El CNI… para mear y no echar gota

No señores, no, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) no levanta cabeza. Se ponga a su frente a quien se ponga… o mejor decir que por eso, no tiene remedio. Y es que poner a su frente, como se viene haciendo desde hace mucho a advenedizos, paniaguados, insulsos, pusilánimes, pelotas, bienpagaos, capullos, horteras, lameculos y daos por él, sean de dentro o de fuera, militares o civiles, hombre o mujer… o ni hombre ni mujer o ambos a la vez, tiene sus riesgos no sólo para España, sino más incluso para los políticos desorejados de toda clase y condición que nos desgobiernan que son los que los eligen y colocan donde ninguno de ellos pensó jamás llegar ni en sus más delirantes sueños.

Paz Esteban

Casos famosos ha habido, pero como la lista es larga, para no aburrirles citaremos los últimos, tal vez los más destacados, conforme la corrupción va gangrenando nuestra patria de manera irreversible. Así, recordemos al extinto Manglano, un espabilado sumiso a Felipe González entonces en boga; al Gral. Calderón, más rojo que las amapolas; a Saiz, el primer civil, tan aficionado a la pesca de altura; a Dezcallar, que se pasaba el día mirándose al espejo; al Gral. Sanz Roldán, todo un florero que se ponga donde se ponga siempre queda bien aunque no valga para nada, ni siquiera para cerrar la boca a las putas del rey, y ahora la pobrecita Paz Esteban, que es lo que es porque nunca fue ni será otra cosa que eso.

Pues bien, como Paz Esteban sigue, es y seguirá siendo sólo eso, no se le ha ocurrido otra cosa que someterse a la arrogancia marxista-leninista de los Sánchez, Iglesias y Robles –la que dice cosas para quedar bien, aunque hace todo lo contrario, y de quien depende el CNI– y con ellos al «sistema», que no es la democracia como dicen, sino el más vil y puro totalitarismo stalinista –¿quién lo hubiera creído en pleno siglo XXI?– que poco a poco, aunque cada día con más descaro y velocidad, se nos cae encima cual losa de sepultura.

El CNI, mediante uno de sus más purulentos departamentos, en este caso el Centro Criptológico Nacional (CCN), no ha tenido nada mejor que hacer –y es que el diablo, como los idiotas, cuando están aburridos con el rabo mata moscas o buscan petróleo en sus narices–, que elaborar un pomposo «informe» denominado ELISA –nombre frecuente entre las meretrices–, al que define como «laboratorio de análisis de campañas de desinformación».

Y es que para el CCN, o sea, para el CNI, es decir, para la pobre Paz Esteban o, lo que es lo mismo, para Sánchez e Iglesias y Robles, es urgente, necesario y de vital importancia… para ellos, claro, detectar, controlar y suponemos que destruir lo que consideran que son «narrativas antiglobalistas (que) tienen una marcada naturaleza antisistema contraria a las instituciones democráticas (que según el CNI dicen que) las democracias no obedecen o responden a las necesidades de los ciudadanos, sino que están al servicio de unas élites ocultas antidemocráticas que son las que verdaderamente toman las decisiones, ajenas a la voluntad de la mayoría de los ciudadanos (y que en realidad constituyen) propagadas a través de plataformas digitales que difunden contenidos maliciosos que son la base sobre la que se asientan movimientos militantes que buscan introducir y magnificar niveles de polarización en las opiniones públicas en Europa y Estados Unidos, y que plantean como retórica movilizadora “recuperar” la soberanía de los Estados con agendas políticas nacionalistas e identitarias».

Es decir, que para Paz Esteban y el CNI –y Sánchez, Iglesias y Robles–, el sistema son ellos, la democracia también y ambos el globalismo, y que todo aquel que disienta de lo dicho por ellos es antidemocrático, propagandista, malicioso, desinformador, mentiroso… sospechoso habitual y peligroso reconocido que debe ser… neutralizado. Más todavía. Para los citados «demócratas», la Agenda Mundialista y el Nuevo Orden Mundial no sólo existen y son la verdad, sino que son lo único, lo auténtico, la democracia y el sistema… y ellos los únicos que encarnan todo junto.

Si lo anterior es grave, peor aún son las conclusiones del informe:

  • ANTIGLOBALISMO: El Antiglobalismo (como otras manifestaciones de la desinformación) constituye una amenaza seria para la democracia y el Estado de Derecho.
  • NARRATIVAS: Es necesario hacerles frente, respetando la libertad de expresión y el resto de los valores y principios constitucionales.
  • ELISA: Reafirmación de los observatorios digitales, metodologías y herramientas adecuadas, flexibles y rigurosas que permitan realizar prospectiva y contribuyan a la mejora continua».

En cuanto al contenido de ELISA, es decir, a la parte donde Paz Esteban, su CNI, o sea, el aparato represor de los stalinistas Sánchez e Iglesias y Robles deberían justificar lo que afirman, les diremos que son 37 páginas de neolengua, de dialéctica marxista, de burdo, patético, sectario y discriminatorio corta, pega y colorea de algunas webs críticas con razón y argumento incontestables con esa Agenda Global y ese Nuevo Orden Mundial que el CNI reconoce que existe y al que se suma, es decir, al que se somete voluntariamente o, lo que es lo mismo, a ese Gran Hermano que ya denunciara George Orwell en su magnífica novela «1984″, de tan rabiosa actualidad, cuyo único error fue no haberla titulado «España 2020».

Poco a poco el totalitarismo más rancio, brutal, perjudicial y arrogante, en forma de globalismo, de desaparición de las naciones, de las desnaturalización y deshumanización de las personas, se nos cae encima porque los que deberían mirar sólo por el bien de España, por su salud democrática, su seguridad e intereses generales, su soberanía, independencia y prosperidad, sin partidismo alguno, es decir, no sólo los políticos, sino también o más aún militares, fuerzas de seguridad, otros funcionarios y… miembros del CNI, se doblegan voluntariamente por subir escaños, hacer carrera, salir en la foto o llenar el cazo, y la traicionan y nos traicionan a todos… a ellos también, porque no deben olvidar que a cada cerdo le llega, tarde o temprano, su San Martín.

Para que comprueben lo que decimos, nada mejor que lo vean ustedes con sus propios ojos, para lo cual pueden DESCARGAR AQUÍ el informe ELISA… bien que para reír por no llorar.


7 respuestas a «El CNI… para mear y no echar gota»

    1. Estimado seguidor: exacto. Y más aún, una tiranía. Los partidos, todos en comandita, eligen todo según su interés, el de sus jefes, claro, y el momento, el de los jefes de más allá. Saludos cordiales

  1. Un CNI que en lugar de investigar la infiltración islámica en España, los posibles ataques por el flanco Sur, MARRUECOS, el «riego» con dinero procedente de dictaduras sngrientas, como Venezuela, Bolivia o Irán de la partida política PODEMOS (no es un error, pues no es un partido, sino una partida), para desestabilizar ESPAÑA, y, de paso, el flanco Sur de EUROPA, facilitando así la entrada de los nuevos bárbaros, etc., se dedica a montar PICADEROS al rey DEMÉRITO e investigar a ALERTA DIGITAL, EL CORREO DE ESPAÑA, y cualquier día de estos, a EL ESPAÑOL DIGITAL, no es un CNI ni es nada.
    Vamos, es para mear y no echar gota…
    (Y que, encima, todo el mundo sabe dónde está ubicado, para que los servicios secretos extranjeros puedan fotografiar, identificar y seguir a todos sus miembros, que todo el mundo sabe quien es su direcora, etc., vamos que parece un tebeo de Mortadelo y Filemón, agencia de información).

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*