El camelo de “la Legalidad Republicana”, pasen y vean, en vivo y en directo.

Uno de los más importantes mitos, -y patrañas-, de la propaganda roja, tanto en su vertiente pura como en su vertiente disfrazada de “moderación”,  de lo políticamente correcto, es el de la llamada “legalidad republicana”.

En virtud de esta patraña:

  • Se oculta que la República nunca fue refrendada en las urnas porque la Segunda República llegó por el abandono del rey Alfonso XIII que en estado de pánico huyó del país, (aconsejado por su séquito que huyera para que no fuera a ser asesinado, como lo había sido 13 años antes el Zar de Rusia por los comunistas), no porque nadie votara en un referéndum que se instaurara el régimen republicano.

El rey abandonó España tras las elecciones municipales celebradas el 12 de abril de 1931, a pesar de que los partidos monárquicos obtuvieron 22.150 concejales frente a los 5.875 de los partidos republicanos, pero los rojos son maestros del golpe de Estado, del manejo de las masas y la opinión pública,  y de la manipulación.

  • No sólo no hubo referéndum para establecer el régimen republicano sino que tampoco se llegó nunca a votar la Constitución republicana, redactada en las logias. La forma de Estado republicana ni la Constitución masónica de diciembre de 1931, nunca fueron refrendados por el pueblo en ningún plebiscito ni ningún referéndum.
  • Se oculta también que por la Ley mordaza de Defensa de la República (de 21 de octubre de 1931) elaborada por Azaña y Casares Quiroga, quedaba prohibido (art. 1, punto 6) ser monárquico o defender o hablar bien de alguna forma de la Monarquía o personalidades monárquicas. Eso estaba completamente prohibido. Incluso el portar en la solapa un mero emblema real era ilegal y por tanto sancionable en la Segunda República tanto con sanciones gubernativas económicas (10.000 pesetas de multa que en aquel entonces era más que una fortuna), como de privación de libertad (cárcel) y deportación a África (art. 2). Además, no había vía de protección judicial frente a la sanción, sino solamente vía administrativa ante el mismo Ministro en el ridículo plazo de 24 horas, ninguna norma jurídica ha establecido nunca un plazo tan corto de recurso, estéril por otro lado porque era el propio gobierno convertido en juez y parte, sin control judicial de sus actos ni garantía de legalidad para el sancionado, quien arbitrariamente determinaba cuándo y porqué se había infringido la Ley de Defensa de la República, qué sanciones se imponían y, encima, era el mismo ministro el encargado de resolver las posibles reclamaciones del ciudadano por la sanción. Y téngase en cuenta que las sanciones de la Ley de Defensa de la República –que podían ser económicas, de separación del servicio, confinamiento y deportación (artículo 2)–, eran además acumulativas, (con vulneración del principio básico del Derecho penal y del Derecho administrativo sancionador de “non bis in ídem”, en cuya virtud no se puede sancionar doblemente o dos veces por lo mismo) a las que, por los mismos motivos, pudieran determinarse en el nuevo código penal (artículo 5). Es decir la Segunda República prohibió ser monárquico, defender la opción monárquica u ostentar cualquier símbolo monárquico. En la Segunda República de Azaña y Carares Quiroga (autores de la Ley) no estaba permitido el debate entre monarquía y república.

Estaba también prohibido criticar el régimen o a los políticos republicanos (art. 1, punto 5), así como quedaba prohibida la libertad de prensa si las noticias podían quebrantar la credibilidad del régimen republicano o sus políticos (art. 1, punto 3), por ejemplo no se podía criticar la corrupción de los políticos del Frente Popular, porque esto iba en descrédito de esos políticos. De hecho el edificio del periódico ABC fue incautado por el Gobierno masónico de Azaña en mayo de 1931 durante un tiempo. Muchos otros diarios fueron multados, clausurados o suspendidos. La censura era permanente y las multas un modo silencioso de represión y ruina para el que se atreviera a discutir la arbitrariedad de Azaña y sus compinches. Lo que los gobiernos de Zapatero y el actual de Pedro Sánchez,  de prohibir toda posibilidad de hablar bien del franquismo, o sus símbolos bajo falsos delitos de odio, ya lo hizo la República igual con la monarquía. En la propaganda electoral para las elecciones de febrero 1936, los partidos del Frente popular anticipaban la ilegalización de los partidos de derechas así como la expulsión de los funcionarios tanto civiles como militares calificados como rivales políticos. La dictadura en estado puro, aunque hipócritamente hablen de régimen democrático. Todo esto se ha venido ocultando para no otorgar legitimidad al alzamiento del 18 de julio 1936, contra esta tiranía.

  • Con la expresión de “la legalidad republicana” se encubre el pucherazo en las elecciones de febrero de 1936 que deja la “legalidad” republicana en un puro fraude electoral; como en abril de 1931, en febrero de 1936 se adueñaron del poder sin haber ganado las elecciones. Llamar “democracia” a ese sistema tiránico de Azaña es como llamar vergel al paisaje lunar.
  • Se corre un tupido velo sobre cómo el gobierno del Frente Popular (que no de ninguna verdadera República, porque republicanos en su verdadero sentido eran más los contrarios que ellos para los cuales la república era sólo un medio para llegar a donde querían, que aspiraban a la “dictadura del proletariado”,  la revolución comunista y a destruir a  la República), otorgó una amplia amnistía a su base social, es decir a los delincuentes comunes, a los terroristas y a los golpistas de octubre de 1934, -Companys, Largo Caballero y los futuros asesinos materiales de Calvo Sotelo incluidos como José del Rey o Fernando Condés-, llenando las calles de malhechores y pistoleros de la CNT-FAI, del PSOE y de la UGT,  así como de agitadores que regresaban de Moscú, como Margarita Nelken donde habían recibido la formación para desencadenar la revolución.
En el mitin en la localidad de Don Benito (Badajoz), de 8 de noviembre de 1933, recogido por el diario El Socialista de 9 de noviembre, Largo Caballero confesaba que ellos están en contra de la República, que la consideran burguesa, y en contra de su bandera, que ellos están por Revolución socialista (bolchevique) y su bandera roja. Sin embargo para la propaganda mentirosa estos son presentados como los adalides de la república.

  • Se oculta la indefensión que en impunidad sufrían de continuo los españoles de bien, sin ninguna garantía legal frente a un Gobierno de malhechores como era el Gobierno y el régimen de Azaña, de Casares Quiroga, Largo Caballero e Indalecio Prieto, entre otros, (indefensión en el más amplio sentido de la palabra: prohibición de la libertades y censura para la prensa no frentepopulista, multas económicas  gubernativas a porrillo y condenas penales,  unas y otras manifiestamente arbitrarias y sin posibilidad de defensa, violencia extrema perpetrada por las bandas de pistoleros comunistas y socialistas asistidos por la propia policía roja, muchos de los cuales eran instructores en pistolerismo de los grupos armados de los partidos de izquierdas, como fue el caso del teniente de la policía roja José Castillo o el Capitán de la Guardia civil rojo y asesino de Calvo Sotelo, Fernando Condés, y un largo etc).
  • Y se tapa el magnicidio y crimen de Estado de la república del crimen, del asesinato del jefe de la oposición parlamentaria D. José Calvo Sotelo, orquestado por la propia policía roja y los Ministros y sus escoltas del propio gobierno del PSOE e Izquierda Republicana, sacado de su casa a las 3 de la madrugada en lo que el PSOE es maestro indiscutible, mediante engaño.
El jefe de la oposición parlamentaria, sacado de su casa la madrugada del 13 de julio de 1936 y asesinado por el gobierno de la república.
La verdadera faz, -sin careta-, de “la legalidad republicana” y su carácter profundamente criminal y antidemocrático.
  • Y en definitiva se tergiversa el verdadero rostro de la República del crimen, contra la que la parte sana de la Nación se alzó el 18 de julio para liberarse de esta ponzoña. Si esta lucha por la verdadera libertad y contra la tiranía la hubieran realizado los norteamericanos, tendríamos decenas de películas “Made in Hollywood” para conmemorar el 18 de julio, y celebrarlo.

ooo

Cinco décadas llevamos en España sufriendo en los colegios, (incluidos los religiosos que a rojos y a vendidos tampoco hay quien les gane),  y en las universidades con la matraca,  lavándole el cerebro a la gente con la manida “legalidad republicana”, (y en el extranjero ya ni hablamos, cómo ha calado el mito).

Una cantinela que echa un telón de acero sobre la realidad de lo que fue aquello, una verdadera pesadilla, y que se ha aceptado incluso en los actuales medios militares, cada vez más politizados por la extrema izquierda. Buena prueba de ello es el libro  editado en 2011 (y en 2019 su 2ª edición),  por el Ministerio de Defensa “25 militares de la República”,  que da idea de la penetración de la propaganda comunista y masónica en el seno de las FFAA, donde son abundantes las alusiones a “la legalidad republicana”, en su amplio abanico de manifestaciones al servicio del discurso izquierdista.

Consustancial con esta retórica para tontos son las expresiones grandilocuentes que giran, como satélites alrededor del concepto amañado de “la legalidad republicana”, como aderezos del mismo:

  • “honor a la palabra y a los juramentos militares”, para referirse a los militares que fueron traidores a España y se pusieron de parte de los grupos criminales de los partidos frentepopulistas que asesinaban a sus compañeros militares (y violaban a sus esposas como ocurrió en Mallorca y en no pocas ciudades), que profanaron y quemaron los templos cristianos y exterminaron a todo aquel que identificaron con su credo (como si los juramentos militares fueran compatibles o sirvieran de excusa para posicionarse con los enemigos de la religión y de la Patria, con las bandas de atracadores en funciones de latrocinio de domicilios y de policía chekista como el famoso delincuente Agapito García Atadell nombrado por el Ministro del Interior y General Sebastián Pozas como policía Jefe de Milicias de Investigación, -léase lo que fue aquello y la Fundición Pasionaria en “Seis mil mujeres”, de Tomás Borrás-, y con los intereses extranjeros de Stalin de intentar en España una revolución como la de 1917, a su entero servicio, que sus agentes se movían como lo que eran, los dueños de la España roja),
  • alusiones los juramentos, al cumplimiento de la palabra dada, ellos que han hecho del perjurio, de la manipulación, y de la mentira su arma política por ellos mismos confesada.
  • “fidelidad al Gobierno de la república” (que es como se endulza la realidad de fidelidad no al gobierno de la República sino al Gobierno del Frente Popular enemigo de la verdadera República, a un gobierno de rufianes, matones, y gánster de la peor calaña),
Recorte del periódico «El Siglo Futuro» de 1934, en el que se relata cómo el diputado socialista y futuro presidente de la II república, Indalecio Prieto, amenaza a otros diputados con una pistola.
Viñeta en el periódico “La Voz” recreando el incidente protagonizado en las Cortes por Indalecio Prieto.
  • “legalidad del orden constituido” (cuando tal orden ya no existía lo que existía era la anarquía, la arbitrariedad, y el desorden de los grupos armados del gobierno). Es curioso que estos militares que escriben en este libro de “25 militares de la república”, se acuerden de los juramentos y del orden constituido sólo en la república, sin referencia a los juramentos que previamente estos 25 militares hicieron al régimen monárquico que fue el que prestaron primero cuando ellos  ingresaron, y que era el orden constituido.
  • “lealtad al poder legalmente constituido”, que no era tal ni por origen, porque provenía de un pucherazo electoral (de dos pucherazos si además del de febrero de 1936 contamos el de abril de 1931), ni por ejercicio, ya que el Gobierno del Frente popular era un poder tiránico, que no se basaba en la Justicia, ni en la democracia, ni en el bien común sino en la ilegalidad y arbitrariedad permanentes, y en el uso de las instituciones para el robo y enriquecimiento de sus dirigentes. No nos olvidemos que mediante Decretos de 6 y 18 de agosto de 1937 (publicados en la Gaceta de la República del 22 de agosto, página 747), las autoridades del Frente Popular obligaron a los españoles, bajo amenaza,  y en fecha tan temprana como mediados de 1937 (que faltaba mucho para que los nacionales inclinaran la balanza del resultado de la guerra a su favor),  a depositar en los bancos las joyas y piedras preciosas que hasta entonces hubieran logrado conservar en sus domicilios (las piezas de contenido religioso como medallas o crucifijos de oro o plata ya habían obligado a entregarlos en los primeros meses de la guerra bajo amenaza de muerte). La finalidad de dicha medida no era otra que la de robar a todos los españoles, mucho antes de que tuvieran la guerra perdida, forzándoles a desprenderse de estos objetos de plata y oro, fácilmente convertibles luego en cualquier país, para hacerse con ellos  y ponerse en su momento a salvo en el extranjero con el botín, como de hecho así hicieron los mandamases de los partidos del Frente popular, mientras los que habían creído en ellos quedaban abandonados a su suerte.  Para la conversión de lo robado en divisas convertibles se creó la “Comisión Especial de Hacienda”, con sede en París, a cuyo frente se puso al diputado del PSOE por Canarias Marcelino Pascua (no falla,  tradicionalmente los diputados canarios del PSOE han sido lo peor dentro de lo pésimo). Este indeseable concentró en la embajada de Paris (conocida entonces por la “cueva de alí-babá”, por la cantidad de maletas llenas de joyas que acumulaba), y en pisos alquilados al efecto cuando el edificio de la embajada  se quedó pequeño para albergar tantas maletas repletas de tesoros, he hizo fundir las monedas de plata y oro robadas de los museos como el Arqueológico. Después de la guerra con su parte del botín de lo robado Marcelino Pascua se trasladó a EEUU donde el Gobierno americano de F. Delano Roosevelt, masón de alta graduación,  le ofreció una plaza en la Universidad John Hopkins de Baltimore.

Todo se lo callan los militares rojos que han participado en el libro del Ministerio de Defensa “25 militares de la república” cuando se llenan la boca grandilocuentemente con lo de “la legalidad republicana”, “el poder legítimamente constituido”(?).

Conjunto de maletas y baúles , repletos de oro, joyas, y piedras preciosas, (fruto de los registros y saqueos a los domicilios de las familias que luego eran conducidas a las chekas para su tortura y asesinato), con los que fue capturado el jefe de la policía chekista y miembro del PSOE y la UGT Agapito García Atadell, cuando el barco en que huía en 1937 disfrazado de simple pasajero, hizo escala en las Islas Canarias camino de América.
Agapito García Atadell en el centro con gafas y traje, rodeado de su banda de malhechores y asesinos en el Madrid de las Chekas.
Ficha policial de Agapito García Atadell como delincuente común ya fichado en 1924. En la foto de la derecha, con traje oscuro y gafas a la derecha de la foto, con Largo Caballero en 1934.
Agapito García Atadell (a la izquierda de pie con gafas) despachando con el Jefe de la Policía roja Antonio Lino en la Dirección General de Seguridad, y con el también chekista Penabad. La famosa “legalidad republicana”. La propaganda mentirosa dirá que los chekistas actuaban por su cuenta, que el gobierno no sabía nada.
En la fotografía el edificio conocido como “cheka Fundición La Pasionaria”, en la Ronda de Atocha nº 21-23 de Madrid, donde se fundía el oro robado a las vícitimas de las chekas comunistas, oro que luego se llevaba semanalmente Dolores Ibarriri la Pasionaria, porque la persecución religiosa y política era también, para los líderes del Frente Popular como La Pasionaria, un lucrante negocio. Lo cuenta Tomás Borrás en su libro “Seis mil mujeres”. En España no pocas calles llevan el nombre de la Pasionaria. Esto no es delito de odio para la Fiscalía, el delito de odio solo se aprecia si para los de un lado, no para los del otro. Esto forma parte también de “la legalidad republicana” que hoy padecemos en España.

Foto de la derecha: Dolores Ibarruri alias La Pasionaria y Rafael Alberti, en las Cortes españolas en una foto histórica tomada en julio de 1977, tras las primeras elecciones de 1977. En 1977 solo una minoría de españoles recordaba o conocía lo que la Pasionaria había hecho en España. El control de los medios de comunicación en manos de los enemigos de España y de la extrema izquierda había ocultado su trayectoria, incluido la “Fundición Pasionaria”. Solo una sociedad amnésica, engañada o enferma, podía ver como algo positivo que estos canallas volvieran a España, y además lo hicieran con todos los honores. La explicación puede estar en la foto de al lado.
El Ministro traidor y corrupto, que trató sin éxito de comprar al Tribunal del Proceso de Burgos, ofreciéndoles la Vicepresidencia de un Banco, para que no impusiera penas de muerte a los terroristas de ETA, Alfredo Sánchez Bella, condecora nada menos que con la Medalla al Mérito Militar con distintivo blanco al Director General de Radio difusión y Televisión Española Adolfo Suárez (10-noviembre-1970). Con la televisión tomada por los enemigos de España mucho antes de morirse Franco todo esto que se podía haber difundido por televisión, se ocultaba, y la gente corriente de la población española desconocía por completo los crímenes de la Pasionaria, de esta manera se preparó el terreno para su llegada y para el golpe de Estado disfrazado de “reforma política”.
Qué sentido tienen las elecciones si la gente está teledirigida y engañada.

ooo

Y todo esto viene a colación porque con ocasión de la Ley de Amnistía que ha aprobado el Gobierno en el Congreso de los Diputados con mayoría bolchevique, separatista y filoetarra, con la complicidad de otros grupos parlamentarios y por supuesto de los medios de comunicación, que sin ellos nada de esto se podría haber orquestado,  que han tapado la gravedad de lo que se estaba haciendo, y han blanqueado todo este fiasco, podemos ver el verdadero rostro de esa llamada por la propaganda roja, -y por los tontos que de buena fe le hacen el juego-,  “la legalidad republicana” y sus variantes (“legalidad del orden constituido”, etc.).

A través de todo el proceso que ha venido perpetrando Pedro Sánchez con sus cómplices,  y todo el PSOE con la gestación de la “Ley”(?) de Amnistía podemos ver el verdadero rostro que se esconde detrás de ese disfraz llamado “legalidad republica”:

Lo que llaman legalidad es una pura ilegalidad, una perversión y prostitución de la actividad política, que es la antítesis de una verdadera democracia, haciendo trampas en todo, incluso a la hora de decidir fraudulentamente la fecha de las elecciones en plenas vacaciones de verano. La política convertida en un mamoneo permanente, al servicio no del bien común sino de unos pocos oligarcas que se hacen llamar “socialistas” pero que viven como millonarios, convertida en un garito de esos de corrala mejicana donde se organizan combates de gallos de pelea y se hacen apuestas. El presidente del Gobierno y sus mamporreros, mintiendo una y otra vez. Cada escándalo de corrupción (Tito Berni, Ávalos, Koldo, esposa del presidente del gobierno), tapado con otro todavía mayor, sucediéndose uno tras otro sin solución de continuidad.

Se vende a la Nación por 7 votos que permitan sostenerse en el poder al precio de la indignidad y la traición a todas y cada una de las generaciones de españoles que se han sacrificado por España a través de los siglos.  La indignidad y la prostitución del régimen, de “la legalidad republicana” del Reinado de Felipe VI,  ha llegado al extremo indecoroso que la ley de Amnistía hasta ha sido redactada por el abogado del prófugo Puigdemont, hasta ese extremo  de bajeza moral, institucional y jurídica se ha llegado con tal de imponer la Ley de Amnistía.

Lo hemos visto en vivo y en directo sin solución de continuidad como la actividad parlamentaria, tan alabada por las doctrinas liberales como la panacea de la ciencia política, en realidad es un fraude, un gallinero que no sirve para nada bueno,  ni tiene ninguna virtualidad práctica, una constante trifulca de taberna, un despilfarro de recursos materiales y personales sin que se traduzca en nada útil para la nación. Incluso la oposición del PP confesando en el Parlamento Europeo que ellos votan al 90% con lo mismo que vota el PSOE (según intervención del euro diputado del PP Marcial Pons).

No hay control del gobierno por el parlamento, eso es otra patraña, el parlamento está sometido al líder del partido, que concentra el poder absoluto sobre el resto de miembros del partido y sobre las instituciones. Lo hemos visto cómo el presidente del gobierno incluso le ha hecho señas a la presidenta del Congreso de los Diputados para que cortara el micrófono y pusiera fin a la intervención de la oposición, no se guardan las formas ni en un mínimo. Además el falseamiento llega al extremo de que arbitrariamente el PSOE altera incluso el diario de sesiones, quitando del diario todo lo que a ellos no les interesa que quede constancia, cuando el diario de sesiones debe ser un reflejo fiel de las deliberaciones parlamentarias, no un relato amañado y censurado por una de las partes. Qué sentido tiene un diario de sesiones si no refleja lo que se ha dicho en el parlamento, es como una caja negra de un avión que censurara las conversaciones de los pilotos, no tendría ningún valor para averiguar lo sucedido en caso de atentado o accidente, si previamente ha sido censurada y su contenido no refleja la verdad de lo que ha sucedido en la cabina de los pilotos.  El desprecio del Gobierno y sus aliados por la actividad parlamentaria es tan flagrante que ante las legítimas preguntas de control al gobierno por parte de la oposición,  el gobierno se ríe en la cara de la oposición y no responde ni a una sola de sus preguntas.  Ni a una sola.

Qué no se diría en las televisiones si la oposición tuviera un comportamiento tan antidemocrático remotamente semejante al de los socialistas.   Esta es la pura verdad de la realidad política de España, esta es la “legalidad republicana” que también hoy padecemos bajo un aparente reinado, de una monarquía de cartón piedra, como los decorados de los teatros, de un rey que ni está ni se le espera, también entregado en cuerpo y alma a las artimañas del PSOE.

ooo

Dentro de 70 años, cuando todos los que hemos sido testigos de lo sucedido ya no estemos,  todo esto que hemos vivido será ocultado por la falsificación histórica de la extrema izquierda. Nada de esto aparecerá en los libros de Historia, ni en los documentales amañados de las televisiones. Como ya se han tapado tantas cosas y se le ha dado la vuelta a otras muchas. Incluso será delito de odio el que se atreva a sacar a la luz nada de lo sucedido, como ya pasa con muchos temas, que sólo cuestionar la versión oficial te lleva directamente a la cárcel en la España no del mañana sino de hoy mismo.

Lo vemos con los etarras en coalición con el Gobierno, cómo ya nadie se acuerda de las víctimas del atentado en Hipercor, de las niñas de las casas cuarteles como la de Zaragoza,  reventadas a las 4 de la mañana, de tantos policías, militares, y guardias civiles asesinados por la espalda o rematados en el suelo, de sus viudas cómo eran engañadas por los propios gobiernos de UCD y del PSOE,  estando en shock con los cadáveres de sus maridos todavía calientes y las engañaban para que salieran por televisión diciendo que perdonaban a los asesinos, que era lo que le convenía al gobierno para garantizar la inacción y la impunidad, mientras los etarras se reían en sus tabernas y en sus santuarios en Francia tomando “pintxos” y “txiquitos” para celebrarlo.

Desde que los herederos de los etarras son aliados del gobierno, no solo todo esto está tapado sino que lo tapan de tal manera que es como si nunca hubiera ocurrido. Es el relato amañado de los reyes de la mentira, porque el PSOE ha elevado la mentira, la falsedad, la hipocresía y la corrupción del ejercicio del gobierno y de la política,  al nivel de perfección, de “arte”, -eso sí, de arte degenerado, corrupto y corruptor-.

Hace mal el Rey avalando todo esto, porque al final la indignidad y la corrupción política y de las instituciones por él avalada le salpicará y le pasará factura, parece mentira que no tome nota de lo que han hecho con su padre ahora que ya no les es útil.

ooo

Los que votan al PSOE o los que vitorean al rey en los desfiles, -valga la redundancia-, deberían mirarse al espejo. Recuerdan a aquellos marqueses o aristócratas que después de la guerra, y en su ignorancia política (o entendida ésta como un privilegio de siglos) y miseria moral, por muchas tierras y dinero que tuvieran,  suscribían comunicados abogando por la restauración de la monarquía en el masón anglófilo del Conde de Barcelona, para volver a poner en marcha de nuevo la rueda de la ruina de España, como hicieron luego en 1976, para volver a empezar, (y que la sangre de los mártires asesinados en las chekas y en descampado, y de los Héroes arriesgando su vida y en muchos casos perdiéndola, de 1936-39,  se malograra completamente).

Se deberían mirar al espejo todos ellos, a ver qué ven.

Dios proteja a España de estos trileros, y de la imbecilidad social que los vota y los sostiene. En Ucrania, un gobierno como éste está minando la frontera con Rumania con minas anti persona para que la población no pueda huir de la ruina y la guerra en la que los han metido los trileros y la imbecilidad social que los ha aupado para servir a intereses extranjeros. Nosotros vamos por el mismo camino de ruina, ya veremos cómo acaba todo esto, mientras ni una sola autoridad o poder del Estado actúa en defensa de la legalidad y de la Nación. Justo como en 1808.


6 respuestas a «El camelo de “la Legalidad Republicana”, pasen y vean, en vivo y en directo.»

    1. Los mismos excrementos son todas las fuerzas parlamentarias, y refuerzo, desgraciadamente, lo de todas, pues Vox defiende este sistema de monarquía democrática-liberal -sic- (en general), la guerra Rusia, que nos lleva a la 3ª GM en el bando de nuestros enemigos y fervientes +, y el sionismo genocida que impulsó e impulsa todos los males de España y la Catolicidad. Y Felpudo VI firmando Amnistías y regodeándose en Bilderberg

  1. Impresionante, no, lo otro.
    Se sale del marco este trabajo (texto e ilustraciones).
    Maravilloso, D. José.
    Por la documentación y, sobre todo, el enfoque de magistral defensa de la verdad.
    Aunque sea predicar en un desierto poblado por cerdos que pisotean las margaritas.
    Dios se lo pague.

  2. En la foto que están los dos juntos, esa sonrisa, se ve muy sensual y complaciente, lo mismo son novios, deberían de salir del armario en los tiempos que estamos, la farsa ya no cuela.

    Saludos cordiales

  3. Lástima que documentos impagables como éste sólo los leamos quienes conocemos la verdad, y que sea imposible abrir los ojos a tanto borrego, sectario, ignorante, cretino, ingenuo y/o buenista.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad