El colmo de la perversa ignorancia socialista

Los héroes supervivientes de Baler

La indignidad socialista no tiene límites, un partido traidor, cuyos líderes deberían estar procesados por alta traición a España, cuyo ejemplo más palmario lo tenemos en esa reunión que se va a celebrar en Suiza, un país tradicionalmente neutral, entre socialistas y delincuentes golpistas catalonios y, encima, con un supuesto mediador internacional, uno de esos perros falderos del canalla de Soros, que va a convertirse en juez y parte del primer paso para la destrucción de España.

Los sociatas nos han colocado al mismo nivel que un país tribal en el que se vive en permanente estado de guerra civil, haciéndose necesaria la medición internacional para lograr un alto el fuego o, simplemente, en una situación de conflicto fronterizo entre dos naciones que precisan de un mediador neutral para dirimir sus diferencias. Es vergonzoso. ¿Dónde queda la dignidad de España?, ¿y la de los españoles?

¿Cómo se puede caer tan bajo?, ¿cómo es posible que, por la egolatría de un canalla traidor, un miserable sátrapa, España se ponga a los pies de los golpistas catalonios que serán, por un puñado de escaños, quienes decidan nuestro futuro?

Sin embargo, ¿qué se podía esperar de los socialistas? Siempre fueron lo mismo, los peores enemigos de España y de nuestra Historia.

El otro día me contaron que con ocasión de celebrarse, en el acuartelamiento de Atocha de La Coruña, el día del Mando de Apoyo a la Maniobra, un acto orgánico que se celebra anualmente, invitaron a participar en el homenaje a los caídos por España a una bisnieta de Bernardino Sánchez Caínzos, uno de los heroicos sodados españoles que participaron en épica defensa de Baler (Filipinas), entre el 1 de julio de 1898 y el 2 de junio de 1899, casi un año de asedio por una fuerza abrumadoramente superior pero que, sin embargo, no fue capaz de que nuestros Soldados y sus Oficiales cejasen en el cumplimiento de su sagrado deber: defender la posición a fuego y bayoneta hasta perder la vida.

Tal fue aquel heroico gesto que el propio Emilio Aguinaldo, primer presidente de la República de Filipinas, ordenó que se publicase el siguiente Decreto:

“Habiéndose hecho acreedoras a la admiración del mundo las fuerzas españolas que guarnecían el destacamento de Baler, por el valor, constancia y heroísmo con que aquel puñado de hombres aislados y sin esperanzas de auxilio alguno, ha defendido su bandera por espacio de un año, realizando una epopeya tan gloriosa y tan propia del legendario valor de los hijos del Cid y de Pelayo; rindiendo culto a las virtudes militares e interpretando los sentimientos del ejército de esta República que bizarramente les ha combatido, a propuesta de mi Secretario de Guerra y de acuerdo con mi Consejo de Gobierno, vengo a disponer lo siguiente:

Artículo Único.

Los individuos de que se componen las expresadas fuerzas no serán considerados como prisioneros, sino, por el contrario, como amigos, y en consecuencia se les proveerá por la Capitanía General de los pases necesarios para que puedan regresar a su país”.

Monumento a los héroes de Baler en Madrid

A fecha de hoy, el Ejército filipino acude, cada 30 de junio -Día de la amistad Hispano-filipina- a la iglesia de Baler para celebrar un acto en recuerdo de aquel puñado de españoles que supieron cumplir con su deber, incluso más allá de lo moralmente exigible.

Pues bien, de aquellos gloriosos héroes de Baler -los últimos de Filipinas- tres de los que regresaron a España eran de origen gallego y, uno de ellos, Bernardino Sánchez Caínzos, un labrador de profesión, originario de Guitiriz (Lugo), que, destinado a la posición de Baler, prestó servicios como sanitario. Bernardino nació en Guitiriz en 1875, falleciendo, en la misma localidad, en 1926.

Como no podía ser de otra manera, en 1999, su pueblo natal, reconoció su heroísmo y bizarra valentía, poniendo su nombre a una de sus calles, con el fin de perpetuar su memoria y el recuerdo para las nuevas generaciones.

Pasaron los años y en 2016 tuvimos que aguantar la ignominia de la película “1898: los últimos de Filipinas”, un asqueroso bodrio de la factoría de la miserable ceja – aquellos tan amigos de zapaterito- que dejaba en evidencia, faltando absolutamente al rigor histórico, la actuación de nuestros Soldados en la lejana posición de Baler. Una versión indigna, propia de esa miserable izquierda que tenemos en España, afanada en desprestigiar nuestra historia.

Sin embargo, la ignominia no concluyó ahí, ya que, en 2016, una estúpida e ignorante socialista, una tal Regina Polín, alcaldesa de Guitiriz por el PSOE -por supuesto-, ordenó, en el colmo de la perversa maldad sociata, que se retirase el nombre de Bernardino Sánchez Caínzos del callejero del pueblo, argumentando que se trataba de “un franquista”.

La iglesia de Baler

¿Franquista? Cuando falleció Bernardino Sánchez, en 1926, Francisco Franco acababa de ascender al empleo de General de Brigada y todavía faltaban diez años para que, debido a los desafueros del malvado frente popular, se produjese el Alzamiento Nacional. Así que, malamente, pudo, Bernardino, ser franquista, ni tan siquiera simpatizar con el Alzamiento. Por tanto, la excusa dada por aquella miserable alcaldesa, además de falaz, pone de manifiesto hasta qué punto la izquierda es perversa y miserable y la forma que tiene de manipular la historia.

Realmente, gente como esa alcaldesa tan solo puede producir asco y nauseas.

Esperemos que algún día, los gutiricenses, si quieren volver a ser dignos de tener entre sus paisanos a un héroe como Bernardino Sánchez Caínzos, devuelvan su nombre al callejero local que será la forma de recuperar el honor y la dignidad perdida.

Blog del autor: http://cnpjefb.blogspot.com/


9 respuestas a «El colmo de la perversa ignorancia socialista»

  1. El Psoe es, el gran enemigo de España, nada ni nadie se, salva, ni antiguos, afiliados ni nuevos, ni viejas glorias forrados con negocios caribeños ni los nuevos mandarines, ni los imbéciles viejos votantes, charos y guerracivilistas ni los nuevos jóvenes deslumbrados por 400€ al año. Son peores q todos los etarras y filoetarras, cuperos, separatistas de extrema izquierda o extrema derecha, meapilas sodomitas montserratinos, aprovéchateguis de rh-, paletos de anchoa, plátano o ternasco… El Psoe es infinitamente peor. Son la Antiespaña.

  2. Sr Fernández, precioso artículo.
    Pero yo veo que todo está ignorancia, la falta de dignidad honor y todo lo que está pasando y se piensa un poco, según veo yo viene del n° 1 .
    Y la falta de saber la historia de nuestra España , se lleva mucho el acordarse de nuestras batallas de dentro y fuera, pero teniendo unas FFAA con el pensamiento devil y repartir mantas y madalenas es un ejército y nación perdido. Un saludo al periódico, y lectores.

  3. La basura socialista, que es pura maldad, se está aprovechando más que nunca del buenismo, la ignorancia, el adoctrinamiento y el sectarismo que han fomentado desde siempre, pero agravado en las últimas dos décadas por leyes «ad hoc» especialmente perversas, falaces, aberrantes y anticonstitucionales. Si a esto unimos la cobardía, la indignidad, el deshonor y la falta total de patriotismo del ejército y las ffcc de seguridad al servicio del Estado y en contra de la ciudadanía, y la complicidad y cooperación necesaria de la otra cara de la moneda, el corrupto pp, tan avieso y antiespañol como la escoria del psoe y el resto de la chusma política aún más a su izquierda, amén de toda la bazofia terrorista, golpista, separatista y nacionalista, ya tenemos el cóctel explosivo para la destrucción de la Patria. A España sólo la puede salvar el Pueblo, pero unido y en masa, y para ello es preciso la conciencia y la concienciación de la gravedad de la realidad que estamos sufriendo, ser plenamente consciente de la situación absolutamente crítica en la que estamos inmersos, que implica hacer uso de todos los medios a nuestro alcance para defender la Patria, violencia incluida si es preciso. Esto es algo que muchos no contemplan y ni siquiera se plantean, por lo que mucho me temo que nuestra suerte está echada.

  4. Es un proceso que se inició hace siglos y que parece próximo a su fin. Sánchez no es más que el enésimo masón traidor en la historia de la destrucción de la Cristiandad. Un lacayo como los que destruyeron un Imperio; el mejor, por haber defendido la Verdad. Nuestro error, y nuestra gloria, es haber sido francos y no retorcidos, la única forma de enfrentárseles con alguna posibilidad. Claro que, a malos no les gana nadie; solo habría retrasado las cosas.
    Sánchez es un pintamonas, un tonto útil más entre un millón, con todos los requisitos para que Soros y los suyos tengan la seguridad de que actuará conforme a su naturaleza: un psicópata traidor, convencido de su superioridad de «elegido»; es el «poder» que hace babear a los más materialistas, cuando se les acerca lo suficiente. La escoria que le rodea no es mejor, y solo espera tomar parte en los despojos, como dicen sus protocolos.

  5. Esa basura que odia a España ha sido adoctrinada por maestros en la materia. No son conscientes de su propia situación; les han convertido en peligrosos imbéciles. Fanáticos de la «causa», que ni viven ni dejan vivir.
    Los que ajilipollan a la escoria revolucionaria Disraeli Rothschild, han sido a su vez agilipollados por la red masónica global, como el Arias Navarro «lagrimas de cocodrilo»; agente del anglo sionismo que facilitó la basura de la Transición con el crimen de su Presidente, Carrero. Infiltrador de masones en el ejercito ganador. Admirador de Azaña y carcelero de los buenos cuando se hizo encerrar, para ser «rescatado». Si ese no fue el mayor error de Franco, por ahí andará. No entiendo como se le dio esa confianza suicida; aunque presiento la presión del «amigo» americano más tarde, pero, ¿y antes?.
    No entendía muy bien por qué había un monumento de Bolívar en España, en Madrid. Pensaba que era cosa de siglos por algún gobierno pandereta prefranquista; pero no entendía por qué no se quitó tras ganar… y el otro día leo que fue cosa del masonazo de Arias Navarro; para que no falte de na, y todo encaje. Eso no tiene un pase… El masonazo de Bolívar fue otro Sánchez, como la cuadrilla de compadres que nos vendió al marranismo del momento; lo mismo. No entiendo que Franco aprobase ese monumento, ni siquiera para confraternizar con aquellas naciones; no creo que no lo supiera. Fue cediendo y creo que fue por los que le rodeaban, y por sus años.
    En Cacorro tenemos otro héroe que ajilipollados socioslistos llamarán franquista, por el mero hecho de defender a los nuestros. La historia de España es la del país que unos cuantos no se cansaban de intentar cambiar, mientras la mayoría no se enteraba, pero tampoco cambiaba, por que les gustaba ser como somos.

    1. Aquí, en Santa Cruz, hay un monumento a Simón Bolívar y una calle aledaña con su nombre, entre otros homenajes. País de locos, pero sobre todo de auténticos gilipollas ignorantes y, lo que es peor, encantados de serlo y de presumir de ello.

  6. La ignorancia es una cosa y la maldad otra.
    Estos son malignos.Ya se ha visto a chusma socialista en los pueblos fotografiando/grabando (simulando hablar por teléfono) a los que no son de su cuerda.Gentuza que solo entiende un idioma.

  7. Buenos días, secundo y agradezco todos y cada uno de los comentarios y, sobre todos estos asuntos, al hacer alusión a Eloy Gonzalo, el héroe de Cascorro que, el día menos pensado, para estos sociatas malsanos tamb. será franquista, debo contra una anécdota.
    Debió suceder al principio de los 80 cuando el Ayuntamiento de La Coruña se vio asaltado por una colección de impresentables, todos de corte izquierdoso, contando, cómo no, con el apoyo del PSOE. Pues bien, he aquí que alguna de aquellas lumbreras propuso eliminar del callejero coruñés la calle dedicada al Capitán Troncoso, argumentando que era «feisista» -fascista en gallego-. Ya se iba a debatir la eliminación del nombre del Capitán cuando alguien, ajeno por supuesto a la izquierda intolerante, zafia e inculta, les dijo «tal vez no sepáis que el Capitán Troncoso fue uno de los defensores de la plaza cuando el ataque inglés de 1589». Ahí es nada, una pandilla de ignorantes y de mala gente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad