son adversarios, ni tan siquiera enemigos, son una patulea de traidores que se niegan a dar la espalda al sátrapa que los manda y, en consecuencia, son cómplices y cooperadores necesarios de todas sus acciones.

El otro día, tuve ocasión de ver en un medio de comunicación una fotografía, tomada en un Ayuntamiento de España, que me produjo auténtico asco y nauseas. En la foto aparecían, en amor y compañía, tocados con el gorrito de ese gordo estúpido de risa floja que inventó una marca de bebidas gaseadas yanqui, parte de los integrantes de la corporación municipal entre los que se encontraban peperos y sociatas, con rostros sonrientes como si tal cosa, confraternizando como si tan solo se tratase de rivales políticos.

No hace mucho, por iniciativa del Partido Popular, se sometió a votación, en determinados Ayuntamientos de España, una moción contra la posible Ley de amnistía, el primer paso para desmembrar a nuestra Patria. Desde luego, en los que yo conozco, ningún socialista votó a favor de la moción, todos manifestaron su deseo, como fieles lacayos de su amo, de que la citada Ley salga adelante, aunque ello suponga el inicio del final de más de quinientos años de historia Patria, forjada con la sangre de miles de españoles que supieron ser fieles al juramento que empeñaron aun a costa de sus vidas.

De esta forma, todos aquellos socialistas o del partido que fuese que se opusieron a la propuesta popular han pasado a ser, desde aquel momento, cómplices de lo que suceda y, por supuesto, reos de un delito de alta traición a la Patria, por lo tanto, nadie que se precie debería ni tan siquiera mirarlos a la cara como muestra del desprecio al que se han hecho acreedores.

Sin embargo, ahí está la fotografía en cuestión con los rostros sonrientes, llenos de felicidad, confraternizando con esos miserables a los que, con tal de seguir en el poder, no les importa vender a quien sea, incluso a sus madres. La pobreza de espíritu de nuestros políticos y ese perverso buenismo de la derechona, es de tal magnitud y su actitud tan rastrera que tan solo pueden producir asco.

Es preciso que, de una vez por todas, despertemos. Estoy seguro que, si después de haber conocido las pretensiones de los sociatas y de su jefe, les hubiésemos dado la espalda, despreciándolos como se merecen, tal vez alguno hubiese comenzado a recapacitar y su actitud empezaría a cambiar, sin embargo, con gestos como el de la fotografía a la que me refiero, en la que todo es confraternidad y sana camaradería y risas simplonas, les estamos demostrando que su traición para con España no merece el mínimo reproche lo que provocará que todavía se crezcan más.

Una cosa es el adversario, incluso el enemigo y otra muy distinta es el traidor que no merece más que nuestro implacable desprecio.

Un tipo o una tipa que no le importa que se destruya la Patria, que no le importa el daño que puede causar con sus decisiones, que no le importa que los valores se subviertan, ese no merece otra cosa que el vilipendio y no una sonrisita estúpida ya que tal actitud nos acerca a ellos y los hace más fuertes.

Me produjo una gran sensación de asco ver aquella fotografía ya que parece, que a ninguno de los que aparecen en ella, les importa España lo más mínimo. Tal parece que todos, unos y otros, solo están ahí, como buenos camaradas, para cobrar a fin de mes. ¡Qué pena!

Blog del autor: http://cnpjefb.blogspot.com/


4 respuestas a «El buenismo de la derecha»

  1. Los buenistas y bienpensantes son sus votantes, ellos son unos miserables farsantes, una piara de corruptos y traidores aliados a la escoria socialista y comunista, la misma basura que se autodefine «centro reformista» en sus estatutos. Ése es el problema de España, el no haber tenido oposición real a la escoria roja desde FN y Blas Piñar. Esto es lo que nos ha conducido al borde del precipicio en el que nos encontramos.
    ¡Arriba España!

  2. El PP fingía ser de derechas en tiempos de Fraga, cuando nos engañaban a tantos; hoy es descaradamente Agenda 20/30, o sea, la izda progre de moda, sumisa a los amos anglo sionistas nazis, en pro de su granja comunistoide humanoide atea; esclavista.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad