El cartero siempre escribe dos veces

Dos veces dos, el juez hace un oficio a la señora de “escribidor” para comunicarle que es investigada por dos presuntos delitos, y al minuto, nos convierte en rehenes de su problema; eso si, sin darnos mas explicación que su profundo malestar, su amor tipo Romeo y Julieta, lo nos importa menos que nada, pero durante cinco días finge si se va o no, no sabemos a donde. Su desfachatez es tal, que llega incluso a involucrar al Rey, visitando al Rey a los seis días para informarle de que continúa en su puesto.

Sorprendente, sino fuese verdaderamente kafkiano y de niño pequeño. Toda España está pendiente de una carta y la decisión de un individuo de tal catadura. Incluso en el resto del mundo, mundial, expectantes. Pero nada, no se va.

Después y, como la mediocridad es lo imperante alrededor del cartero, su desgobierno en tromba ataca a quien el decida y eso nos lleva a chocar con la única Nación, que en los peores momentos de nuestra historia del siglo XX, nos ayudó. Acusaciones veladas a su máximo mandatario y choque, auténtico choque de trenes, con un presidente que no se ajusta a los cánones habituales de lo que se entiende por política, entre los mediocres de esta gran Nación, actualmente des-gobernada por lo que es innombrable sin entrar en detalles escabrosos.

Pero se va descubriendo el pastel y a pesar de las triquiñuelas defensivas de quien tuvo algo que ver con “el caso faisán”, nunca aclarado, pero que salvo a la ETA, a su cúpula de ser detenidos y procesados, nos encontramos que consigue que la ínclita “catedrática” sin tener ningún título académico acreditativo que le permita tal condición, es llamada a declarar después de “la fiesta electoral”, la fiesta de la democracia, que consiste en que gente como González Pons, que piensa que somos tontos, nos explique que en Europa, PSOE, PP y Verdes es lo mismo. Una fiesta que pagamos todos. Ustedes y yo. Cuando no llega el dinero, hacen inspecciones, re-descubren agujeros en nuestras declaraciones y entonces a pagar.

“La Chusa”, antes a los ministros se les trataba de excelentísimos, necesita los 1.100 millones de euros que Globalia ha obtenido de la presunta mediación de la catedrática, para salir de su quiebra, no causada por la “Pandemia”, ya venía de antes, pero con el COVID, Dios le vino a Ver. Lo que pasa es que a los “hombres de negro” y al fiscal de Bruselas les preocupa en que se gastaron tres mil y pico millones. De modo que habrá que solucionar el tema, y para eso nada mejor que apretar a los abuelos que tienen un piso en alquiler, una pequeña sobre-renta que les ayuda a sobrellevar sus pensiones.

Si usted es un pensionista y tiene un piso, lo alquila (por ejemplo 700 euros), tiene a lo mejor el gasto de asegurar su cobro con una agencia, paga la comunidad de propietarios, los gastos que suceden por mantenimiento y averias, o la reposición del frigorífico, la pintura de vez en cuando y el obligatorio seguro. Puede que llegue a quedarse con algo menos de 500 euros mensuales. Pero le queda la parte del León: Hay que pagar el combustible del Falcón o del Helicóptero, el rescate de Air Europa o las comisiones de “los catedráticos afines”. Total, que después de Hacienda, puede que usted llegue a 200 euros de ganancia por mes. Yo, personalmente, cuando se vaya este inquilino, no lo alquiló más y lo vendo e invierto en otra cosa, que estos no puedan tocar. Chusa luego se quejara de que la oferta de pisos en alquiler ha bajado un 28% este año pasado. Pero no pienso pagarle el caviar al del Falcón.

Y tras el inciso de en que funden mis impuestos, volvamos a la señora que “no recomendaba a nadie”, era simple información de unos conocidos. Y que cuando daba conferencias, un tanto difíciles de entender, porque la presunta, tiene faltas de ortografía hasta al hablar. De sintaxis, vocalización, fonética, conjugación, organización del discurso, etc…, ni hablamos. En fin que todo esto es culpa de los fabricantes de barro, o quizás fango, que por lo menos lo hacen con trabajo propio y no friendonos a impuestos a los demás. Y hablando de los demás….

Rogaría a quien corresponda, el cartero de las epístolas, que se olvide de San Pablo, que se pasó los últimos años de su vida escribiendo cartas a unos y otros. A nosotros de momento nos ha escrito una “a los paganinis”, por lo de la Chusa y, otra, a los que se creen a pies juntillas sus trolas, la epístola a los adefesios. Y ahí lo dejo…


Una respuesta a «El cartero siempre escribe dos veces»

  1. No hay dos sin tres…
    Pero no se por qué nos quejamos, si( el embarrado )sale continuamente a dar explicaciones de todo: que si los fachas, que si el barro, que si la pico derecha, que si la micro derecha, que si la mili, la centi, la deci, la deca, la hecto, la kiloderecha, la miriaderecha… más explicaciones imposible… parece mentira que con todas esas explicaciones se les siga acusando.

    Fuera bromas, lo que si está claro es que en España hoy solo hay una izquierda, y es tan extrema que se ha rejuntado toda ella en el extremo del confín. O sea, en el extremo de la mentira hipócrita, que no es más que eso el juego de los extremos, máscaras de antítesis de polarizaciones… para enfrentar entre si al enemigo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad