El CNI: mejor callar que mentir (A vueltas con sus ocho caídos en Irak)

Con el propósito, según dicen, de homenajear a sus ocho agentes caídos en Irak en Noviembre de 2003 –en realidad fueron 7+1–, el CNI ha realizado con Movistar Plus una docuserie de 4 episodios en la que aparecen, sin vergüenza ni rubor alguno, los máximos responsables de aquel desastre –aparte de los propios fallecidos que también lo fueron para su desgracia– y un coro de españoles y extranjeros de caraduras para mejor envolver lo que no es sino un intento descarado de lavar la cara más sucia del CNI; eso sí, todo muy bien hilvanado con ese larde de sentimentalismo afeminado tan de moda que todo lo pringa desde hace tiempo.

Con lo dicho, que eso sí, sin duda logrará su objetivo porque la ignorancia e ingenuidad de los españoles de hoy es monumental y enfermiza, el CNI intenta tapar lo que debería callar, rompiendo una máxima según la cual cuando la ciscas lo mejor es correr un tupido velo de silencio de cara al exterior, mientras que de puertas adentro es obligado y saludable hurgar en la herida hasta sacar todo el pus, desinfectar sin miramientos y aprender para no volver a caer. Pues bien, en el CNI, no sólo no se hizo lo dicho, sino que ahora, encima, se intenta lo imposible: lavar la cara tanto de «la casa» como sobre todo de los responsables; hay que joderse.

Para no alargar este artículo, les ofrecemos AQUÍ el enlace al que publicamos en 2018 con el título de «Los caídos del CNI cúmulo de despropósitos y negligencias mortales» dando cumplida y pormenorizada cuenta de la verdad de lo sucedido en 2003, nada que ver con lo que la docuserie narra. Como resumen, adelantarles que la muerte de aquellos ocho (+1) agentes se debió a un cúmulo de irresponsabilidades, despropósitos, estupideces, falta de profesionalidad, soberbia, cobardía e ineptitud desde los máximos responsables políticos, militares y del propio CNI entonces dirigido por el ínclito Dezcallar, hasta, por desgracia, de los mismos fallecidos que fueron, también por desgracia, junto con sus familiares, no sólo los que más perdieron, por perder la vida, sino los únicos, porque todos los demás se fueron y siguen yéndose de rositas. Por eso ahora, al verlos en la docuserie tirándose el pisto, dan aún más asco.

PD.- La docuserie se enmarca en la campaña de imagen, en realidad pura y dura propaganda al mejor estilo agit-prop político-mediático, que está desplegando el CNI con motivo del 20 aniversario de su «creación», según dicen; primera gran mentira porque en realidad fue sólo el cambio de sus siglas de CESID a CNI, ya que todo lo demás sigue siendo prácticamente lo mismo, o sea, peor.


4 respuestas a «El CNI: mejor callar que mentir (A vueltas con sus ocho caídos en Irak)»

    1. ¿Qué es ser un hombre de bien en este tema?, reirle las gracias a los mandos del CNI/Gobierno, maldita la gracia que tienen, o aceptar la chapuza de moverse por territorio enemigo en vehículos sin blindar, sin chalecos antibalas, ni armas largas, incluidos lanzagranadas, y sufrir una emboscada totalmente vendidos por una suma de despropósitos, las primera exponer a los agentes de la manera que los expusieron, y estos creerse que Iraq era la Verja de acceso al Valle de los Caídos un 20-N, que puedes tirar de carnet de policia/CNI y chulearte todo lo que quieras y un poco más con la gente que va allí, haciéndote el duro, sin nada que temer, y creerse que Iraq era lo mismo y llevarse la sorpresa que se llevaron.
      Cuando tu «aliado» los EEUU te quita unos días antes las armas largas del maletero, a lo mejor no es tan «aliado» como tu te piensas, y o una de dos, o se devuelven las armas o el destacamento español sale pitando de allí, pero claro para eso hay que tener un CNI y un Gobierno al Servicio de España no al servicio de lo que digan los EEUU, digan lo digan y nosotros a obedecer como lacayos. Los hombres de bien quienes son los que llevaron a estos agentes a la muerte, o lo que cuando mataron en el Líbano al Cabo Soria, se achantaron porque para eso había sido Israel que además disparó a posta?

    2. Pues se me ocurre lo siguiente. a) le da la razón al articulista diciendo que la docuserie no vale nada, ergo además debe también mentir como dice el articulista y b) si es hombre de bien o no no lo puede usted saber por un artículo, otra cosa es que coincida con él o no, y si no coincide debe argumentarlo, porque el articulista, por lo que he leído, da datos más que evidentes de que aquello fue todo un despropósito de principio a fin, ergo de nuevo el articulista tiene razón.
      Por demás me parece un artículo, este y el del enlace más que autorizados, no me extrañaría que el articulista tuviera información de primera mano, porque además yo no he leído nada tan completo y directo sobre el tema como esto; sí que he leído otros en los que todo es vaselina.

  1. El CNI es capricho de postureo político y obediencia a la CIA-NSA, MI5-6 y al Mosad. Hay que ser muy ingenuo de creer que tenemos soberanía nacional de inteligencia.

    Saludos

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad